Tag

acuerdo

Browsing

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcelo Ebrard ofreció un informe sobre la reunión que sostuvo este martes en La Casa Blanca con funcionarios de los Estados Unidos, en relación al acuerdo migratorio que se alcanzó en junio pasado.

Ebrard indicó que el primer dato que se presentó por parte de la delegación mexicana fue el correspondiente al flujo migratorio, el cual desde el mes de junio a la fecha, presenta una reducción del 58.7%. En el caso de personas provenientes de Centroamérica, dijo que la reducción es de 70.3%, mientras que en el caso de mexicanos es del 7.2%.

«El punto en el que nos encontrábamos en el mes de junio era de que había habido un incremento de más del 300 por ciento, y ahora estamos en un punto en donde ha habido una reducción del 58.7 por ciento, y en el caso de personas provenientes de Centroamérica o de otras regiones del mundo del 70 por ciento. Por lo tanto, consideramos que la estrategia migratoria de México ha sido exitosa», dijo el canciller.

Marcelo Ebrard detalló que lo que se expuso en la reunión es que la estrategia que está llevando a cabo México está centrada en el combate a las redes de tráfico de personas, además de que se han mejorado los servicios de inteligencia de distintas instituciones, y que las tareas de la Guardia Nacional se han llevado a cabo en apego a los derechos humanos y a las leyes mexicanas.

Añadió que otro punto que se  puso sobre la mesa fue el esfuerzo de México por crear 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Indicó que se hizo una revisión al promedio histórico de los flujos migratorios hacia Estados Unidos, el cual entre los años 2014 y 2019 fue en promedio de 23 mil 157 de nacionalidad principalmente de Centroamérica; en ese sentido adelantó, para el mes de octubre se estaría alcanzado dicha cifra.

Respecto a los compromisos que contrajo Estados Unidos, Ebrard señaló que a la fecha se han desembolsado 126 millones de dólares para microfinanciamiento a pequeñas y medianas empresas en el sur de México; se firmaron dos cartas de intención para proyectos de infraestructura en el sur del país por 800 millones de dólares y hay tres proyectos en proceso de integración ya muy avanzada por 330 millones de dólares.

Recordó que el compromiso de Estados Unidos fue el 18 de diciembre del año pasado que habría una inversión de dos mil millones de dólares.

Ebrard dijo que México puso sobre la mesa que el control de tráfico de armas en la frontera tiene la misma prioridad que para EUA tiene el tema de la migración.

En ese sentido informó que el 70% de los delitos que se cometen en México con armas están relacionados con compras en los Estados Unidos; es decir, se adquieren en el país vecino e ingresan a nuestro territorio.

«Se manifestó que el objetivo de México sería congelar el tráfico de armas en la frontera. Nuestro objetivo último no es nada más reducirlo, sino congelarlo, y para eso necesitamos la participación de las autoridades norteamericanas», precisó el funcionario.

Al respecto, informó que el pasado lunes 9 de septiembre se instaló el grupo binacional sobre tráfico de armas; que lo integran de la parte mexicana la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, la Marina, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Fiscalía General de la República.

Detalló que se acordó hacer una revisión mensual de los avances de dicha tarea (trafico de armas); para ello, México propuso operaciones para el control de armas en cinco puntos a lo largo de la frontera: San Diego, El Paso, Laredo, McAllen y Brownsville, pues dijo, el 41% de las armas involucradas en crímenes que se cometen en nuestro país y que fueron recuperadas proceden de Texas, el 19% de California y el 15% de Arizona.

«Consideramos que la reunión fue una reunión productiva y que estaremos muy pronto ya alcanzando los números en el flujo migratorio que han sido históricamente los que hemos observado en los últimos años; es decir, saldremos de una circunstancia de incremento mensual considerable y, por otro lado, eso nos va a abrir espacio para que México pueda avanzar y exigir que se congele el tráfico de armas, entre otras cosas», sostuvo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Finalmente, Ebrard confirmó que al término de la reunión pudo saludar al presidente Donald Trump, encuentro que describió como un «breve saludo, en donde externo que reconocía los esfuerzos que México está llevando a cabo y la importancia de lo que estamos planteando nosotros también en materia de armas».

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, señaló que las leyes secundarias de la Reforma Educativa podrían ser aprobadas a finales de septiembre, ya que aún se siguen construyendo los acuerdos necesarios para su aval.

«Teníamos hasta el 12 de septiembre, desafortunadamente no hemos logrado los acuerdos finales para que puedan transitar y ser aprobadas», dijo el legislador en un breve encuentro con la prensa.

Consideró que en la siguientes dos semanas se lograrían los consensos y sean avaladas la Ley General de Educación, la Ley de Carrera Magisterial y la Ley para el Sistema de Evaluación Continua.

En otro tema, el también presidente de la Junta de Coordinación Política informó que el análisis del Primer Informe de Gobierno iniciará el próximo 19 de septiembre con la comparecencia, ante el Pleno, del secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez; donde también realizará la presentación del Paquete Económico 2020.

Indicó que también se invitará a comparecer a los titulares de las secretarías de Educación; de Bienestar; de Salud; de Seguridad Pública y Protección Ciudadana; de Energía; de la Función Pública; y de Agricultura y Desarrollo Rural.

“Estamos organizando el calendario de comparecencias con motivo del primer informe del Presidente de la República, tenemos el acuerdo de que vamos a arrancar con la presentación del Paquete Económico y, además, la comparecencia del secretario de Hacienda el próximo 19 de septiembre en el pleno”, señaló.

El comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos, Mark Morgan, dijo este lunes que su país sigue discutiendo con México la posibilidad de un acuerdo de Tercer País Seguro para migrantes que buscan llegar a la frontera sur estadounidense.

El acuerdo, al que México se ha negado en repetidas oportunidades, supone que los solicitantes de asilo en Estados Unidos, que hayan pasado antes por otro país, deben pedirlo primero en esa nación, considerada «segura».

Morgan agregó que un acuerdo similar, firmado con Guatemala a fines de julio, aún no está finalizado y que la administración de Donald Trump también mantiene conversaciones con otros países en la región.

Al respecto, a través de sus redes sociales, el canciller Marcelo Ebrard reaccionó a las declaraciones del funcionario estadounidense.

Indicó que México no aceptará ser Tercer País Seguro, pues es un mandato del Presidente López Obrador, además de que hay un consenso con todas las fuerzas políticas en el Senado.

Recordemos que el viernes pasado, durante la mañanera del presidente, el canciller también consultado sobre si existía la posibilidad de que Estados Unidos insistiera en que México se convirtiera en Tercer País Seguro.

«Nosotros desde un principio les dijimos que eso es inaceptable para nuestro país, no lo vamos a hacer. El argumento nuestro fue:  Hay una estrategia propia mexicana que puede dar resultados y no estamos dispuestos a implementar ese Tercer País Seguro», respondió Ebrard.

En ese sentido dijo, México ha mostrado que tuvo la razón, pues resaltó que la estrategia mexicana está funcionando y que los números lo demostraban.

«Tienes una reducción en tres de más del 56 por ciento, evidentemente está funcionando, según cualquier estándar. No consideramos que el tercer país seguro sea aceptable para México y menos aún con los resultados que se tienen», enfatizó.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcerlo Ebrard fue consultado sobre si existe la posibilidad de que se ponga sobre la mesa de negociación con Estados Unidos que México se convierta en Tercer País Seguro.

Indicó que en efecto, la delegación estadounidense puso sobre la mesa en las reuniones de junio pasado que se firmase un acuerdo entre México y Estados Unidos de Tercer País Seguro, que en esencia lo que implicaría es que en México se procesen las solicitudes de asilo de cuanta persona llegue a su país por la frontera sur.

«Nosotros desde un principio les dijimos que eso es inaceptable para nuestro país, no lo vamos a hacer. El argumento nuestro fue:  Hay una estrategia propia mexicana que puede dar resultados y no estamos dispuestos a implementar ese Tercer País Seguro», respondió Ebrard.

En ese sentido dijo, México ha mostrado que tuvo la razón, pues dijo que la estrategia mexicana está funcionando y que los números lo demostraban. Indicó que los números se verifican diariamente entre ambas partes (México y Estados Unidos), por lo que descartó que las autoridades del país vecino pueda desestimar las cifras.

«Tienes una reducción en tres de más del 56 por ciento, evidentemente está funcionando, según cualquier estándar. No consideramos que el tercer país seguro sea aceptable para México y menos aún con los resultados que se tienen», enfatizó.

El canciller dijo que al consultar con el Senado de la República, a quienes les planteó una diplomacia de unidad nacional en dicho tema, le fue informado que la posición de todos los grupos parlamentarios que están representados en el Senado es que por ningún motivo aceptarían un tratado de Tercer País Seguro.

Y es que recordó que dicho acuerdo, al ser un tratado oficial, tendría que ser aprobado por el Senado.

Finalizó indicando que desconoce si el próximo martes que visitará La Casa Blanca se encuentre con dicho planteamiento. «Desconozco si sea uno de sus objetivos en esa reunión plantearlo, pero la respuesta nuestra ellos ya la conocen».

La buena noticia en el arreglo que anunciaron los empresarios y la Comisión Federal de Electricidad en el diferendo sobre los contratos de cinco de los siete gasoductos en conflicto es que se logró un acuerdo ganar-ganar.

Ganaron todos porque se evitó ir a un arbitraje internacional que sería costoso no solamente en términos monetarios, también de imagen para México como un país en el que los acuerdos no siempre se respetan, depende de quien esté en el gobierno.

Ganaron gobierno y empresas porque lograron mejorar a la baja las tarifas que le pagará la CFE a las empresas que construyeron los gasoductos, pero se extendió el periodo de los contratos. Así no se altera el valor del proyecto. En lugar de pagar una tarifa menor al principio y que fuera creciendo con el paso de los años para tomar en cuenta variables como la inflación, se acordó una tarifa constante, pero de mayor duración. Los contratos pasaron de ser de 20-25 años a 30-35 años.

Sigue pendiente saber qué va a ocurrir con los dos gasoductos de la empresa Fermaca (Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara y La Laguna-Aguascalientes). Fermaca se encuentra en un escenario distinto al que tienen los otros cinco gasoductos en cuestión y que construyeron IEnova, TC Energy y Carso. En el caso de éstas últimas empresas el capital para el gasoducto provino en parte de las propias empresas. Los dos gasoductos de Fermaca se hicieron con capital prestado y cualquier cambio a los contratos se debe hacer tomando en cuenta la postura de los bancos, es decir, el proceso de renegociación es más tardado.

La otra buena noticia es que los gasoductos se los quedan los privados. El presidente Andrés Manuel López Obrador estaba convencido de que el hecho de que los privados se quedaran con el gasoducto al concluir el periodo del contrato era un robo a México. Ahí el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, pudo explicarle al presidente López Obrador que lo que él pretendía era como pensar que si una persona renta un departamento por diez años, al final de la década el departamento pasa a ser de quien rentó el inmueble. Obvio no. El presidente entendió.

Fue justo la participación del presidente AMLO la que logró destrabar las negociaciones. Que pasaran de una discusión ideológica a una discusión en términos comerciales. Esto es una gran noticia que demuestra que si bien el presidente puede ser terco, como él mismo lo dice en varias mañaneras, a veces también puede escuchar y cambiar de opinión.

La mala noticia es que el titular de la CFE sigue siendo Manuel Bartlett. Él claramente no cree en los acuerdos público-privados en el sector energético. Añora los años en que México era

autosuficiente en producción de energía y no requería de particulares para proveer a la paraestatal. En esta nostalgia no toma en cuenta que, de entrada, la demanda por electricidad ha crecido exponencialmente en el mundo y México no es la excepción. Solamente tomando el consumo privado como ejemplo, no es lo mismo tener que conectar el despertador y unas cuántas lámparas, como hacíamos en los 80s, a todos los aparatos eléctricos que requieren conexión eléctrica ahora, desde el teléfono, las tabletas, computadoras y un largo etcétera.

Además, Bartlett, quien estudió en los años 60 Derecho Público en la Escuela de Derecho de la Universidad de París, creció con la idea de que el modelo energético francés de la otrora empresa cien por ciento estatal, Électricité de France (EDF), es el correcto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dio a conocer esta mañana en su conferencia de prensa,  que se logró un “muy buen acuerdo” con las empresas constructoras de gasoductos en el país, que permitirá un ahorro para la hacienda pública de 4 mil 500 millones de dólares en beneficio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Además del ahorro que representará, AMLO indicó que el acuerdo garantizará el abasto de gas y energía eléctrica en todo el país.

El mandatario sostuvo que con el acuerdo se garantiza el abasto de gas para la industria eléctrica, “para que no tengamos apagones en muchos años y para el fomento de la industria nacional; vamos a tener gas suficiente en México”.

Acompañado por el secretario de Hacienda, Arturo Herrera Gutiérrez, y el director de la CFE, Manuel Bartlett Díaz, el presidente agradeció la voluntad de los empresarios para llegar a un acuerdo mediante el diálogo, “poniendo por delante el interés nacional y considerando también el interés legítimo de las empresas”.

Reconoció que hubo diferencias con las compañías que estuvieron a punto de orillarlos a acudir a tribunales internacionales por los contratos que se suscribieron en la construcción de los gasoductos.

Con la presencia de Carlos Slim, presidente de Grupo Carso; Carlos Salazar, titular del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), y Antonio del Valle, dirigente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), López Obrador agradeció la respuesta al llamado que hizo a los empresarios para buscar un acuerdo.

Dijo que en este tema “se habían acordado condiciones que nosotros consideramos dañinas para la hacienda pública, y por eso se acudió a los dueños de las empresas, para que haciendo a un lado los compromisos legales, se llegara a un acuerdo en beneficio de todos”.

AMLO hizo un reconocimiento especial al presidente de Grupo Carso, Carlos Slim, por haber sido el primero en llegar a un acuerdo con la CFE, lo que “marcó la pauta para lograr los acuerdos”, al tiempo que destacó la intermediación de dirigentes del sector empresarial del país, quienes estuvieron en todos los encuentros que se llevaron a cabo.

“Ganamos porque se reduce el costo de las tarifas en el transporte del gas y esto va a repercutir en que se produzca energía eléctrica a menores costos y no aumenten las tarifas», remató el mandatario federal.

Este domingo, Estados Unidos y Japón alcanzaron un principio de acuerdo comercial que el presidente estadounidense Donald Trump y el primer ministro japonés dijeron esperaban firmar en Nueva York el próximo mes.

Si se finaliza, el acuerdo enfriaría una disputa comercial entre los dos aliados justo en momentos en que escala la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China.

El representante comercial estadounidense Robert Lighthizer dijo que el acuerdo cubría agricultura, aranceles industriales y comercio digital. Los aranceles del sector automotriz continuarían sin cambios.

Trump dijo que Japón había aceptado comprar el exceso de maíz con el que cuentan los productores de Estados Unidos como resultado de la pelea comercial entre Washington y Pekín. Abe se refirió a una potencial adquisición del maíz y dijo que sería manejada por el sector privado.

«Es una transacción muy grande y hemos acordado en principio. Es por miles de millones de dólares. Tremendo para los productores agrícolas», dijo Trump a los reporteros sobre el acuerdo durante un anuncio junto con Abe en el encuentro del G7 en Francia.

El líder japonés dijo que había trabajo por delante pero expresó optimismo de que se completaría para el momento de la Asamblea General de la ONU el próximo mes.

Lighthizer resaltó que Japón importa productos agrícolas de Estados Unidos por alrededor de 14 mil millones de dólares y dijo que el trato abriría mercados a más de 7 mil millones de dólares en productos.

En la edición de este viernes 16 de agosto del Diario Oficial de la Federación (DOF), se publicó el aviso mediante el cual se da a conocer el inicio del proceso de Liquidación del Partido Encuentro Social (PES), esto luego de perder su registro.
Raúl Martínez Delgadillo, interventor del Partido Encuentro Social (PES) quien fue nombrado por la Comisión de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), fue el encargado de indicar el procedimiento que se seguirá y los plazos que se tendrán que cumplir.
«Como consecuencia de la pérdida de registro del Partido Encuentro Social dictaminada en fecha 12 de septiembre de 2018 por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral mediante Resolución INE/CG1302/2018 publicada en el Diario Oficial de la Federación el 21 de septiembre de 2018 emitida en términos del artículo 95 de la Ley General de Partidos Políticos y confirmada por el TEPJF el 19 de marzo de 2019; se emite el siguiente AVISO DE LIQUIDACIÓN», señala el documento.
En el aviso, se recuerda que como resultado de la jornada electoral del pasado 1 de julio de 2018, los partidos políticos Nueva Alianza y Encuentro Social, no obtuvieron el porcentaje mínimo de la votación válida requerida para conservar su registro como Partidos Políticos Nacionales.
Detalla que el procedimiento de liquidación inicia formalmente con la publicación de dicho aviso en términos de la Ley General de Partidos Políticos y concluirá con la realización de la totalidad del patrimonio y la declaración que para tal efecto se realice en conjunto con el INE.
El interventor explicó que llevará a cabo el procedimiento de liquidación del partido a nivel nacional y en aquellos estados en los que haya obtenido su registro como partido político local y acreditado sus requisitos para fungir como tal, conservará su patrimonio como partido local.
En el acuerdo se establece un plazo de treinta días naturales para que el interventor rinda un informe final del cierre del procedimiento de liquidación del PES, en el que se detallarán las operaciones realizadas, las circunstancias relevantes del proceso y el destino final de los saldos. El informe será entregado a la Comisión de Fiscalización para su posterior remisión al Consejo general del INE.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló este viernes sobre las redadas masivas que ha anunciado el gobierno estadounidense empezarán este fin de semana en al menos 10 ciudades.

López Obrador dijo que en caso de que se concreten las redadas, México tiene mecanismos de protección para los connacionales.

“Pero no adelantar vísperas”, enfatizó AMLO, insistiendo en que la relación con el gobierno de Estados Unidos es buena.

Sobre la amenaza de Trump, recordó que se hizo un compromiso con Estados Unidos en materia migratoria, en el que se acordó hacer una evaluación de los resultados en un periodo de tres meses.

Al respecto, dijo que “no puede haber nada extraordinario, es decir, imprevisto como esto de la deportación masiva porque hay un acuerdo”.

Dijo que dicha evaluación se hará el próximo 10 de septiembre, sin embargo subrayó, el plan va muy bien y se están cumpliendo los compromisos, entre ellos, se está ayudando a los países centroamericanos.

En ese sentido, dijo que dentro de 10 días se reunirá con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en Chiapas.

Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se llegó a un acuerdo con los policías federales que protestaban por su integración a la Guardia Nacional.

«Ya se resolvió el asunto: va a continuar la selección para que los que lo deseen pasen a formar parte de la Guardia Nacional, siempre y cuando reúnan los requisitos, y los que no puedan participar van a tener otras ocupaciones, lo que hablábamos de la vigilancia en oficinas públicas y otras tareas, pero no se despide a nadie», explicó el presidente.

Las protestas de los elementos iniciaron desde el pasado miércoles, por la forma en que iban a ser integrados al cuerpo de seguridad promovido por el Gobierno y por la eliminación de algunas prestaciones, además de su antigüedad.

“En encuestas, mediciones, se manifestaba la inconformidad de la gente con la actitud de un grupo de la Policía Federal”, indicó el mandatario.

López Obrador agradeció el apoyo ciudadano, y agregó que por las acciones del grupo de policías inconformes no se puede descalificar a todos.

“No se vio bien sobre todo la agresión a mandos y la agresión a una mujer. Más la toma de carreteras, de calles, eso no fue bien visto”, agregó el mandatario.

Hasta 89 agentes de migración y aduanas de Estados Unidos serán enviados a Guatemala como parte de un acuerdo de dos años firmado a fines de mayo entre ambos países, para tratar de reducir los flujos migratorios que llegan al país.

El memorando de cooperación, firmado el 27 de mayo en Ciudad de Guatemala entre el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) y el ministerio de Gobernación del país centroamericano, pretende incrementar la seguridad fronteriza, contrarrestar la trata y tráfico ilícito de personas, el tráfico de drogas y el comercio ilegal de armas.

En una primera fase del plan, el que puede ser prorrogable, serán desplegados hasta 49 efectivos de aduanas y protección fronteriza (CBP) y de migración (ICE).

La segunda fase, que arranca esta semana, considera incrementar hasta a 89 agentes de CBP e ICE hasta fines de agosto.

En relación al tema, la prensa de Guatemala reportó que el secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Kevin McAleenan, dialogará con representantes de ese país, Honduras y El Salvador sobre propuestas como la aplicación de pruebas de ADN a migrantes en la frontera y la figura de tercer país seguro para los solicitantes de asilo.

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, indicó que McAleenan sostendrá conversaciones mañana miércoles con los delegados de los países del llamado ‘Triángulo Norte’, para afinar las estrategias a fin de combatir la migración indocumentada.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado, confió en que el Congreso de Estados Unidos ratifique el Tratado Comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pues indicó que con ese paso, no habría nuevas «amenazas” de imponer aranceles a nuestro país por parte del presidente Donald Trump.

“Si cobra vigencia el Tratado de Libre Comercio, el nuevo T-MEC con Estados Unidos y con Canadá, pues ya sería impensable que de repente el presidente Trump amenazara con tarifas comerciales unilaterales”, indicó Delgado Carrillo.

El también coordinador de la bancada de Morena, sostuvo que habrá un “lobby muy intenso” con los congresistas norteamericanos, quienes deben de terminar de convencerse de los beneficios del acuerdo comercial.

Detalló que se ha reunido con congresistas norteamericanos; tanto republicanos como demócratas, aunque son éstos últimos quienes han puesto alguna resistencia, mientras que los primeros lo impulsan, toda vez que es un convenio promovido por el mandatario estadounidense.

“Los demócratas no le quieren dar esta victoria política al presidente Trump, pero ante la amenaza de los aranceles, me parece que está cambiando un poco la perspectiva de los demócratas”, comentó.

Dijo que no se puede estar con esta incertidumbre de que de repente el presidente Donald Trump amenace con imponer aranceles y poner en riesgo no sólo la aprobación del T-MEC, sino muchos intereses y flujos comerciales que ya existen entre los tres países.

Ante el cuestionamiento de la prensa, Mario Delgado Carrillo, aseguró que la Guardia Nacional tiene la facultad para detener a personas indocumentadas en las fronteras norte y sur del país, para contener el flujo migratorio.

“Nosotros aprobamos en la ley de la Guardia Nacional sus facultades, entre las que se encuentra el ser auxiliar del Instituto Nacional de Migración (INM), tal como lo está desarrollando la Guardia Nacional. No está haciendo nada para lo cual no tenga permiso en la ley”, declaró el legislador en respuesta a los señalamientos que la oposición ha hecho en recientes días.

Rechazó que se le esté dando prioridad al tema migratorio sobre el de la seguridad del país que, dijo, es la principal tarea de la Guardia Nacional.

El presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, aseguró que no es conveniente que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, asuma todas las funciones en la negociación con Estados Unidos en materia migratoria.

Durante la comparecencia del canciller ante la Comisión Permanente, en el Senado de la República, advirtió que con el “abuso de funciones” se podría perder margen de maniobra y hacer nulas las decisiones sobre el acuerdo.

El morenista recordó que la ley otorga a la Secretaría de Gobernación la facultad de formular y dirigir la política migratoria, así como vigilar las fronteras del país y los puntos de entrada al mismo por tierra, mar o aire, garantizando en términos de la ley el libre tránsito, por lo que no conviene que el canciller absorba todas las funciones en este ámbito.

Muñoz Ledo cuestionó a Ebrard que se haya decidido enviar a la Guardia Nacional a la frontera sur del país para coadyuvar en el control de flujo migratorio, toda vez que México es la nación que más ha luchado por el libre tránsito de los migrantes y firmado tratados internacionales.

Ante los señalamientos, el canciller aseguró que solo cumple con la encomienda que le asignó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), respecto al acuerdo migratorio alcanzado con Estados Unidos. Incluso señaló que si por él fuera, estaría preparando su intervención en la próxima cumbre del G-20.

«Yo lo que estoy haciendo nada más, señor diputado, es cumplir mi responsabilidad con el Gobierno de la República y con el jefe de las instituciones, que es el presidente Andrés Manuel López Obrador. Si por mí fuera yo estaría en Osaka, preparando la cumbre del G-20», respondió Ebrard.