Los miembros de la OPEP y otros diez países petroleros, incluida Rusia, acordaron este viernes nuevos recortes de producción que podrían suponer hasta 2.1 millones de barriles diarios menos en el mercado, en un intento de sostener los precios al alza frente la debilidad de la demanda mundial.

Este grupo de 24 países, la llamada OPEP+, representa cerca de la mitad de la producción mundial y controla el 80% de reservas del planeta. A través de las cuotas de producción, su objetivo es influir en los precios para que sean «justos y estables para los productores».

«Hemos tenido algunas dificultades pero al final estamos de acuerdo (…) tenemos un compromiso colectivo de todos los miembros de la OPEP y la OPEP+ con ese recorte adicional de 500.000 barriles diarios», dijo el ministro iraquí del Petróleo, Thamer Ghadban, en una rueda de prensa.

Los 500,000 barriles suplementarios de recortes anunciados se unen a los 1.2 millones de barriles diarios (mbd) que ya se aplicaban hasta ahora, con lo que se alcanzan 1.7 mbd.

A ellos se añaden más recortes «voluntarios», principalmente por parte de Arabia Saudita, con lo que el total sumaría 2.1 mbd de menos en el mercado en relación a los niveles de finales de 2018. Este recorte extra, que se aplicará a partir de enero de 2020, sorprendió a los mercados e impulsó al alza los precios.

Durante los dos días de intensas reuniones en Viena, Arabia Saudita, tercer productor del mundo y primer exportador, recriminó a algunos de sus socios, como Irak y Nigeria, su incumplimiento de las cuotas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin