El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció este jueves que varias fuentes de inteligencia, incluidos los servicios canadienses, sugieren que el Boeing 737 que se estrelló cerca de Teherán el miércoles fue «derribado por un misil tierra-aire iraní».

«Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios», que «indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional», dijo en una conferencia de prensa.

En el maro de las declaraciones del primero ministro canadiense, se confirmó que el ministro de Relaciones Exteriores de dicho país, Francois-Philippe Champagne, conversó anoche por teléfono con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif.

Los dos intercambiaron condolencias por las víctimas de ambos países en el accidente que sufrió el avión de Ukraine International Airlines.

En la conversación, Champagne enfatizó la necesidad de que se conceda a los funcionarios canadienses un rápido acceso a Irán para ofrecer servicios consulares, ayudar con la identificación de los fallecidos y participar en la investigación del accidente.

Recordemos que Canadá e Irán no han tenido relaciones diplomáticas formales desde que Canadá cerró su embajada en Irán en 2012. Diplomáticos iraníes fueron expulsados en ese entonces de Canadá.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin