Tag

COVID-19

Browsing

China registro 71 nuevas defunciones en las últimas 24 horas, la cifra más baja desde hace tres semanas, alcanzando el total de muertes a 2, 663. Sin embargo, el número de infecciones aumentó, 508 contra 409 que se registraron un día antes, aunque dicha cifra es inferior respecto a hace una semana.

Más de 77,000 personas están infectadas por el Covid-19 en China continental. Fuera de China hay más de 2,000 infectados y 41 muertos, lo que ha encendido las alertas.

Aunque la situación en China mejora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) teme una propagación del coronavirus a nivel global. «Debemos concentrarnos en acotarla, mientras hacemos lo posible para prepararnos a una posible pandemia», advirtió su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Fuera de China, Corea del Sur es el principal foco de la epidemia: 144 casos nuevos de infección, llevando el total a 977 infectados, y 10 muertos.

En Irán hubo tres nuevos decesos, alcanzando a 15 en total. El viceministro de Salud de dicho país declaró estar infectado.

En Italia, con dos nuevas regiones afectadas (Toscana y Sicilia) es el país europeo con mayor incidencia, 283 casos y 7 decesos.

El primer ministro Giuseppe Conte reconoció una muerte en un hospital de la región de Milán (norte) que favoreció la propagación del Covid-19. El hospital recibió a un enfermo considerado el «paciente 1», y desde allí se propagó, con numerosos casos en Lombardía.

A cuarenta pasajeros de un vuelo de Alitalia provenientes de las regiones italianas afectadas se les prohibió el ingreso a isla Mauricio y tuvieron que regresar a Roma. Asimismo, centenares de turistas se encuentran confinados en un hotel de Tenerife (islas Canarias, España) donde estuvo alojado un italiano que podría ser portador del virus.

La próxima película de la saga «Misión Imposible» con el actor Tom Cruise, que se filmaba en Italia, fue interrumpida.

La Federación japonesa de fútbol suspendió todos los partidos programados hasta el 15 de marzo por temor a la propagación del virus.

Un hombre mayor que estaba a bordo del crucero «Diamond Princess», en cuarentena en Japón a causa del coronavirus, falleció. Se trata del cuarto muerto entre los pasajeros del transatlántico, en el que otros 700 han dado positivo por Covid-19.

En el Tesino suizo, limítrofe con Italia, un hombre mayor de 70 años que había estado recientemente en Milán, se convirtió en el primer caso. «Fue hospitalizado y aislado».

La tarde-noche de ayer, 10 mexicanos procedentes de Marsella, Francia, aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a bordo del vuelo 498 de Lufthansa, de la Ciudad de México, luego de permanecer 14 días en cuarentena tras su salida de Wuhan, China, por la alerta del Covid-19.

“Siento mucha tranquilidad de estar aquí en casa, sobre todo por mis padres”, afirmó Martín Enrique Gutiérrez, quien comentó que se enteró del llamado coronavirus cuando se encontraba en su hotel, razón por la que tuvo que permanecer encerrado, por indicaciones de las autoridades sanitarias de China.

“Yo estuve encerrado 10 días desde que empezó la cuarentena (en Wuhan por el coronavirus). Los últimos días se veía la ciudad sola como fantasma, casi no había nadie en la calle», narró el ingeniero mecánico-automotriz, originario de Chihuahua.

Agradeció el apoyo del gobierno de Francia, donde permaneció, junto al grupo de mexicanos, a quienes se les siguieron todos los protocolos sanitarios establecidos por las autoridades de esa nación y al comprobarse que no presentaron síntomas del virus, recibieron su certificado médico.

El grupo de mexicanos arribó a Francia el pasado 2 de febrero proveniente de Wuhan, provincia de Hubei, a la base militar de Istres al sur del país, desde donde fueron trasladados a una zona de confinamiento donde permanecieron los 14 días.

“Yo estoy muy agradecida con el gobierno de Francia. Nos cuidaron mucho, nos trataron muy bien, nos trataron de una manera increíble. Nosotros desde el momento en que llegamos a Francia estuvieron en contacto continuo todo el tiempo“, comentó a su vez Valeria Díaz.

Al comentar que tenía muchos sentimientos encontrados, comentó que hay varios mexicanos que aún permanecen en China, aunque dijo desconocer de cuánto se trata y confió en que en algún momento que las cosas mejoren, regresará a continuar sus estudios en China, sobre economía y tratados internacionales.

Daniel Stamatis también se mostró feliz de arribar al país, al agradecer todo el apoyo que recibieron de las autoridades francesas y dejar claro que la salida de Wuhan fue difícil, dónde permaneció por siete años. “Lo complicado fue el trámite…pero ahora estoy encantado de la vida”.

Bernardo Aguilar, director general para Europa de la SRE, informó que aún hay cerca de siete connacionales que permanecen en Wuhan, China, en buenas condiciones de salud; “no tenemos información de que tengamos algún contagio”, subrayó.

Entrevistado en el aeropuerto tras recibir a los 10 mexicanos que estuvieron en Marsella, Francia, señaló que se buscarán los medios en caso de que más connacionales quieran salir de Wuhan. 

El funcionario pidió no utilizar el término evacuación: «no es una evacuación, las personas que quieren retirarse de allá (Wuhan) lo pueden hacer, hay otras que se quieren quedar, otros que se quieren salir y aquellas personas que quieren salir, buscaremos los medios”.

Aguilar Calvo destacó que la cancillería está en comunicación con la delegación mexicana en China “y no tenemos información de que tengamos algún contagio”.

A pregunta expresa refirió que la instrucción del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, fue la de recibir adecuadamente a los 10 mexicanos que llegaron este domingo, a fin de otorgarles todas las facilidades.

El número de muertos y de personas contagiadas con el virus COVID-19 (coronavirus) aumentó dramáticamente este jueves en China, luego de que las autoridades cambiaron su método de conteo, alimentando la preocupación en el mundo de que la epidemia es mucho peor.

Las autoridades chinas registraron 242 nuevas víctimas mortales en la provincia de Hubei, epicentro de la epidemia, elevando a 1,355 el número de muertos en China continental.

Además informaron sobre 14,840 nuevos casos de contagio, lo que elevó el total a casi 60,000 personas, un aumento espectacular debido a la adopción de una nueva metodología en la definición de los casos relativos a la epidemia.

El anuncio del nuevo método coincidió con la destitución de dos altos funcionarios del Partido Comunista de China en Hubei, en medio de críticas por la gestión de la crisis.

Mientras se disparaban las cifras, se abrió otro frente de preocupación pues Vietnam puso en cuarentena por 20 días a Son Loi, una comuna de 10,000 habitantes a 30km de Hanói, tras registrarse seis casos. Es el primer país fuera de China en adoptar esa drástica medida.

Japón anunció 44 nuevos casos de contagio entre los pasajeros del crucero Diamond Princess, mantenido en cuarentena en sus costas, lo que eleva a 218 los contaminados en el navío, uno de ellos un ciudadano argentino.

China mantiene a unos 56 millones de personas en una gigantesca cuarentena en Hubei, principalmente en su capital Wuham, y restringe los movimientos de varios millones más en diversas ciudades.

En la nueva metodología, a partir de ahora se incluirá a todos los pacientes cuya radiografía pulmonar muestre señales de neumonía, sin esperar a la prueba de ácido nucleico, hasta ahora indispensable para confirmar el diagnóstico.

Este test es más lento y laborioso, lo cual retrasaba el tratamiento del paciente. Según la Comisión de Salud de Hubei, el nuevo método permitirá que los pacientes reciban tratamiento «lo antes posible».

Las nuevas destituciones que se produjeron en el gobierno, se suman a la de los dos principales responsables sanitarios de Hubei y responden al malestar de la población, que considera que las autoridades tardaron en reaccionar ante los primeros casos de la enfermedad.

China recibió elogios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la transparencia en la gestión de la crisis sanitaria.

No obstante, la nueva metodología adoptada para definir los casos confirmados alimentaría las sospechas de que la enfermedad se había subestimado.

WordPress Lightbox Plugin