Este martes, el vocero de la Iglesia de La Luz del Mundo, Silem García, dijo que es absurdo que la Fiscalía de California impida que los abogados del líder religioso, Naasón Joaquín García, tengan contacto con los feligreses o la familia del acusado.

El lunes, las autoridades estadounidenses aplazaron para el 21 de junio la acusación formal contra García y dos de sus seguidores por cargos de abuso sexual de menores y tráfico de personas. En la sesión, la fiscalía pidió al juez Francis Bennett que les prohibiera a los abogados de García trabajar y compartir información con miembros de la Iglesia, por temor de que pudieran acosar o intimidar a testigos potenciales.

«Se alcanza a observar que el fiscal solicita que los abogados no tengan contacto con la gente de la Iglesia, incluso con la familia; es un absurdo. Una persona procesada por alguna acusación necesita tener contacto con su familia a través de los abogados y, a su vez, que los familiares tengan contacto para ver cómo van los avances del caso. Es un derecho que tienen tanto la familia como el acusado», señaló en entrevista con Grupo Fórmula.

García consideró que las declaraciones de la Fiscalía de California, que es la que lleva el caso, denotan animadversión contra el líder religioso.

«La realidad es que el fiscal está teniendo una animadversión y un trato muy lamentable hacia nuestro director internacional. Lo lamentamos porque consideramos que no es el trato que debe recibir un acusado; está actuando de manera tendenciosa», señaló.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario