Desde la cancillería, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, ofreció una conferencia de prensa en la que ofreció detalles sobre lo conversado y negociado con el gobierno de Estados Unidos la semana pasada.

Ebrard resaltó que es «inusual» dar a conocer un informe pormenorizado sobre lo que discute en un acuerdo de esta naturaleza, pero dijo, esta vez se hace pues el gobierno federal tiene la convicción de que haya total transparencia.

El funcionario mexicano indicó que al llegar a la reunión que sostuvieron el miércoles 5 de junio, se argumentó ante la delegación estadounidense, que estuvo encabezada por el vicepresidente Mike Pence, lo siguiente:

  • México ha implementado diversas acciones para responder al flujo irregular de personas, aunque reconoció que había más que hacer.
  • Las acciones que México ha llevado a cabo han dado buenos resultados para ordenar el transito de migrantes.
  • Se está persiguiendo a las redes de traficantes de personas.
  • Despliegue gradual de 6 mil elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur.
  • Modernización de puntos fronterizos en la frontera sur, reforzamiento de puntos de control e intercambio de información con EUA.
  • Solicitar a EUA que acelere la resolución de las solicitudes de asilo que recibe.
  • Manifestar la confianza de que las acciones descritas ayudarán a que el flujo migratorio disminuya.
  • Aumento sustancial en el número de solicitudes de asilo en nuestro país.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence, insistió en que su país quería que se suscribiera un acuerdo de tercer país seguro, pues dijo que eso podría disminuir el numero de migrantes que llegan a su país. Mike Pence, secretario de Estado, les reconfirmó que el presidente Donald Trump estaba interesado en encontrar una respuesta al tema migratorio, por lo que estaba convencido de que la imposición de aranceles podría obligar a resolver el problema.

El canciller reconoció que la delegación mexicana planteó que la respuesta al fenómeno migratorio debe ser regional, pues los países de la región deben de intervenir para ayudar a encontrar una solución, por lo que más que una cuerdo de tercer país seguro, se debían explorar otras opciones tales como un sistema de gestión migratoria regional.

Ebrard señaló que durante las reuniones posteriores, Estados Unidos siguió insistiendo en la firma de un acuerdo de tercer país seguro, a lo que México reiteró que no compartía dicha visión, además de que era algo que no podían firmar en ese momento, pues desconocían su contenido, aunado a que tendría que ser el Senado quien lo autorizara.

Para el viernes 07 de junio, se detalló que la posición de EUA seguía siendo la misma, firmar acuerdo de tercer país seguro, además de que ampliar la sección 235 en todos los puntos fronterizos entre ambos países.

Por la tarde, explicó el colaborador de AMLO, se integró un borrador de los acuerdos alcanzados, que incluían las tres propuestas de México (despliegue de la Guardia Nacional; instrumentación de la sección 235; detonar el desarrollo de Centroamérica), además de una sección que hablara sobre posibles medidas en caso de que lo propuesto no diera los resultados esperados.

De ahí, los abogados de ambos países acordaron los plazos en que se podrían alcanzar los resultados deseados. Dicho borrador fue presentado al presidente Donald Trump.

Confirmó que la tarde del viernes, conversó con el presidente Donald Trump, con quien habló sobre el acuerdo que se discutía, lo que permitió que se concretara lo expuesto en Washington por ambas delegaciones.

Ebrard dijo lo que se logró fue un «plazo de 45 días» para demostrar que lo propuesta daría resultados o bien, para que se prepararan mejor ante una nueva ronda de negociaciones, en las que dijo, saben que se discutirá la opción del tercer país seguro o alguna política parecida.

El canciller concluyó su exposición para afirmar que lo que se obtuvo fue un resulta positivo, especialmente la no imposición de los aranceles, además de que se pudo transmitir al gobierno de Estados Unidos la visión que tiene México para combatir el fenómeno migratorio.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario