El secretario de Salud, Jorge Alcocer, señaló este lunes que suman 115 fallecidos y 32 hospitalizados tras la explosión de un ducto, ocurrida el 18 de enero en Tlahuelilpan, Hidalgo.

“En este informe es bueno, en el sentido de que van disminuyendo las muertes”, dijo el titular de la Secretaría de Salud federal.

El funcionario explicó que en las últimas 48 horas solo hubo un paciente fallecido.

Agregó que realizó una visita personal a los ocho pacientes que se encuentran en el Instituto Nacional de Rehabilitación en el centro especial de quemados. “Aquí se pudo constatar que en estos pacientes, algunos de gravedad, otros con conciencia de su estados, se ha realizado la practica de injertos”.

Sobre los 32 hospitalizados indicó que la gran mayoría tienen un pronóstico mejor, pero «la mitad de ellos aproximadamente tienen que pasar de terapia intensiva a una situación más estable».

La explosión ocurrió el 18 de enero, en una toma clandestina de un ducto que derramaba gasolina en el pueblo de Tlahuelilpan. El combustible se incendió posteriormente. En medio de una enorme bola de fuego, muchas personas que estaban cerca del lugar murieron incineradas al instante, mientras que otras quedaron gravemente quemadas.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin