Tras la modificación que hiciera la calificadora Standard and Poor’s (S&P) este viernes a la nota crediticia de México, modificándola de estable a negativa, diversas han sido las reacciones, y una que ha llamado la atención es la del Senador Ricardo Monreal, quien salió a cuestionar el papel de las agencias calificadoras.

A través de sus redes sociales, el legislador cuestionó el actuar de las agencias, pues preguntó «¿Quién califica a las calificadoras?», y recordó que en 2011, después del crack inmobiliario de 2009 que ninguna calificadora vio venir, la Comisión de Valores de EUA (SEC) realizó una evaluación a 10 agencias de calificación crediticia.

Dijo que la SEC reportó casos de “errores evidentes” en el seguimiento de procedimientos y metodologías de ratings, publicación oportuna y precisa de análisis, y estructuras internas de control; laxitud en procesos de análisis y descuidos en gestión de conflictos de interés.

«En otras palabras: los ejercicios de calificación de las agencias crediticias pueden ser útiles, pero no infalibles. Los pronósticos de las calificadoras también reportan márgenes de error (a propósito de la calificación negativa que algunas de ellas le han otorgado a México)», señaló el legislador.

Criticó que los gobiernos llevaban décadas sin que se invirtiera en Pemex, y ahora que se le inyectarán recursos, las agencias calificadoras bajan su calificación crediticia. Lamentó que cuando desmantelaban a Petróleos Mexicanos, por ineficacia y corrupción, sus calificaciones eran buenas; y hoy que se rescata y se exhiben fallas en la reforma energética, bajan.

Finalizó cuestionando si en estas semanas donde se han dado a conocer diversos análisis y calificaciones, está detrás ¿la mano invisible del mercado o la mano negra de los intereses en juego?

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario