Al cumplirse el primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que es muy preocupante que, en el discurso presidencial, siga predominando una visión maniqueísta del país, que ya ha dividido a la sociedad en dos.

La Confederación indicó que sin sorpresas, ayer desde el Zócalo capitalino, AMLO habló sobre el combate a la corrupción, la pobreza y la desigualdad que persigue su administración, en el que aseguró que ya cumplió 89 de los 100 compromisos asumidos hace 12 meses.

Sin embargo, lamentaron que el presidente haya pedido una prórroga en el plazo, de un año más, para que los efectos de su transformación puedan percibirse por los mexicanos.

«En Coparmex, lamentamos la falta de un análisis profundo y crítico de los grandes pendientes que enfrentamos como sociedad, desde hace varias décadas. Es cierto, México sigue siendo un país de leyes y en lo general, nuestro sistema económico no ha sido afectado. Pero también hay que decirlo: hoy en el país hay graves problemas –omitidos en el discurso de ayer– que requieren de la máxima seriedad y atención, por parte de nuestros gobernantes», dijo el organismo.

Recordó el estancamiento de la economía; la cancelación del aeropuerto en Texcoco imposibilitó las condiciones de confianza y certidumbre que requieren los inversionistas para apostar por México; el atropello a los sueldos que perciben funcionarios de los poderes distintos al Ejecutivo; el memorándum emitido por el Gobierno de México para abrogar la reforma educativa quebrantan el Estado de Derecho y ponen en riesgo las atribuciones de cada poder; los golpes a los organismos autónomos, entre otros problemas que se han presentado en el último año

La Coparmex aseguró que sin duda, se trata de un balance negativo en lo que va del año, que no beneficia a nadie. Por ello, enlistó  los retos prioritarios que tiene el Gobierno de México para el próximo año, y en lo que resta del sexenio.

  • Frenar los índices de violencia y delincuencia que predominan en casi todo el territorio
  • Combatir frontalmente la corrupción en todos los niveles y en todas las esferas de la vida pública y privada.
  • Reestablecer las condiciones de confianza y certidumbre en la economía, para detonar el crecimiento y generar los empleos formales que hacen falta.
  • Seguir fortaleciendo la democracia, con autoridades que garanticen el cumplimiento del Estado de Derecho, las libertades, así como con condiciones de tolerancia y respeto.
  • Frenar la destrucción institucional de los últimos meses, donde diversas instituciones han desaparecido, a otras se les ha mermado en su capacidad por la vía del presupuesto, mientras que algunas más se han supeditado a los intereses de otros poderes.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin