De visita por Hopelchén, Campeche, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró que se va a apoyar a los comerciantes y a los empresarios del país, y para ello dijo, se va a quitar todo lo que les estorba en trámites burocráticos.

Indicó que su gobierno pondrá especial énfasis en el tema de la extorsión, pues dijo que hay inspectores para todo, «llegan los inspectores a las tiendas, a los restaurantes, a los negocios, sacan la credencial y a preguntar: ‘A ver el extinguidor, a ver, ¿dónde tiene la estufa?, a ver, ¿dónde está la salida de emergencia?’, y tache, ‘Y te clausuro y si te pones a mano no hay clausura. Y ahí va el moche».

Indicó que ya no van a haber ese tipo de inspectores, aunque aclaró, no se les despedirá, sino que tendrán otro trabajo. Señaló que ahora los empresarios y comerciantes tendrán que hacer sólo una manifestación; bajo protesta de decir verdad, decir que «conozco la ley, que conozco los reglamentos y los voy a cumplir. Y firma y se acabó».

Señaló que dicha manifestación será la ley de confianza ciudadana, que ya fue aprobada en el Senado hace dos días y va a pasar a la Cámara de Diputados.

Explicó que con quienes se inscriban y manifiesten que se «van a portar bien», se va a tener un padrón y cada año se va a hacer un sorteo, y al que «le caiga la inspección» y haya mentido, le va a «caer también la ley con todo rigor».

López Obrador reiteró que para su gobierno el sureste del país tiene prioridad, pues el sureste siempre estuvo abandonado,  por lo que ahora ya le toca a los estados de la región; para muestra del apoyo que se tendrá, recordó la construcción del Tren Maya, que implicará una inversión de 120 a 150 mil millones de pesos.

Fue en ese punto donde dijo que en la reunión que sostuvo con el secretario de Comercio del gobierno de Estados Unidos, le transmitió un mensaje del presidente Donald Trump, sobre que su país está dispuestos a invertir y a ayudar para que se construya el Tren Maya y otras obras de infraestructura en el sureste de nuestro país.

Tal como lo hizo en su visita por Veracruz, el mandatario volvió a poner a consulta a mano alzada, si querían que le contestara al presidente Trump cada vez que se refería a México, o si preferían que actuara con prudencia y no se enganchara.

«Vamos a hacer lo mismo ahora, vamos a hacer lo mismo, el mismo ejercicio, nada más respiren profundo, piensen. A ver, ¿qué es mejor?, ¿que nos distanciemos del gobierno del estado o que actuemos de manera coordinada? Ese es el planteamiento», sostuvo AMLO. Como era de esperarse, la mayoría de los presentes «optaron» por no responder a los ataques del mandatario estadounidense.

«Tengan confianza, vamos a ir avanzando. Es que son muchos los problemas graves, grandes problemas nacionales, nos dejaron un cochinero, por eso hay mucha demanda, muchas necesidades», remató AMLO.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario