La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó este medio día que la capital del país pasará a color naranja en el semáforo epidemiológico que se implementó en el país ante la pandemia de Covid-19.

Señaló que se retomará el calendario de reapertura de ciertas actividades, que se hará de manera paulatina y con estrictas medidas sanitarias.

Precisó que aunque la capital pueda avanzar hacia la reapertura, la pandemia no ha finalizado, por lo que los ciudadanos deben seguir acatando las medidas de higiene: uso de cubrebocas, sana distancia y el uso de gel antibacterial principalmente.

«La pandemia sigue, hemos hecho un esfuerzo muy importante, toda la ciudadanía, para evitar que sigan los contagios (…) necesitamos el apoyo de toda la ciudadanía para que este tránsito al Semáforo Naranja nos permita seguir transitando a un proceso de menor contagio al mismo tiempo que vamos abriendo muy paulatinamente algunas actividades en la ciudad», dijo Sheinbaum en conferencia de prensa.

Puntualizó que el paso a semáforo naranja se debe a que ha habido una disminución en la ocupación de los hospitales de la Ciudad de México por Covid-19.

Según el calendario presentado por la mandataria local, el próximo lunes 29 de junio, podrá reabrir el comercio al menudeo, es decir, las tiendas locales, así como los clubes deportivos y actividades al aire libre. Adicional, podrán regresar a laborar los trabajadores del hogar.

El martes 30 de junio, reabrirán los comercios del Centro Histórico. Para ello, se precisó que el próximo domingo se presentará el programa especial, que considera apertura escalonada de establecimientos, entre otras medidas.

El miércoles 1 de julio, podrán reabrir hoteles y restaurantes. Los hoteles podrán operar al 30% de su capacidad, mientras que los restaurantes lo podrán hacer hasta en un 40% siempre y cuando cuenten con áreas al aire libre.

Para el jueves 2 de julio, podrán retomar actividades tianguis y mercados sobre ruedas, así como bazares. El viernes 3 de julio podrán reabrir las estéticas, peluquerías y salones de belleza.

Será hasta el lunes 6 de julio que los centros comerciales y tiendas departamentales podrán reabrir, con un 30% de su capacidad.

Las actividades que permanecerán cerradas durante los próximos días son: servicios religiosos, cines, teatros, salas de concierto, museos, parques de diversiones, corporativos y oficinas de diversos servicios, oficinas de gobierno que no dan atención al público, servicios educativos, casinos, gimnasios, cantinas, bares, salones de fiestas, entre otros.

«Cambiar hacia el color naranja no significa que la pandemia haya terminado, hemos logrado una reducción de la capacidad… más bien de la hospitalización, y eso ha sido gracias a la colaboración y a la responsabilidad de la ciudadanía, y queremos seguir contando con la responsabilidad de todos y de todas. Hemos visto en otros países cómo las primeras aperturas han generado brotes, y no queremos que eso ocurra en la ciudad, y eso lo podemos lograr si entre todos nos cuidamos, nos protegemos», añadió Sheinbaum.

Finalizó asegurando que si se llega a revertir la tendencia en ocupación hospitalaria, que suba del 65%, la capital tendrá nuevamente que cerrar algunas actividades.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario