En Campeche, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, descartó que la construcción del Tren Maya ocasione un impacto ambiental, debido a  que el derecho de vía ya existe desde los años cincuenta, por lo que no se expropiará ningún terreno.

“No se va a expropiar ningún terreno, ninguna pequeña propiedad, ningún ejido», al contrario, dijo, a lo largo de las vías del tren se van a sembrar 50 mil hectáreas de árboles frutales y maderables va estar acompañado del programa Sembrando Vida.

Señaló que no realizará consulta con las comunidades sobre este megaproyecto debido a que el gobierno de Campeche realizó una encuesta en el que el 80% de la población del sureste está de acuerdo con la construcción del tren maya.

Esta mañana López Obrador se reunió con el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno,   para entablar el diálogo sobre el proyecto turístico propuesto en campaña para  toda la región Sur-Sureste del país, como parte de su gira de agradecimiento en la República Mexicana.

 

Foto: @alitomorenoc

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario