Tag

boeing

Browsing

Una de las grandes promesas de la campaña de Andrés Manuel López Obrador fue que vendería el avión presidencial que “ni Obama tenía”. Así lo repitió en varias ocasiones durante su campaña y, apenas llegó a la Presidencia, se ha rehusado a volar en él. Muy rápido, la Secretaría de la Defensa contactó a Boeing, la empresa que le arrendó el TP-01 a Banobras, para mandarle el avión de regreso para estacionarlo en uno de sus hangares, en lo que se vende.

Recordemos que este avión no es propiedad del gobierno federal aún porque el contrato entre Boeing y Banobras se firmó en noviembre de 2012 a un costo de 2 mil 952 millones de pesos que se deberían pagar en 15 años. Así, la factura del avión presidencial aún no es del gobierno mexicano, es de Boeing.

Pero aún sin ser dueño del avión, el presidente ha dicho que lo venderá y que el dinero del TP-01 lo destinará al Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica. En la Conferencia Mañanera del 12 de junio, el presidente dijo textual: “Acerca de cuánto nos va a costar este plan, decirles que tenemos presupuesto, lo dije ayer y lo repito, donde comen uno comen 10, 100 y un millón. Además, miren, ayer recibí el avalúo de la ONU sobre el avión presidencial, mínimo 150 millones de dólares y de ahí para arriba, me quedé con la duda de 130 o 150; pero este dinero saldría de lo que vamos a recibir del lujoso avión presidencial de nombre, como burla, José María Morelos y Pavón, el que buscaba que se acabara la opulencia, que se viviera en la justa medianía”.

Quizás valdría la pena que el presidente revise sus números… o, más bien, los números de los mexicanos, que somos quienes estamos financiando mediante nuestros impuestos el arrendamiento del hangar en el que está el avión presidencial y las mensualidades que se siguen pagando mientras el avión está estacionado en Victorville, California.

El contrato entre Boeing y la Sedena al que tuve acceso y que está firmado el 27 de diciembre del 2018 por el General de División Manuel de Jesús Hernández González, muestra que el primer año de tener el avión estacionado está costando $719 mil 321 dólares, solamente por el espacio y por la vigilancia del avión. Esto no incluye los daños que pueda sufrir el TP-01 que está estacionado a la intemperie y de cuyo deterioro no es responsable Boeing sino el gobierno mexicano.

¿Por qué se quiso enviar el avión a California a dejarlo estacionado a la intemperie en lugar de tenerlo igual, estacionado, en el hangar presidencial que se construyó específicamente para este TP-01? Quién sabe.

Pero este costo tampoco incluye arreglos extras ni partes que se le tengan que comprar al avión. Si se llega a requerir trabajos de alguna empresa o trabajador externo a Boeing, por ejemplo, el costo por día es de 2 mil 750 dólares más horas extras. Todo este costo le ha estado llegando al gobierno mexicano cada tres meses para que lo vaya liquidando puntualmente.

A este costo de tener estacionado el avión en California, que en el hangar presidencial de México sería cercano a cero, hay que sumarle los pagos mensuales que debe hacer Banobras que todavía debe liquidar poco más de 2 mil millones de pesos.

Así, entre los vuelos comerciales; las mensualidades de Banobras, y el costo de tener el avión estacionado, está saliendo bastante caro esto de vender el avión que ni Obama tuvo.

 

Columna completa en El Universal

El gigante estadounidense Boeing anunció este miércoles que pagará 100 millones de dólares a las comunidades y familias de las víctimas de dos accidentes de su avión 737 MAX, en los que murieron 346 personas.

«Estos fondos ayudarán a financiar la educación, los gastos diarios y las dificultades de las familias de las víctimas» y también «el desarrollo económico en las comunidades afectadas», dijo la empresa en un comunicado.

El constructor, ampliamente criticado por su manejo de las dos tragedias, describió la suma como una «inversión inicial» que se pagará a lo largo de «varios años».

Recordemos que el pasado 17 de junio, directivos de Boeing se disculparon con las aerolíneas y los familiares de las víctimas de los dos accidentes fatales ocurridos en su modelo 737 MAX en Indonesia y Etiopía.

“Lamentamos mucho la pérdida de vidas” en los choques de Lion Air en octubre y Ethiopian Airlines en marzo, dijo a la prensa Kevin McAllister, director general de aviación comercial de la empresa, durante el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París.

McAllister lamentó los trastornos que habían sufrido las aerolíneas cuando todos los aviones MAX quedaron confinados a tierra tras los accidentes, así como las molestias sufridas por los pasajeros que pensaban volar este verano.

Insistió en que la compañía trabaja a fondo para determinar qué falló, aunque no precisó cuándo podrían volver a volar los aviones afectados.

Este lunes, directivos de Boeing se disculparon con las aerolíneas y los familiares de las víctimas de los dos accidentes fatales ocurridos en su modelo 737 MAX en Indonesia y Etiopía, en un intento del fabricante estadounidense por recuperar la confianza de los reguladores, pilotos y pasajeros.

“Lamentamos mucho la pérdida de vidas” en los choques de Lion Air en octubre y Ethiopian Airlines en marzo, dijo a la prensa Kevin McAllister, director general de aviación comercial de la empresa, durante el Salón Internacional de la Aeronáutica y el Espacio de París.

En total, 346 personas murieron en los dos siniestros.

McAllister lamentó también los trastornos que habían sufrido las aerolíneas cuando todos los aviones MAX quedaron confinados a tierra tras los accidentes, así como las molestias sufridas por los pasajeros que pensaban volar este verano.

Insistió en que la compañía trabaja a fondo para determinar qué falló, aunque no precisó cuándo podrían volver a volar los aviones afectados.

Otros directivos de la compañía insistieron en la preocupación del fabricante por la seguridad y en expresar sus condolencias a las familias de las víctimas.

Hay varias investigaciones en marcha sobre lo ocurrido, aunque se sabe que los sensores que medían el ángulo fallaron en las dos aeronaves, alertando a un software de seguridad para que forzara el descenso del morro del avión y luego de eso, los pilotos no pudieron recuperar el control de los aviones.

Autoridades de Florida, en Estados Unidos, informaron que la noche de este viernes un avión comercial acabó en aguas poco profundas del río St. Johns luego de salir de la pista al momento del aterrizaje.

La Oficina del Sheriff de Jacksonville dijo en su cuenta de Twitter que el accidente fue en la Estación Naval Aérea (NAS) de esa ciudad de Florida -un aeropuerto militar-, y añadió que todas las personas se encuentran con vida.

La Oficina detalló que 21 adultos fueron trasladados a hospitales, pero se encuentran en buena condición sin lesiones de gravedad.

Un vocero de la NAS de Jacksonville confirmó a la cadena CNN que se trató de un Boeing 737.

Medios locales reportaron que el avión de Boeing llevaba consigo alrededor de 150 pasajeros, además de los miembros de la tripulación.

Los hechos en Florida tienen como protagonista a otro avión de Boeing, compañía que ha estado involucrada en dos accidentes fatales: uno en octubre de 2018, cuando un avión 737 MAX, operado por la aerolínea Lion Air, se estrelló en Indonesia y dejó 189 fallecidos; y otro en marzo de este año, en el que 159 personas perdieron la vida luego del accidente de otro 737 MAX operado por Ethiopian Airlines.

Autoridades aeronáuticas de decenas de países han prohibido que el modelo 737 MAX de Boeing, uno de los más nuevos de la firma, despegue hasta que haya certezas en su funcionamiento.

Los investigadores del accidente del Boeing 737 MAX en Etiopía, en el que murieron 157 personas, llegaron a la conclusión preliminar de que el sistema de vuelo automático se activó antes de que el avión se estrellara, publicó hoy el diario The Wall Street Journal citando a personas cercanas a la situación.

Los investigadores de seguridad estadounidenses han revisado información de las cajas negras del vuelo 302 de Ethiopian Airlines, dijeron a Reuters cuatro personas de la investigación. Se espera que un informe preliminar se publique la semana que viene, según funcionarios de Estados Unidos.

El avión se estrelló el 10 de marzo poco después de despegar desde Adís Abeba.

Los investigadores del accidente que protagonizó otro avión 737 MAX en octubre en Indonesia también se han centrado en este nuevo sistema de vuelo automático, llamado MCAS por sus siglas en inglés. Boeing dijo el miércoles que un arreglo del software evitaría otra falla del sistema, que se encuentra en el centro de las preocupaciones de seguridad aeroespaciales en este momento.

Los aviones 737 MAX de Boeing, con pedidos valorados por más de 500 mil millones de dólares, tienen una prohibición de despegar a nivel mundial emanada por la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y otros reguladores, aunque las aerolíneas aún están autorizadas a volar sin pasajeros para poder mover los aviones a otros aeropuertos.

El fabricante de aviones anunció que había desarrollado un paquete de entrenamiento que los pilotos del 737 MAX deben tomar antes de que se levante la prohibición mundial, sugiriendo, como lo hizo antes de los dos accidentes mortales, que esos pilotos no necesitan tiempo en los simuladores de vuelo para operar la aeronave de manera segura.

La cantidad y la calidad de la capacitación que Boeing y las aerolíneas proporcionaron a los pilotos de los 737 MAX es uno de los temas que se están analizando, ya que los investigadores intentan determinar las causas de los dos accidentes letales del 737 MAX en un periodo de cinco meses.

La investigación de los últimos minutos del vuelo 302 de Ethiopian Airlines se centraba este martes en los secretos contenidos en la grabadora de voz de la cabina.

Las voces del capitán Yared Getachew y del primer oficial Ahmednur Mohammed podrían revelar qué provocó el accidente del 10 de marzo del Boeing 737 MAX, cuya similitud con otro desastre que implicó al mismo modelo en Indonesia en octubre ha provocado una gran preocupación a nivel mundial.

En los dos desastres perdieron la vida 346 personas.

Los datos de las cajas negras fueron descargados en Francia, pero solo los expertos etíopes que lideran la pesquisa han escuchado el diálogo entre Getachew, de 29 años, y Mohammed, de 25. Los datos regresaron a Adís Abeba este martes, dijeron fuentes próximas a la investigación a la agencia Reuters.

Los expertos creen que el nuevo sistema automatizado de los aviones MAX de Boeing -cuyo cometido es estabilizar al aparato haciendo bajar el morro si detecta un ángulo de ataque demasiado pronunciado- podría haber desempeñado un papel en ambos siniestros, impidiendo que los pilotos pudieran retomar el control de las naves mientras se precipitaban.

Ambas tragedias ocurrieron minutos después del despegue, tras erráticos patrones de vuelo y una pérdida de control reportada por los pilotos. No obstante, cada accidente es una cadena única de factores humanos y técnicos, dijeron expertos.

El prestigio de Ethiopian Airlines, una de las firmas aeronáuticas más exitosas de África, y de Boeing, el mayor fabricante mundial de aviones y un gran exportador estadounidense, está en juego en la investigación.

Legisladores y expertos en seguridad están poniendo en duda el detalle con que los reguladores examinaron el modelo MAX y la calidad del entrenamiento de los pilotos en los nuevos sistemas. Por ahora, han sido inmovilizados los más de 300 aviones MAX en operación y las entregas de unos 5 mil más -valorados en mucho más de 500,000 millones de dólares- están pausadas.

Los primeros análisis de las cajas negras del accidente del avión de Ethiopian Airlines donde fallecieron 157 personas guarda «claras similitudes», con el siniestro de un aparato de Lion Air ocurrido en Indonesia en octubre del año pasado.

En ambos accidentes se vieron involucrados aviones Boeing 737 MAX 8 que se precipitaron contra el suelo minutos después del despegue, tras informar de problemas de control de vuelo. La preocupación por la seguridad del aparato llevó a las autoridades aeronáuticas de todo el mundo a inmovilizar ese modelo.

Los investigadores buscan determinar por qué la aeronave se precipitó al suelo poco después de despegar de Adís Abeba, y buscan posibles similitudes con el siniestro de Lion Air en octubre, en el cual fallecieron 189 personas.

De acuerdo con el portavoz del Ministerio de Transportes de Etiopía, Muse Yiheyis, en tres o cuatro días se dará una actualización del caso.

«Ocurrió lo mismo que con el indonesio. Hasta el momento hay claras similitudes entre los dos accidentes», dijo el funcionario a la agencia Reuters.

No queda claro cuántos de los cerca de mil 800 parámetros de datos de vuelo y dos horas de grabaciones de cabina que abarcan los 6 minutos del vuelo siniestrado y viajes anteriores, fueron tenidos en cuenta como parte del análisis preliminar etíope.

Una fuente en Etiopía que escuchó la grabación del control de tráfico aéreo de las comunicaciones del avión dijo que el vuelo 302 viajaba a una velocidad inusualmente alta tras despegar, antes de que el aparato reportara problemas y pidiera permiso para elevarse con rapidez.

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) anunció que México suspenderá «hasta nuevo aviso» las operaciones de los aviones Boeing modelo 737 MAX 8 y MAX 9.

La medida se tomó luego del accidente ocurrido en Etiopía el domingo, en el que murieron 157 personas.

«El Estado Mexicano ha tomado la decisión de suspender, hasta nuevo aviso, todas las operaciones de las aeronaves marca Boeing modelos 737 MAX 8 y 9, tanto para operaciones domésticas como internacionales», indicó la dependencia en un comunicado.

Cabe recordar que el lunes, Aeroméxico decidió dejar en tierra los seis equipos 737 MAX 8 que operaba en vuelos desde la Ciudad de México hacia Monterrey, Lima y Bogotá.

Tras el trágico accidente aéreo, diversas autoridades aeronáuticas del mundo, así como diferentes regiones y países, entre los que se encuentra la Unión Europea, Estados Unidos, Etiopía, China e Indonesia, han suspendido los vuelos con este modelo de aeronave de Boeing.

Además, la DGAC indicó que seguirá de cerca las investigaciones sobre el incidente aéreo.

«La autoridad Aeronáutica Mexicana estará atenta para dar seguimiento a las disposiciones técnicas que emitan tanto el fabricante como la Federal Aviation Administration (FAA), Autoridad Aeronáutica de Estados Unidos», se lee en el documento.

Este miércoles, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó suspender «inmediatamente» los vuelos de los aviones Boeing 737 MAX 8 y 9 tras el accidente del vuelo de Ethiopian Airlines ocurrido el domingo.

«Todos esos aviones serán inmovilizados de manera efectiva inmediatamente», dijo Trump a periodistas en la Casa Blanca.

El mandatario explicó que cualquier avión de ese tipo que esté actualmente volando llegará a su destino y ahí será inmovilizado «hasta nuevo aviso». «La seguridad del pueblo estadounidense, de todas las personas, es nuestra principal preocupación», subrayó Trump.

Estados Unidos era uno de los pocos países que todavía no había decidido inmovilizar su flota de aviones Boeing 737 MAX 8 tras el accidente del vuelo de Ethiopian Airlines en el que el pasado domingo murieron 157 personas, incluidos ocho estadounidenses.

Horas antes del anuncio de Trump, Canadá también decidió cesar la actividad de los aviones Boeing 737 MAX 8 y 9 producto «de nueva información recibida esta mañana».

La parálisis anunciada por Trump afectará a más de un centenar de aviones de este modelo de la compañía con sede en Chicago, Illinois, informaron medios locales.

El accidente en Etiopía f

Aerolíneas de China, Mongolia, Indonesia y Etiopía suspendieron este lunes los vuelos del Boeing 737 MAX 8 hasta que la empresa aeroespacial estadounidense encargada de su fabricación garantice la seguridad de las aeronaves.

La Administración de Aviación Civil de China (CAAC) ordenó a las aerolíneas suspender de manera inmediata sus operaciones con todos sus aviones Boeing 737 Max, ante las similitudes entre el siniestro ocurrido ayer en Etiopía y el de un avión del mismo modelo de la compañía indonesia Lion Air en octubre pasado.

El avión de Ethiopian Airlines que se estrelló este domingo en las afueras de Addis Abeba, minutos después de despegar, provocando la muerte de 157 personas, era un Boeing 737 Max, el mismo modelo del vuelo de Lion Air que cayó el 29 de octubre de 2018 en el mar de Java, tras partir de Yakarta, dejando 189 muertos.

“Los dos accidentes tuvieron como protagonistas aviones recién entregados Boeing 737 MAX 8, y ambos ocurrieron en la fase de despegue, por lo que comparten algunas similitudes, resaltó la CAAC en un comunicado difundido por la agencia de noticias Xinhua, en el que alega motivos de seguridad.

Estados Unidos anunció el envío de un equipo de ayuda e investigación para determinar las causas del siniestro del vuelo ET302 de Ethiopian Airlines, en el que murieron 149 pasajeros y ocho tripulantes, entre ellos ocho estadounidenses.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) dar a conocer el convenio suscrito con la empresa Boeing para el resguardo del avión presidencial hasta que éste sea vendido.

El Instituto indicó que conocer el convenio dará certeza a la población de las condiciones y costos acordados previos a su venta, ya que los mexicanos tienen el derecho a saber con claridad a qué se destinan los recursos públicos.

“Los ciudadanos entienden que el tema del avión es más que una decisión gubernamental común, es una medida con significado. Los ciudadanos quieren un gobierno que actué de manera austera y que sus resultados reflejen el principio de ahorro y austeridad. Para que la medida contenga el significado esperado no basta con los gestos y el discurso, solo la transparencia permitirá a las autoridades demostrar que realmente cumplen con estos principios”, sostuvo el comisionado Joel Salas Suárez.

Afirmó que la resolución se da en el marco de que la austeridad y la transparencia son tareas a las que el actual gobierno federal se ha comprometido, aunque dijo que la austeridad sin evidencia de ahorro no es más que una aspiración o el deseo de concretar una buena intención.

Los comisionados afirmaron que con la información pública se podrá poner una cifra clara y concreta de cuanto se ahorra al implementar medidas de austeridad como la venta del avión presidencial y utilizar vuelos comerciales.

La resolución llega luego de que dos particulares requirieran a la Sedena una copia del convenio firmado con la empresa aeronáutica; sin embargo la dependencia alegó que no encontró en sus archivo dicho convenio, por lo que el particular recurrió al INAI para acceder a la información. La otra solicitud se presentó ante la SHCP misma que se declaró incompetente para divulgar el convenio referido

 

Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, dijo que su equipo ya inició el contacto con la empresa aeronáutica Boeing para tratar la posible venta del avión presidencial, bautizado como «José María Morelos y Pavón».

En conferencia de prensa, donde estableció su agenda legislativa de reformas, AMLO señaló que la idea en torno a la aeronave es venderla y que no se pierda dinero.

«Se está buscando una relación con la Boeing para lo del avión presidencial. La idea es venderlo, no perder dinero, que se venda en lo que vale, pero no me voy a subir a ese avión», dijo AMLO.

En cuanto a la revisión del inventario de helicópteros y aviones adquiridos durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, el futuro mandatario dijo que se encuentra bajo revisión e informó la cancelación de una pretensión de compra de 8 helicópteros artillados para la Secretaría de Marina.

«Originalmente sabíamos que son 52 jets, que compraron 6 nuevos en este sexenio, con un valor aproximado de mil millones cada uno. Hay 118 helicópteros en inventario, compraron 6 nuevos con un valor de mil millones cada uno. Esa compra (los 8 helicópteros artillados) se va cancelar, porque no podemos hacer ese gasto», dijo.

WordPress Lightbox Plugin