Un grupo de 43 mexicanos fueron liberados en Canadá después de haber sido obligados a trabajar de manera casi gratuita en hoteles como «esclavos modernos», dijo la policía canadiense este lunes.

Los trabajadores, en su mayoría hombres, habían sido atraídos a Canadá por traficantes que, a cambio de una gran suma de dinero, les prometieron que podrían estudiar allí y obtener visas de trabajo y un estatus permanente de residencia.

Una vez en territorio canadiense fueron alojados en «condiciones sórdidas» en ciudades del centro y este de Ontario y obligados a trabajar en hoteles de la zona, explicó la autoridad.

Los dos responsables de una empresa de limpieza en el área de Barrie, Ontario, que trabajaban con hoteles de la zona, están en la mira de los investigadores, a pesar de que no fueron arrestados. La policía está buscando más sospechosos y adelantó que esperan en los próximos días se anuncien cargos.

«El tráfico de seres humanos es una forma moderna de esclavitud», explicó a la prensa el comisario adjunto Rick Barnum. «La explotación está en el corazón de este delito».

Los trabajadores tenían que pagar por su vivienda, la comida y el transporte a sus lugares de trabajo. Sus salarios eran controlados por sus empleadores, quienes a veces les daban menos de 33 dólares estadounidenses al mes para vivir.

«Es impensable que esto haya ocurrido en nuestra comunidad», agregó el jefe de la policía de Barrie, Kimberley Greenwood.

Foto: Twitter

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario