Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionados sobre cuál era el mensaje que le dejó ver la noche el 15 de septiembre, un Zócalo lleno de personas que lo apoyan y que le manifiestan su confianza para sacar a México adelante.

AMLO recordó lo que le dijo un joven el día que tomó posesión: no tienes derecho a fallar. «Me fui con eso, y lo mencioné en el Congreso. Y ese es el compromiso que tengo, estoy muy consciente: no puedo fallar, no debo fallar».

Adicional, el mandatario indicó que no se le olvida de dónde viene, por lo que lucha, lo que le ayuda a no dejarse atrapar por la parafernalia del poder y a no marearse; señaló que ha procurado actuar con el protocolo republicano, no el de su «alteza serenísima, sino el de Siervo de la Nación, de Morelos».

Insistió en que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

Añadió que el pueblo de México es extraordinario, ya que en los momentos más difíciles siempre ha contado con el apoyo de la gente. Dijo que amor con amor se paga, por lo que los mexicanos deben estar seguros de que no les va a fallar y va a seguir trabajando para sentar las bases de la transformación que tanto necesita el país..

Fue en ese punto donde afirmó que le gustó mucho un replanteamiento que hicieran algunos adversarios quienes han señalado que es momento de una reconciliación. «Yo les tomo la palabra, creo que necesitamos la unidad», planteó AMLO.

Dijo que debe haber unidad si lo que se busca es que progrese el país con justicia, que haya crecimiento con bienestar, que haya justicia con libertades, en garantizar la libre manifestación de las ideas, el derecho a disentir, el que nunca se piense en el autoritarismo, en la mano dura, sino por el contrario construir una auténtica democracia.

«Sería muy aburrida la vida si todos pensáramos de la misma forma. La democracia es pluralidad, es discrepancia, es debate, pero al mismo tiempo es unidad y es respeto», remató López Obrador.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario



WordPress Lightbox Plugin