Tag

COVID-19

Browsing

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó reanudar las actividades del proceso de constitución de nuevos partidos políticos nacionales, mismas que habían sido suspendidas con motivo de la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

El proyecto de acuerdo aprobado establece un nuevo calendario de fiscalización que permitirá conocer el origen y destino de los recursos empleados por cada una de las siete organizaciones que buscan convertirse en partido políticos.

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, explicó que el nuevo calendario del proceso de registro tiene la finalidad de garantizar tanto la revisión pormenorizada de cada requisito y peso ejercido en el proceso de conformación de los partidos, como los derechos de quienes aspiran a integrar el sistema de partidos de la democracia mexicana.

Córdova Vianello reiteró que los partidos políticos juegan un rol central en todos los sistemas democráticos, por la función de organizaciones aglutinadoras de demandas y generación de consensos.

Añadió que México necesita una democracia con partidos políticos que se apeguen a las leyes y las respeten desde su proceso de conformación: si no las respetan para ingresar, menos las respetarán cuando ya estén en la competencia por el poder.

Sobre las críticas que se le ha  hecho al INE sobre la transparencia en el proceso de conformación de los nuevos partidos, el consejero presidente dijo que «el Instituto Nacional Electoral ni pacta ni regala registros de partidos políticos; son las y los ciudadanos con su apoyo los que deciden si una organización ingresa o si dan de baja a uno o varios partidos de la competencia democrática».

La consejera Adriana Favela, presidenta de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, explicó que en el Instituto no se han parado las actividades por completo respecto a este proceso de constitución de nuevos partidos políticos, a pesar de la pandemia.

Reconoció que no se podrá tener para finales de junio una determinación sobre qué organizaciones obtendrán su registro como partido político nacional, para que éste esté vigente a partir del 1 de julio próximo, como estaba previsto.

Indicó que se espera tener una determinación sobre la procedencia, o no, del registro de nuevos partidos nacionales, a más tardar el 31 de agosto.

Son siete las organizaciones que presentaron su solicitud formal de registro para constituirse como partido político nacional:

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que se realiza en el país, se tienen confirmados 78,023 casos de Covid-19, de los cuales 15,592 son casos activos.

Se da seguimiento a 33,566 casos sospechosos, mientras que se han descartado 133,269 casos más. Desde que inició el seguimiento sanitario, han sido estudiadas 244,858 personas.

En cuanto al número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de  8,597 confirmadas, además de 727 defunciones clasificadas como sospechosas.

La Ciudad de México, el Estado de México y Baja California, son las entidades que concentran la mayor carga de defunciones acumuladas, indicó el director general de epidemilogía, José Luis Alomía. Destacó que en las últimas 24 horas se confirmaron tres mil 463 casos, que representan un incremento de 4.6% con respecto al día anterior.

Sobre la ocupación hospitalaria, mencionó que a nivel nacional hay nueve mil 551 camas ocupadas de un total de 24 mil 642, lo que representa un 39 por ciento.

Las entidades con la mayor ocupación de camas de hospitalización general son Guerrero con 76%, Ciudad de México con 70% y Estado de México con 57%. Mientras que Baja California con 65%, Estado de México con 62% y Ciudad de México con 60%, representan los estados con la mayor ocupación de camas de terapia intensiva, indicó.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aclaró que las cifras de letalidad del coronavirus. Dijo que los números presentados en las conferencias de prensa vespertinas, no se refieren a defunciones ocurridas durante un mismo día.

Agregó que son casos acumulados que se dan a conocer tras la confirmación del diagnóstico de Covid-19, por lo que la ocurrencia de la muerte se pudo presentar en días previos.

López-Gatell indicó que hasta el momento el día más mortal del coronavirus en México se registró el 15 de mayo, cuando 261 personas perdieron la vida por dicha enfermedad; seguido del 14 del mismo mes con 258 defunciones; el 18 de mayo con 252; el 17 de mayo con 246 y finalmente el 19 de mayo con 245.

Explicó que ante los diferentes señalamientos sobre que México es uno de los países con la más alta mortalidad de COVID-19 a nivel internacional, son cifras sobrestimadas, pues ningún país del mundo puede contar todos y cada uno de los contagios por día; además de que cada nación maneja una medición epidemiológica diferente, lo que no puede generar una comparación precisa.

En tanto, aclaró que, en la medición de letalidad, la cual calcula el numero de defunciones por cada 100 mil habitantes, México se coloca por debajo de otros países como Estados Unidos, Ecuador, Canadá y Brasil.

Arturo Sarukhan

EL UNIVERSAL

 

 

A lo largo de la historia, el orden internacional ha tendido a cambiar gradualmente al principio y de pronto se acelera y cristaliza. A manera de ejemplo, si bien desde el período de entreguerras Estados Unidos ya había rebasado al Reino Unido como la principal potencia global, en 1956 una intervención fallida en el canal de Suez puso al descubierto la degradación del poder británico y marcó su capítulo final como potencia global. Hoy Estados Unidos sigue siendo la principal potencia en el mundo, pero desde hace ya una década China, como la gran potencia retadora, ha venido nivelando el terreno de juego, y si Washington no reacciona a tiempo, el COVID-19 bien podría marcar otro “momento Suez” de inflexión geopolítica mundial.

La relación entre Estados Unidos y China parece encontrarse en este momento en una espiral descendente y refleja en la actual coyuntura de la pandemia, una especie de historia dickensiana de dos naciones. Por un lado, el papel de EE.UU como líder global en las últimas siete décadas se construyó no solo sobre su riqueza económica, su poderío militar y diplomático y su capacidad de innovación e reinvención singulares, sino que se fincó también en la legitimidad que fluía de sus instituciones democráticas y su gobernanza interna, así como -de tiempo en tiempo- de la provisión de bienes públicos globales, su contribución a un orden internacional basado en reglas y la capacidad y disposición para coordinar respuestas globales a la crisis del momento. El nuevo coronavirus está poniendo a prueba estos factores del liderazgo estadounidense y hasta ahora, la Administración Trump está reprobando de manera estrepitosa ese examen. Por el otro, hasta hace unos meses China parecía estar tambaleándose bajo el impacto de la pandemia. Su economía estaba en caída libre y la muerte de un médico en Wuhan que había denunciado el manejo de política de salud pública de Beijing había desatado una revuelta en línea contra las autoridades del país. Desde entonces, China había estado buscando una oportunidad para cambiar la narrativa como la nación que encubrió y permitió la propagación acelerada del virus a la de una potencia global magnánima que ofrece liderazgo en un momento de pánico y peligro en buena parte del resto del mundo. A medida que Washington vacila, Beijing se mueve rápida y hábilmente para aprovechar el boquete creado por los errores de Donald Trump, llenando el vacío para posicionarse como el líder mundial en la respuesta a la pandemia. China está tratando de convertir su crisis de salud en una oportunidad geopolítica, mostrándose como una potencia responsable (amén de lo que pueda ocurrir en Hong Kong) tal como lo hizo después de la crisis financiera de 2008, cuando su estímulo económico ayudó a elevar la demanda global, suministrando -vía el andamiaje de La Franja y la Ruta- equipos médicos, asesoramiento y, en algunos casos, personal, a países de África, Oriente Medio, Latinoamérica y el Caribe e incluso Europa. Pero mientras que durante la gran recesión Beijing coordinó sus esfuerzos con los de EE.UU, esta vez está combinando sus donaciones humanitarias a países afectados con retórica antiestadounidense (en gran medida en el marco de su guerra comercial bilateral y como respuesta a las diatribas de Trump y a su intento xenófobo por colocarle sello de ‘Hecho en China’ al virus). La sensación que queda con este círculo vicioso es la de una superpotencia en ascenso que intenta mostrar a la superpotencia del estatus quo cuál de las dos naciones es la más importante.

¿Podrán ambas naciones escapar en esta coyuntura lo que el internacionalista Graham Allison llama la trampa de Tucídides? En su “Guerra del Peloponeso”, el historiador y general griego describe que fue el ascenso de Atenas y el temor que eso inculcó en Esparta lo que hizo que la guerra fuese inevitable. En el pasado, cuando potencias retadoras y del estatus quo evitaron la guerra, se requirió de ajustes enormes y dolorosos en las actitudes y acciones no sólo de la nación retadora sino también de la retada. Históricamente en las relaciones internacionales, suelen coincidir tres atributos que convierten una emergencia internacional en una reconducción pacífica del realineamiento geopolítico: la existencia de una alianza en tiempos de conflicto o volatilidad que se transforma en una coalición de paz o estabilidad; un final identificable, marcado y claro de la crisis con el que comienza un nuevo capítulo en el sistema internacional; y la presencia de un país poderoso y visionario para guiar el esfuerzo. Hoy, esos
tres atributos están ausentes, y la relación entre Estados Unidos y China se ha deteriorado al nivel más bajo desde la masacre de Tiananmen en un momento particularmente desafortunado, cuando los dos países deberían unir fuerzas para mitigar los estragos sociales económicos y financieros -y eventualmente los geopolíticos- causados por la pandemia. Después de más de 40 años de interacción entre Estados Unidos y China, las dos superpotencias no han podido salvar el abismo ideológico que las separa. Una pandemia global podría haber servido como una ocasión para una mayor cooperación: en realidad, solo ha hecho que la brecha sea más patente.

Si bien el conflicto no es inevitable y esta nueva era de rivalidad geopolítica puede diferir en aspectos importantes de las tensiones de Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética entre 1947 y 1991, las diferencias irreconciliables en los valores políticos y las ambiciones estratégicas entre China y EE.UU están destripando la confianza mutua. La competencia estratégica seguirá siendo el paradigma dominante, una competencia que tiene, además, implicaciones directas para México en virtud de nuestra vecindad con EE.UU y la interdependencia de nuestras economías. La pregunta es si esa rivalidad creciente, esa “Guerra Fría 2” como muchos analistas ya la están bautizando, se inclina hacia una hostilidad permanente y total y un cambio estructural del foco de poder global.

Mucho dependerá -más allá de las megatendencias y cálculos geopolíticos- de lo que suceda políticamente tanto en Washington como en Beijing. Pensar simplemente que esta polarización estratégica existe solo porque está Trump en el poder sería confundir síntoma con enfermedad; en la última década se ha dado un realineamiento bipartidista en Estados Unidos (https://www.eluniversal.com.mx/articulo/arturo-sarukhan/nacion/aguila-co…) hacia una relación de mayor dureza y realismo con China. Pero por ahora, ciertamente la ruta más directa y la mejor esperanza para el resto del mundo para impulsar en el mediano plazo la cooperación global ante la pandemia y evitar que la dislocación geopolítica entre ambas naciones sea aún mayor es la derrota de Trump en las urnas en noviembre.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que «hay cifras ocultas en el número exacto de decesos y contagios por SARS-CoV-2».

López-Gatell destacó que “ningún país sabe exactamente cuántos casos tiene de Covid-19”, ni siquiera Estados Unidos, que ha sido hasta ahora el país que mayor número de pruebas aplica entre su población.

Además, expuso que aplicar pruebas para detectar el nuevo coronavirus a toda la población sería “un desperdicio de tiempo, de esfuerzo, de recursos».

Afirmó que el no saber cuántos son los casos, reales, de contagios y muertes que hay en su país no debe considerarse una negligencia.

“Se ha manejado que sólo México no tiene un registro completo de casos, falso, pero la diferencia estriba en que el Gobierno mexicano ha declarado que no tiene como propósito contar cada uno de los casos, sino acudir a los mecanismos eficientes modernos y probados para atajar la pandemia”, respondió a los cuestionamientos.

En comparecencia virtual ante legisladores y la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado, dijo que en México se descartó el uso de la fuerza para que la población mantuviera el confinamiento y se logró 60% la reducción de movilidad por convencimiento para evitar confrontaciones y polarizaciones entre gobierno y ciudadanos.

«La mitad de la población vive en condiciones de pobreza, reconociendo estos elementos, consideramos que intentar enfocar los esfuerzos hacia las personas llevaría a la confrontación del gobierno con la ciudadanía, la ciudadanía tiene importantísimo y además legítimo derecho para salir a buscar el sustento diario, iba a ser difícil que por un mecanismo distinto a la convicción lograr que la población se quedara en su casa», expresó el funcionario.

López-Gatell indicó que, el número de casos es inconmensurable porque los esfuerzos se concentran en salvar vidas, cuando los pacientes han fallecido y no se ha hecho la prueba para determinar si el coronavirus provocó el deceso.

«En términos de tiempo, la epidemia dura 14 días, ocho mil 134 defunciones representan un subconjunto de las muertes que posiblemente han ocurrido por COVID. La vigilancia de mortalidad centinela, la intensidad de ocurrencia de los casos graves que llegan a ser fatales. Sabemos que existe la particularidad de la fase Tres personas críticamente enfermas no se les pueda tomar muestras. Es deseable que a un post mortem intente tomar un espécimen y lo envíen al laboratorio, sin embargo, por la naturaleza la operación es inmanejable y se prioriza rescatar vidas», justificó.

Sostuvo que este martes se dio el pico mayor de número de decesos en poco más de 500 pacientes, aunque explicó que no se ha rebasado el número de 280 muertes diarias, porque el número citado corresponde a la fecha en que se comprueba que el deceso fue provocado por Covid-19

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que se realiza en el país, se tienen al día de hoy 74,560 casos confirmados de Covid-19, de los cuales, 14,718 son casos activos.

Se da seguimiento a 31,878 casos sospechosos, mientras que se han descartado 128,691 casos más. Desde que comenzó el seguimiento sanitario, se ha estudiado a 235,129 personas.

En cuanto al número de muertes vinculadas al virus, se tiene el registro de 8,134 confirmadas y 716 defunciones más clasificadas como sospechosas.

Se informó que basados en la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), que se compone de 759 hospitales notificantes, a nivel nacional 62% de las camas de hospitalización general están disponibles y 38% están ocupadas. En cuanto a camas con ventiladores, 66% están disponibles y 34% se encuentran ocupadas.

La Ciudad de México, Tabasco y Yucatán son las demarcaciones que mantienen la mayor incidencia de casos en las últimas dos semanas. En tanto, la incidencia del virus a nivel nacional aumentó a 11.5 por cada 100 mil habitantes.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que la primera ola de la pandemia en el país llegará a su fin hasta el mes de octubre en algunos estados.

“Al terminar la Jornada Nacional de Sana Distancia no regresamos a la normalidad, transitamos a la nueva normalidad y esto quiere decir que un número significativo de estados estarán todavía en intensa transmisión. La epidemia continúa ya que tiene una distribución heterogénea, (…) este primer ciclo epidémico se prolongará en junio, en julio y en agosto, y todavía algunos estados concretamente Jalisco y Nuevo León posiblemente podría tener extensión hasta octubre”, comentó.

El funcionario informó que serán los días martes cuando se presente la situación del semáforo de riesgo en cada estado, el cual podrá variar cada semana entre los colores rojo, naranja, amarillo y verde.

Subrayó que se tratará de un solo semáforo para todo el país que medirá el riesgo de contagio y dará pie a la reapertura de actividades. Este semáforo, dijo, fue consensuado con las y los gobernadores de los distintos estados el día de hoy durante una reunión que se tuvo con las autoridades estatales.

En ese sentido, el subsecretario recordó que si bien cada estado podrá agregar disposiciones adicionales que hagan más estricta la mitigación de la pandemia, no pueden relajar las disposiciones federales.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que a 64 días de la aplicación de la Jornada de Sana Distancia, “el gobierno federal no ha estado a la altura del reto ni ha protegido al empleo con el salario solidario.

La Confederación explicó que si bien la crisis generada por la llegada del Covid-19 no fue culpa de nadie, el gobierno federal sí ha incurrido en omisiones, como no haber actuado o implementado acciones eficaces ante esta crisis lo que ocasiono la pérdida de empleos.

Explicó que según el Banco Mundial, hay 54 países que ya implementaron algún esquema de subsidio al empleo, entre ellos están países latinoamericanos como Chile, Brasil y Argentina.

Expuso que si se compara con el resto de países del continente, en materia de apoyos, México se ubica en el penúltimo lugar solo después de Bahamas, y el primer lugar lo ocupa Perú con medidas equivalentes al 12% de su Producto Interno Bruto (PIB) según la OCDE.

Por ello, refirió que el sector empresarial ha solicitado contar con diferimiento de los pagos provisionales del Impuesto Sobre la Renta correspondientes a 2020, pero no hay respuesta a su petición.

Añadió que la Iniciativa Privada ha pedido acelerar los procesos de devolución de Impuesto al Valor Agregado (IVA), y este ha sido el único concepto que ha acordado aplicar el gobierno federal.

Se pidió también, el diferimiento de las cuotas obrero-patronales referentes al periodo de confinamiento. En este sentido, se anunció un mecanismo ya existente en el IMSS que permite diferir las cuotas con una tasa de interés. En otras palabras, dijo Coparmex, en vez de ayudar a las empresas se busca generar réditos y cobrar intereses a las empresas que consideren esta opción.

Las medidas implementadas por el gobierno han sido insuficientes, por lo que insistió una vez más en la necesidad de implementar el Salario Solidario que permitirá proteger los 19.9 millones de empleos formales que existen en México y que requieren un presupuesto de 1.2% del PIB.

La Coparmex insistió en la necesidad de implementar un «Salario Solidario» que permitirá proteger los 19.9 millones de empleos formales que existen en México y que requieren un presupuesto de 1.2% del PIB. Sin embargo, acusó que hace más de un mes, el 20 de abril se le hizo llegar al gobierno federal la propuesta y no han recibido respuesta.

Al convertirse América en el epicentro de la pandemia de COVID-19 han saltado nuevas preocupaciones sobre la capacidad de atención no sólo de este padecimiento, sino del resto que ya mantenía atentos a los sistemas de salud de los países que conforman el continente y que reciben el apoyo de la Organización Panamericana de Salud (OPS).

Las enfermedades no transmisibles, como la diabetes, hipertensión, tabaquismo, cáncer entre otras, tienen una “relación nefasta con la pandemia, pues las personas que ya sufren estos padecimientos y se contagian con el virus SARS-CoV-2 tienen consecuencias más graves que el resto», advirtió la directora Carissa Etienne.

De acuerdo con los datos recuperados por la organización, más de un 28% de los pacientes que han contraído la enfermedad y que luchaban contra el cáncer han perdido la vida.

En el continente americano el riesgo de sufrir consecuencias graves por el contagio de Covid-19 es alto, pues un millón 200 mil personas sufren de cáncer, 62 millones viven con diabetes, mientras el 15% de la población de América Latina y el Caribe consume tabaco.

El cambio en los servicios de salud, para concentrarse en la atención a la pandemia, también afecta a las personas con enfermedades no transmisibles, afirmaron hoy los panelistas en la conferencia de prensa de la OPS, pues los médicos, enfermeras y trabajadores sanitarios en general han tenido que cambiar su ritmo para concentrarse en la atención a la pandemia.

Uno de los países que ha generado una preocupación particular ha sido Brasil, pues el número de muertes continúa en aumento. De acuerdo con la OPS si la tendencia continúa para el 4 de agosto 88 mil 300 personas podría haber perdido la vida a causa de la pandemia en el país.

En el caso de México, Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, aseguró que resulta posible que la tasa de letalidad en este momento sea alta por la decisión de las autoridades gubernamentales de sólo hacer pruebas a los casos considerados graves, pero en cuanto aumente el número de pruebas disminuirá la tasa de mortalidad.

La directora de la organización llamó a no olvidar los servicios de atención materna, prenatal, partos, atención continua, tratamientos a enfermedades como cáncer, tuberculosis o VIH, así como la malaria o los brotes como el dengue.

Además será necesario invertir y fortalecer los servicios de atención primaria en centros de salud, brindar educación para la prevención y así poder evitar nuevos brotes o crisis que rebasen el sistema de atención.

Al ser cuestionado sobre si México era el país de América Latina con mayor letalidad por el coronavirus, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que es una «falsedad».

“(Los medios) están empeñados en crear alarmas, en dar este tipo de noticias falsas, decir que México es el primer lugar en letalidad en América Latina es una falsedad».

Dijo que hay manera de comprobar dicha información, por lo que recomendó que se revisara, con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cuantas defunciones ha habido en los países latinoamericanos y cuál es la población de cada uno.

Por su parte el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dijo que a cinco días de que comience la reactivación económica y social en el país, se ha «estabilizado» la mortalidad por el coronavirus SARS-CoV-2 y reiteró que la curva de contagios se ha aplanado.

El funcionario explicó esta mañana, de acuerdo con el registro de muertes en la última semana, que «ha habido una estabilidad en la mortalidad» en el país.

Recordó que el aplanamiento de la curva se refiere al escenario que hubiera ocurrido en ausencia de intervenciones como el distanciamiento social y la paralización de actividades no esenciales, que concluye en buena parte del país el próximo 1 de junio.

Precisó que el número de casos acumulados, si no se hubieran aplicado las medidas de Sana Distancia sería de alrededor de 38,773 casos, en contraste con los 23,398 registrados hasta el 22 de marzo.

El presidente López Obrador agradeció al pueblo de México por hacer caso a las indicaciones de distanciamiento social, lo que hizo que se evitaran más contagios de Covid-19. Y aseguró que por ello la ciudadanía ganó la «medalla de oro», mientras que la de plata la otorgó al personal de salud que lucha contra la pandemia.

El canciller Marcelo Ebrard, también presente en la conferencia matutina del presidente, anunció que el convenio que el gobierno federal firmó con la Asociación Nacional de Hospitales Privados y el Consorcio Mexicano de Hospitales con el objetivo de derivar a derechohabientes del sistema de salud pública a las unidades de atención médica privada se extenderá un mes más.

Al respecto, Héctor Valle, presidente de Funsalud, indicó que en el primer mes de este acuerdo, que abarcó de 23 de abril al 23 de mayo, se atendieron a más 4,000 pacientes para atenderlos por casos como cesáreas, apendicitis, entre otras y que eso permitió «desahogar la ocupación en hospitales Covid».

Explicó que con la iniciativa se logró también apoyar a más de 87 hospitales del país, con un total de 1,350 millones de pesos recaudados (60,79 millones de dólares), más de 550 empresas, más de medio millón de kits, 160 respiradores y más de 3,000 ventiladores.

De acuerdo al último corte del monitoreo epidemiológico que se realiza en el país, se tiene 71,105 casos confirmados de Covid-19, de los cuales, 14,020 son casos activos.

Se da seguimiento a 29,509 sospechosos, mientras que se han descartado 125,036 casos más. Desde que comenzó el seguimiento sanitario, han sido estudiadas 225,650 personas.

En cuanto al número de muertes vinculadas al virus, se tiene el registro de 7,633 confirmadas, más 641 defunciones clasificadas como sospechosas.

De acuerdo a la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), que se compone del reporte de 756 hospitales notificantes, a nivel nacional, 61% de camas de hospitalización general están disponibles y 39% están ocupadas. En cuanto a camas con ventiladores, 65% están disponibles y 35% se encuentran ocupadas.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatel, respondió a las críticas que se le hicieron acerca de «contradecirse» en cuanto al uso del cubrebocas. Indicó que en la Jornada Nacional de Sana Distancia la medida más importante para evitar contagios era quedarse en casa, por lo que durante ese periodo no se promovió el uso del cubrebocas para no relajar la disciplina.

Precisó que a partir del 1 de junio, cuando se comenzará la reapertura gradual a la nueva normalidad, el cubrebocas será un elemento auxiliar.

De igual forma, hizo un llamado a las personas con enfermedades crónicas a buscar atención médica ante los primeros síntomas de Covid-19, pues dijo que dejar pasar mucho tiempo antes de ir al hospital podría derivar en que lamentablemente no se recuperen.

Se precisó que los Estados que concentran mayor número de casos activos a nivel nacional son: CDMX, Edomex, Tabasco, Veracruz y Sinaloa; mientras que el 80% del país registra menos de 500 casos activos por Covid-19.

El subsecretario indicó que del 24 al 25 de mayo se registraron 2,485 nuevos casos de Covid-19, lo que representa un incremento del 3.6% en comparación al día anterior.

Puntualizó que existen 23,025 camas para atención general, de las cuales 14,111 están libres y 6,914 están ocupadas (39%). Las entidades que reportan mayor ocupación de camas para atención general son: Guerrero (78%), CDMX (73%), y Edomex (57%).

En cuanto a la disponibilidad de camas con ventilador, dijo que a nivel nacional es del 65%. Los estados con mayor ocupación de camas con ventiladores son: CDMX (65%) y Baja California (63%). Los estados con mayor disponibilidad de camas con ventilador son: Guanajuato (94%) y Jalisco (93%).

Un estudio realizado por el Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas de Singapur y la Academia de Medicina de ese país, afirma que los pacientes de Covid-19 dejan de ser infecciosos después de 11 días de haber contraído la enfermedad, aunque den positivo a las pruebas.

Según los datos de la investigación, el período infeccioso del SARS-CoV-2 en individuos sintomáticos puede comenzar alrededor de dos días antes del inicio de los síntomas, y persiste durante aproximadamente siete a 10 días después de la aparición de estos.

Por lo que la replicación viral activa cae rápidamente después de la primera semana, y, conforme a los resultados, no se encontró un virus viable después de la segunda semana de la enfermedad, a pesar de la persistencia de la detección de ARN.

Además, los hallazgos respaldados por datos epidemiológicos, microbiológicos y clínicos, sugieren que los recursos pueden enfocarse en evaluar a las personas con síntomas respiratorios agudos y sospecha de Covid-19 en una etapa temprana, esto a su vez permitiría una intervención y contención de salud pública más oportuna.

El análisis tuvo como objetivo establecer la comprensión actual de la infección en pacientes infectados con el virus, para informar estrategias útiles para los servicios de salud.

Conforme a los datos publicados en la investigación, basados en un análisis de 766 pacientes, indicaron que para el día 15 desde el inicio de la enfermedad, el 30 por ciento de todos los pacientes con COVID-19 son negativos a la técnica científica por hisopo nasofaríngeo; para el día 21 aumenta al 68%; al día 28 en un 88% y para el día 33 en un 95% de todos los pacientes son negativos.

“Si bien la duración de la eliminación viral por PCR (reacción en cadena de la polimerasa), puede extenderse a un mes y, a veces, más para un pequeño grupo de pacientes, y varias jurisdicciones, incluida Singapur, lo han estado utilizando para guiar las políticas de des-aislamiento y alta, es importante tener en cuenta que la detección de ARN viral por PCR no equivale a infecciosidad o virus viable», describen los investigadores en el escrito.

A pesar de los hallazgos, los científicos concluyen resaltando que hacen falta datos sólidos sobre la infecciosidad de individuos asintomáticos y presintomáticos, además de la cantidad de infección asintomática que impulsa la transmisión. No obstante, las personas asintomáticas pueden tener patrones similares de eliminación viral.

A partir de julio o agosto del presente año, se medirá mediante una encuesta de seroprevalencia el número de personas que han tenido contacto con el virus SARS-CoV-2 y por lo tanto han alcanzado cierto nivel de inmunidad al Covid-19, informó el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá.

Detalló que dicho ejercicio se realizará para identificar el momento en que la población mexicana alcance una “inmunidad de rebaño, en la cual al menos 70% de las personas en el país se habrán infectado, así hayan desarrollado sintomatología o no.

El funcionario explicó que será el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), en coordinación con la Secretaria de Salud, quien se encargue de tomar los datos y muestras de sangre de una parte representativa de la población para saber cuál es la prevalencia del Covid-19 en el país.

“Entonces, se toma una muestra representativa a nivel nacional, se toma muestra de sangre y se analiza en los laboratorios ya sea del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre) o del mismo Instituto Nacional de Salud Pública», indicó.

Precisó que las pruebas se harán a finales de julio, principios de agosto, para hacer los análisis a final de año y tener una idea de cuál fue el comportamiento nacional del coronavirus en México en esta primera ola.

Cortés Alcalá afirmó que esta encuesta permitirá a las autoridades tomar nuevas decisiones respecto a la pandemia. “Si en este primer acercamiento vemos que la seroprevalencia es del cinco por ciento, todavía tenemos un 95 por ciento de población susceptible, (…), si nos sale que tenemos un 50 por ciento de seroprevalencia, potencialmente quiere decir que al menos 50 por ciento de la población ya tuvo contacto con el virus y con eso podemos tomar más decisiones, comentó.

El director de Promoción de la Salud señaló que si bien aún queda un largo camino por recorrer en la pandemia de Covid-19, llegará el momento en que el virus ataque a menos a la población mediante la “inmunidad de rebaño», aunque advirtió, quedarán otras secuelas.

“Ansiedad, depresión y violencia pueden ser tres temas que hay que estar analizando muy de cerca por cómo pudo haber afectado la Jornada Nacional de Sana Distancia. (…) Alcoholismo y uso de sustancias legales e ilegales seguro que incrementa», afirmó.

Indicó que también la salud mental del personal de salud será una secuela, especialmente en los profesionales que laboran en hospitales, pues ven a personas enfermas que sufren, lidian con los familiares y son testigos de pacientes que pierden la vida.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este lunes que suspende temporalmente los ensayos de la hidroxicloroquina para pacientes de Covid-19, a fin de evaluar los daños que podría causar en aquellos que la han consumido.

El aviso remarca que los Ensayos Solidaridad, que se realizan en 35 países miembros de la OMS, sólo suspenderán el uso de este medicamento en particular, mientras que el resto de las pruebas continúan.

El director de la OMS, Tedros Adhanom, aseguró que el uso de este medicamento sólo se suspende en el combate en contra del Covid-19 pero continúa siendo efectivo para enfermedades como la malaria y para algunos pacientes con enfermedades autoinmunes a quienes se les ha recetado por parte de sus médicos.

Esta suspensión fue estimada conveniente después de la publicación en la prestigiada revista científica The Lancet del 22 de mayo, la cual reveló que tanto la hidroxicloroquina como la cloroquina en pacientes que sufren Covid-19, han generado riesgos de arritmias cardiacas así como el aumento del riesgo de mortalidad en los pacientes ingresados en hospitales.

Este medicamento se popularizó después de que el presidente de Estados Unidos Donald Trump asegurara que tomarlo de forma previa evitaba el contagio de la enfermedad, mientras que durante el padecimiento las personas lograban curarse.

India, uno de los mayores exportadores de este medicamento, fue de los países más presionados por Estados Unidos para asegurar su compra, aún cuando los estudios correspondientes no habían sido concluyentes.

En las semanas anteriores, Donald Trump aseguró a la prensa que él mismo tomaba hidroxicloroquina y que su médico estaba de acuerdo con el consumo de este producto, tan solo un día después el vicepresidente declaró que él mismo no lo tomaría, ya que su médico no lo consideraba conveniente.

El 21 de mayo, cuando llevaba aproximadamente dos semanas tomándolo, Trump anunció que dejaría el tratamiento de este medicamento en uno o dos días, pues sólo lo consumía “por curiosidad.

La OMS también alertó este lunes que los países donde las infecciones por coronavirus están disminuyendo aún podrían enfrentar un «segundo pico inmediato» si dejan de lado demasiado pronto las medidas para detener el brote.

Mike Ryan, jefe de emergencias de la OMS, explicó que las epidemias a menudo vienen en oleadas, lo que significa que los brotes podrían reaparecer a finales de este año en lugares donde la primera ola había disminuido.

También señaló que existe la posibilidad de que la tasa de infectados pueda aumentar nuevamente y de forma más rápida si las medidas para detener la primera ola se levantan demasiado pronto.

«Cuando hablamos tradicionalmente de una segunda ola, lo que a menudo queremos decir es que tras una primera ola la enfermedad reaparecerá meses después. Y eso puede ser la realidad de muchos países en algunos meses», sostuvo Ryan.

De acuerdo al último reporte del monitoreo epidemiológico que se realiza en el país, se tienen 68,620 casos confirmados de Covid-19, de los cuales, 14,247 son casos activos.

Se da seguimiento a 28,931 casos sospechosos, mientras que se han descartado 121,613 casos más. Desde que comenzó el seguimiento sanitario por la pandemia, se ha estudiado a 219,164 personas.

Sobre el número de muertes vinculadas al virus, se tiene el registro de 7,394 decesos confirmados, más 595 defunciones clasificadas como sospechosas. 

De acuerdo con el reporte de la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), que se compone del registro de 753 hospitales notificantes, a nivel nacional, 62% de camas de hospitalización general están disponibles y 38% están ocupadas. En cuanto a camas con ventiladores, 65% están disponibles y 35% se encuentran ocupadas.

El titular de la Dirección General de Epidemiología, José Luis Alomía Zegarra, indicó que la Ciudad de México y el Estado de México continúan siendo las entidades más afectada con el mayor número de casos activos en el país. Le siguen Tabasco, Baja California, Puebla y Veracruz.

Referente a la ocupación hospitalaria, el funcionario detalló que hasta el momento hay 14 mil 071 camas para hospitalización general disponibles y ocho mil 779 ocupadas, con lo cual se tiene un 38% de los recursos ocupados.

En cuanto a las camas de terapia intensiva para tratar a los pacientes más graves, indicó que a nivel nacional se tiene una ocupación del 35%. La Ciudad de México es la entidad con el mayor número de recursos ocupados con 67%, después está el Estado de México con 64% y Baja California con 61%.

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que una vez terminada la Jornada Nacional de Sana Distancia no se regresará a una normalidad o a la cotidianidad que se tenía antes de la pandemia, ya que eso significaría un riesgo.

“En una parte importante de las ciudades no se puede hacer eso porque en caso de hacerlo pondríamos en grave riesgo el manejo de la epidemia. El riesgo grande es que haya un repunte de la epidemia», comentó.

Señaló que si bien entiende el desconcierto de algunas personas quienes tenían la expectativa de que el próximo 1 de junio se regresara a todas las actividades, será de acuerdo con el semáforo de riesgo que se reabra la movilidad en las distintas demarcaciones.

La fortuna de los multimillonarios estadounidenses aumentó un 15% en los dos meses transcurridos desde el inicio de la pandemia por el nuevo coronavirus, Covid-19, con los directores ejecutivos de Amazon, Jeff Bezos, y Facebook, Mark Zuckerberg, a la cabeza, reveló un estudio.

Los más de 600 multimillonarios con los que cuenta Estados Unidos se hicieron aún más ricos a medida que las acciones tecnológicas aumentaron durante el bloqueo provocado por el virus, señaló un análisis de datos realizado por dos grupos de expertos.

Entre el 18 de marzo y el 19 de mayo, el patrimonio neto total de dicho grupo aumentó en 434,000 millones de dólares, mientras que para el resto de los estadounidenses la pandemia del coronavirus causó pérdidas de empleo y presiones económicas.

La riqueza de Bezos creció más del 30%, a 147,600 millones de dólares, mientras que la de Zuckerberg aumento más del 45%, a 80,000 millones, según la investigación de Americans for Tax Fairness y el Programa de Desigualdad del Instituto de Estudios Políticos.

El análisis se basó en datos de la lista de multimillonarios publicada por la revista Forbes.

Bill Gates, de Microsoft, y Warren Buffett, de Berkshire Hathaway, registraron ganancias significativamente menores, de 8.2% y 0.8% respectivamente, según el informe.

Las acciones de Amazon y Facebook aumentaron tras nuevos anuncios de programas que impulsaron sus negocios en un momento en que numerosos consumidores están encerrados en casa.

Dicha información contrasta con la cifra de empleos que se perdieron en Estados Unidos, y que superó los 36.8 millones desde que comenzaron los cierres de empresas a mediados de marzo pasado. Otros datos han mostrado un colapso en las ventas de viviendas y una disminución de la actividad manufacturera.

Los hospitales que atienden a pacientes contagiados de Covid-19 están a 80% de su capacidad, informó este tarde el Gobierno de la Ciudad de México.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, mencionó que hay tres mil 429 personas infectadas con el virus que demandan servicios hospitalarios, de los cuales mil 111 pacientes están en cuidados de terapia intensiva.

“En términos de hospitalización general estamos ya al 80 por ciento de la disponibilidad, pero como lo hemos informado, se están ampliando tanto camas de Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional), que se van a reflejar ya el día de mañana, como ahora de los Institutos Nacionales de Salud y del Hospital General», indicó.

Sheinbaum Pardo mencionó que la disponibilidad de camas en terapia intensiva se ha reducido 35%. Mencionó que el Hospital General recibió ayer 40 ventiladores, lo cual le va a permitir abrir alrededor de 200 camas en total, 40 para intubación y 160 para no intubación.

La mandataria local detalló que en la Ciudad de México se han registraron 15 mil 844 casos acumulados de Covid-19, de los cuales, 3 mil 18 son casos activos.

Adicional hay 7 mil 629 son sospechosos en la capital, mientras que se han registrado mil 618 defunciones vinculadas al virus.

De acuerdo al último corte del monitoreo epidemiológico que se realiza en el país, se tienen confirmados 56,594 casos de Covid-19, de los cuales 12,085 son casos activos.

Se da seguimiento a 31,866 casos sospechosos, mientras que se han descartado 105,129 casos más. Desde que inició el seguimiento a la pandemia, se han estudiadas 193,589 personas.

Sobre el número de muertes vinculadas al coronavirus, se tiene el registro de 6,090 defunciones confirmadas, además de 726 defunciones clasificadas como sospechosas.

De acuerdo a la Red IRAG (Infección Respiratoria Aguda Grave), que se compone de 747 hospitales notificantes, a nivel nacional, 61% de las camas de hospitalización general están disponibles y 39% están ocupadas. En camas con ventiladores, 68% están disponibles y 32% se encuentran ocupadas.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, pidió a la ciudadanía a concluir con orden la Jornada Nacional de Sana Distancia; llamó a mantenerse en casa los 10 días que quedan, pues dijo, el tránsito a la Nueva Normalidad tiene que ser ordenado, escalonado y cuidadoso.

Señaló que de acuerdo a la curva epidémica, se detectó que en Tabasco, los primeros días de mayo hubo un relajamiento de las medidas de distanciamiento social, lo que llevó a la exacerbación de la transmisión.

Indicó que no es deseable que esto ocurra en otros estados o en el resto del país, de ahí la importancia de mantener las medidas de sana distancia.

Sobre la ocupación hospitalaria en el país, mencionó que la Ciudad de México con 72% y el Estado de México con 60% representan las entidades federativas con el mayor número de camas generales ocupadas.

De igual manera, ambas entidades representan la mayor ocupación de camas para pacientes críticos por el nuevo Coronavirus con 60% y 56%, respectivamente.