El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alcanzó la tasa de aprobación más alta de su presidencia: 44 por ciento entre los estadounidenses en edad de votar (47 por ciento entre los votantes registrados). No obstante, “la mayoría de los estadounidenses siguen desaprobando su liderazgo”.

Así lo reveló una encuesta publicada por el diario The Washington Post y la cadena ABC, la cual muestra un alza de dos puntos porcentuales desde abril pasado, cuando su tasa de popularidad y aprobación alcanzó el 42 por ciento.

Sin embargo, el sondeo revela que más de la mitad de los votantes (53 por ciento) desaprueban la forma de gobernar del presidente.

Más de un año antes de las presidenciales y mucho antes de que los demócratas seleccionen a su candidato, la elección de 2020 se desarrolla en el contexto de un electorado profundamente dividido sobre el presidente y su forma de hacer política, con un pequeño porcentaje de votantes registrados en juego.

De esta manera se puede ver que, por ejemplo, 40 por ciento aprueba la forma en que maneja el tema de la inmigración, contra 57 por ciento que la desaprueba.

El 65 por ciento de los encuestados piensan que las acciones de Trump no corresponden a la gestión de un presidente estadounidense. No obstante, un 28 por ciento las considera “adecuadas y apropiadas”.

Sobre economía, el 51 por ciento aprueba “la manera como Trump ha lidiado con los problemas” del sector. Al ser interrogados sobre cuánto crédito merecía el mandatario por la buena salud de la economía estadounidense, el 47 por ciento contestó que “una buena parte”, mientras que el 48 por ciento afirmó que “solo un poco” o “casi nada”.

El análisis de The Washington Post muestra que el presidente Trump podría tener una “estrecha oportunidad” para ser reelegido para el siguiente periodo presidencial.

Tanto los demócratas como el presidente Trump disfrutan de sólidas bases de apoyo, pero más estadounidenses dicen que es extremadamente importante que Trump no gane la reelección.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario



WordPress Lightbox Plugin