Tag

Aeropuerto

Browsing

Arqueólogos encontraron restos óseos de unos 60 mamuts en los predios donde se construye el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, en el Estado de México, lo que, aseguran, marca un hito científico en el país.

Las osamentas de estos gigantes mamíferos, que habrían vivido hace más de 14,000 años, fueron halladas en la base militar de Santa Lucía, donde se levanta una de las obras insignias del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Se trata del «hallazgo más grande de este tipo» en el país, declaró Pedro Sánchez, arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

«Nos permitirá tener una muestra muy importante para llevar a cabo muchos estudios en el mundo sobre estos mamíferos», añadió.

El acompañamiento que el INAH realiza desde abril de 2019 dejó en octubre pasado un primer hallazgo de huesos de unos 14 mamuts, que datan del pleistoceno.

«No suponíamos que era un número tan alto de osamentas (…), se están haciendo excavaciones pertinentes, muy cuidadas para poder recuperar estos vestigios», añadió el experto.

Detalló que casi todos los esqueletos son de la variedad columbi o mamut colombino. En la zona trabajan 31 arqueólogos y tres restauradores, quienes también han encontrado osamentas humanas, vasijas, obsidiana y otro tipo de fauna como bisontes y camellos.

«Estamos haciendo el trabajo (…) de ir armando la osamenta. Seguramente cuando acabemos el conteo tendremos más» mamuts, precisó; y adelantó que el INAH planea exponer los vestigios en una galería.

Restos de un mamut ya habían sido encontrados en la década de 1970 mientras se construía el metro de Ciudad de México.

Estos herbívoros que necesitaban gran cantidad de alimento encontraron en el entorno de los lagos de la cuenca de México un espacio idóneo para vivir, según los especialistas.

Con este nuevo hallazgo, la construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, no deja de estar marcada por la polémica y la crítica.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) resolvió que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) debe entregar la versión pública del Plan Maestro del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía.

Al presentar el caso ante el pleno, el comisionado presidente del INAI, Francisco Javier Acuña Llamas, señaló que la construcción del aeropuerto es un tema de interés público, sobre todo, por el monto del recurso erogado, que asciende aproximadamente a 189 mil millones de pesos, contando los pagos por abonos y empresas que se tuvieron que liquidar.

Y es que un particular solicitó el estudio de capacidad y niveles de servicios requerido por la Sedena para la construcción del aeropuerto civil/militar de Santa Lucía, como uno de los estudios de preinversión inscritos en la Cartera de Programas.

En respuesta, la Sedena reservó la información, argumentando que darla a conocer puede vulnerar la confidencialidad de la estructura y medios de seguridad interna y externa con la que contará la instalación del aeropuerto.

Inconforme con la reserva, el solicitante presentó un recurso de revisión ante el INAI y en alegatos, la Sedena reiteró su respuesta, informó el organismo.

Tras una diligencia, en la que el Instituto tuvo acceso a la información clasificada, el INAI precisó que el documento que atiende el requerimiento es el Plan Maestro con Estudio de Capacidad y Niveles de Servicio, el Sembrado de cada Componente del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (Lado Aire, Lado Tierra, Edificios Complementarios, etc.), de fecha 13 de septiembre de 2019.

En el análisis del caso, el comisionado presidente del INAI aseguró que llevó a cabo una búsqueda de información pública y advirtió que, en algún momento, un documento semejante al referido por la Sedena fue de dominio público, lo cual fue constatado por el organismo al resolver el recurso RRA 12981/19.

Bajo esta consideración, se concluyó que la reserva es improcedente, en razón de que la información contenida en ambos documentos es esencialmente la misma y ya estuvo disponible en una fuente de acceso público.

El pleno del organismo modificó la respuesta de la Sedena y le instruyó entregar versión pública del Plan Maestro con Estudio de Capacidad y Niveles de Servicio, el Sembrado de cada Componente del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó que el tren México-Toluca incrementara dos veces más su valor a lo proyectado cuando se presentó el proyecto, además de que denunció que la construcción del aeropuerto de Texcoco estaba controlada por un sindicato “influyente», vinculado a los funcionarios, al gobierno.

“En el caso de Texcoco había un sindicato que hacía los acarreos, tenía el control de las puertas donde estaban construyendo, cobraba dos o tres veces mas el costo de los materiales, pero no solo eso, como devastaban el cerro para llenar el lago, también el sindicato compraba los cerros y vendía la piedra para el relleno del lago», dijo AMLO.

El mandatario afirmó que ese modo de operar por parte del sindicato se realizaba bajo la connivencia de los funcionarios de gobierno involucrados en esta obra. Y como era muy influyente, pues estaba vinculado a funcionarios, al gobierno, el dinero público se derrochaba a manos llenas.

Recordó que en el caso del tren de Toluca, “se estimaron que iba a terminarse con 30 mil millones de pesos y se han ejercido 65 mil, y para construirlo faltan 20 mil millones, o sea va a costar 90 mil, puntualizó.

Durante su conferencia de prensa matutina, AMLO aprovechó para indicar que el gobierno federal financiará con recursos públicos la construcción del Tren Maya para no dejar deuda. Detalló que la licitación del Tren comenzará a nivel nacional e internacional en abril próximo.

“Aquí no va a quedar deuda, tenemos los recursos, se va a financiar con presupuesto público», garantizó el mandatario.

Solicitó a los participantes en la convocatoria que sean grandes empresas que tengan solvencia económica para no interrumpir la obra.

López Obrador dijo que quienes participen obtendrán un negocio con utilidades razonables, sin atracos y sin robos. Adicional, indicó que está pidiendo a los empresarios nacionales y extranjeras, honestidad, responsabilidad, cumplimiento en tiempo, en presupuesto, porque hay malos antecedentes. «Ahora la ventaja es que todo esto va a ser transparente y aquí vamos a ir viendo el desempeño de cada empresa, el ‘Quién es quién en la construcción'», expuso.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que durante su administración se concluirán todas las obras iniciadas como el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, la Refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

En conferencia de prensa indicó que la obra que llevará más tiempo será el Tren Maya, de la cual ya se están realizando las licitaciones de los tramos que cubrirán la ruta de este medio de transporte y para el cual se disponen de 35 mil millones de pesos para iniciarlo.

“Afortunadamente ya comenzaron con las licitaciones y espero que en este primer trimestre se otorguen los contratos para cinco tramos, de Escárcega, Campeche, Mérida, Valladolid, Tulum, Cancún. Van a quedar pendientes dos tramos para licitarse en Tulum-Kalakmul y Kalakmul-Escárcega», explicó el mandatario.

López Obrador añadió que para el Corredor Transístmico se harán parques industriales en Salina Cruz, Oaxaca, y Coatzacoalcos, Veracruz, y se asignarán los contratos de construcción.

“Ya se hicieron los estudios. Habrá carga de contenedores de puerto a puerto, con estaciones en el caso de la carga en los parques industriales para ensamblar mercancías, refirió en conferencia de prensa matutina.

Al preguntarle sobre el impacto ambiental por el Tren Maya, aseguró que a pesar de que se habla de posibles daños al medio ambiente con la construcción de esta obra, la mayoría de los habitantes de la zona están de acuerdo con el proyecto que «va aparejado del desarrollo de la región».

«No vamos a afectar a nadie, al contrario, esto va a ser para lograr el renacimiento del sureste», aseguró AMLO al tiempo en que enfatizó que en lugar de quitar árboles, de arrasar con el medio ambiente se reforestará y no se despojará a nadie de sus tierras.

El presidente agregó que con la construcción del Tren Maya se «llevará a cabo el seguimiento semanal y la empresa que incumpla, y no actúe con responsabilidad, se va a volver «famosísima, porque aquí la vamos a estar mencionando».

Al respecto, López Obrador aseguró que su gobierno tiene contemplado hacer entrega de todas las obras antes de que concluya su administración, “decidimos no iniciar obras que no se vayan a terminar».

Detalló que el 21 de marzo de 2022 concluirá la construcción del aeropuerto “Felipe Ángeles, en la base aérea de Santa Lucía, mientras que la refinería en Dos Bocas, Tabasco será terminada en tres años.

El aeropuerto internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía será inaugurado el 21 de marzo de 2022, indicó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al insistir en que la obra de Texcoco resultaba inviable por las condiciones del terreno y por su costo.

AMLO añadió que se están realizando obras en el actual aeropuerto de la Ciudad de México para su mejoramiento y pronto se resolverá la utilización completa del de Toluca.

“Estamos rehabilitando el actual aeropuerto, ampliando las salas, mejorándolo y estamos también por resolver la utilización completa el aeropuerto de Toluca para que se resuelva el problema lo más pronto posible de la saturación del aeropuerto de la Ciudad de México”, indicó el mandatario.

Explicó que los tiempos marcados para poner en servicio la obra del aeropuerto que se construye en la base militar Santa Lucía es en el año 2022.

“En Santa Lucía el aeropuerto lo vamos a inaugurar el 21 de marzo de 2022, y nos sobra decir que nos vamos a ahorrar más de 100 mil millones de pesos y se va a construir en suelo firme”, explicó López Obrador.

Añadió que las condiciones en que se lleva a cabo el actual aeropuerto reúnen los requisitos que se requieren, incluso será concluido mucho antes que el de Texcoco.

“Si hubiésemos continuado con el aeropuerto en Texcoco además del costo elevadísimo de 300 mil millones de pesos, además de que se iba a hundir, además de eso, si nos iba bien lo íbamos a terminar en 2025 (…) puedo probar lo que estoy diciendo”, puntualizó.

El presidente presentó el video semanal con los avances en la construcción del aeropuerto, en el que destaca el avance general de la obra de 2.29% a tan solo 81 días de haberse iniciado.

Indicó que hasta ahora se han utilizado 1,548 millones de pesos.

La Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México implementa un dispositivo de seguridad y vialidad ante la posible llegada de manifestantes a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional “Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM).

Ante ello, el Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad capitalina recomendó en su cuenta de Twitter @OVIALCDMX utilizar Anillo Periférico, Circuito Interior, Eje 1 Norte, y las avenidas Oceanía, 661 y 602 como opciones para evitar la zona.

De acuerdo con reportes en redes sociales, los elementos policíacos resguardan las inmediaciones de la terminal aérea capitalina, pues se prevé que en las próximas horas se manifiesten en el lugar elementos de la Policía Federal inconformes con su incorporación a la Guardia Nacional.

Recordemos que pese a las pláticas que han sostenido con las autoridades federales, y al compromiso de no afectar a la ciudadanía con cierres o bloqueos, elementos de la Policía Federal han recurrido en diversas ocasiones a bloquear los accesos al aeropuerto.

Los inconformes reclaman el pago de indemnizaciones, al oponerse a pasar a formar parte de las filas de la Guardia Nacional. Las autoridades por su parte se niegan al pago de éstas, pues afirman que no se pretende a despedir a nadie, y por el contrario, han ofrecido su transferencia a algunas otras corporaciones y tareas.

El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, indicó que «es un hecho» el proceso para el retiro de los Policías Federales que no desean seguir en instituciones del Estado y que éste sigue su curso en términos administrativos.

Ante la protesta de policías federales afuera del Aeropuerto capitalino en contra de su incorporación a la Guardia Nacional, el funcionario federal refrendó el llamado de las autoridades a no afectar a terceros y a seguir los conductos legales.

«El proceso para el retiro de los policías federales que no desean seguir en instituciones del Estado es un hecho y sigue su curso en términos administrativos. Reiteramos nuestro llamado a no afectar a terceros y a seguir los conductos legales», afirmó el funcionario vía redes sociales.

Por su parte el titular de la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, arribó al lugar donde ha entablado el diálogo con los policías que mantienen el bloqueo.

Durante las horas, se presentaron diversos enfrentamientos entre el contingente de la Policía Federal y los elementos de la policía, quienes al intentar replegarlos y liberar la vialidad, respondieron agrediendo a los uniformados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) abordó esta tarde, como es costumbre, un vuelo comercial con destino a Mérida, Yucatán; sin embargo, no imaginó la bienvenida que le daría el piloto de la aeronave.

“Le doy la bienvenida a nuestro querido presidente que nos acompaña el día de hoy, esperamos que se sienta a gusto, que disfrute el vuelo», dijo el piloto del vuelo 533 de Aeromexico.

Sin embargo, la polémica llegó cuando el piloto añadió: «ojalá lo podamos convencer de que haga el aeropuerto en Texcoco, si no es posible, pues ni modo verdad”.

Acto seguido, diversos pasajeros aplaudieron, en muestra de apoyo a la petición que se le hizo al mandatario.

Más tarde, y tras finalizar el vuelo, representes de los medios de comunicación que acompañaban al presidente a su gira, informaron que el piloto Rafael Bolio refirió que AMLO le externó su decisión de mantenerse firme en el proyecto de Santa Lucía.

De acuerdo a la más reciente encuesta publicada por Consulta Mitofsky, para solucionar la saturación que hoy sufre el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) la mejor opción es el proyecto que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) propuso en Santa Lucía.

50.7% indicó que la mejor opción es reacondicionar el actual aeropuerto capitalino junto al de Toluca, y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía. 36.9% indicó que la mejor opción hubiera sido continuar con el aeropuerto de Texcoco y cerrar el AICM.

Al respecto, se preguntó a los encuestados si estaban enterados sobre la decisión de AMLO de cancelar el proyecto de Texcoco. 96% dijo conocer la decisión del presidente, mientras que 4% dijo que no.

Al preguntar qué repercusión tendrá la construcción de un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México, el 69.6% de los consultados dijo que le beneficiará y sólo 5.7% indicó que le perjudicará. Sin embargo, habrá que considerar que Santa Lucía está ubicado en terrenos del Estado de México.

Según los resultados de la encuesta de Mitofsky, Santa Lucía recibe las mejores opiniones contra el proyecto de Texcoco: es considerada la opción más barata; la que se terminará más rápido; la más segura; la que menos afectará a la ecología y la que ayudará al desarrollo económico de México.

A un año de que se realizara la consulta en la que se decidió el destino de Texcoco y Santa Lucía, se preguntó si apoyarían la idea de que se retomara la construcción del NAIM o que se continúa con Santa Lucía: 54.1% apoyan el proyecto impulsado por AMLO, mientras que el 39.9% optarían por retomar Texcoco.

En su comparecencia ante las comisiones de Infraestructura y de Comunicaciones y Transportes de la Cámara de Diputados, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que su actuación en relación a la cancelación del aeropuerto de Texcoco es una absoluta convicción.

“Soy un colaborador del Presidente, pero no soy un colaborador incondicional, no hago lo que me dicen, sino que hago con lo que estoy convencido por el futuro de México. Podemos decir con la frente en alto y con absoluta seguridad y convicción que hemos hecho un bien a la nación con la cancelación de ese proyecto que no iba a terminar nunca y era un pozo sin fondo”.

Aclaró que la decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco no fue por la corrupción, “si ese fuera el motivo hubiéramos cancelado todas las obras, con todo respeto a esta soberanía. La corrupción no se tomó en cuenta para la cancelación de la obra”.

Recordó que el motivo de su cancelación fue porque el financiamiento era muy caro; además de que los trabajos que se hicieron fueron improvisados.

En cuanto al tema de seguridad del aérea, detalló que México dejó de ser un referente, “tuvimos incluso descalificaciones de los organismos internaciones por el abandono, encontramos un sector desprotegido, por lo que hemos creado una Agencia Federal de Aviación Civil, para atender este asunto”.

Sobre la capacidad de las terminales aeroportuarias que se tendrán con el plan que anunció el gobierno federal, mencionó que en su primera etapa Santa Lucía tendrá la capacidad de recibir a 20 millones de pasajeros, 50 millones el de la Ciudad de México y 12 millones el de Toluca.

“Estamos hablando de 70 millones de pasajeros, los mismos que se estimaban para la primera etapa del aeropuerto de Texcoco, pero el cual costaría 280 mil millones de pesos, según el último presupuesto”, dijo Jiménez Espriú.

Rechazó que haya quedado una deuda de 178 mil millones de pesos después de la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

Respecto al problema entre taxistas y conductores de aplicaciones digitales, Jiménez Espriú señaló que no algo es fácil de resolver, “porque hay intereses enormes, inversiones importantes y con el advenimiento de las nuevas tecnologías, se ha vuelto complicadísimo”. Acusó que dicho conflicto es una de esas herencias que recibieron.

El funcionario subrayó que la SCT no tendrá subejercicios, porque todo está comprometido. “En el ejercicio actual hay un presupuesto de 638 millones de pesos, y lo hemos ejercido ampliamente. Se han invertido 97 millones para atender 97 kilómetros en mal estado, y en todos los programas de la región de los Altos de Jalisco se concentraron 138.5 millones de pesos.

Adicional, enfatizó que la SCT privilegia la licitación pública sobre la adjudicación directa para el desarrollo de obras, por lo que aclaró, no tendrá “contratistas sexenales ni recomendados”.

Tras calificar el inicio de las obras del nuevo aeropuerto “General Felipe Ángeles en la Base Aérea Militar de Santa Lucía como históricas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que la terminal será inaugurada el 21 de marzo de 2022.

Con esta declaración, corrigió lo dicho en su conferencia mañanera de hoy, donde dijo que «iniciamos y vamos a cumplir para que en el 21 esté funcionando este nuevo aeropuerto».

En el evento, López Obrador activó una alarma sonora para ordenar el inicio de la obra, con maquinara y personal que trabajará a partir de este jueves y por dos años en la construcción de la nueva terminal que tendrá un costo total de 75 mil millones de pesos, más lo ya gastado en bonos y liquidación de empresas.

«Es un acto histórico porque se inicia la construcción de este aeropuerto, que es una obra importante y es el poder demostrar en los hechos que se pueden resolver los problemas con eficiencia, austeridad y honestidad», expuso el mandatario.

Durante su discurso, AMLO comprometió al director de la Escuela Militar de Ingenieros, quien fungirá como arquitecto constructor del proyecto del aeropuerto, Gustavo Ricardo Vallejo Suárez, a que la obra esté lista para ser inaugurada el 21 de marzo del 2022, ya que inicialmente se estaría inaugurando para el abril de 2022.

López Obrador reiteró que con el proyecto de Santa Lucía se privilegió el interés nacional por encima de los intereses personales.

“Aquí el aeropuerto va a costar menos. No podemos hacer obras faraónicas habiendo tantas necesidades en el país ya que el de Texcoco estaba presupuestado en 300 mil millones de pesos más los imprevistos. Es mucho mejor esta opción aun con el pago de bonos y la liquidación de empresas, en total se ejercerán 180 mil millones. Nos vamos ahorrar 120 mil millones de pesos», dijo AMLO.

Se comprometió a que, a pesar de ser una obra de seguridad nacional, se informará con transparencia el ejercicio de recursos. “No ocultaremos nada», subrayó.

Volvió a acusar que se emprendió una «especie de sabotaje legal», con los cerca de 140 amparos contra el proyecto, lo que dijo, llevó al gobierno a declarar la obra como de seguridad nacional para «aligerar» el proceso legal.

Un juez federal falló a favor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y revocó una suspensión definitiva que impedía la construcción del aeropuerto en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México.

De acuerdo con los primeros reportes, el juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa declaró procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva, con lo que quedó revocada.

«Es procedente y fundada la solicitud de modificación o revocación de la suspensión definitiva (…) SEGUNDO.- Se revoca la suspensión definitiva otorgada”, indica el resolutivo.

El 4 de octubre, el titular del Juzgado Quinto de Distrito en materia Administrativa, Juan Carlos Guzmán Rosas, decidió esperar para dar a conocer si era procedente o no la petición de la Sedena para dejar sin efectos la suspensión definitiva concedida al colectivo #NoMásDerroches, que promovió el amparo para la construcción del aeropuerto.

Y aunque se concedió la revocación, aún permanecen vigentes otras 7 suspensiones definitivas, de los más de 140 amparos tramitados contra la obra; sin embargo, especialistas han advertido que el juez podría reiterar su criterio y revocarlas.

Recordemos que el colectivo #NoMásDerroches aclaró que la suspensión no obstaculizaba la operación de la Base Aérea Militar sino únicamente frena la construcción del aeropuerto, por lo que el argumento de «instalaciones estratégicas de la nación» no era aplicable.

Ante la posible revocación de las suspensiones definitivas otorgadas para frenar la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, el colectivo #NoMásDerroches informó que más de 1,000 ciudadanos presentaron ante el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México una petición exigiendo la “imparcialidad y aplicación irrestricta del Estado de Derecho”.

El colectivo indicó que a raíz de las  suspensiones que se concedieron a los amparos presentados, el gobierno federal decretó como Instalaciones Estratégicas todos los espacios, inmuebles, construcciones, equipo y demás bienes de la Secretaría de la Defensa Nacional (29 de agosto) y solicitó en juicio (3 de septiembre) la revocación de las suspensiones definitivas por considerar que el Proyecto de Aeropuerto Comercial es también una Instalación Estratégica.

Además dijo, se argumentó el peligro en que se pondría la defensa, integridad y soberanía del país por no permitir el despliegue de tropas para atender la seguridad nacional e impedir la aplicación del Plan DN-III-E.

Al respecto, dijo que este viernes, el Juez Quinto de Distrito, deberá tomar la decisión sobre la confirmación o suspensión de la revocación.

«Ante una decisión de tal trascendencia #NoMásDerroches reitera (…) no debe autorizarse la construcción de un aeropuerto internacional que no cuenta con los permisos y estudios suficientes en materia de seguridad aérea, viabilidad aeronáutica, financiera, cultural y ambiental. No hay evidencia alguna de que la suspensión de Santa Lucía entorpezca las actividades militares en la Base Aérea ni mucho menos la aplicación del Plan DN-III-E», señaló el colectivo.

Sostuvo que la revocación de la suspensión definitiva de los amparos «lesionaría gravemente» el derecho a un medio ambiente sano, la integridad y estabilidad de las personas que viven en las zonas aledañas a Santa Lucía, la vida y seguridad de los usuarios de las instalaciones aeroportuarias y cientos de miles de millones de pesos del erario.

Adicional afirmó que la suspensión generaría un precedente sumamente grave para la protección de los derechos fundamentales en México abriendo la puerta para que en futuras ocasiones se apele a la “seguridad nacional” con el fin de anular el derecho al amparo que tenemos los ciudadanos.

Algunos de los firmantes de la petición exigiendo imparcialidad en el caso de Santa Lucía son: Héctor Aguilar Camín, Federico Reyes Heroles, Jorge Castañeda Gutman, Denise Dresser, Luis de la Calle, la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, Catalina Pérez Correa y Rodrigo Soto Morales. A título personal firman José Mario de la Garza (presidente del Consejo General de la Abogacía Mexicana) y Ángel Junquera (presidente del Ilustre y Nacional Colegio de Abogados).

Prácticamente en todas las conferencias en Palacio Nacional el presidente Andrés Manuel López Obrador se refiere al tema de la corrupción. Su combate; el barrer las escaleras de arriba para abajo; al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie…y un largo etcétera son el pan de cada día en su discurso.

Por eso debería sorprender su constante ataque a quienes, desde la sociedad civil, buscan lo mismo que él: acabar con la corrupción. O cuando menos, luchar vehementemente en su contra. En la Mañanera de ayer fue especialmente crítico con la Organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y contra su presidente, Claudio X. González.

Los acusó de haber solapado la corrupción en el pasado por haber defendido el proyecto del aeropuerto de Texcoco, el cual describió el presidente como “el saqueo más grande que se tenía preparado, que se iba a hacer al pueblo y a la nación; que iba a significar casi un billón de pesos. Iba a ser como un Fobaproa.”

Y agregó: “¿Qué hicieron [los de MCCI] si la corrupción estaba legalizada en la época en que ellos simulaban que la combatían? ¿Por qué no dijeron nada de que Salinas en 1994 modificó el Código Penal para que la corrupción no fuese delito grave? ¿No lo sabían ellos? ¿Cómo fue que crearon una asociación civil llamada Mexicanos Contra la Corrupción si nunca dijeron nada; nunca, de que la corrupción estaba legalizada porque no era delito grave?”

Por ello, el presidente cree que el verdadero nombre de la asociación debiera ser Mexicanos CON la Corrupción y la Impunidad. Y así lo declaró, generando risas entre los asistentes a su mañanera.

Este nuevo arrebato del presidente sorprende por varias razones. Primero que nada, porque a pesar de haber anunciado la cancelación del NAIM en Texcoco aduciendo esta corrupción, el gobierno no ha señalado absolutamente nada ni a nadie por estos actos. Simplemente ha dicho, pero nada ha demostrado.

Cuando empezó ese proyecto se hablaba de la enorme corrupción que lo envolvía. En mi caso quise investigar algunos de los ángulos señalados como infestados por la corrupción. Uno de ellos, el peaje que transportistas estaban obligados a pagar para que llegaran los materiales a la zona de construcción. Un peaje no regulado y que se señalaba iba a los bolsillos de lideres locales. Nunca encontré nada en concreto. No se puede señalar que hay corrupción si no hay pruebas. En el caso del presidente él decidió no solo señalar la corrupción del NAIM sino cancelarlo. A la fecha sigue diciendo que el tamaño del saqueo iba a ser de cerca de mil millones de pesos. Si tiene esa información, que persiga a los saqueadores. Se le va a aplaudir. Barrer las escaleras no es suficiente para acabar con la corrupción. También hace falta recoger la basura y ponerla en su lugar. ¿Quién está pagando una sola factura con la justicia por haber cometido un acto de corrupción en el proyecto del NAIM? A la fecha absolutamente nadie.

Lo segundo: el señalamiento de la modificación al Código Penal en 1994 no lo persiguió ni investigó MCCI porque la asociación nació 22 años después, en 2016. Y tercero: el que la corrupción no fuera delito grave no quiere decir que la corrupción estuviera legalizada. Hay delitos, como las infracciones de tránsito, que sin ser graves, no dejan de ser delitos perseguidos por la justicia.

 

Columna completa en El Universal

Esta mañana, desde Mérida, Yucatán, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que el Poder Judicial ya ha desechado algunos de los amparos interpuestos en contra del aeropuerto en Santa Lucía, pues no afecta el medio ambiente.

Además, dijo, pronto no habrá ningún obstáculo legal para construir la terminal aérea.

López Obrador aseguró que ya se tiene el proyecto, las autorizaciones de impacto ambiental, además de que “se están resolviendo los amparos y ya tenemos el dinero y no se va a requerir de inversión extranjera, se va a hacer con presupuesto público”.

AMLO reiteró que interponer amparos en contra del aeropuerto de Santa Lucía se convirtió en deporte nacional, e indicó que quienes lo hacen es meramente por razones políticas, «nada más por obstaculizar”.

Enfatizó que la obra se terminará en 2021 como se dijo desde que se decidió en la consulta por este proyecto.

Al respecto, López Obrador indicó que instruirá a los funcionarios de su gobierno para que no se detenga la construcción del Tren Maya, proyecto prioritario que generará  empleos y ayudará a reactivar la económica del sureste mexicano, además de que no provocará afectaciones.

En otro tema, López Obrador no descartó que se lleve a cabo una consulta en torno al tema de la legalización de algunas drogas, sobre todo las que son utilizadas con propósitos médicos y curativos.

El mandatario federal reconoció que podría haber “una reflexión colectiva sobre este tema de legalización de las drogas, sobre todo drogas curativas o para atención médica, no descarto eso”.

No obstante, dijo que por ahora se están aplicando otras políticas en asuntos relacionados con garantizar la paz y la seguridad en el país, pero consideró que la legalización “también es parte de la cadena para garantizar la seguridad”, como lo propuso ayer en esta ciudad, el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre los amparos que están vigentes y que están frenando la construcción del aeropuerto de Santa Lucía.

El mandatario indicó que los amparos se van a resolver pronto, pues no tienen razón de ser.

«Esto es un asunto de nuestros adversarios, es un capricho de Claudio X. González y su grupo, que son los que promueven esto. No estoy inventando nada, ellos mismos lo sostienen, están en su derecho de expresarse, de manifestarse, de oponerse, nada más que no tienen razón», dijo AMLO.

Incluso dijo, ya se han desechado algunos amparos por parte del Poder Judicial, pues no tienen fundamento. Los calificó como «propaganda» que solo busca retrasar la obra.

En ese sentido, el presidente dijo que había que reconocer la situación y llamarlo por su nombre: «sí nos están afectando, también hay que decirlo, para que cada quien asuma su responsabilidad, nos afectan porque nos demoran los trabajos de Santa Lucía y también de la rehabilitación del lago Nabor Carrillo»

Finalmente López Obrador reiteró que todas las estrategias que se tienen en contra de los proyectos del gobierno federal son resultado de que la oposición no se ha podido articular y están, «derrotados moralmente».