Los brasileños votan este domingo en la primera vuelta de una elección presidencial considerada como la de mayor polarización desde el regreso a la democracia hace 30 años. Los cerca de 450,000 centros de votación instalados abrieron a las 8:00 de la mañana y funcionarán hasta las 17:00 horas.

La campaña estuvo marcada por el ascenso de un legislador de ultraderecha, la descalificación para participar en el proceso del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien hizo campaña desde prisión y nuevas revelaciones de la investigación anticorrupción «Lava Jato», que lleva cuatro años y que ha sacudido a los partidos políticos de Brasil.

Brasil, además, se encuentra en medio de una prolongada recesión económica, además de un entorno de violencia extrema que vio llegar las tasas de homicidios a niveles récord el año pasado.

El excapitán del ejército y congresista Jair Bolsonaro y el exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad encabezan las encuestas en el grupo de 13 candidatos.

Las encuestas de opinión dadas a conocer antes del cierre de campañas esta semana proyectaban que Bolsonaro alcanzaría un 35% de los votos.

Bolsonaro, es comparado constantemente con Donald Trump. Ha sido acusado por sus rivales de misoginia y homofobia.

Por su parte, Haddad, representa la fórmula del Partido de los Trabajadores. Él se convirtió en candidato después de que la postulación del expresidente Lula da Silva, fuera impedida por el tribunal supremo electoral del país.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario