Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump para ocupar una vacante en la Suprema Corte, fue objeto de una nueva acusación de mala conducta sexual, justo cuando el comité judicial del Senado se dispone a escuchar este jueves el testimonio de su primera acusadora.

Este domingo se acordó la fecha y la hora del testimonio de Christine Blasey Ford, que la semana pasada acusó al magistrado de agresión sexual, tras días de tensas negociaciones entre los republicanos de la comisión judicial del Senado y los abogados de esta profesora universitaria de 51 años.

«Pese a las amenazas actuales a su seguridad y su vida, la Dra. Ford cree que es importante que los senadores la escuchen directamente», dijeron sus abogados citados por la prensa.

En su acusación, Blasey Ford explicó que Kavanaugh y un amigo, «totalmente borrachos», la habían arrinconado en un cuarto, la tiraron sobre una cama y pretendieron desnudarla, antes de que ella lograra escapar. La agresión habría ocurrido durante una fiesta de adolescentes en la década de 1980, en los suburbios de Washington. Ella tenía 15 años y él 17. Kavanaugh lo ha negado enérgicamente.

Ahora, la revista The New Yorker informó este domingo que los senadores demócratas investigan una nueva acusación contra Kavanaugh, complicando aún más la situación del juez. Deborah Ramirez, de 53 años, dijo a la revista que durante un fiesta estudiantil en los años 1980 en la Universidad de Yale, Kavanaugh le puso los genitales en la cara y le hizo tocarlos sin su consentimiento.

Kavanaugh negó el incidente y calificó la acusación de «difamación, simple y llana». «Las personas que me conocieron entonces saben que eso no ocurrió», indicó en un comunicado publicado por la revista.

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario