Este jueves, nuevas escenas de pánico se vivieron entre los habitantes de la isla de Lombok, Indonesia, debido a las sacudidas que causó un nuevo sismo de 5.9 grados, mientras sigue la confusión sobre la cifra oficial de muertos del terremoto del domingo, que oscila entre 259 y 400.

«La gente salió de las casas presa del pánico. Algunos edificios resultaron dañados. La gente ha quedado traumatizada por el terremoto”, escribió en Twitter el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia, Sutopo Purwo Nugroho.

Las escenas de miedo intenso también se presenciaron en el hospital en la región norte de Lombok, la zona más afectada por la catástrofe.

“¡Otro terremoto! ¡Otro terremoto! ¡Cuiden a los pacientes!”, gritó una enfermera del hospital, según el medio indonesio Detik.

El personal médico trasladó a los pacientes al patio por si el nuevo movimiento telúrico causaba daños mayores en el edificio que se movía con la réplica y donde los cristales de las ventanas vibraban.

En otras partes de la isla se vivieron dramas parecidos de indonesios que abandonaban aterrorizados viviendas o que paraban la moto o el vehículo en medio de la calle para buscar un lugar en el cual sentirse seguros.

El Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo, situó el hipocentro a 10 kilómetros de profundidad en la tierra y a 23 kilómetros al nornoreste de Mataram, capital provincial. Lombok ha sufrido más de 350 réplicas desde el terremoto de 6.9 grados que sacudió la isla el domingo pasado.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario