Un estudio realizado por cardiólogos del Hospital Universitario de Gentofte en Dinamarca asegura  que el consumo constante de analgésicos como el Ibuprofeno o el Diclofenaco aumenta el riesgo de sufrir un paro cardiaco.

 

«Al permitir que estos medicamentos se vendan sin receta y sin consejo médico ni limitaciones, se transmite a la opinión pública la impresión de que son seguros», expone el cardiólogo Gunnar Gislason.

 

El estudio publicado por el European Heart Journal,  indica que los pacientes que consumen Diclofenaco aumenta la posibilidad de un 50 por ciento de tener un infarto, mientras que en el caso del Ibuprofeno, el riesgo era un 31 por ciento mayor, «los resultados sirven para recordar que los AINE no son inofensivos», señaló Gislason.

 

Gislason junto con su equipo de trabajo, recabaron datos de «casi 29 mil pacientes que sufrieron un paro cardíaco en Dinamarca entre 2001 y 2010. De ellos, 3 mil 400 habían tomado analgésicos hasta un mes antes (en mil 100 de los casos ibuprofeno y en 545, diclofenaco)».

 

Por lo que el experto explica que los pacientes con enfermedades cardíacas deben evitar estos antiinflamatorios, «pues entre los efectos de estos medicamentos sobre el sistema cardiocirculatorio figuran problemas con las plaquetas que derivan en la formación de coágulos», concluyó.

 

 

Con información de Agencias. / Foto: Especial

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario