El Gobierno de Estados Unidos impondrá nuevas sanciones a Rusia en respuesta al presunto ataque de Moscú contra el exespía Sergei Skripal en Gran Bretaña, argumentando que el Kremlin usó armas químicas para tal efecto, informaron este miércoles fuentes oficiales a medios estadounidenses.

Según los reportes, el secretario de Estado, Mike Pompeo, rubricó la evaluación sobre la violación por parte de Rusia del derecho internacional al envenenar a Skripal y a la hija del mismo en marzo pasado.

Aunque Estados Unidos se unió a varios países europeos para culpar públicamente a Moscú pocos días después del ataque, la Administración del presiente Donald Trump nunca emitió la determinación formal que desencadena sanciones automáticas en virtud de una ley estadounidense contra el uso de armas químicas.

Esta medida llega con cinco meses de retraso desde que ocurrió el suceso y en medio de las acusaciones de Trump al fiscal especial Robert Mueller, quien lidera la investigación federal sobre la llamada trama rusa, por la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales de 2016.

Mueller también investiga la posible coordinación de la campaña de Trump con el Kremlin para perjudicar a la entonces aspirante presidencial demócrata, Hillary Clinton, algo que el multimillonario ha calificado de «cacería de brujas».

La imposición de sanciones, cuyos detalles aún se desconocen, ayudará al relato del Gobierno estadounidense sobre su relación con Moscú, en el que alega que una buena relación con el presidente ruso, Vladimir Putin, beneficia al país, pero a la vez defienden que a Estados Unidos no le tiembla la mano contra el Kremlin si es necesario.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario