El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, aseguró que la mejor manera de preservar las democracias de América Latina es logrando el empoderamiento de la ciudadanía, para lo cual se requieren políticas de Estado de construcción ciudadana.

«Se requieren ciudadanas y ciudadanos que sean refractarios al discurso fácil de blanco y negro, al discurso polarizante de buenos y malos, a ese discurso contrario a las instituciones y a las reglas del juego pactadas, así como que sean refractarios a las noticias falsas”, señaló el consejero.

Córdova Vianello subrayó que los problemas de las sociedades democráticas como pobreza, desigualdad, corrupción, impunidad e inseguridad, constituyen una especie de «caldo de cultivo» en el cual pueden emerger «pulsiones autoritarias”.

Indicó que ante dicho panorama, se deben construir políticas públicas que no sólo involucren a las instancias públicas, sino a las universidades y a las organizaciones de la sociedad civil. Dijo que se debe aspirar a tener una «ciudadanía más robusta”.

El consejero presidente del INE señaló que a pesar de que en los últimos 30 años se logran procesos electorales cada vez más robustos y se consolidan las instituciones electorales, prevalecen desafíos globales tales como recrear el pluralismo a través de parlamentos y partidos políticos fuertes o hacer válida la inclusión del mayor número de ciudadanos en los procesos de toma de las decisiones.

“La mejor manera de defender las democracias no es desde arriba, no es desde fuera, es desde adentro y desde abajo. Es que los propios ciudadanos, las y los ciudadanos, cada uno de ellos en lo individual y en su conjunto, se conviertan en creyentes y defensores del sistema democrático”, refirió Córdova Vianello.

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario