En el marco del movimiento #MeToo que esta semana tomó fuerza en nuestro país por la denuncia que se presentó, de forma anónima, en contra del músico Armando Vega Gil, quien finalmente se quitó la vida ante la acusación, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) se pronunció al respecto.

La dependencia señaló que está a favor de escuchar la voz de miles de mujeres que presuntamente han sufrido acoso, hostigamiento y/o violencia sexual, a la par de que condena dichos actos.

Exhortó a las víctimas a denunciar ante las autoridades competentes, para que los hechos sean investigados, sancionados, se repare el daño causado y no se vuelvan a repetir. Indicó que la denuncia permitirá acabar con la impunidad.

Sin embargo, frente a las denuncias que se han comenzado a hacer de forma anónima y a través de las redes sociales, “hacemos un llamado a respetar la presunción de inocencia y el debido proceso en todos los casos, y a que se actúe de manera diligente, imparcial, con perspectiva de género y respeto a los derechos humanos, evitando procesos de revictimización, para que cada día más mujeres violentadas tengan confianza en la denuncia oficial”.

El INMUJERES recordó que se encuentra disponible el “Protocolo para la Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual”y reiteró su compromiso para promover políticas de “cero tolerancia” a cualquier tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, y a fomentar la prevención, para erradicar abusos, conductas machistas o misóginas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin