Tag

ciudadanos

Browsing

Al participar en la Cumbre Mundial de Comunicación Política, el aspirante a candidato independiente a la Presidencia de la República, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”,  llamó a todos los mexicanos a tomar el control del país y a que sean ellos quienes propongan, participen y cuiden las decisiones del país. 

 

“La única manera de lograrlo es venciendo adversidades, no hay otra forma en el mundo. El mundo está despertando, no son los gobernantes los que cambian al mundo, no hay en ninguna parte del mundo que el gobernante haya cambiado a su país. Es la propia sociedad la que gobierna y en México está pasando eso, yo soy un ejemplo de ello”, indicó el gobernado con licencia de Nuevo León.

 

“El Bronco” reiteró que son los partidos políticos los que han evitado el progreso de los ciudadanos, y reiteró que por ello demostrará que es posible lograr hacer una elección sin el dinero de los mexicanos, ese que reciben los partidos.

 

El ex priísta aprovechó para criticar el proyecto de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien en las últimas semanas ha recibido el apoyo de diversos políticos, entre perredistas, panistas y de todos los partidos. “El Bronco” indicó que por esa razón, el partido del tabasqueño ya no se debería de llamar Morena  sino PRIeta.

 

“Hoy lo bauticé de nuevo, hoy Morena ya no se llama Morena, hoy se llama PRIeta. Se llenó de priistas, de los que él atacaba y hoy ya no es Morena, espero que no se me enoje, pero su partido hoy es PRIeta en lugar de Morena”.

 

Reiteró que a diferencia del morenista, él no no llamaría a ningún político, a ningún ex Gobernador, a ningún ex Alcalde, a ningún ex diputado, sino que se rodearía de puros expertos. “A un empresario para ser Secretario de Hacienda, al mejor doctor en el tema de obesidad infantil. Quitaría muchas Secretarías que son innecesarias, que solamente se gastan el dinero de los mexicanos, desaparecería todas las delegaciones federales y solamente le daría esa facultad a los Presidentes Municipales”, sostuvo el independiente.

 

Esta semana se difundió la encuesta de Consulta Mitofsky y difundida por El Economista, sobre la confianza en las instituciones del 2017. En el documento se refiere que las seis peores instituciones, en términos de nivel de confianza entre los ciudadanos son: los partidos con 4.4 puntos, sindicatos 4.6, los Diputados y la policía con 4.8 cada uno, la Presidencia con 4.9 puntos y los Senadores con 5 puntos.

 

 

Al medir 17 instituciones en una escala del 1 al 10, las Universidades se colocan como las mejores calificadas con 7.4 puntos, seguidas de la Iglesia con 7.1 y el Ejército con 7.0. De acuerdo a las cifras obtenidas, el nivel de confianza promedio fue de 5.9.

 

La medición revela que ocho instituciones mejoraron su calificación respecto a 2016: Universidades, Iglesia, Ejército, CNDH, medios de comunicación, empresarios, bancos y sindicatos; dos la mantuvieron: estaciones de radio y el INE; y siete disminuyeron: cadenas de televisión, SCJN, policía, Senadores, Presidencia, Diputados y partidos políticos.

 

Respecto a la categoría que las instituciones obtuvieron por sus calificaciones, tres fueron Alta: Universidades, Iglesia, Ejército; cinco en categoría media: CNDH, medios de comunicación, empresarios, estaciones de radio y bancos; mientras que en la categoría baja aparecen: INE, cadenas de televisión, SCJN, sindicatos, policía, Senadores, Presidencia, Diputados y partidos políticos.

 

La magistrada presidenta de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, aseguró que, en el proceso electoral de este año, las instituciones de justicia electoral tendrán la misión de garantizar los derechos político-electorales de  los ciudadanos, sin embargo serán estos quienes elegirán al próximo presidente de la República.

 

“Recordemos que las elecciones se deciden en las urnas, no en los tribunales, la deciden los ciudadanos, lo único que hace el juez electoral es resolver las controversias en torno a las elecciones, no decidir quién gobernará”, reiteró Otálora Malassis.

 

La magistrada presidenta del TEPJF subrayó que las autoridades electorales se mantendrán “imparciales y neutrales y estarán por encima de las disputas políticas, actuando siempre con apego a la ley”.

 

La funcionaria electoral reconoció que el panorama que se avecina en este proceso electoral de 2018 “estará lleno de grandes desafíos, que pondrán a prueba a las instituciones electorales de la República”.

 

La Comisión Política Permanente del Consejo Político Nacional del PRI aprobó en sesión extraordinaria la solicitud de candidatura de 10 ciudadanos sin militancia en el partido para competir por un cargo de elección popular en la elección de este año.

 

Los ciudadanos a los que se les avaló su candidatura fueron:

  • Carlos Armando Girón Gutiérrez. Medallista olímpico
  • Jorge Agustín Zepeda Cruz. Ex diputado del DF con el PRD en 2012
  • Silvia Esther Pérez Ceballos. Ex diputada federal por el PAN en 2009
  • Sandra Patricia Palacios Medina. Colaboradora priísta en Nuevo León
  • Luis Toussaint Elosua. Ex colaborador de Arca Continental (Coca Cola)
  • Luis Antonio Mahbub Sarquís. Empresario de San Luis Potosí
  • José Luis Oliva Cano. Empresario de Veracruz a quien se le relaciona con Javier Duarte
  • Fernando Baños Sánchez. Ex regidor del PRI en Coatzacoalcos, Veracruz
  • Mane Tamher Chahín. Ex presidente de la Asociación de Industriales de Veracruz
  • Alejandro Turrent Silva. Ex presidente de la Asociación Mexicana de Fabricantes de Puros.

 

El PRI indicó que con el aval, los ciudadanos podrán participar en calidad de simpatizantes en los procesos internos de selección y postulación de candidaturas a legisladores federales en la Ciudad de México, Nuevo León, San Luis Potosí y Veracruz, aunque no definió los puestos por los que competirán cada uno.

 

Adicional la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI amplió el plazo para la recepción de más solicitudes de militantes y simpatizantes que aspiren a contender por otros cargos, teniendo como fecha fecha límite el próximo 28 de enero de 2018.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO

Tal como sucedió con la precandidatura de José Antonio Meade a la Presidencia de la República, el PRI aseguró que esta tarde analizará la candidatura de siete ciudadanos no militantes al proceso electoral de legisladores federales.

 

La dirigencia nacional del partido informó que la Comisión Política Permanente del Consejo Político Nacional convocó a una sesión extraordinaria para esta tarde, con el propósito de analizar, y en su caso aprobar las solicitudes recibidas.

 

Señaló que se trata de solicitudes, “de siete mujeres, jóvenes y hombres que solicitan representar al PRI con candidaturas para diputaciones federales y uno para el Senado de la República”. En caso de aprobarse, el tricolor sumaría ocho candidaturas ciudadanas incluyendo la del ex titular de Hacienda.

 

Según los estatutos del partido, cuando ciudadanos no militantes desean ser postulados para un cargo, es necesario que manifestaran por escrito su intención, además de que deben contar con buena fama pública y ser competitivos.

 

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó por primera vez un caso de turismo electoral, y fue en contra del PRI. El turismo electoral se refiere al cambio de domicilio en la credencial de elector con la intención de participar en una elección que no es la que corresponde, lo que representa una ventaja indebida en favor de algún partido político o candidato.

 

Según el INE, el Registro Federal de Electores (RFE) documentó y comprobó que el PRI incurrió en la omisión de no prevenir o evitar que diversos ciudadanos fueran trasladados, inducidos o instigados para que realizaran en 2013 su trámite de cambio de domicilio ante el RFE de Yucatán a Quintana Roo, con el propósito de obtener la credencial para votar, proporcionando un domicilio donde no residían.

 

En la resolución se señaló a Juana Margarita y Miguel Arcángel, presunto responsables de promover o inducir a los ciudadanos a realizar el trámite de cambio de domicilio ante el RFE de Yucatán a Quinta Roo, con 3 mil 238 y 32 mil 380 pesos, respectivamente.

 

Asimismo, las consejeras y consejeros electorales determinaron sancionar al PRI con una multa equivalente a 323 mil 700 pesos y se impuso una amonestación pública a los 467 ciudadanos que cambiaron de domicilio, además de que se informó del caso a la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE).

 

Hace algunos años, el PRI que dominó la política nacional durante años, anunció lo que denominó “El Nuevo PRI”, ese que quedó inmortalizado en aquella famosa foto de Enrique Peña Nieto y los entonces gobernadores entre los que se encontraban Borge, Duarte y demás…

 

Ese nuevo PRI resultó decepcionante, corregido y aumentado al PRI anterior en materia de corrupción, ahora nos presenta al PRI Ciudadano, del cual José Antonio Meade es su mejor oferta. Meade tiene credenciales en el servicio público intachables, pero esas credenciales no son a prueba de todo ni de todos…

 

 

De visita por Nuevo León, José Antonio Meade afirmó que la decisión del PRI, por abrir sus candidaturas a los no militantes, fue una solución inteligente y moderna para enfrentar el fenómeno de la desconfianza entre partido y ciudadano, gobierno y sociedad.

 

Meade aseguró que “lo que vemos en cambio, es que el único partido que escogió esa solución fue el PRI al abrirse a invitar y oxigenar las propuestas para construirlas con la sociedad, y es un espacio de oportunidad que enriquece a las dos partes, a la sociedad y al partido”.

 

Recordemos que el llamado Frente Ciudadano por México, que prometía apoyarse de la ciudadanía y que abriría su candidatura a esta posibilidad, eligió a Ricardo Anaya como abanderado luego de registrar la coalición ante la autoridad local con el nombre “Por México al Frente”. Mientras que Morena decidió ir con su fundador Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

 

En su encuentro con militantes priístas, el ex titular de hacien da fue cuestionado por miembros de la comunidad LGBT, quienes le pidieron posicionarse sobre el tema del reconocimiento de los derechos de las personas con preferencias distintas a la heterosexual, a lo que Meade indicó que se apegría a lo que indica la constitución.

 

“El artículo primero de la Constitución es un artículo que centra, obliga y que hace que todo gire en torno a los derechos humanos. El principal derecho humano, el más cercano, el más importante, es el del respeto y el respeto tiene que ser el centro de acción de este partido y de todos, y quien no respete que se quede fuera”.

 

Sin embargo, ante la ambigüedad de la respuesta, le ofrecieron una bandera del arcoiris y pidieron tomarse una foto con ella, a lo que su equipo de seguridad retiró la bandera y él respondió “no tanto así”.

 

Con información de Medios / Foto: Twitter

Autoridades reportan que cerca del 82% de los catalanes acudieron a votar este jueves, rompiendo todos los récords en los históricos comicios celebrados hoy en esta región del noreste de España que desafió al Gobierno central con un polémico plan soberanista, informaron las autoridades electorales.

 

 

Y aunque el partido antiindependentista Ciudadanos fue el más votado en las elecciones regionales celebradas hoy en  Cataluña, los grupos independentistas suman una nueva mayoría absoluta en el Parlamento de acuerdo a los resultado emitidos al juntar 70 escaños.

 

Ciudadanos (Cs) estarían alcanzando 37 escaños, lo que no le alcanzará para imponerse a los independentistas que obtuvieron: ERC con 32 escaños, Junts per Cataluyna 34 espacios y CUP 4 escaños. Los socialistas alcanzan 17 escaños y el PP 3 escaños, y Catalunya en Comù-Podem  8.

 

Con información de Agencias / Foto: Twitter

Durante si visita en la Delegación Gustavo A. Madero en la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dio a conocer las acciones básicas para enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia que se vive en el país.

 

“Decidí hacerlo aquí en Gustavo A. Madero (dar a conocer las medidas), pues en una encesta reciente que se le levantó en esta delegación, es la principal preocupación de los ciudadanos y así está en la Ciudad de México y en el país (…) en segundo lugar la corrupción y en tercer lugar el desempleo. Es muy lamentable lo que está ocurriendo en nuestro querido México”.

 

 

 

Entre las acciones mencionó:

  • Acabar con la corrupción. El punto principal es acabar con la corrupción, no va a haber huachicoleros de abajo y huahicoleros de arriba.
  • Vamos a cambiar la estrategia, ya no vamos a estar con lo mismo de querer apagar el fuego con el fuego. Vamos a reactivar la economía del país, se va a rescatar al campo del abandono en que se encuentra. Se va a atender a los jóvenes, se va a tener garantizado el derecho al estudio y el derecho al trabajo. Ningún joven va a ser rechazado.

 

En este punto, el tabasqueño afirmó que “no me importa que me acusan de populista cuando estoy planteando que se va a contratar a todos los jóvenes como aprendices y se les va a signar para que se le capaciten en talleres, empresas y gobierno y el gobierno va a pagar la nómina (…) si eso es ser populista, que me apunten en la lista”.

 

  • No se va a seguir privatizando nada. Ya no vamos a continuar esa estrategia de entregar lo que es de la nación a particulares ni a nacionales ni extranjeros. No se va a privatizar el IMSS, el ISSSTE, al contrario, se va a garantizar a todos los mexicanos la atención médica y los medicamentos.
  • Vamos a actuar con inteligencia y organización y firmeza para garantizar la tranquilidad y la paz en el país
  • Se va a crear la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno federal. Ya existía y con peña se pasaron las funciones de esa secretaría a la Secretaría de Gobernación y eso no ha dado resultados.
  • Va a haber mando único, pero no como lo imaginan algunos. No hace falta modificar la constitución (…) Voy a atender de manera personal el grave problema de la inseguridad y la violencia. No voy a delegar la responsabilidad. Vamos a darle un seguimiento diario al problema de la inseguridad y violencia. Todos los días como cuando fui Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.
  • Vamos a integrar a todas las corporaciones policíacas y militares. se va a integrar para poner orden y se va a crear una guardia nacional cuyo propósito básico va a ser garantizar la tranquilidad y seguridad de México. Va a haber coordinación.
  • Siempre se va a tomar en cuenta el respeto a los derechos humanos. No se va a violar los derechos humanos. Que quede claro. Nunca el próximo presidente que va a ser el comandante supremo de las fuerzas armadas, va a dar la orden para que se reprima al pueblO. Se van a acabar las masacres.
  • Vamos a mejorar los salarios de policías, soldados y marinos, como lo vamos a hacer también al mejorar los salarios de maestros, enfermeras, médicos, de todos los que trabajar en el gobierno. Todos los trabajadores al servicio del estado van a tener mejor sueldo. Les vamos a bajar el sueldo a los de arriba para subirle el sueldo a los de abajo.

 

Sobre su propuesta de dar amnistía a los delincuentes AMLO aseguró, “ha generado mucha polémica, ese es el punto 10, el que para conseguir la paz y para terminar la guerra se van a da amnistías, consultando a las victimas, porque tenemos que reconciliarnos, tenemos que parar la guerra. No podemos estar con la misma estrategia, los que quieran readaptarse deben de tener opciones, alternativas, para que se conviertan en gente de bien. No vamos a dejar de explorar esta posibilidad”.

 

Como parte de los cortes que hace el Instituto Nacional Electoral (INE), para conocer el avance que los aspirantes a candidatos independientes llevan en su tarea de recolección de firmas, informó que al 9 de diciembre el Gobernador de Nuevo León, Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón “El Bronco” logró recabar 810 mil 51 firmas, alcanzando el 93.5% por ciento de la meta que tiene para hacerse de la candidatura. La meta para todos independientes que buscan llegar a la Presidencia es de 866 mil 593 firmas.

 

 

El segundo sitio sigue siendo para la ex panista Margarita Zavala, quien logró reunir 400 mil 581 firmas, lo que equivale al 46.2% de la meta. En tercer sitio se encuentra el Senador con licencia Armando Ríos Piter, quien acumula 255 mil 937 apoyos ciudadanos, llegado al 29.5% del total que necesita para aparecer en la boleta electoral presidencial del próximo año.

 

María de Jesús Patricio Martínez se ubica en cuarto sitio al reunir 91 mil 375 firmas, lo que le significa el 10.5%; En quito sitio aparece Pedro Ferriz de Con con 75 mil 392 apoyos equivalente a 8.7% de su meta.

 

Enrique Alfaro, alcalde del municipio de Guadalajara, se registró como precandidato a gobernador en el Estado de Jalisco por el partido Movimiento Ciudadano.

 

 

Recordemos que días atrás, Alfaro indicó que en el caso de la elección a Gobernado, el Frente Ciudadano por México, ahora llamado “Por México al Frente”, no se concretaría en el estado, lo que podía haber representado una de las victorias seguras del proyecto en el país.

 

Aseguró que la decisión de no ir en alianza, es por “congruencia”, pues en caso de haber aceptado la conformación del proyecto en el estado, no sería congruente con el proyecto ciudadano que ha construido.

 

El político adelantó que será el próximo viernes cuando presente la solicitud de licencia para separarse de su cargo, momento en que iniciará campaña para llegar a la gubernatura del estado. “Lo que tengo aquí, donde estoy parado, es lo único en lo que voy a hacer campaña en el estado de Jalisco; para poder ver a la gente, pero a ras de piso”, dijo en referencia a un banquito con el que cargó durante el acto de registro.

 

“Terminaré ese encargo con mucha dignidad. Cuando gané la presidencia de Guadalajara dije que no iba a buscar jamás un cargo de elección popular si no lograba tener el respaldo y la confianza de los tapatíos como un aval que demostrara que habíamos cumplido con nuestra responsabilidad”, añadió.

 

Con información de Medios / Foto: Twitter 

Liébano Sáenz

MILENIO

 

 

 

En memoria de María Angélica Luna Parra 

 

Son muchos los rasgos que hacen de los comicios del año próximo un proceso diferente. La sociedad mexicana ha cambiado y a contrapelo de este aliento, lo han hecho también algunas instituciones políticas. El descontento y la crisis de consenso son resultado, por una parte, de la dificultad de las instituciones para responder a las expectativas ciudadanas y, por otra, de un cambio de forma y fondo en la misma sociedad. Aunque las transformaciones son profundas, los cambios son paulatinos y constantes, con lo que se vuelven un tanto discretos y para algunos, imperceptibles. 

 

 

En México y por lo general en el mundo, salvo casos excepcionales, la política convencional es muy lenta en advertir la intensidad de la nueva realidad social. La aspiración colectiva a nuevos términos de certeza se enfrenta a la rigidez de las instituciones y de quienes las encabezan. Por eso es en las elecciones cuando la sociedad hace valer su sentido de las cosas. Los movimientos disruptivos y la crisis de los partidos históricos son frecuentes y poco ayudan a entender el nuevo panorama. Los candidatos que pueden articular la nueva actitud del electorado suelen dar la sorpresa porque logran concitar a su favor un poderoso sentimiento de transformación, mayor a la sola aspiración de cambio, que se impone en la competencia.

 

En México los partidos viven un severo desgaste que en condiciones de una campaña tradicional los somete a un juicio reprobatorio. El caso más emblemático ocurrió en 2015 en la elección de gobernador en Nuevo León. Jaime Rodríguez, bajo una oferta que se centraba en que gobernaría para los ciudadanos y no para los partidos, pudo ganar con amplio margen. El caso es relevante no tanto por la persona, quien en su nueva condición de gobernador perdió la seducción irreverente y desafiante que le acompañaba, sino por la irrupción misma del electorado a partir de una oferta simple y bien comunicada. Otro caso digno de mención y con un gran potencial, por la congruencia acreditada después del triunfo, es la del joven diputado y ahora virtual candidato independiente al Senado en Jalisco, Pedro Kumamoto.

 

Estamos, pues, frente a una realidad diferente. Los ciudadanos buscando espacios y reconocimiento, y los partidos aplazando el llamado de la sociedad que les exige su transformación. Las dirigencias no solo se concentran en ganar el voto en un sentido de corto plazo, sino que en la disputa interna se cierran a la democracia, la inclusión y a la renovación. El mismo caso de Morena, un partido que ha ganado de inicio aceptación, también ha sido afectado por la reserva y la duda ciudadana frente a las actitudes de las organizaciones políticas. 

 

Los partidos no encuentran o no buscan nuevos modelos de vinculación y participación, prefieren refugiarse en la tradición y en los acuerdos entre sus cúpulas. En unos y otros, en el fondo, hay una suerte de desprecio al ciudadano y una excesiva confianza de que las cosas pueden continuar de la misma forma que antes, cuando los ciudadanos eran requeridos solo para entregar su voto. 

 

 

En el escenario de las elecciones del 1º de julio, es oportuno cuestionar desde ahora el carácter que jugará este sentimiento contra los partidos y las formas convencionales de la política. Por lo pronto, lo que adquiere relieve serán las personas. El voto duro o inercial de los partidos cuenta y mucho, especialmente por la fragmentación del voto, pero tiene más peso la capacidad de ganar el favor de la inmensa mayoría de los ciudadanos ahora no solo distantes, sino con una fuerte insatisfacción hacia los partidos en general y más hacia los que se asocian al poder. 

 

El PRI, por primera vez en su historia selecciona a un candidato que no milita ni ha militado en partido alguno. José Antonio Meade ha sido un funcionario en los primeros planos de la administración federal en los gobiernos del presidente Fox, Calderón y ahora Enrique Peña Nieto. Sus responsabilidades han sido mayores en política social, relaciones internacionales y desde luego economía. Que el PRI haya optado por un candidato no militante es una señal en el sentido correcto. En el sondeo de GCE queda claro que el electorado no ve como problema, sino más bien como virtud, la ausencia de militancia política formal de José Antonio Meade. 

 

 

En algunos círculos se había comentado la dificultad que tendría la base priista para aceptar un candidato sin militancia. El argumento más bien se daba por las expectativas de otras opciones, presentando como problema lo que ahora se perfila como fortaleza. El ADN del PRI es estar en el poder, más que cualquier otro partido. La mejor oferta al priismo es la de ganar el poder. Para ello no es suficiente la representación partidaria o la movilización electoral de su base, es fundamental ser competitivo en ese segmento de la población que no tiene vinculación o relación con partido alguno. 

 

 

El PRI se une con Meade porque percibe que con él se puede ganar una elección compleja en extremo por el ambiente de opinión y el humor social que le acompaña. El voto que habrá de prevalecer es el del cambio; se perfilan dos opciones claramente diferenciadas: regresar a un pasado distanciado de la certeza democrática, o la modernización de la política, el gobierno y la economía. 

 

En cierto sentido la oferta que prevalecerá es la que el mismo candidato representa. Esto será válido para José Antonio Meade y para Andrés Manuel López Obrador, como también lo representará para todos los otros candidatos presidenciales. Preparación y experiencia tienen aprecio en el electorado, también valores y principios. La cuestión no solo es tener estos atributos, sino poder comunicarlos de manera convincente. 

 

 

La decisión del PRI y del presidente Peña es acertada para la circunstancia del país y las expectativas de la sociedad mexicana. Meade como candidato es un justo y positivo contraste frente a López Obrador y todo lo que le acompaña. Los temas son la inseguridad, la corrupción y una buena economía en las mesas de los hogares. La mesura y empatía de José Antonio Meade, su independencia y la construcción de una clara propuesta de cambio habrán de ser la alternativa frente al estilo caudillista y providencial que representa Andrés Manuel López Obrador. Como nunca, esta elección deja en claro la disyuntiva que se nos presenta como nación; ya veremos el camino que tomen los ciudadanos.