Tag

100 días

Browsing

Al rendir un informe por sus primeros 100 días de gestión, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, afirmó que aunque ha habido avances sustanciales en la capital del país, en su gobierno tendrán que “acelerar el paso, porque apenas es el inicio”.

Señaló que con su llegada al gobierno, se acabaron los privilegios y lujos que eran comunes en la administración local. Indicó que se acabaron los seguros de gastos médicos, viáticos y prebendas, y se retiraron mil 400 escoltas que tenían diferentes funcionarios.

Aclaró que sólo el secretario de Seguridad Ciudadana y la procuradora General de Justicia capitalina y algunos servidores de esas dependencias cuentan con este servicio debido a la naturaleza de su labor.

Resaltó que ahora se combate frontalmente la corrupción, por lo que este año se redirigirán 25 mil millones de pesos que se obtendrán en ahorros para la inversión pública.

Explicó que los mil 400 agentes que eran utilizados como escoltas se reintegraron a funciones en la Policía Preventiva de la Ciudad de México. También se retiraron los vehículos blindados y se desapareció al Cuerpo de Granaderos. Enfatizó que ya que no se reprimirá a la población.

Destacó que desde enero de 2019 se recortaron plazas de altos funcionarios y con ello se lograron ahorros y una reducción de cargos ilegales. También dijo que todas las alcaldías tuvieron incremento de presupuesto en términos reales.

Expuso que la modificación que se hizo al sistema de fotomultas, las cuales desaparecieron y en su lugar este año comenzó a operar un método de fotocívicas, en el cual los ciudadanos pagarán las infracciones con labor comunitaria.

“Hemos trabajado arduamente para regresar a la Ciudad a un camino de honestidad y entrega en el servicio público, con una orientación hacia la innovación y los derechos”, indicó Sheinbaum Pardo.

Luego del balance realizado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre sus primeros 100 días en el gobierno, la dirigencia nacional del PRD denunció que argumentando una política de austeridad, el gobierno federal ha disminuido gastos “innecesarios” lo que se ha traducido en despidos de varios trabajadores.

Lamentó que se hayan centralizado las decisiones de gobierno y se busque deliberadamente eliminar los contrapesos institucionales del poder judicial, del legislativo, y de los organismos autónomos.

Señaló que el gobierno de AMLO también pretende neutralizar a las organizaciones sociales y de la sociedad civil con la finalidad de establecer una relación directa y sin intermediarios con los beneficiarios de sus programas sociales.

“Reconocemos que el buen manejo mediático de sus acciones de gobierno le ha redituado a López Obrador una alta popularidad, al grado que tiene una calificación positiva del entorno al 80% de la ciudadanía. Pero esta popularidad no debe ser instrumento para avasallar sino para avanzar en la democracia”, enfatizó el partido.

El PRD afirmó que es necesario que el discurso presidencial deje de polarizar a la sociedad, dividiendo entre los seguidores de la Cuarta Transformación y sus opositores, a quienes llama “conservadores, corruptos, neoliberales y enemigos del pueblo”.

El partido en el que alguna vez militó López Obrador, dijo que el presidente impulsa actitudes intolerantes contra las libertades y los derechos de la prensa crítica, las organizaciones de la izquierda social, y de la sociedad civil.

Al hablar de la corrupción, tema en que se ha centrado el trabajo del mandatario, el PRD reiteró su “total acuerdo” con erradicarla, aunque dijo, AMLO acusa sin comprobar a las organizaciones sociales y de la sociedad civil como pretexto para cancelarles el financiamiento público.

“El PRD llama al presidente de la República a que actúe como jefe de Estado, que dé el ejemplo de un gobierno democrático y que renuncie a su intención de intervenir en las elecciones del 2021, con el pretexto de someter a revocación su mandato. Le exigimos tolerancia a la crítica y que sea congruente con su llamado a la reconciliación nacional. Ante los ataques presidenciales contra los partidos de oposición, los organismos autónomos, las organización sociales y de la sociedad civil, el PRD ratifica su disposición a defender la ley, las libertades democráticas, la pluralidad, el equilibrio y contrapesos de poderes, el derecho a la organización, la libertad de prensa, el federalismo, la soberanía de los estados, y el municipio libre”, remató el partido del sol azteca.

 

Durante el mensaje que ofreció esta tarde desde Palacio Nacional con motivo de los 100 primeros días de su administración, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció el apoyo recibido por las legisladoras y legisladores de los todos los partidos para sacar adelante las reformas que el país necesita.

Del mismo modo, AMLO enfatizó que en los poco más de tres meses que lleva en el poder, he mantenido una relación de respeto a las autonomías de los otros Poderes (legislativo y judicial), y con las autoridades estatales y municipales.

Afirmó que esa conducta se mantendrá a lo largo de todo el sexenio por parte de su gobierno.

“Estamos empeñados en establecer un auténtico Estado de Derecho. Seguiremos apegándonos al principio de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”, sostuvo el mandatario.

Insistió en que la Presidencia de la República no tiene partido ni privilegia a dirigentes o representantes de sindicatos, organizaciones sociales o grupos de intereses creados, y por el contrario dijo, el gobierno es de todas y de todos los mexicanos.

Añadió que la función principal de su gobierno es hacer valer la justicia y buscar el bienestar y la felicidad del pueblo.

Indicó también que su gobierno ha sido respetuoso de las libertades. “Nadie ha sido afectado por su manera de pensar, por su ideología, por su creencia religiosa, por su cultura o por su preferencia sexual”.

Finalmente dijo, se ha promovido el derecho a la información y al diálogo abierto; señaló que, así como los periodistas critican al gobierno y ejercen sus derechos a disentir, el gobierno recurre a la réplica y argumenta “sin odios o rencores”.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó la aprobación de tres grandes reformas constitucionales durante los primeros 100 días de su Gobierno, entre ellas la tipificación del robo de combustible como delito grave y la modificación para la configuración de la Guardia Nacional.

“Se aprobó la ley de extinción de dominio para la expropiación expedita de bienes que son producto de la corrupción y la violencia (…) también se modificó el artículo 19 para tipificar como delitos graves, y sin derecho a fianza, los actos de corrupción, el robo de combustible y el fraude electoral”, dijo.

“Además, ya se aprobó en el Congreso de la Unión la reforma constitucional para la creación (configuración) de la Guardia Nacional que tiene como principal objetivo garantizar la seguridad pública de los ciudadanos”, agregó en el evento llevado a cabo en el patio central de Palacio Nacional.

El Presidente dijo que a diferencia de las tres transformaciones anteriores del país, “la Cuarta Transformación” no ha requerido de una nueva Constitución.

López Obrador apuntó que el Gobierno federal trabaja para impulsar otras reformas constitucionales para eliminar el fuero al presidente y abrir la posibilidad de que sea enjuiciado por hechos de corrupción y otros delitos.

“También se están proponiendo modificaciones que establecerán el derecho de los ciudadanos a la consulta popular y la revocación de mandato”, expresó.

Este lunes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo durante su informe de los primeros 100 días de Gobierno que su administración tiene la determinación de mandar obedeciendo al pueblo.

“En serio, sin retórica o demagogia, existe la determinación de mandar obedeciendo”, dijo el mandatario.

Señaló que derivado de ese principio se llevaron a cabo las consultas sobre la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco y la construcción de un gasoducto y una planta termoeléctrica en Morelos.

“Es prioridad actuar siempre con respeto a la voluntad mayoritaria del pueblo y acabar de una vez ,y para siempre, con las antiguas prácticas de manipulación, compra de votos, manipulación gubernamental en elecciones y de resultados”, señaló.

El presidente emitió su mensaje ante legisladores, gobernadores y miembros de su gabinete en Palacio Nacional, este lunes 11 de marzo.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, afirmó que dos de los principales logros del gobierno federal en sus primeros 100 días son el combate al robo de hidrocarburos y la creación la Guardia Nacional.

Subrayó que ha sido “clave” el combate al huachicoleo, delito que recordó en un solo día reportaba 138 mil litros de combustible robados.

En ese sentido, Durazo dijo que a partir del 21 de diciembre del 2018, fecha en que se inició la polémica estrategia que ocasionó una crisis de desabasto de gasolinas en diversos estados del país, ha disminuido la cantidad de litros perdidos, reportándose actualmente un robo de 14 mil barriles de hidrocarburo.

El colaborador de AMLO indicó que la estrategia ha permitido ahorros al país de aproximadamente 13 mil millones de pesos.

Respecto a la creación de la Guardia Nacional, Durazo indicó que ayudará a fortalecer el combate a la inseguridad y así garantizar la paz en el país. Enfatizó, ya reunió el respaldo de más de 25 Congresos estatales.

Finalmente indicó que México avanza en la ruta correcta tal como se estableció en el Plan de Paz y Seguridad presentado en noviembre del año pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En el marco de los 100 días del inicio de su gobierno, la firma De las Heras Demotecnia dio a conocer su más reciente encuesta sobre la evaluación que se hace el trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Según el estudio, ocho de cada diez mexicanos aprueban su gestión, mientras que 14% desaprueban el desempeño del mandatario.

La encuesta revela que el 47% de los mexicanos consideran que ellos y su familia están mejor desde que asumió AMLO; 34% afirman que su nivel de vida no ha cambiado, y el 12% cree que desde inicio del nuevo gobierno a la fecha están peor.

Para el 80% de los entrevistados, la imagen que tienen del presidente ha mejorado, para 4% está igual de bien, y para el 2% es igual de mal, mientras que para 13% de los mexicanos la percepción que tenían de AMLO desde las pasadas elecciones a la fecha, ha empeorado.

Más de la mitad de los mexicanos consideran que temas como la lucha contra la corrupción, educación pública, creación de empleos y el combate a la pobreza han mejorado en nuestro país desde que gobierna AMLO, mientras que la seguridad y la economía son los rubros en los que los encuestados no han notado mejoras.

Al preguntar sobre acciones específicas del gobierno, 63% de los mexicanos creen que el país avanzará con la creación de la Guardia Nacional, 16% creen que se mantendrá igual, y para el 8% esta medida es un retroceso.

En cuanto a la suspensión de la construcción del aeropuerto de Texcoco, 37% creen que México avanzará, 23% que se mantendrá igual, y 24% consideran que la cancelación fue una mala idea.

Con la jerga beisbolera que lo distingue, Andrés Manuel López Obrador aseguró que a casi 100 días como Presidente, su novena (gobierno) está en primer lugar en porcentaje de bateo, con más juegos ganados que perdidos y que “cepillará” al equipo conservador de los “fifís” para ganar la final.​

“Vamos bien, vamos a estar en las finales y de siete juegos vamos a resolver cuatro; es decir, vamos a ganar sin problema, vamos a cepillarlos, a los del equipo conservador, a los fifís”, explicó.

En su conferencia mañanera, el mandatario dijo que su gabinete cuenta con un buen manager, presumió que dos secretarias están lanzando la pelota a más de 100 millas, con rectas cortadas, y que tiene buena banca con relevos de lanzadores.

“Tenemos dos que están tirando arriba de 100 millas, rectas cortadas, son muy buenos los dos jugadores y son mujeres porque ahora ya para béisbol y todos los deportes están participando muchas mujeres, el equipo va muy bien”, explicó.

Andrés Manuel, quien ha mostrado en más de una ocasión su gusto por “macanear” en el diamante, presentará el próximo lunes un informe sobre los resultados a 100 días de haber rendido protesta como Presidente de México.

El domingo cumple cien días de ser presidente Andrés Manuel López Obrador. Quienes digan que parecen más días, tendrán razón, ya que, en los hechos, AMLO lleva ejerciendo el papel de presidente desde que ganó las elecciones de julio pasado, ante un Enrique Peña Nieto que aventó la toalla y le dejó la chamba al presidente electo.

En estos cien días llama la atención la diferencia que hay entre la opinión pública y la opinión publicada. La pública, como demuestran las encuestas, está entusiasmada con López Obrador. No lo quieren; lo adoran. Y la opinión publicada demuestra, casi toda (hay excepciones), más preocupación, rondando en el enojo…hasta el encabronamiento. Esta opinión publicada está acompañada por una minoría de los ciudadanos.

¿Qué entusiasma de AMLO? Sus promesas de quitar pensiones a expresidentes; de austeridad en el gasto de funcionarios públicos; sus viajes en aviones comerciales; dejar Los Pinos para ‘el pueblo’.

Se entiende que ciertas frases resuenen con sus simpatizantes. Por ejemplo: ¿por qué las calificadoras no dijeron nunca nada sobre la corrupción de Pemex y el gobierno?

La respuesta es sencilla: por qué lo que califican S&P, Moody’s o Fitch es la capacidad de pago de la deuda de empresas y/o gobiernos.

Se entiende que resuene cuando habla de cerrar ProMéxico porque está llena de fís y sólo nosotros tenemos ese tipo de lujos. ¿En dónde está ProFrancia? ¿En dónde ProAlemania?, pregunta el presidente en su mañanera para el deleite de sus admiradores.

ProFrancia se llama Business France; ProAlemania es el GTAI (Germany Trade and Investment). Pero hay más. España tiene el ICEX (Instituto de Comercio Exterior). Japón tiene JETRO (Japan External Trade Organization); Colombia tiene… Procolombia. Por mencionar algunos de los muchos países que tienen oficinas de promoción del comercio en el extranjero.

¿Qué preocupa? La presidencia en primera persona. Todo, desde la conferencia matutina hasta el último acto del día gira alrededor de Andrés Manuel López Obrador. Si le gusta un proyecto de infraestructura, éste va porque va. Ahí está el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas. Si no le gusta un proyecto, se cancela, como el NAIM o la mina Los Cardones.

Es una presidencia impredecible porque puede decir una cosa un día y cambiar de opinión al siguiente. Fue el caso de la termoeléctrica de la Huexca, a la que nos referimos en este espacio la semana pasada, o el papel del Ejército en los trabajos de seguridad.

 

Columna completa en El Universal

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que será el próximo lunes cuando ofrezca un mensaje sobre los resultados de los primeros 100 días de su gobierno.

“El lunes próximo vamos a informar a todos los ciudadanos sobre el estado que guarda la administración pública, las acciones que se han tomado y lo que se va a seguir haciendo”, dijo el mandatario.

Detalló que el evento se llevará a cabo en Palacio Nacional, y dijo que pese al mensaje que ofrecerá, no se suspenderá la conferencia matutina.

La confirmación del que será su informe de los 100 días de labores, se da en el marco de que el periódico El Financiero publicara su más reciente encuesta sobre la aprobación que tiene el mandatario a 93 días de su gobierno.

Y es que, si bien conserva un gran apoyo (78%), el dato que llama la atención es que la tendencia de apoyo a AMLO ha cambiado. Desde diciembre pasado, la tendencia era al alta, pasando de 70% a 76% y a 86%. Ahora su aprobación cae 8 puntos respecto a la medición anterior.

 

Esta tarde, los titulares de las diferentes dependencias federales se dieron cita en Palacio Nacional, donde fueron convocados por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para hacer un balance de cara a los primeros 100 días de gobierno.

Según lo que trascendió, AMLO podría encabezar un informe el próximo 11 de marzo para dar a conocer los avances que se ha tenido desde que asumió el 1 de diciembre pasado.

López Obrador habría pedido a sus colaboradores cumplir con las metas de los 25 programas prioritarios, sobre todo en aquellos relacionados al combate a la corrupción; austeridad y eficacia.

A la reunión llegaron los miembros del gabinete legal y ampliado, y se prolongó por más de hora y media.

 

Carlos Bravo Regidor

1. El lopezobradorismo no es una coalición de izquierdas construyendo Estado. Tampoco es un movimiento popular convirtiéndose, desde el gobierno, en partido político. Es un liderazgo personal movilizando agravios, generando disrupción y concentrando poder.

2. La victoria de López Obrador fue resultado de la volatilidad del electorado mexicano. El lopezobradorismo tiene una base de alrededor de 15 millones de electores que se mantuvo más o menos constante durante doce años pero nunca le alcanzó para ganar. En la coyuntura del 2018, sin embargo, hubo otro tanto del electorado (que había votado por el PAN en 2006 y/o por el PRI en 2012) que terminó recalando en su candidatura. ¿Por qué? Por ser la alternativa de cambio más creíble tras el fiasco del gobierno de Peña Nieto y el desdibujamiento del PAN y el PRD como oposiciones. El colapso del tripartidismo de la transición no fue consecuencia sino causa de la victoria lopezobradorista. Dejó a tantos votantes disponibles para migrar hacia la opción que mejor supo representar su descontento que ahora ya no les queda, bien a bien, a dónde más irse.

3. Los partidos de oposición se han vuelto prácticamente irrelevantes. No solo porque perdieron muchos espacios de poder e influencia. Extraviaron, además, su voz. No tienen liderazgos, no tienen visión, no tienen credibilidad. Carecen de cualquier capacidad para aglutinar a una mayoría social, para interpelar con efectividad al gobierno, para producir un relato alternativo al de la “cuarta transformación”. Es difícil exagerar la magnitud y el significado de semejante desfondamiento. Sin un sistema de partidos que dote de sentido a la competencia por el poder y estabilice el conflicto político no hay, no puede haber, democracia que dure.

4. Tenemos un Presidente de poca gestión y mucha gesta. Que actúa pensando en mostrar determinación antes que en dar resultados. Más preocupado por el valor simbólico de sus políticas que por su relación costo/beneficio. Más empeñado en comunicar sus convicciones que en sustanciar sus decisiones. Lo suyo no son los pormenores técnicos de la administración sino la parafernalia épica de la transformación.

5. El creciente papel de las Fuerzas Armadas es el aspecto más desconcertante de estos meses. ¿Qué necesidad tenía el Presidente, luego de ganar con la fuerza que ganó, de empoderar de este modo al Ejército? ¿De encomendarle tantas responsabilidades que no le corresponden? ¿De desnaturalizarlo como una institución de Estado para convertirlo en una agencia multiusos del gobierno? Y, sobre todo, ¿a cambio de qué?

6. El combate a la corrupción se ha instrumentalizado más como arma política que como política pública. El Presidente lo usa para forzar negociaciones, para amenazar veladamente o estigmatizar en público a sus adversarios, para derrotar resistencias, antes que para aplicar la ley, proponer reformas o implementar programas que mejoren la transparencia, la fiscalización o la rendición de cuentas. La retórica anticorrupción es poderosísima. Las medidas concretas al respecto han sido, más bien, escasas y tímidas. La corrupción es una prioridad en el discurso, sin duda, pero no ha sido necesariamente una prioridad en el quehacer del gobierno.

7. Cambiar de Presidente no es cambiar de país. Hay un nuevo grupo en el poder, los mismos problemas estructurales de antes y altas expectativas, quizás, como nunca. Los seis meses de transición fueron eternos. Pero en sentido estricto López Obrador acaba de empezar. Si el sexenio fuera un partido de futbol, hoy estaríamos apenas rebasando el minuto tres. En su discurso inaugural en el Zócalo el Presidente dijo que no tenía derecho a fallar. Tiene, sin embargo, el deber de corregir cuando se equivoca. Y tiene, sobre todo, tiempo. La prisa es la madre del error.