Tag

CJNG

Browsing

El Juez de Distrito del Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Jalisco, vinculó a proceso a Armando Gómez Nuñez, alias «El Máximo o El Delta 1», operador del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Se le vinculó a proceso por su probable responsabilidad en los delitos de contra la salud con fines de comercio; posesión de armas de fuego y de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo del Ejército Armada y Fuerza Aérea.

La Fiscalía General de la República informó que la detención de Armando «G» se realizó el domingo de la semana pasada, en una operación coordinada con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Guardia Nacional (GN) y el Centro Nacional de Investigación (CNI).

El pasado 21 de junio, se ejecutó orden de cateo autorizada por un Juez Especializado en Control de Técnicas de Investigación, Arraigo e Intervención de Comunicaciones, con residencia en la Ciudad de México, en un inmueble ubicado en la colonia Jardines del Country, de la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Así, los agentes lograron la captura del operador del cártel, además de que se aseguraron dos armas largas tipo fusil, un arma corta, dos cargadores, 16 cartuchos, siete teléfonos celulares; así como una bolsa de plástico, en cuyo interior había 304 envoltorios con polvo blanco, con un total de 191.8 gramos de clorhidrato de cocaína. Además, una bolsa de plástico con 28.0 gramos de clorhidrato de cocaína; un envoltorio rectangular con 300.1 gramos de clorhidrato de cocaína; dinero en efectivo, dos vehículos, objetos electrónicos diversos y el inmueble cateado.

El juez otorgó un término de tres meses de investigación complementaria, y decretó prisión preventiva en la Comisaria de Prisión Preventiva en Puente Grande, Jalisco.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informa que un juez vinculó a proceso a 12 hombres, por su probable participación en el atentado en contra del Secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch.

Los imputados son acusados de los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

La dependencia señaló que un juez calificó de legal la detención de los criminales, además de que los datos de prueba aportados por el agente del Ministerio Público permitieron dictar prisión preventiva oficiosa como medida cautelar.

El juez fijó un plazo de seis meses para el cierre de la investigación complementaria, tiempo que comenzará a transcurrir una vez que se restablezcan los plazos procesales derivados de la contingencia sanitaria.

Recordemos que tras el atentado contra el funcionario capitalino, se detuvo a 12 personas en las inmediaciones del lugar de los hechos. El mismo viernes, en el transcurso del día, se logró la detención de siete personas más, dos en el Estado de México hasta donde fueron rastreados, y cinco personas más detenidas en la alcaldía Tláhuac.

En total, han sido 19 personas las detenidas por el ataque, entre los que figura José Armando «N», alias «El Vaca», presunto autor intelectual del ataque, y quien actuó bajo las ordenes de Julio César Montero Pinzón, «El Tarjetas», operador de confianza del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho».

Al respecto, se informó que el CJNG perpetró el ataque contra García Harfuch con la ayuda de tres grupos criminales más que operan en la capital del país.

La Unión Tepito, el Cártel de Tláhuac y el grupo ACME, ayudaron al CJNG con vehículos e inmuebles donde los criminales se resguardaron previo al ataque; para el atentado los delincuentes comenzaron a comprar vehículos y armamento en efectivo, desde el pasado 9 de junio.

HÉCTOR DE MAULEÓN

EL UNIVERSAL

 

 

La historia comenzó con una llamada de extorsión hecha al azar desde el penal de Altamira, Tamaulipas. “Tengo secuestrado a tu hijo, lo voy a matar”, le dijeron al hombre que contestó.

Quiso el azar que la víctima tuviera, en efecto, un hijo de 24 años, y que este fuera además un policía militar que ese mismo día había llegado a hospedarse a un hotel de la ciudad de México: el Ambos Mundos, ubicado en Tacubaya.

En el centro de reclusión de Altamira hay gente que debido a la imparable corrupción pasa el día entero intentando diversos mecanismos para extorsionar. La víctima creyó lo que le dijeron, quedó a merced del extorsionador. Este obtuvo toda la información que más tarde iba a utilizar: el nombre y la edad del policía militar, y el número de su teléfono celular, entre otros datos. Obtuvo también información detallada sobre su vida y la de su familia. Obligó al padre a tomarse una foto y enviársela.

Comenzó el atroz proceso de presión empleado por los extorsionadores para que la familia del joven policía militar pagara una cantidad abultada por su supuesto rescate.

Las cosas, como se sabe, no terminaron ahí. Esa noche, el policía militar —lo llamaré “A”— recibió en su hotel una llamada en la que un hombre que se presentó como miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación le anunció: “Tengo secuestrado a tu padre, lo voy a matar”.

Con un lenguaje excesivamente violento, el supuesto jefe del CJNG le fue dosificando la información que había obtenido. “A” también creyó lo que le dijeron, también quedó a merced de su verdugo. Este le sacó nueva información y le obligó a hacer una serie de pagos rápidos.

No solo eso, al percatarse de que “A” se hallaba en un hotel, le ordenó ponerse el traje militar y tocar en la habitación contigua. Una versión recogida por el columnista refiere que el extorsionador había realizado en realidad una videollamada, lo que le permitía tener un control completo de la situación y dirigir lo que estaba ocurriendo.

Cuando el azar se junta con la corrupción se arruina el mundo. Esa noche habían llegado al hotel 13 enfermeros y enfermeras del IMSS, enviados desde Monterrey para apoyar al personal del hospital provisional Autódromo Hermanos Rodríguez –en el que se atiende a población sospechosa de haber contraído Covid-19.

Entrevistados más tarde, los integrantes del equipo médico relataron que un militar se presentó de madrugada en su habitación, “mientras sostenía una llamada telefónica”, y se identificó como miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Uno de los enfermeros declaró a Milenio que el militar los insultaba y les decía que tenía francotiradores: “Nos decían que nos estaban viendo, que estaban aliados con el gobierno”.

Hacia las tres de la mañana, las víctimas habían sido concentradas en una habitación, la de la jefa de enfermeros. “Nos sacaron información de cuánto dinero teníamos en las tarjetas”, relató una de ellas. Enfermeros y enfermeras se fueron pasando el teléfono, entregándole al extorsionador información sobre sus familias. Más tarde fueron obligados a tomarse fotos desnudos: las fotos les fueron enviadas a sus familiares, “para pedir más dinero como rescate”.

Los trabajadores de la salud dijeron que les impresionó que el que estuviera ahí fuera un militar, y que les dijeran que el hotel estaba rodeado: creyeron que, efectivamente, habían sido secuestrados.

A la mañana siguiente, las víctimas fueron separadas en dos grupos: unas permanecieron en el Ambos Mundos; otras fueron conducidas por “A” a un hotel cercano, el Bonn. El interno de Altamira obligó a algunos a ir al banco para realizar más retiros.

El 19 de mayo, personal de la Fuerza Antisecuestro y la Policía de Investigación recibió una llamada. El extorsionador o los extorsionadores también habían llegado hasta la directiva del hospital Autódromo Hermanos Rodríguez. Les dijeron que tenían secuestrados a los 13 enfermeros, les dieron sus nombres y les pidieron una fuerte suma por la liberación de cada uno. Las llamadas llegaron del 81 27 31 08 85.

Trabajos de inteligencia realizados por la FAS-PDI determinaron que la extorsión venía del penal de Altamira. Por medio de telefonía, determinaron también el lugar en el que se hallaban las víctimas.

Agentes de la policía arribaron al lugar en cosa de minutos. Habían logrado impedir que la directiva del Hermanos Rodríguez cayera en la trampa, pero era demasiado tarde para el equipo de enfermeros.

Los 13 habían llegado a la ciudad a dar lo mejor de sí, y para luchar contra un monstruo. Fue otro el que se encontraron.

“A”, el más importante de los enganchados, se encontraba ayer declarando en la FAS.

La lección es descorazonadora. No pueden limpiar una cárcel, ¿cómo van a limpiar un país?

 

@hdemauleon
demauleon@hotmail.com

El gobierno de Estados Unidos informó este miércoles sobre el arrestó de más de 250 personas y la incautación de 600 kilogramos de narcóticos ilegales como parte de una campaña conocida como «Proyecto Pitón» que tiene como objetivo la banda de narcotráfico mexicano Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El anuncio se produce aproximadamente un mes después de que Estados Unidos revelara cargos criminales contra la hija del líder del cártel, Nemesio Oseguera Cervantes, mejor conocido como «El Mencho», y su hijo fuera extraditado a su territorio para ser juzgado.

El cártel es «una de las organizaciones de narcotráfico más prolíficas del mundo», dijo el administrador en funciones de la Agencia para el control de Drogas (DEA), Uttam Dhillon, durante una conferencia de prensa esta tarde.

«Tienen más de 100 laboratorios de metanfetamina en México y este país se está inundando de metanfetamina», añadió el funcionario.

Funcionarios del Departamento de Justicia dijeron que en sus seis meses de funcionamiento, el «Proyecto Pitón» ha llevado a la detención de más de 750 personas vinculadas al cártel y a la incautación de 20,000 kilogramos de drogas.

En febrero, el número 2 del CJNG, Rubén Oseguera González, alias «Menchito», fue extraditado a Estados Unidos desde México para hacer frente a los cargos de tráfico de drogas y armas en Washington. Se ha declarado inocente.

Su hermana y la hija del líder de la organización criminal, Jessica Johanna Oseguera González, alias «La Negra», fue arrestada en febrero y también será juzgada en Washington por cargos financieros. Funcionarios del Departamento de Justicia la describieron como la principal lavadora de dinero del cártel. También se ha declarado inocente.

En tanto, el mes pasado, un gran jurado emitió una segunda acusación contra «El Mencho», quien sigue prófugo. El Departamento de Estado ha ofrecido una recompensa de 10 millones de dólares por información que lleve a su arresto y lo ha colocado como el fugitivo más buscado.

Dhillon dijo que cree que los arrestos han tenido un «impacto significativo» en la obstaculiza de las operaciones del grupo. «No sólo estamos atacando a los capos o a la gente de alto nivel. Estamos bajando a la gente de nivel medio».

Añadió que lo ocurrido hasta ahora es apenas el final de la «fase 1» del Proyecto Pitón. «Este ataque continuará y será implacable».

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, confirmó este viernes la extradición a Estados Unidos de Rubén Oseguera González, «El Menchito», acusado de asociación delictiva para distribuir droga y uso de arma de fuego.

El funcionario dijo que ayer «se concretó» la extradición del criminal perteneciente al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien estaba recluido en el penal de Hermosillo, Sonora.

Aseguró que el proceso fue largo debido a la serie de amparos que imposibilitaban que Estados Unidos cumplimentara la orden de extradición.

«El proceso duró 8 meses, de hecho estaba en el penal de Tapachula (Chiapas) y lo movimos a Hermosillo (Sonora) para concluir el proceso de extradición y entregarlo a las autoridades norteamericanas», dijo Durazo en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo con información de medios, el presunto delincuente fue puesto a disposición de una Corte Federal de Columbia en Estados Unidos.

Durazo señaló que incluso, la extradición se iba a realizar días antes pero recibieron un amparo justo el día que lo iban a entregar por lo que fue el miércoles a las 12 del día cuando se llevó a cabo la audiencia que culminó en su extradición.

Indicó también que las autoridades federales están pendientes por si ocurre alguna represalia del CJNG, del cual «El Menchito» era uno de sus líderes, aunque aseguró que «eso lo hacemos todos los días y por este caso no hay una alerta en particular».

«El Menchito» es considerado el operador financiero del CJNG e hijo del líder del cártel, Nemesio Oseguera Martínez. Fue detenido en enero de 2014 y liberado en octubre de ese año por una presunta falta de pruebas, aunque fue detenido de inmediato con nuevos cargos pero salió libre de nuevo en diciembre.

En julio de 2015, fue capturado de nueva cuenta en el municipio de Zapopan, Jalisco, y liberado un mes después, aunque a su salida de la prisión volvió a ser detenido.

En 2015, la Corte Federal del Distrito de Columbia, en Washington, ordenó la aprehensión de «El Menchito»,  acusándole de posesión y uso de armas de fuego, así como por conspiración para distribuir cocaína y  metanfetamina.

Este lunes se dio a conocer que un grupo de policías fueron embocados en Aguililla, Michoacán, lo que habría dejado a menos 14 muertos.

Fue la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) confirmó los hechos y condenó los hechos.

«La #SSPC condena el ataque en el que murieron 14 agentes policíacos en Aguililla, Michoacán. Nos encontramos en comunicación y ponemos a disposición del gobierno del estado todos nuestros recursos humanos y tecnológicos para dar con los agresores y llevarlos ante la justicia», publicó en sus redes sociales.

Medios locales han informado que el ataque ocurrió cuando los efectivos cumplían un mandato judicial en dicho municipio; mientras realizaban las labores de patrullaje, fueron atacados desde diversos puntos por sujetos armados que se desplazaban en varias camionetas.

Según fotografías que se han compartido en redes sociales, el ataque habría sido perpetrado por el Cártel Jalisco Nuevo Generación (CJNG).

Luego de que la madrugada de este jueves fueran encontrados al menos 19 cuerpos colgados y descuartizados en Uruapan, Michoacán, como lo confirmó Adrián López Solís, fiscal del estado.

Supuestos integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) afirmaron este jueves ser los responsables de la matanza de Uruapan, la cual supuestamente fue dirigida en contra de Los Viagra.

La madrugada de este día fueron encontrados al menos 19 cuerpos colgados y descuartizados en Uruapan, Michoacán, confirmó Adrián López Solís, fiscal del estado.

En los tres sitios en donde se encontraron los 19 cadáveres, el grupo criminal dejó mensajes mediante los cuales se atribuye la autoría de la masacre.

En uno de los mensajes, los presuntos miembros del cártel advirtieron que serán también asesinados quienes colaboren con Los Viagra.

Además en las mantas Amenazaron de muerte a supuestos delincuentes antagónicos al CJNG, entre los que se encuentran: ‘La Chatarra’, ‘Ronal’, ‘Ratón’, ‘Moto’, ‘Mono’, ‘Verde’, ‘Maniaco’ y ‘Filos’.

Y rematan los mensajes: «Has (sic) patria y mata un viagra».

Este jueves la fiscalía del estado de Jalisco informó que uno de los muertos en la balacera en una plaza comercial en Zapopan era uno de los fundadores del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

De acuerdo con las autoridades, la madrugada de este jueves se presentó una mujer a la agencia del Ministerio Público adscrita al Servicio Médico Forense (Semefo) para reclamar el cadáver de quien identificó como su esposo, Martín Arzola Ortega, de 42 años.

Arzola Ortega era también conocido como el “53” y fue identificado por las autoridades mexicanas como uno de los fundadores de CJNG, junto a su todavía líder Nemesio Oseguera Cervantes.

El fallecido estaba vinculado a un grupo de choque al interior del cártel, conocido como Los Deltas, y estaba encargado de coordinar operativos del CJNG en la zona metropolitana de Guadalajara, informó la Fiscalía.

En la balacera en Zapopan falleció otra persona -uno de los sicarios- que no ha sido identificada y que no portaba ningún documento para conocer su identidad entre sus pertenencias, detalló la dependencia.

El Cartél Jalisco Nueva Generación es considerada por las autoridades mexicanas como la mayor del país por encima del Cártel de Sinaloa, debilitado tras la caída de su líder Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Este miércoles autoridades del estado de Morelos confirmaron que la persona encontrada en los ejidos de Acapantzingo el pasado lunes se trata de un supuesto cabecilla del Cártel Jalisco Nueva Generación de nombre César ‘N’, de 40 años de edad.

El cuerpo del hombre fue hallado en la calle San Isidro, de los ejidos de Acapantzingo en Cuernavaca y se encontraba atado de manos. Este caso se sumó a los 11 homicidios violentos ocurridos al inicio de la semana.

Personal de los Servicios Periciales trasladaron el cadáver de César ‘N’ a las instalaciones de Semefo, en donde se le identificó y además se determinó que había enfrentado dos procesos judiciales en su contra.

El primero por delitos contra la salud y portación de arma de fuego y el segundo por delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo.

El CJNG actualmente tiene presencia en Morelos y se disputa la plaza con otras células criminales lo que ha derivado en la escalada de violencia en la entidad en los últimos meses, así lo han informado las autoridades, incluyendo al gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco.

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) busca reclutar a exmiembros de corporaciones policiacas y fuerzas armadas a través de redes sociales, ofreciendo salarios que van de 30 mil a 100 mil pesos mensuales.

Así lo reveló el periodista Humberto Padgett en Radio Fórmula, citando una publicación que circula en grupos de Facebook de policías y militares, donde se les invita a unirse a la organización criminal.

“Si eres ex (policía) federal, de cualquiera de sus divisiones, y te discriminaron por no pasar tus exámenes, ¡ya no te preocupes! Te invitamos a formar parte de las nuevas células del CJNG, donde te proporcionaremos alimentación y excelente sueldo: 30 mil mensuales”.

Los interesados en incorporarse al cártel, de acuerdo con el reportero, deben probar que saben usar armas de fuego y haber recibido capacitación policial, a fin de “aprovechar la oportunidad” y hacer frente a “las amenazas que vienen”.

La publicación de FB incluye un número telefónico con clave de larga distancia del área de Tamaulipas, en el que los interesados pueden obtener mayores informes.

En caso de que el próximo sicario tenga sus reservas, existe un segundo método que consiste en acudir a las centrales camioneras de Reynosa o Nuevo Laredo vistiendo una playera negra con blanco, y esperar a que gente del cártel establezca contacto.

Otra convocatoria, con un sueldo mucho más atractivo, fue lanzada a través de una empresa de seguridad privada vinculada al CJNG desde el año 2016, en la que se ofrece el empleo de custodio “con o sin experiencia”.

En este caso, se piden como requisito el manejo de armas, conocimiento en defensa personal, iniciativa, deseos de superación y contar con documentación en regla.

Esta empresa ofrece un salario de 5 mil dólares (sin especificar si el pago es quincenal o mensual), pero el sueldo puede subir si el reclutado fue alguna vez militar o policía de alguna corporación, ya sea municipal, estatal o federal.

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, negó tener vínculos con integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) causa por la que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos lo incluyó en su lista de personas que enfrentan sanciones.

«Nunca he conocido, ni siquiera he tenido ningún acercamiento, mucho menos negocios… ni de cerquitas he conocido», declaró en entrevista con Milenio.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, a través de su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), indicó que Roberto Sandoval Castañeda, exgobernador de Nayarit, e Isidro Avelar Gutiérrez, magistrado mexicano, sostienen vínculos con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

En un comunicado de prensa, el organismo estadounidense dio a conocer que también ambos políticos sostienen vínculos con el cartel de ‘Los Cuinis’, dos organizaciones aliadas en el tráfico de drogas que son perseguidas por autoridades estadounidenses conforme a una ley de 2015.

También reveló que han cometido actos de corrupción, por lo que los incluyó en la lista de personas que enfrentan sanciones.

Según el Departamento del Tesoro, Isidro Avelar Gutierrez recibió sobornos de estas organizaciones criminales a cambio de fallos judiciales favorables para sus integrantes.

También se incluyó al exgobernador de Nayarit Roberto Sandoval Castañeda, a través de una ley que persigue a perpetradores de abusos a los derechos humanos y por corrupción, entre los que destacan la apropiación ilegal de bienes del Estado y la recepción de sobornos de cárteles del narcotráfico en México, incluido el Cartel Jalisco Nueva Generación.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ligó al ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La dependencia acusó que el ex gobernador y el magistrado Isidro Avelar Gutiérrez recibieron sobornos de grupos del narco como el CJNG y los Cuinis.

“Funcionarios como Isidro Avelar Gutiérrez y Roberto Sandoval Castañeda se enriquecieron cruelmente a expensas de sus conciudadanos. Ya sea que estén recibiendo sobornos de organizaciones de narcotráfico o participando en una variedad de otras actividades ilícitas», señaló Sigal Mandelker, subsecretaria de terrorismo e inteligencia financiera estadounidense.

Por lo anterior, agregó, «estos y otros funcionarios corruptos se enfrentarán a graves consecuencias, incluido el aislamiento del sistema financiero de los Estados Unidos».

El departamento del Tesoro explicó que todos los bienes e intereses en la propiedad de estas personas, o de cualquier entidad que les pertenezca, directa o indirectamente, en 50 por ciento o más, y se encuentren en Estados Unidos o en control de personas en esa nación, serán bloqueados.

En tanto, la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda, informó que en colaboración con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló cuentas de 42 personas, entre ellas las de Roberto Sandoval e Isidro Avelar Gutiérrez.

Las autoridades detallaron que Avelar Gutiérrez recibió sobornos de estas organizaciones narcotraficantes a cambio de dictar fallos judiciales favorables a sus miembros principales, en tanto que Roberto Sandoval está relacionado con actos de corrupción, como la apropiación indebida de activos estatales y la aceptación de sobornos del narco.

Es bien sabido por todos que la violencia con la que operan los Cárteles de la droga en México no tiene límites, hecho que quedo demostrado a través de un video que comenzó a circular en las redes sociales.

Se trata de una grabación en la que se muestra a un sicario que fue asesinado el año pasado en Sahuayo, Michoacán, pero cuyos últimos minutos dejan sin aliento a todo aquel que los ve.

Las imágenes muestran el momento en el que sus rivales intentan sacarle el corazón en medio de una cruenta agonía.

Las autoridades identificaron a la víctima como Federico Avalo Sánchez, alias «El Siri», un presunto ex integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que en 2018 fue capturado por el grupo antagónico «Los Viagra».

El vídeo se desarrolla en dos partes. La primera muestra al rehén recitando una especie de guión en el que explica a qué se dedica, para quién trabaja y quienes son los funcionarios corruptos que lo apoyan.

«Trabajo para el Cártel Jalisco Nueva Generación. Me desempeño vendiendo droga y como sicario», se le escucha decir, mientras una luz alumbra su rostro golpeado.

«Nos apoya Rodrigo Tejeda, Armando Tejeda y Rodrigo Sánchez, el actual presidente de Sahuayo. Ellos son los que nos apoyan por parte del gobierno para que podamos hacer nuestras fechorías», dice.

En los últimos minutos de la primera mitad, los hombres que lo tienen sometido lo obligan a pedir perdón. «Quiero seguir viviendo. Pido aquí a los señores que me den clemencia y me perdonen la vida. Estoy muy arrepentido», afirma.

Después aparece una segunda toma, mientras un zapato aplasta la cara de «El Siri», otro hombre le abre el torso con un cuchillo.

En la grabación, que fue difundida por grupos del narco, se ve a la víctima gritando mientras es cortado paso a paso.

La organización de «Los Viagra» opera y tiene el control en la región conocida como Tierra Caliente, en Michoacán. Los expedientes de las autoridades indican que se disputa el control del tráfico de drogas sintéticas -como el crystal– con el CJNG.

Las imágenes son altamente perturbadoras, se recomienda discreción.

Este lunes, la Fiscalía General de Morelos informó que se le formuló imputación a Raymundo Isidoro ‘N’, alias ‘El Ray’, quien es señalado como presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en el estado.

En tanto, el juez de la causa le impuso prisión preventiva oficiosa y lo vinculó a proceso durante la audiencia realizada este lunes por el delito de secuestro exprés, lo anterior tras su captura en Puebla el 7 de mayo.

Con base en declaraciones del comisionado Estatal de Seguridad Pública, José Antonio Ortíz Guarneros, ‘El Ray’ se encontraba en el restaurante ‘Los Estanques’ en Cuautla, alrededor de las 14:00 horas del 13 de abril durante el ataque armado al establecimiento en el que murieron seis personas, tres niños y tres adultos. En esa ocasión el presunto líder de plaza logró escapar.

Sin embargo, la Fiscalía estatal informó que derivado del trabajo coordinado en materia de inteligencia y operación, el 7 de mayo, elementos de la División de Investigación de la Policía Federal de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y Protección Ciudadana, desplegaron un operativo en el que se logró la captura en Puebla de ‘El Ray’.

Las labores de inteligencia, lograron establecer la ubicación del presunto líder local del CJNG, cumplimentando en contra de él una orden de aprehensión otorgada por un Juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Segundo Distrito Judicial, por el Delito de Secuestro Exprés.

Es importante destacar que a ‘El Ray’ se le investiga por delitos contra la salud, secuestro, extorsión a través del cobro de derecho de piso en contra de autoridades municipales, comercios, bares, mercados, empresas de desperdicios industriales y transportistas de la Región Oriente del estado.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, afirmó este lunes que designó a cinco grupos, cuatro de ellos latinoamericanos, como organizaciones criminales transnacionales que serán objeto de investigaciones y procesamientos más duros.

Entre las organizaciones que serán objetivo de la ofensiva puesta en marcha por una nueva fuerza especial destacan la Mara Salvatrucha (MS-13), el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación, ambos mexicanos, y el Clan del Golfo, colombiano.

Además de estos grupos con lazos en Latinoamérica, la lista del fiscal general destacó a Hezbollah, cuya actividad está centrada principalmente en Líbano.

«Con esta nueva fuerza especial, nuestros esfuerzos estarán más centrados y serán más efectivos que nunca antes», comentó Sessions, explicando que en 90 días los integrantes del grupo le darán recomendaciones específicas «para perseguir a estos grupos, con el objetivo final de sacarlos de las calles».

Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, abandonó el Centro Federal Femenil de Morelos donde se encontraba recluida por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El delito por el que se le acusa a la esposa de ‘El Mencho’ es considerado no grave y se le fijó una caución que ronda el millón y medio de pesos, con lo que se le permitió la libertad con las reservas de ley, es decir que enfrentará el proceso fuera del presidio y debe estar a disposición del juzgador.

La detención, con base en una orden de aprehensión, ocurrió el pasado 26 de mayo en Zapopan, Jalisco, en el Centro Comercial Plaza Andares, y desde los primeros momentos de su aseguramiento, sus abogados interpusieron una serie de recursos judiciales, que siguieron hasta hace días, cuando argumentaron irregularidades en el proceso que la mantenía tras las rejas.