Tag

Cierre

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador conmemoró sus primeros 100 días de Gobierno con el cierre definitivo del penal de Islas Marías y el traslado y liberación de reos.

Durante su conferencia de este lunes, el presidente señaló: “Escogí como un acto simbólico para conmemorar estos 100 días, el cierre del penal de las Islas Marías, ya se cumplió con el decreto, y ya se cerró esa cárcel y les vamos a presentar un video que da fe que ya fueron trasladado los reclusos y presos y un número importante liberados, ya esa cárcel que creo Porfirio Díaz para castigar a opositores del régimen autoritario, ya llegó a su fin”.

El mandatario se refirió al escritor y activista político José Revueltas, quien estuvo preso en dos ocasiones en las Islas Marías, lo que lo inspiró a escribir la novela ‘Muros de Agua’ que publicó por primera vez en 1941.

“Ya debe estar contento en donde se encuentre José Revueltas porque ya ese sitio, ese espacio, esas islas se convierten en campamentos para jóvenes que van a visitar las islas para conocer convivir y proteger la naturaleza. Se le va a dar una nueva orientación a las Islas Marías”, señaló

López Obrador señaló que el coordinador de penales federales, Francisco Garduño, fue el responsable de llevar a cabo la operación y aplicar la instrucción que se le dio y de poner en práctica el decreto correspondiente.

 

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó este viernes el cierre de cinco estaciones estaciones migratorias por carecer de las condiciones mínimas como albergue y provisión de servicios.

La Secretaría de Gobernación, de quien depende el INM, indicó que los centros que cerraron fueron: Morelia, Acapulco, Nogales, Tuxpan y Reynosa.

Afirmó que el cierre responde también a la nueva política migratoria del Gobierno de México, quien se ha comprometido con el respeto de los derechos humanos de las personas extranjeras que transitan por el país.

“El Instituto se renueva, modifica procedimientos existentes y desarrolla nuevas prácticas enfocadas a su modernización. Con ello, se avanza en el propósito de que alcance reconocimiento como un organismo de calidad mundial en servicios migratorios”, indicó la dependencia.

Este martes, un jefe militar regional dijo que se ordenó cerrar la zona fronteriza venezolana con las Antillas holandesas, desde donde la oposición venezolana espera la llegada de ayuda humanitaria acopiada en Curazao.

Con la decisión se suspenden los zarpes y vuelos desde y hacia las vecinas islas como Curazao, Aruba y Bonaire, ubicadas frente a las costas del estado Falcón, en el noroeste de Venezuela, dijo el vicealmirante Vladimir Quintero.

El funcionario no explicó las razones del cierre ni por cuánto tiempo se prolongaría.

Actualmente, los militares venezolanos mantienen bloqueado desde hace casi dos semanas el puente internacional Las Tienditas que enlaza la ciudad colombiana de Cúcuta y el poblado de Ureña, a unos 650 kilómetros al suroeste de Caracas.

En un sector aledaño a Las Tienditas se instaló un centro de acopio de ayuda humanitaria que habilitó el Gobierno de Colombia. Los otros tres centros están en un poblado del estado brasileño de Roraima, en la isla caribeña de Curazao y en Miami.

Para ingresar la ayuda, el líder opositor y autoproclamado presidente encargado, Juan Guaidó, dijo que la acción está prevista para el 23 de febrero, y que cuenta con el apoyo de más de 700 mil voluntarios, y confió en que los militares ignorarán las órdenes del presidente Nicolás Maduro de bloquearla.

Maduro, que cuenta con el apoyo de la cúpula militar, rechaza la entrada de alimentos y medicamentos procedentes mayoritariamente de Estados Unidos alegando que es “falso” que Venezuela esté en crisis

El cierre parcial de la administración estadounidense, que se extendió durante más de un mes, representó 11,000 millones de dólares menos para el PIB de su país.

Dicha cifra representa casi el doble de lo que el presidente Donald Trump necesitaba para el muro en la frontera con México, según un informe difundido este lunes por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO).

Sin embargo, el informe señala que gran parte de esa suma se compensará con la reactivación de las operaciones del gobierno y que las pérdidas serán sólo de 3,000 millones de dólares, equivalentes a un 0.02% del PIB, en el balance final.

La CBO advirtió, no obstante, que hay efectos subyacentes para empresas y trabajadores que son mucho más significativos. “Entre las personas que experimentan los efectos más amplios y más directos están los trabajadores federales que se enfrentan a compensaciones con retraso y las entidades del sector privado que perdieron negocios”, señala el documento.

La parálisis presupuestaria, que fue la más larga de la historia de Estados Unidos, afectó a unos 800,000 empleados públicos que tuvieron que trabajar sin paga, o que fueron licenciados sin goce de sueldo. El presidente Donald Trump accedió el viernes a terminar con el cierre parcial del gobierno, que se mantenía desde el 22 diciembre por su negativa a firmar el presupuesto.

Sin embargo el acuerdo del viernes no aleja del todo el fantasma de la crisis, ya que sólo otorga fondos al gobierno hasta el 15 de febrero. Trump declaró al The Wall Street Journal que las posibilidades de que los legisladores puedan alcanzar un acuerdo sobre seguridad fronteriza que él considere aceptable están por debajo del 50%.

 

Más estadounidenses piensan que el presidente Trump debería acordar poner fin al prolongado cierre parcial del gobierno sin financiamiento para el muro fronterizo de los que creen que los demócratas deberían ceder a las demandas del presidente, según un sondeo publicado este miércoles.

El sondeo de CBS News mostró que el 66 por ciento de los estadounidenses quiere que Trump acepte una legislación de gasto gubernamental sin fondos para el muro, en comparación con el 52 por ciento que desea que los demócratas en el Congreso acepten una medida que incluya financiamiento para la estructura.

El 43 por ciento de los estadounidenses apoya la negativa de los demócratas de financiar un muro fronterizo, según la encuesta, mientras que el 31 por ciento respalda la objeción de Trump ante cualquier propuesta que no contenga fondos para el muro.

La encuesta encontró que el 37 por ciento de los estadounidenses cree que es necesario un muro para asegurar la frontera de Estados Unidos con México de la inmigración ilegal, mientras que el 61 por ciento indicó que la frontera se puede asegurar sin la pared. Esas respuestas se dividieron en líneas partidistas, con el 78 por ciento de los republicanos diciendo que se necesita un muro y el 90 por ciento de los demócratas diciendo que no es necesario.

La demanda de fondos de Trump para su muro prometido durante mucho tiempo a lo largo de la frontera sur desencadenó un cierre parcial del gobierno que ya ha dejado a aproximadamente el 25 por ciento de las agencias federales cerradas durante 33 días y contando.

El Senado votará esta semana la propuesta del presidente para reabrir el gobierno, que incluye 5,700 millones para la construcción del muro, así como protecciones temporales para ciertos grupos de inmigrantes. El Senado también votará sobre una medida que financiaría al gobierno en febrero.

 

 

Con información de thehill.com

Miles de trabajadores federales estadounidenses protestaron hoy en diferentes ciudades de Estados Unidos para reclamar el fin del cierre de la Administración, que lleva 20 días parcialmente paralizada debido a las diferencias políticas entre el presidente  Donald Trump, y la oposición demócrata.

“Miles de estadounidenses que trabajan arduamente están siendo excluidos de sus puestos de trabajo por ninguna otra razón que la política del miedo. ¡Vergüenza de Senado! ¡Vergüenza de Casa Blanca!”, exclamó Richard Trumka, el presidente de AFL-CIO, la mayor plataforma sindical del país.

Varios centenares se concentraron hoy enfrente de La Casa Blanca para pedir a Trump que reabra la Administración, con pancartas en las que se podían leer mensajes como “Quiero volver a trabajar” o “Congreso: haz tu trabajo y así podemos hacer el nuestro”.

Otras ciudades, como Filadelfia (Pensilvania), Ogden (Utah) o Denver (Colorado), también fueron escenarios de diversas manifestaciones de sindicatos.

Para hacer frente a la suspensión de pagos, miles de empleados federales han decidido optar a los subsidios de desempleo, a pesar de que técnicamente sí tienen trabajo. Más de 4,700 trabajadores públicos se anotaron en las listas de desempleo en la última semana de diciembre.

De este modo, los empleados sí recibirán una compensación económica por estar oficialmente desempleados.

El Gobierno de Trump afronta desde el 22 de diciembre el cierre del 25% de la Administración, situación que afecta a unos 800,000 empleados que han dejado de percibir su salario.

 

Este miércoles, el presidente estadounidense, Donald Trump, insistió en que el muro con México es una “necesidad” y afirmó estar dispuesto a mantener el cierre parcial de la Administración “el tiempo que haga falta”.

“El muro es una necesidad. Todas las otras cosas, los sensores y los drones, son una maravilla, funcionan si tienes un muro. Si no tienes el muro, no importa. Un dron no va a parar a un millar de personas de atravesar la frontera”, afirmó Trump en un acto en la Casa Blanca.

El mandatario remarcó que “hay que dejar de lado la política y volver al sentido común”.

“Dicen que se trata de una solución medieval. Es cierto. Es medieval porque funcionó entonces y funciona incluso mejor ahora”, agregó el mandatario sobre su polémico proyecto fronterizo.

Minutos después, a su llegada al Capitolio para mantener conversaciones sobre este asunto, reiteró la necesidad de reforzar la “seguridad fronteriza”, y aseguró estar dispuesto a mantener el cierre parcial “el tiempo que haga falta”.

Trump realizó estas declaraciones antes de participar en un almuerzo con congresistas del partido republicano, y sostener más tarde un encuentro con jefes de la oposición demócrata en la Casa Blanca para tratar de desbloquear la situación.

Cabe recordar que ayer por la noche, el mandatario dirigió un mensaje televisivo al país desde el Despacho Oval, transmitido en horario de máxima audiencia, en el que denunció “una crisis humanitaria y de seguridad creciente” en la frontera sur de Estados Unidos que, según él, exige la creación del muro, para lo que solicita le sean aprobados 5,700 millones de dólares.

La oposición demócrata, que controla la Cámara de Representantes, ha insistido por su lado en que rechazará la entrega de fondos para la construcción del muro.

Los líderes demócratas del Congreso de EUA aseguraron que el presidente estadounidense, Donald Trump, con quién se reunieron este viernes por segunda vez esta semana, ha amenazado en ese encuentro con que el cierre de la Administración dure “meses o incluso años”.

“Le dijimos al presidente que necesitamos un Gobierno abierto, él se resistió. De hecho, dijo que mantendría la Administración cerrada durante mucho tiempo, meses o incluso años”, apuntó el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, a la salida del encuentro en la Casa Blanca.

Desde el pasado 22 de diciembre, la Administración entró en su tercer cierre parcial de este Gobierno luego de que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso llegó a un punto muerto a raíz de la exigencia Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5 mil millones de dólares para financiar el muro fronterizo.

La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, ha repetido en reiteradas ocasiones que no darán más fondos para la construcción del muro, pero apuntó hoy que los demócratas están “comprometidos” con la seguridad fronteriza.

“Estamos comprometidos con mantener nuestras fronteras seguras, pero podemos hacerlo mejor cuando el Gobierno esté abierto. Se lo hemos dejado claro al presidente”, indicó Pelosi a los periodistas al fin de la reunión.

“Hemos hecho algunos avances”, agregó la demócrata sin dar más detalles.

La Cámara Baja de Estados Unidos, liderada por Pelosi, aprobó ayer proyectos de financiación para poner fin al cierre parcial de la Administración que no incluyen recursos para el muro fronterizo y que pasarán ahora al Senado.

Con una votación 239 contra 192, los legisladores dieron su visto bueno a un proyecto de ley de gastos a corto plazo para financiar al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) hasta el 8 de febrero.

Otro conjunto de recursos destinados a seis agencias del Gobierno de Trump hasta el próximo 30 de noviembre fue aprobado con una votación de 241 contra 190.

Las iniciativas presumiblemente no serán aprobadas por el Senado, de mayoría republicana.

Luego de que este domingo, las operaciones en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México fueron suspendidas debido a la presencia de niebla desde las 5:50 hasta las 9:34 de la mañana, al menos 50 vuelos se vieron afectados.

A las 9:34 horas, el aeropuerto informó que las operaciones se habían reanudado en su totalidad, mientras que los despegues habían sido reanudados desde  las 9:10 de la mañana.

Al menos 50 vuelos de salida resultaron afectados en la Terminal 1 y 2 del aeropuerto capitalino, 20 fueron desviados a otros aeropuertos y 6 cancelados debido a la suspensión que se registró durante casi cuatro horas.

El vocero del AICM, Santiago Argüero, informó: “Tenemos un corte de 20 vuelos que fueron desviados, 50 vuelos demorados de salida y seis vuelos de salida cancelados, por lo que en el transcurso del día se harán los reacomodos pertinentes. Todo va en función del tiempo que estuvimos cerrados, si cerramos a las 06:00 de la mañana, tendremos un retraso de tres horas aproximadamente en el desarrollo de vuelos el día”, señaló el funcionario.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, informó esta tarde que canceló su viaje a Florida, en donde se disponía a pasar los días previos a las fiestas de navidad, debido al inminente cierre de gobierno.

A través de sus redes sociales compartió una imagen en el que se le ve en el despacho de la Oficina Oval, en La Casa Blanca, en donde dijo, firma muchos de proyectos de Ley. “Cancelé mi viaje en el Air Force One a Florida mientras esperamos a ver si los demócratas nos ayudarán a proteger la frontera sur del país”

Y es que a la media noche de este viernes, se vence el plazo para que firme un acuerdo de financiamiento que permita que el gobierno seguir funcionando durante las próximas semanas; el acuerdo no se ha concretado pues La Casa Blanca insiste en que el financiamiento deberá incluir los recursos necesarios para construir el muro fronterizo.

Al respecto, los demócratas han mantenido su oposición de brindarle a Trump una “victoria” al obtener los recursos para financiar su principal promesa de campaña.

El mensaje de Trump llega luego de que la Cámara de Representantes levantara la sesión de esta tarde sin un acuerdo sobre el presupuesto, lo que de acuerdo con varios legisladores, garantizaría un cierre parcial del gobierno.

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que hay pocas opciones de que un proyecto de financiación que incluye más de 5,000 millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera con México sea aprobado por el Senado.

Al respecto reconoció que es muy probable una paralización del Gobierno.

Y es que el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, aseguró que Trump no tenía los votos suficientes para aprobar el plan de los republicanos que contempla el pedido de recursos para su proyecto fronterizo.

El mandatario reiteró que los demócratas tienen la clave para impedir que esto suceda, incluso en su cuenta de Twitter publicó un mensaje en el que señaló a su oposición como los responsables del probable cierre de gobierno.

En declaraciones desde La Casa Blanca, Trump dijo que de una u otra forma, Estados Unidos tendrá su muro en la frontera sur, el cual según él, garantizará la seguridad del país.

Sostuvo que si el Senado no aprobaba el proyecto que se consiguió en la Cámara de Representantes, habría un “cierre parcial demócrata”.

 

La administración del presidente Donald Trump justificó hoy el cierre temporal de la Garita de San Ysidro bajo el argumento de que agencias de seguridad interna recibieron información de que miembros de una de las caravanas de migrantes buscaban irrumpir de manera masiva.

La Garita de San Ysidro, en la frontera Tijuana-San Diego, permaneció cerrada de las 03:15 a las 06:25 horas locales para instalar medidas de control fronterizo, incluido alambre de púas.

“Desde anoche empezamos a recibir información de olas potenciales de grupos de individuos que estaban comunicándose sobre una incursión a nuestros puertos de entrada, explicó un funcionario del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

El funcionario explicó que debido a que el gobierno de México contaba con la misma información, decidió desplegar algunos recursos a dos puertos de entrada en la Mesa de Otay y San Ysidro como medida de precaución.

La Garita de San Ysidro es uno de los puntos de cruce fronterizo más ocupados del mundo, con decenas de miles de traslados de vehículos diariamente entre Estados Unidos y México.

El cierre de la garita volvió a encender el enojo de los habitantes de Tijuana, quienes en los últimos días han protestado sobre la presencia de migrantes en su localidad.

Durante las marchas que se desarrollaron la tarde de ayer, indicaron que las medidas que el gobierno de Estado Unidos pudiera poner en marcha para controlar el acceso de los migrantes, en referencia a cierres en los puentes fronterizo, los afectaría a ellos directamente, pues el gobierno estadounidense no haría distinción entre los mexicanos que diariamente ingresan a su territorio, y los migrantes que arribaron y que intentarían cruzar de manera ilegal.

 

Más de la mitad de los estados en los Estados Unidos han cerrado las urnas como parte de las elecciones de medio mandato que celebra hoy el país

Los últimos en hacerlo han sido Alabama, Connecticut, Delaware, el Distrito de Columbia, Illinois, gran parte de Kansas, Maine, Maryland, Massachusetts, la mayor parte de Michigan, Misisipi, Misuri, Nueva Jersey, Oklahoma, Pensilvania, Rhode Island, parte de Dakota del Sur, Tennessee y la mayoría de Texas.

Poco antes lo hicieron Carolina del Norte, Ohio y Virginia Occidental. Los estados de Georgia, Nuevo Hampshire, Carolina del Sur, Vermont, Virginia y Florida también cerraron sus centros electorales, al igual que Kentucky e Indiana.

Los estadounidenses escogen a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, 35 de los 100 senadores y 36 gobernadores, así como miles de puestos locales y estatales en unos comicios que son considerados un “referéndum” al presidente del país, Donald Trump.

Florida y Georgia acaparan la atención por sus respectivas batallas a la gubernatura, así como por el escaño que tiene que defender el senador demócrata Bill Nelson en Florida, donde se enfrenta al ex gobernador republicano Rick Scott. En Georgia, la demócrata Stacey Abrams podría hacer historia si logra ganarle la gubernatura al republicano Brian Kemp, convirtiéndose así en la primera mujer negra en ostentar el más alto cargo ejecutivo estatal en Estados Unidos.

La atención también está puesta sobre la lucha por el escaño del Senado por Texas, donde compite el actual senador republicano Ted Cruz contra una de las estrellas emergentes del Partido Demócrata, Beto O’Rourke.

Ya se han confirmado resultados para un puñado de asientos tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, como es el caso del congresista republicano Hal Rogers, o el senador demócrata por Virginia y ex aspirante a la Vicepresidencia Tim Kaine. También destacan el triunfo de Bernie Sanders, ex rival de Hillary Clinton para hacerse de la nominación demócrata a la presidencia.

Uno de los triunfos más notorios hasta el momento es la de la demócrata Jennifer Wexton por el 10º distrito congresional de Virginia, donde ha vencido a la republicana Barbara Comstock, quien ostentaba el escaño, un resultado que según los analistas podría ser un buen augurio para los progresistas.

El republicano Charlie Baker también logró su reeleción como gobernador de Massachusetts al vencer al demócrata Jay Gonzalez.