Tag

Ana Paula Ordorica

Browsing

La buena noticia en el arreglo que anunciaron los empresarios y la Comisión Federal de Electricidad en el diferendo sobre los contratos de cinco de los siete gasoductos en conflicto es que se logró un acuerdo ganar-ganar.

Ganaron todos porque se evitó ir a un arbitraje internacional que sería costoso no solamente en términos monetarios, también de imagen para México como un país en el que los acuerdos no siempre se respetan, depende de quien esté en el gobierno.

Ganaron gobierno y empresas porque lograron mejorar a la baja las tarifas que le pagará la CFE a las empresas que construyeron los gasoductos, pero se extendió el periodo de los contratos. Así no se altera el valor del proyecto. En lugar de pagar una tarifa menor al principio y que fuera creciendo con el paso de los años para tomar en cuenta variables como la inflación, se acordó una tarifa constante, pero de mayor duración. Los contratos pasaron de ser de 20-25 años a 30-35 años.

Sigue pendiente saber qué va a ocurrir con los dos gasoductos de la empresa Fermaca (Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara y La Laguna-Aguascalientes). Fermaca se encuentra en un escenario distinto al que tienen los otros cinco gasoductos en cuestión y que construyeron IEnova, TC Energy y Carso. En el caso de éstas últimas empresas el capital para el gasoducto provino en parte de las propias empresas. Los dos gasoductos de Fermaca se hicieron con capital prestado y cualquier cambio a los contratos se debe hacer tomando en cuenta la postura de los bancos, es decir, el proceso de renegociación es más tardado.

La otra buena noticia es que los gasoductos se los quedan los privados. El presidente Andrés Manuel López Obrador estaba convencido de que el hecho de que los privados se quedaran con el gasoducto al concluir el periodo del contrato era un robo a México. Ahí el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, pudo explicarle al presidente López Obrador que lo que él pretendía era como pensar que si una persona renta un departamento por diez años, al final de la década el departamento pasa a ser de quien rentó el inmueble. Obvio no. El presidente entendió.

Fue justo la participación del presidente AMLO la que logró destrabar las negociaciones. Que pasaran de una discusión ideológica a una discusión en términos comerciales. Esto es una gran noticia que demuestra que si bien el presidente puede ser terco, como él mismo lo dice en varias mañaneras, a veces también puede escuchar y cambiar de opinión.

La mala noticia es que el titular de la CFE sigue siendo Manuel Bartlett. Él claramente no cree en los acuerdos público-privados en el sector energético. Añora los años en que México era

autosuficiente en producción de energía y no requería de particulares para proveer a la paraestatal. En esta nostalgia no toma en cuenta que, de entrada, la demanda por electricidad ha crecido exponencialmente en el mundo y México no es la excepción. Solamente tomando el consumo privado como ejemplo, no es lo mismo tener que conectar el despertador y unas cuántas lámparas, como hacíamos en los 80s, a todos los aparatos eléctricos que requieren conexión eléctrica ahora, desde el teléfono, las tabletas, computadoras y un largo etcétera.

Además, Bartlett, quien estudió en los años 60 Derecho Público en la Escuela de Derecho de la Universidad de París, creció con la idea de que el modelo energético francés de la otrora empresa cien por ciento estatal, Électricité de France (EDF), es el correcto.

 

Señor Director:

En relación a la columna de la señora Ana Paula Ordorica del pasado miércoles 25, en la que hace mención de mi persona, me permito hacer las siguientes precisiones:

1.— Insiste en el hecho de que los inmuebles que en su momento donó el licenciado López Obrador a sus hijos, siguen apareciendo en el Registro Público de la Propiedad y que, por consiguiente, dichos inmuebles siguen perteneciendo a él; motivo por el cual debieron ser incluidos en su declaración 3de3.

Me parece relevante aclarar, dado que la señora Ordorica califica de ignorante a López Obrador, que de acuerdo con el Artículo 3008 del Código Civil de la CDMX: La inclusión de los actos o los contratos en el Registro Público de la  Propiedad tiene únicamente efectos declarativos, dicho por la Suprema Corte de Justicia: “El derecho de nuestra propiedad no se crea o se extingue a raíz de su inscripción en el mencionado registro, sino que aquélla sólo tiene el
objeto de dar publicidad a un derecho ya existente”.

Es notorio que Ordorica ignora el tipo de régimen registral que impera en la ciudad y los efectos que dicho régimen tiene en materia civil.

2.—En relación a lo que afirma acerca de la demanda interpuesta por López Obrador en contra del periódico The Wall Street Journal, me permito aclarar que dicho periódico decidió retractarse y nosotros retirar la demanda presentada.

3.— A la referencia que hace de mi conversación con el reportero Juan Montes de The Wall Street Journal, me es imperante aclarar que no es el lenguaje que suelo utilizar en mis conversaciones.

 

Julio Scherer Ibarra

 

Respuesta de la columnista

1.- Sin ser experta en la materia, ni aspirar a ello; pero sí una periodista profesional, me di a la tarea de leer el Código Civil para el Distrito Federal que cita el abogado Scherer y de su lectura, en particular del título segundo Del Registro Público, del capítulo II Disposiciones comunes de los documentos registrables se entiende en su contexto que “El Registro Público de la Propiedad tiene una naturaleza jurídica eminentemente administrativa, cuyo objeto es dar publicidad a los actos jurídicos que requieran surtir efectos contra terceros, para lo cual puede actuar por solicitud de quien tenga interés legítimo en el derecho que se va a inscribir o anotar, por el notario que haya autorizado la escritura de que se trate, o bien, por orden de cualquier autoridad judicial”.

Si hubiere citado también los artículos 3007 y 3010 se sumaría a criterio que “los documentos que no sean registrados solo producirán efecto entre las partes y no así ante terceros”; además de que “el derecho registrado se presume existente y que pertenece al titular en forma expresa del asiento respectivo”.

“Artículo 3007. Los documentos que conforme a este Código sean registrables y no se registren, no producirán efectos en perjuicio de tercero.”

“Artículo 3010. El derecho registrado se presume que existe y que pertenece a su titular en la forma expresada por el asiento respectivo. Se presume también que el titular de una inscripción de dominio o de posesión, tiene la posesión del inmueble inscrito.”

2. En relación a la demanda interpuesta por Andrés Manuel López Obrador, en contra de The Wall Street Journal, Scherer afirma que fue retirada cuando el diario se retractó de su nota publicada el 26 de septiembre de 2016. Esto es falso, como lo hizo notar el reportero del diario que escribió la nota Juan Montes, quien fue muy claro en decir que el 7 de noviembre de 2016 el diario decidió publicar una ampliación sobre la nota original que incluyera el hecho de que le habían presentado documentos demostrando que los títulos de los dos departamentos habían sido transferidos en un 50% a su hijo Andrés Manuel en 2005. Esto no fue una retractación ya que los departamentos no estaban en ese momento registrados a nombre de los hijos de López Obrador en el Registro Público, como continúan no estando hasta el momento de escribir mi artículo.

La demanda, según dicho del propio Montes, fue retirada después de un tiempo por la representación legal de Andrés Manuel López Obrador, desconociendo los motivos.

3. Sobre el lenguaje que suele utilizar el abogado Julio Scherer en sus conversaciones, solamente me remito a citar lo que el propio Juan Montes me comentó y autorizó que publicara. En mi opinión no veo porque habría de mentir sobre el tema dado su reconocido profesionalismo.

 

Ana Paula Ordorica M.

Arranca el 2018 y los temas nacionales serán las elecciones, la economía y la seguridad.

 

¿Cuáles son los retos en cada uno de estos rubros?

 

Elecciones: Las elecciones presidenciales, de nueve gubernaturas y varias alcaldías, para un total de 3 mil 326 cargos pondrán a prueba las instituciones electorales como el INE, el Tribunal Electoral y la FEPADE. A pesar de ser costosísimas, no han logrado abonar en la confianza ciudadana. Esto ha sido así por una serie de factores: desde que los partidos políticos aprueban reglas electorales que ellos mismos rompen una y otra vez – por ejemplo, al buscar remover antes de lo previsto a los consejeros electorales o procurar el reparto de cuotas partidistas en las instancias electorales; hasta que los propios políticos que compiten por un cargo rara vez reconocen cuando pierden y por ello las elecciones constantemente tienen que ser resueltas en tribunales. Es la judicialización de la política y esto será uno de los grandes retos en este 2018.

 

Economía: el panorama se antoja sumamente complicado. A las autoridades les encanta decir que se debe a factores externos, pero la realidad es que también y sobre todo son los factores internos los que no nos permiten un crecimiento adecuado. Si bien en lo externo está la amenaza de que la reforma fiscal de Trump recién aprobada haga más atractivo invertir en Estados Unidos y tendremos la constante amenaza de que Trump retire a su país del TLCAN de un twitazo, la verdad es que ambas situaciones nos hacen vulnerables porque llevamos tiempo sin hacer la tarea interna. Es decir, no tenemos instituciones sólidas y fuertes que den confianza a los inversionistas y tampoco hemos buscado hacer crecer nuestro mercado interno. Por lo anterior, México no puede hacerle frente a las bravuconas de Donald Trump como sí tiene la capacidad el otro socio del acuerdo que es Canadá. Encima de todo, tenemos que sumar la incertidumbre económica que generará el proceso electoral del julio. 2018 se antoja así muy complicado en el plano económico.

 

Seguridad: Cerró el 2017 como el más violento en los últimos 20 años. El Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó que hasta noviembre del 2017 hubo 23 mil 101 homicidios dolosos. Este número es superior a los 22 mil asesinados en 2011, año que hasta ahora había sido el más violento…

 

 

Columna completa en El Universal

En el marco de la conferencia «América del Norte en la Nueva Economía Global», Ana Paula Ordorica entrevistó al ex Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Lawrence Summers, quien afirmó que debemos restar importancia a las declaraciones de Donald Trump, por alarmantes que sean, esto luego de las recientes declaraciones de Trump sobre la posibilidad de abandonar el TLCAN una vez que se han comenzado las renegociaciones.

 

 

 

 

 

Foto: Archivo APO

 

Por @AnaPOrdorica

Estamos a menos de un mes de las elecciones en el Estado de México. Aun cuando no nos gusten las encuestas como indicador de lo que pueda ocurrir el día de la jornada electoral, son el único instrumento con el que contamos para conocer cómo avanzan las preferencias.

Tomando la más reciente publicada por EL UNIVERSAL y la de El Financiero (ambas del lunes de mayo) más Mitofsky (abril) las probabilidades apuntan a un triunfo del PRIísta Alfredo del Mazo, seguido muy de cerca por la candidata de Morena, Delfina Gómez. En un lejano tercer y cuarto lugar se encuentran los candidatos del PAN, Josefina Vázquez Mota y del PRD, Juan Zepeda.

Las condiciones parecen estar dadas para que ocurra el peor de los escenarios en la elección del Estado de México. Uno en el que gane Alfredo del Mazo por un muy pequeño porcentaje a Delfina Gómez de Morena. Esto llevará a Andrés Manuel López Obrador a descalificar a las instituciones electorales que marcarán un ambiente terrible de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Andrés Manuel López Obrador puede hacer que el escenario post electoral de 2006 se quede en pañales comparado con el que se le presentaría a partir de junio. Tendrá un año para estar descalificando la elección del Estado de México como un augurio de lo que ocurrirá en 2018.

AMLO venderá entre sus simpatizantes y la gente que está harta de la corrupción cínica del PRI y del PAN que, aun cuando es él la única opción que puede sacar al país adelante, la mafia del poder no le va a dar la oportunidad hacia 2018.

 

 

Columna completa en El Universal  / Foto: Especial

Por Ana Paula Ordorica

El Universal 

 

El reporte del Comité para la protección de Periodistas (CPJ) es devastador. Concluye que en México se matan a miles de periodistas porque el Estado es indiferente ante este acto y por la corrupción  rampante que lo permite. El castigo por asesinar a un periodista en México es que no hay castigo. No pasa nada.

 

Según el ranking del CPJ, México está en el 6º lugar de donde hay un mayor número de casos de asesinatos de periodistas sin resolver como porcentaje de la población. Nos ganan países como Sudán; le ganamos a países como Afganistán, Pakistán y Rusia.

 

El tema podría quedar circunscripto a ser solo del interés de periodistas y medios de comunicación, pero no debe, por dos razones. La primera es que, sin una prensa de investigación libre, el círculo vicioso para que la corrupción y la impunidad continúen e incluso aumenten es mayor. Si no puede salir a la luz, una historia sobre un grupo criminal o sobre un acto de corrupción de un funcionario público o sobre la colusión entre ambos actores, entonces vivimos en la penumbra.

 

La segunda razón es que esta conclusión  sobre el asesinato de periodistas se puede ampliar a cualquier ámbito y sobre casi cualquier delito en México. Desgraciadamente. Por más impuestos que se paguen; por más anuncios que hagan los políticos cuando están en busca del voto o una vez que asumen el encargo y que van de un evento al otro prometiendo el oro y el moro, es un hecho que actualmente no están pudiendo con el paquete.

 

 

Texto completo en El Universal / Foto: 


WordPress Lightbox Plugin