Luego de que Petróleos Mexicanos (Pemex) sufrió un hackeo a sus sistemas computacionales que causaron afectaciones administrativas y en la distribución y almacenamiento de combustibles, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) señaló que el ataque cibernético «no fue tan grave».

AMLO ndicó que el hackeo a Pemex fue similar al que se registra en bancos u otras instituciones a nivel mundial, por lo que descartó que se presenten problemas mayores.

“Pareció que se dio, no fue tan grave, además no logran nada porque se está trabajando y si hay delitos se persigue y se castiga a responsables, pero es parte de los obstáculos que debemos enfrentar. No hay problemas mayores», dijo López Obrador en su conferencia matutina.

El Ejecutivo federal afirmó que se busca la forma de garantizar más seguridad digital para los sistemas de la empresa del Estado.

Aprovechó para informar que la producción petrolera va en crecimiento, pues se producen un millón 720 mil barriles diarios; además de que este año no registró una baja.

“Se está recuperando la producción petrolera, por primera vez en 14 años no se ha caído la producción petrolera, al contrario vamos a cerrar el año con 50 mil barriles diarios adicionales», expuso.

Sobre el ataque cibernético, la agencia Reuters informó que los responsables del hackeo están solicitando a Pemex el pago de 5 millones de dólares para poder liberar el sistema.

Según un mensaje que arrojaron los equipos infectados, contenía las instrucciones para acceder a un sitio de internet anónimo ligado a «DoppelPaymer», en el que se pedían 565 bitcoins, lo equivalente a 5 mdd.

La agencia internacional contactó a los hackers, quienes indicaron que Pemex había perdido el plazo para obtener un «precio especial», en referencia al descuento que ofrecen a víctimas de «ransomware» por un pago anticipado.

«El plazo ha expirado solo para el precio especial», escribieron los hackers a la consulta de Reuters, aunque no respondieron a la pregunta sobre si Pemex había hecho algún movimiento para pagar el rescate.

Recordemos que Pemex dijo que sus instalaciones de almacenamiento y distribución estaban funcionando normalmente y que el ataque había afectado a menos del 5% de sus computadoras.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin