El gobernador electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, acusó al gobierno de Graco Ramírez de no colaborar adecuadamente en el proceso de transición, a pesar de que giró instrucciones desde el pasado 1 de julio para iniciar el proceso de entrega-recepción del gobierno estatal.

A través de un comunicado sostuvo que la posición que él y su equipo han adoptado ha sido de respeto y buen ánimo para avanzar en la «compleja tarea de la transferencia de gobierno». Sin embargo, acusó que pese a los esfuerzos hasta ahora realizados, los resultados de los trabajos han sido pobres, pero sobre todo preocupantes «por la cadena de sucesos que se han presentado en las últimas semanas».

Al respecto condenó la serie de iniciativas enviadas por el gobernador al Congreso del estado y las que el propio poder legislativo ha impulsado que se oponen a una transición «respetuosa y ordenada».

Dijo que las iniciativas relacionadas a jubilaciones a funcionarios públicos, el nombramiento del fiscal anticorrupción, la inconsistencia en la información sobre el monto total y real de la deuda del Estado, el estado crítico de la operación de la policía y sobre todo el candado legal impuesto y recientemente aprobado para no entregar la información que hagan posible una revisión del verdadero estado que guarda la administración pública , son acciones que no contribuyen al proceso de transición.

Exhortó al gobernador a no realizar acciones de último momento y a que asuma un rol de coherencia política entre lo que dice y lo que hace, además de que le solicitó que en el ámbito de su competencia y facultades dé marcha atrás a las recientes medidas que han obstaculizado y manchado el proceso de entrega-recepción.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario