El líder opositor boliviano Carlos Mesa reclamó este jueves a México que impida que el expresidente Evo Morales siga haciendo política e incitando a la violencia en su país desde el extranjero.

Mesa insistió en que decir que hubo un golpe de Estado en Bolivia es «una mentira flagrante».

El también expresidente ha asegurado que no cuestiona el hecho de que México  haya dado asilo a Morales después de que este dimitiera del cargo el domingo pasado tras la denuncia de irregularidades en las elecciones del 20 de octubre por parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que el Ejército y la Policía le sugirieran su renuncia.

Sin embargo, ha cuestionado el que México, «un país que tiene una tradición histórica de asilo (…) le permita al señor Morales declarar políticamente, hacer acusaciones, participar en la política boliviana, promover la violencia y la división cuando uno de los elementos fundamentales del asilo político es no hacer declaraciones» ni participar de forma directa o indirecta en política.

Mesa ofreció una conferencia de prensa para «denunciar» el comportamiento de Morales ante el mundo, y «pedir a México que respete su tradición histórica y que ese gobierno no le permita a Morales seguir haciendo política destructiva y de confrontación» en su país.

Insistió en que lo que Morales quiere es violencia y caos, y señaló que «está mintiendo al mundo»; reiteró que es Morales el responsable de lo que está  pasando en este momento en Bolivia.

Mesa salió en defensa de la nueva presidenta interina del país, Jeanine Añez, que como nueva titular del Senado se proclamó jefa de Gobierno el martes pasado pese a la falta de quórum en la Asamblea Legislativa para refrendarla.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin