El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que por cuarta ocasión perforaron el ducto que va de Tuxpan a Azcapotzalco.

El mandatario aseguró que hay una acción de sabotaje en contra de su estrategia de combate al huachicol.

«¿Saben cuánto se robaban? 65 mil millones de pesos al año. Nada más para que tengan una idea, se robaban un promedio de 800 pipas diarias, 800 pipas diarias, porque mantenían, aunque estuviesen ordeñando los ductos, en Pemex mantenían abiertos todos los ductos y se fue creando un sistema paralelo de distribución de gasolina robada, y todo esto hasta contabilizado por Hacienda, por Pemex. Eso no lo podemos permitir por ningún motivo, se acaba el huachicol arriba y abajo”, dijo López Obrador en Ayala, Morelos.

El Presidente dijo que ya se reforzó la vigilancia en el ducto Tuxpan-Azcapotzalco ante los continuos sabotajes, y que el problema no es de escasez de combustible sino de distribución.

«Van tres días que nos boicotean; tres días, que nos dejan que haya conducción de gasolina en el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco y como a las 10 de la noche, boquetes al ducto. Toda una labor de sabotaje. Ayer lo hicieron de nuevo a las 11 de la noche, pero ya estamos reforzando toda esa acción de vigilancia y rápido reparamos el ducto y se volvió a cargar, y ya estamos abasteciendo. Afortunadamente no tenemos problema de desabasto de gasolina, hay gasolina suficiente. Es un problema de distribución, para evitar el robo de combustibles”, aseguró el tabasqueño.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario