La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) informó este miércoles que los flujos de inversión extranjera directa (IED) hacia América Latina y el Caribe aumentaron 13.2% en 2018 con respecto a 2017, al sumar 184,287 millones de dólares.

Indicó que con dicho dato se revierten cinco años de caídas, aunque la cifra alcanzada el año pasado está aún por debajo de los valores registrados durante el ciclo de auge del precio de las materias primas.

Al presentar el documento ‘La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2019’, la Secretaria Ejecutiva del organismo regional de las Naciones Unidas, Alicia Bárcena, afirmó que en 16 países hay un aumento de las entradas con respecto a 2017, mientras que en 15 países hay una disminución.

Detalló que la mayor parte del crecimiento de la IED en 2018 se explica por las mayores inversiones en Brasil con 88,319 millones de dólares, 48% del total regional, y México con 36,871 millones de dólares, 20% del total.

Le siguen, en términos de monto recibido, Argentina con 11.873 millones de dólares, aumento de 3.1% con respecto a 2017; Colombia con 11,352 millones de dólares, una caída de 18%; Panamá con 6.578 millones de dólares, un aumento de 36.3%, y Perú con 6,488 millones de dólares, una caída de 5.4%.

“En un contexto internacional de reducción de los flujos de IED y de fuerte competencia por las inversiones, las políticas nacionales no deberían orientarse a recuperar los montos registrados a inicios de la década, sino a atraer cada vez más IED que contribuya a formar capital de conocimiento y avanzar hacia patrones de producción, energía y consumo sostenibles”, planteó Alicia Bárcena.

Se detalló que en 2018, la IED en Centroamérica creció 9.4% con respecto a 2017 por el impulso de Panamá. En el Caribe, las entradas se redujeron 11.4% debido a menores inversiones en la República Dominicana (-29%), principal receptor en esta subregión.

Con respecto al comportamiento de las empresas transnacionales latinoamericanas, conocidas como translatinas, el documento de la CEPAL informa que la salida de IED desde los países de América Latina disminuyó en 2018 por cuarto año consecutivo y llegó a 37,870 millones de dólares. El 83% de la inversión directa en el exterior procedente de América Latina tuvo su origen en Brasil, Chile, Colombia y México.

La mayor parte del capital que ingresó a la región provino de Europa y de Estados Unidos, principal inversor en México y en Centroamérica. China, en tanto, perdió participación en las fusiones y adquisiciones en América Latina y el Caribe.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin