Tag

Aeropuerto

Browsing

Un juez federal falló a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y revocó una suspensión definitiva que impedía la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México.

De acuerdo con los primeros reportes, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa declaró procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva, con lo que quedó revocada.

«Es procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva (…) SEGUNDO.- Se revoca la suspensión definitiva otorgada”, indica el resolutivo.

El 4 de octubre, el titular del Juzgado Quinto de Distrito en materia Administrativa, Juan Carlos Guzmán Rosas, decidió esperar para dar a conocer si era procedente o no la petición de la Sedena para dejar sin efectos la suspensión definitiva concedida al colectivo #NoMásDerroches, que promovió el amparo para la construcción del aeropuerto.

Y aunque se concedió la revocación, aún permanecen vigentes otras 7 suspensiones definitivas, de los más de 140 amparos tramitados contra la obra; sin embargo, especialistas han advertido que el juez podría reiterar su criterio y revocarlas.

Recordemos que el colectivo #NoMásDerroches aclaró que la suspensión no obstaculizaba la operación de la Base Aérea Militar sino únicamente frena la construcción del aeropuerto, por lo que el argumento de «instalaciones estratégicas de la nación» no era aplicable.

Ante la posible revocación de las suspensiones definitivas otorgadas para frenar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el colectivo #NoMásDerroches informó que más de 1,000 ciudadanos presentaron ante el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México una petición exigiendo la “imparcialidad y aplicación irrestricta del Estado de Derecho”.

El colectivo indicó que a raíz de las  suspensiones que se concedieron a los amparos presentados, el gobierno federal decretó como Instalaciones Estratégicas todos los espacios, inmuebles, construcciones, equipo y demás bienes de la Secretaría de la Defensa Nacional (29 de agosto) y solicitó en juicio (3 de septiembre) la revocación de las suspensiones definitivas por considerar que el Proyecto de Aeropuerto Comercial es también una Instalación Estratégica.

Además dijo, se argumentó el peligro en que se pondría la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad nacional e impedir la aplicación del Plan DN-III-E.

Al respecto, dijo que este viernes, el Juez Quinto de Distrito, deberá tomar la decisión sobre la confirmación o suspensión de la revocación.

«Ante una decisión de tal trascendencia #NoMásDerroches reitera (…) no debe autorizarse la construcción de un aeropuerto internacional que no cuenta con los permisos y estudios suficientes en materia de seguridad aérea, viabilidad aeronáutica, financiera, cultural y ambiental. No hay evidencia alguna de que la suspensión de Santa Lucía entorpezca las actividades militares en la Base Aérea ni mucho menos la aplicación del Plan DN-III-E», señaló el colectivo.

Sostuvo que la revocación de la suspensión definitiva de los amparos «lesionaría gravemente» el derecho a un medio ambiente sano, la integridad y estabilidad de las personas que viven en las zonas aledañas a Santa Lucía, la vida y seguridad de los usuarios de las instalaciones aeroportuarias y cientos de miles de millones de pesos del erario.

Adicional afirmó que la suspensión generaría un precedente sumamente grave para la protección de los derechos fundamentales en México abriendo la puerta para que en futuras ocasiones se apele a la “seguridad nacional” con el fin de anular el derecho al amparo que tenemos los ciudadanos.

Algunos de los firmantes de la petición exigiendo imparcialidad en el caso de Santa Lucía son: Héctor Aguilar Camín, Federico Reyes Heroles, Jorge Castañeda Gutman, Denise Dresser, Luis de la Calle, la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, Catalina Pérez Correa y Rodrigo Soto Morales. A título personal firman José Mario de la Garza (presidente del Consejo General de la Abogacía Mexicana) y Ángel Junquera (presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados).

Prácticamente en todas las conferencias en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador se refiere al tema de la corrupción. Su combate; el barrer las escaleras de arriba para abajo; al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie…y un largo etcétera son el pan de cada día en su discurso.

Por eso debería sorprender su constante ataque a quienes, desde la sociedad civil, buscan lo mismo que él: acabar con la corrupción. O cuando menos, luchar vehementemente en su contra. En la Mañanera de ayer fue especialmente crítico con la Organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y contra su presidente, Claudio X. González.

Los acusó de haber solapado la corrupción en el pasado por haber defendido el proyecto del aeropuerto de Texcoco, el cual describió el presidente como “el saqueo más grande que se tenía preparado, que se iba a hacer al pueblo y a la nación; que iba a significar casi un billón de pesos. Iba a ser como un Fobaproa.”

Y agregó: “¿Qué hicieron [los de MCCI] si la corrupción estaba legalizada en la época en que ellos simulaban que la combatían? ¿Por qué no dijeron nada de que Salinas en 1994 modificó el Código Penal para que la corrupción no fuese delito grave? ¿No lo sabían ellos? ¿Cómo fue que crearon una asociación civil llamada Mexicanos Contra la Corrupción si nunca dijeron nada; nunca, de que la corrupción estaba legalizada porque no era delito grave?”

Por ello, el presidente cree que el verdadero nombre de la asociación debiera ser Mexicanos CON la Corrupción y la Impunidad. Y así lo declaró, generando risas entre los asistentes a su mañanera.

Este nuevo arrebato del presidente sorprende por varias razones. Primero que nada, porque a pesar de haber anunciado la cancelación del NAIM en Texcoco aduciendo esta corrupción, el gobierno no ha señalado absolutamente nada ni a nadie por estos actos. Simplemente ha dicho, pero nada ha demostrado.

Cuando empezó ese proyecto se hablaba de la enorme corrupción que lo envolvía. En mi caso quise investigar algunos de los ángulos señalados como infestados por la corrupción. Uno de ellos, el peaje que transportistas estaban obligados a pagar para que llegaran los materiales a la zona de construcción. Un peaje no regulado y que se señalaba iba a los bolsillos de lideres locales. Nunca encontré nada en concreto. No se puede señalar que hay corrupción si no hay pruebas. En el caso del presidente él decidió no solo señalar la corrupción del NAIM sino cancelarlo. A la fecha sigue diciendo que el tamaño del saqueo iba a ser de cerca de mil millones de pesos. Si tiene esa información, que persiga a los saqueadores. Se le va a aplaudir. Barrer las escaleras no es suficiente para acabar con la corrupción. También hace falta recoger la basura y ponerla en su lugar. ¿Quién está pagando una sola factura con la justicia por haber cometido un acto de corrupción en el proyecto del NAIM? A la fecha absolutamente nadie.

Lo segundo: el señalamiento de la modificación al Código Penal en 1994 no lo persiguió ni investigó MCCI porque la asociación nació 22 años después, en 2016. Y tercero: el que la corrupción no fuera delito grave no quiere decir que la corrupción estuviera legalizada. Hay delitos, como las infracciones de tránsito, que sin ser graves, no dejan de ser delitos perseguidos por la justicia.

 

Columna completa en El Universal

Esta mañana, desde Mérida, Yucatán, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que el Poder Judicial ya ha desechado algunos de los amparos interpuestos en contra del aeropuerto en Santa Lucía, pues no afecta el medio ambiente.

Además, dijo, pronto no habrá ningún obstáculo legal para construir la terminal aérea.

López Obrador aseguró que ya se tiene el proyecto, las autorizaciones de impacto ambiental, además de que “se están resolviendo los amparos y ya tenemos el dinero y no se va a requerir de inversión extranjera, se va a hacer con presupuesto público”.

AMLO reiteró que interponer amparos en contra del aeropuerto de Santa Lucía se convirtió en deporte nacional, e indicó que quienes lo hacen es meramente por razones políticas, «nada más por obstaculizar”.

Enfatizó que la obra se terminará en 2021 como se dijo desde que se decidió en la consulta por este proyecto.

Al respecto, López Obrador indicó que instruirá a los funcionarios de su gobierno para que no se detenga la construcción del Tren Maya, proyecto prioritario que generará  empleos y ayudará a reactivar la económica del sureste mexicano, además de que no provocará afectaciones.

En otro tema, López Obrador no descartó que se lleve a cabo una consulta en torno al tema de la legalización de algunas drogas, sobre todo las que son utilizadas con propósitos médicos y curativos.

El mandatario federal reconoció que podría haber “una reflexión colectiva sobre este tema de legalización de las drogas, sobre todo drogas curativas o para atención médica, no descarto eso”.

No obstante, dijo que por ahora se están aplicando otras políticas en asuntos relacionados con garantizar la paz y la seguridad en el país, pero consideró que la legalización “también es parte de la cadena para garantizar la seguridad”, como lo propuso ayer en esta ciudad, el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre los amparos que están vigentes y que están frenando la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

El mandatario indicó que los amparos se van a resolver pronto, pues no tienen razón de ser.

«Esto es un asunto de nuestros adversarios, es un capricho de Claudio X. González y su grupo, que son los que promueven esto. No estoy inventando nada, ellos mismos lo sostienen, están en su derecho de expresarse, de manifestarse, de oponerse, nada más que no tienen razón», dijo AMLO.

Incluso dijo, ya se han desechado algunos amparos por parte del Poder Judicial, pues no tienen fundamento. Los calificó como «propaganda» que solo busca retrasar la obra.

En ese sentido, el presidente dijo que había que reconocer la situación y llamarlo por su nombre: «sí nos están afectando, también hay que decirlo, para que cada quien asuma su responsabilidad, nos afectan porque nos demoran los trabajos de Santa Lucía y también de la rehabilitación del lago Nabor Carrillo»

Finalmente López Obrador reiteró que todas las estrategias que se tienen en contra de los proyectos del gobierno federal son resultado de que la oposición no se ha podido articular y están, «derrotados moralmente».

Policías federales inconformes con su traspaso a la Guardia Nacional anunciaron esta mañana su intención de manifestarse hoy en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Y aunque los elementos policiales comenzaron a reunirse al rededor de las 09:00 de la mañana en el Centro de Mando ubicado en Iztapalapa, para comenzar a movilizarse a la terminal aérea, la movilización no se concretó.

Sin embargo, cerca de este medio día, los elementos cumplieron su amenaza y procedieron al bloqueo de los carriles centrales del Circuito Interior, lo que ha afectado el ingreso a la terminal 1 del aeropuerto.

Sin embargo, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana llamó a los policías federales a no afectar a terceros con bloqueos de vialidades y a instalaciones sensibles.

A través de su cuenta de Twitter, la dependencia mencionó que permanece abierta al diálogo con los elementos federales inconformes y señaló que ningún policía de la corporación será cesado, además de que “cuentan con once opciones laborales para cambiar de adscripción y alternativas”.

La dependencia que encabeza Alfonso Durazo también pidió a los oficiales inconformes plantear sus inquietudes en un clima constructivo y de respeto.

“Hacemos un llamado a los compañeros policías federales a respetar los valores de la institución que representan, a no afectar a terceros con bloqueos de vialidades y a instalaciones sensibles y a plantear sus inquietudes en un clima constructivo y de respeto”, indicó la SSPC.

Al asistir a Palacio Nacional al Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espirú, aseguró estar contento con el balance dado a conocer por parte del presidente, así como de ser parte del equipo de la Cuarta Transformación.

Aprovechó para comentar sobre el aeropuerto de Santa Lucía, el cual ha sido retrasado debido a los amparos que se han presentado en contra del proyecto.

Jiménez Espriú estimó que a más tardar en un mes se resolverán todos los amparos. «Esperamos no más allá de un mes que se resuelvan todos los amparos”.

En entrevista con Notimex, el funcionario federal sostuvo que en la SCT están a la espera de que el poder judicial resuelva el tema de los amparos. Reprochó que el colectivo #NoMásDerroche, quien está detrás de los amparos, no haya intervenido con el despilfarro en el aeropuerto de Texcoco.

Acusó que lo que sucedía en el proyecto aeroportuario de Texcoco “sí era derroche opulento y ahí si no dijeron nada”.

Tal como lo señalara el presidente López Obrador (AMLO), Jiménez Espriú dijo que Claudio X. González es el empresario que está detrás toda la cargada contra el aeropuerto de Santa Lucía, un proyecto que describió como ponderado, austero y adecuado.

Al ser consultado sobre los amparos que se han presentado para detener el inicio de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que en unos días más el Poder Judicial resolvera sobre los recursos presentados masivamente.

López Obrador dijo que espera se resuelva en definitiva toda la parte legal relacionada al nuevo aeropuerto, pues su gobierno necesita trabajar para tener a tiempo el proyecto aeroportuario.

«Esta es la información que tengo y que se va a resolver pronto, se va a aplicar el principio de justicia pronta y expedita, porque se requiere, es un asunto de interés nacional, necesitamos construir ese aeropuerto», sostuvo el presidente.

Insistió en que hay una especie de sabotaje legal en contra de Santa Lucía con la promoción de amparos masivos, que lo único que buscan es que no se avance en unos de los compromisos que hizo. Acusó al conservadurismo de desgastar un derecho que para el ejercicio de las libertades: el amparo.

«No les importa porque el propósito es que fracasemos, que nos vaya mal, están obnubilados, fuera de quicio y no se dan cuenta que con esa actitud afectan el desarrollo del país», añadió AMLO.

Afirmó que al final de cuentas sus adversarios no lograrán su propósito, pues insistió en que defenderán todo lo que consideren bueno para el desarrollo de México, además de que les recordó que es alguien muy perseverante.

Dijo que quienes buscan ponerle el pie a su gobierno, además de corruptos son torpes, pues dijo que lo que quisieran es que cayeran en la provocación y lanzarse en contra del Poder Judicial para poder decir: ‘Ya ven, ahí está el autoritarismo’.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) adjudicó de manera directa el proyecto de diseño de la nueva terminal del aeropuerto de Santa Lucía a Francisco González Pulido, arquitecto radicado en Chicago con experiencia en aeropuertos en Asia, Europa y Estados Unidos.

González Pulido es un mexicano que entre otras obras ha trabajado en los aeropuertos de Bangkok, las expansiones de los de Chicago y Munich, y el estadio de beisbol de Los Diablos.

De acuerdo a una investigación de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), González Pulido colabora con el proyecto de Santa Lucía al ser invitado directamente para diseñar la terminal; con esto, se estaría modificando el proyecto presentado por el empresario José María Riobóo.

González Pulido es un arquitecto mexicano que dirige el despacho FGP Atelier con sede en Chicago y que en su momento concursó por la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y más tarde por el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco. La mayor parte de su obra arquitectónica está fuera del país, especialmente en Asia y Estados Unidos, una de ellas las Veer Towers en Las Vegas.

El arquitecto dijo a MCCI no poder dar detalles de su participación en el aeropuerto, pero confirmó que fue invitado por la Secretaría como asesor.

Sin embargo, la dependencia confirmó que González Pulido y las empresas ADPI y Nat Blue fueron invitados directamente por el gobierno federal, sin licitación, para participar en la obra, por su experiencia en aeropuertos. Y aunque no se conocen mayores detalles de las colaboraciones, se sabe que Nat Blue está haciendo los estudios de espacio aéreo e interconexión con el AICM y el aeropuerto de Toluca.

Recordemos que tras la cancelación del aeropuerto en Texcoco, el presidente Andrés Manuel López Obrador le encargó a la Secretaría de la Defensa la obra del nuevo aeropuerto.  El proyecto original y el único que hasta ahora se conoce fue elaborado por el amigo y asesor de campaña del presidente, José Mariá Riobóo.  Así fue presentado durante la transición de gobierno y así aparece en la página web de López Obrador. Los planos que Sedena ha presentado para tramitar permisos ambientales son muy similares al proyecto de Riobóo.

Además de esos planos, el gobierno federal ha revelado pocos detalles. En el sitio de Presidencia se publicó un listado de cualidades que deberá reunir el nuevo aeropuerto: austero en el diseño, eficiente y funcional, sustentable y positivo, fácil de construir, urbano y contextual, flexible y modular, inclusivo y seguro, y emblemático, atributos que González Pulido destaca sobre su propia obra.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este miércoles que ya se concluyó la liquidación con todas las empresas que tenían contratos en el aeropuerto de Texcoco.

«Ayer se terminó, se finiquitó ya el tema, todas las empresas y cumplimos con el compromiso que hicimos de hacernos cargo de bonos, de actuar con responsabilidad, de no afectar a ningún inversionista; y cumplimos también con el compromiso de no quedar a deber ni un peso a los constructores. Ya se terminó con eso», indicó AMLO.

Adelantó que en los próximos días el secretario de Comunicaciones y Transportes ofrecerá mayores detalles.

El mandatario añadió que se liquidaron cientos de contratos que se resolvieron sin acudir a instancias judiciales, en donde prevaleció un trabajo de conciliación, de mucho diálogo, y que representaron ahorros.

Sobre el tema de los aeropuertos, AMLO dijo que confía en que se resolverá el problema de la saturación del actual aeropuerto, además de que con el nuevo proyecto aeroportuario se van a ahorrar, en tres años, más de 100 mil millones de pesos.

En ese sentido dijo, se está creando el sistema aeroportuario de la Ciudad de México, que incluye la rehabilitación del actual aeropuerto, que no se va a cerrar y la rehabilitación del aeropuerto de Toluca, que se había dejado de usar y es un buen aeropuerto.

«Y lo tercero es que va el Aeropuerto Felipe Ángeles en la base aérea militar de Santa Lucía, va a pesar de la lluvia de amparos. Vamos a construir el aeropuerto de Santa Lucía», insistió AMLO.

Reiteró el aeropuerto de Santa Lucía se tendrá con menos dinero, con más calidad, además de que no se va a hundir ninguno de los aeropuertos, como se iba a hundir el de Texcoco.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre los amparos que s ehan presentado en contra de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Se le preguntó hasta dónde, jurídicamente, estaba dispuesto a esperar y permitir que se retrasara el inicio de la obra.

AMLO dijo que efectivamente eran muchos amparos que se han presentado, aunque reiteró que su gobierno actuará con legalidad.

Acusó que lo que quieren sus adversarios es «pararnos, que quedemos mal, que no se hagan las obras, que es un sabotaje legal».

Volvió a acusar que detrás de todas las maniobras legales en el caso de Santa Lucía, estaba Claudio X González, pues su hijo siempre ha tenido diferencias con el proyecto que encabeza. Insistió en que todo se debe a que Claudio X González papá fue asesor de Carlos Salinas, y desde entonces ha sido el dirigente de un grupo cercano a él.

Sobre la ruta que seguirá el proceso judicial, y si respetaría lo que determine la Corte, AMLO dijo que ya estaban viendo, desde la oficina de la presidencia, la parte legal; advirtió que ya se analiza otro recurso: poner por delante el interés de la nación.

Al preguntarle a qué se refería, AMLO dijo que en su momento se daría a conocer, aunque adelantó que podrían acudir a la facultad que tiene el Estado para poner a salvo el interés nacional.

AMLO insistió en que no puede un grupo de intereses creados detener el desarrollo del país, pues el desarrollo es lo primero que se tiene que defender.

Sobre si con todo el proceso legal que hay al respecto, van retrasados con el proyecto aeroportuario, López Obrador dijo que no había  dificultad pues estaban en tiempos, «va a haber el aeropuerto».

Finalizó indicando que todo el sabotaje se debe a que están dolidos sus adversarios, debido a que se les fue un «negocito de algunos billullos» y están utilizando todos los recursos de manera muy inmoral.

Los diputados del PRI solicitaron al gobierno federal informar sobre el proceso de compra de los terrenos requeridos para la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, y a dónde serán reubicados los propietarios de dichas tierras.

Los priístas llamaron a poner toda la atención a esta situación, ya que las poblaciones aledañas a la obra cuentan con altos niveles de marginación y las tierras de los ejidatarios son, muchas de las veces, su única fuente de empleo, ingreso y sustento familiar con la que cuentan.

Pidieron al gobierno federal pagar de manera justa por los terrenos y, sobre todo, se garanticen sus derechos fundamentales.

“Para nadie es sencillo abandonar su tierra y comenzar una nueva vida, por lo que es indispensable que las negociaciones para la compra de terrenos se realicen teniendo en cuenta el impacto social, laboral y económico que tendrá para los propietarios”, subrayó la bancada en un comunicado.

La bancada informó que con este objetivo, presentaron un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente, ya que, señalaron, el gobierno federal no ha dado respuestas al llamado.

En ese sentido, los diputados priistas reiteraron la importancia de que las autoridades informen si existen planes de reubicación para los pobladores y sus familias que ocupan actualmente los terrenos en cuestión, los lugares a donde serán ubicados y si se han negociado con los propietarios.

Remataron indicando que es necesario contar con información sobre el proceso de compra de los terrenos que pertenecen a las poblaciones aledañas que inicialmente contemplaba la adquisición de mil 286 hectáreas de terrenos, abarcando los municipios de Zumpango, Santa Ana Nextlalpan y Tecámac, en el Estado de México.

El Partido Acción Nacional (PAN) acusó al gobierno federal de que, por resentimiento político y prejuicios ideológicos, el gobierno federal decidió cancelar el aeropuerto internacional de Texcoco, con lo cual comenzaron los graves problemas económicos del país.

El vocero del PAN, Fernando Herrera Ávila, afirmó que en términos económicos, el recién anunciado programa para compensar los ingresos del gobierno, cerca de 120 mil millones de pesos, representa menos de la mitad de lo que se perdió a causa de una decisión irracional (cancelar el aeropuerto) que le costó al país, al menos, 270 mil millones de pesos.

Herrera Ávila subrayó que para dimensionar correctamente la magnitud del impacto causado por la cancelación del aeropuerto de Texcoco, “hay que tomar en cuenta que el empujoncito que promete la Secretaría de Hacienda para reactivar la economía nacional es de 455 mil millones, dinero que nadie sabe de dónde van a sacar”.

El panista señaló que si el gobierno realmente quisiera un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), lo único que tendría que hacer es corregir el error que dio origen a la paralización económica y reiniciar las obras del aeropuerto”.

Añadió que la cancelación de las obras del aeropuerto de Texcoco y otras medidas que le siguieron en materia energética, especialmente la decisión de construir la refinería de Dos Bocas y un plan de negocios de Pemex que a nadie convenció, mantienen un clima de incertidumbre en los mercados internacionales, lo cual afecta las inversiones en México.

Acusó que el gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recibió una economía creciendo al 2.5% anual y la “achicó” a sólo una décima de punto.


WordPress Lightbox Plugin