Si no se toman medidas, Estados Unidos se arriesga a llegar a 100,000 casos diarios de coronavirus, una cifra muy por encima de los 40,000 actuales, advirtió este martes el principal epidemiólogo del gobierno estadounidense, Anthony Fauci.

«Ahora estamos teniendo unos 40,000 casos o más al día. No me sorprendería que subiéramos a 100,000 al día si esto no cambia. Estoy muy preocupado», manifestó Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias de EE.UU., durante una audiencia en el Senado.

Fauci no hizo ninguna estimación sobre el número de muertes, a pesar de las preguntas de la senadora Elizabeth Warren, pero sí dijo: «Creo que es importante que le comunique a usted y al resto del pueblo estadounidense que estoy muy preocupado, porque esto puede ponerse muy mal».

El epidemiólogo consideró que Estados Unidos va en la «dirección incorrecta» y advirtió de que «no hay garantías» de que vaya a haber una «vacuna efectiva y segura» frente a COVID-19, por lo que urgió a los estadounidenses a usar cubrebocas y evitar las multitudes.

Las advertencias de Fauci se producen justo antes del fin de semana del día festivo del 4 de julio, Día de la Independencia, y en el que tradicionalmente los estadounidenses aprovechan para ir a la playa y se reúnen para hacer barbacoa mientras ven los fuegos artificiales.

Algunas autoridades, como las del condado de Los Ángeles, han ordenado cerrar las playas ante el aumento de casos en esa zona; pero, por ejemplo, Brevard County, en Florida, tiene previsto mantenerlas abiertas.

En las últimas semanas, el foco de la pandemia en Estados Unidos ha pasado del este a los estados del sur y el oeste.
Según la base de datos de The New York Times, en las últimas dos semanas el número de casos ha crecido un 80%, especialmente en el sur y el oeste, donde algunas ciudades como Houston, Texas, están registrando récords diarios y los hospitales están cerca del colapso.

Recordemos que al menos 16 de los 50 estados del país han tenido que dar marcha atrás en sus planes de reapertura por completo o al menos en los condados con más contagios.

Frente al aumento de casos en el sur y el oeste del país, los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Massachusetts anunciaron este martes que los viajeros procedentes de California y otros estados con alto número de contagios tendrán que guardar una cuarentena obligatoria de 14 días.

Al comienzo de la pandemia, el virus golpeó con fuerza a los estados del este como Nueva York, que llegó a registrar
10,000 casos al día; pero en las últimas semanas esos estados ha conseguido frenar el avance del virus con medidas de distanciamiento social.

En todo Estados Unidos, más de 126,500 personas han muerto y 2.6 millones se han contagiado del virus, de acuerdo con el recuento que realiza la Universidad Johns Hopkins.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario