Tag

crisis

Browsing

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, pidió a sus ministros que pongan sus cargos a disposición para realizar una “reestructuración profunda”, anunció a través de Twitter la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, mientras el país se recupera del apagón eléctrico más largo en décadas.

Maduro acusó al gobierno de Estados Unidos de estar detrás de la extensa falla eléctrica que paralizó al país en medio de la crisis económica, pero ingenieros eléctricos dijeron a la agencia Reuters que fue el resultado de años de falta de inversión y mantenimiento de las centrales y red eléctrica.

“El Pdte @NicolasMaduro ha solicitado a todo el Gabinete Ejecutivo poner sus cargos a la orden a los efectos de una reestructuración profunda de los métodos y funcionamiento del gobierno bolivariano para blindar la Patria de Bolívar y Chávez ante cualquier amenaza!”, escribió Rodríguez, sin aportar más detalles.

Maduro, que más tarde retuiteó el escrito de la vicepresidenta, acusó a John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de dirigir el “ataque al sistema eléctrico” desde las ciudades de Houston y Chicago, asegurando que tiene pruebas.

La Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, quien es reconocido por docenas de países como presidente encargado, aprobó una declaración “de alarma”, una figura de la Constitución que se usa en caso de “catástrofes y calamidades públicas”.

Maduro ha cambiado con frecuencia a los miembros de su gabinete desde que asumió el cargo en 2013, con la incorporación de militares en puestos clave en los ministerios de Petróleo, Interior y Electricidad.

El sábado, en una visita a los trabajadores de la estatal eléctrica Corpoelec, en el sureño estado de Bolívar, Maduro prometió una reestructuración de la empresa y la creación de una unidad en las fuerzas armadas centrada en proteger la infraestructura clave de los denominados “ataques cibernéticos”.

La crisis por la que atraviesa Venezuela es un tema conocido a nivel nacional desde hace algunos años. Sin embargo, tomo relevancia después de que el pasado 23 de enero, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autonombrara  presidente encargado y exigiera elecciones libres.

Al respecto, la firma Parametría presentó su más reciente encuesta, para conocer qué tanto los ciudadanos en México se interesan en eventos de orden internacional.

Siete de cada diez mexicanos (68%) dijeron haber escuchado sobre la situación que atraviesa Venezuela. En dos años, de 2017 a 2019 creció apenas ocho por ciento quienes afirmaron estar enterados de lo que está pasando. 96% dijo que por lo que sabe o ha escuchado, la situación económica, política y social de Venezuela es mala. Sólo 3% considera lo contrario.

Siete de cada diez personas (70%) identifican a Nicolás Maduro. El conocimiento que tiene la gente del presidente de Venezuela ha ido incrementándose, pues en noviembre del año pasado el 58% dijo saber quién era dicho personaje.

La mayoría de la gente en México tiene una opinión negativa de Maduro. La opinión efectiva que resulta de la resta de opiniones buenas menos las opiniones malas llega a -71%, cifra que muy pocos políticos tienen de rechazo entre la ciudadanía, sólo comparado con la opinión que se tiene sobre Donald Trump.

68% de las personas en México están a favor de que Maduro deje la presidencia de Venezuela. Sólo 10% está en contra de que dimita del encargo.

Respecto de cuál debe ser la posición del gobierno de México sobre la situación en Venezuela, 50% están en desacuerdo con que el gobierno emita algún juicio sobre lo que ocurre en dicho país; 43% apoya que México sí debería tomar una posición.

En el tema de Venezuela, México y el gobierno encabezado por Andrés López Obrador, retomaron la Doctrina Estrada como base para la política exterior, la cual implica el reconocimiento de la libre autodeterminación de los pueblos y la no intervención. Al igual que en otros temas, más mexicanos apoyan la postura del presidente. 61% están en desacuerdo con que el gobierno de México intervenga en la situación de Venezuela, contra 33% que considera necesario que haya acciones por parte de nuestro país.

Finalmente, la encuesta revela que pese a que los mexicanos están en contra de que Maduro continúe en la presidencia, no apoyan que Estados Unidos envíe tropas a Venezuela para terminar con su régimen. El 61% de los entrevistados dijo estar en contra de una posible intervención militar contra 27% que sí respaldan esta opción.

 

En medio de los esfuerzos por completar la restauración del servicio eléctrico en Venezuela, el presidente Nicolás Maduro pidió a la población que esté preparada para “lo peor”, ante la posibilidad de que el suministro vuelva a tener fallas prolongadas a nivel nacional, lo que ha ocasionado la pérdida de alimentos y una grave escasez de agua.

Al dirigirse en un mensaje televisado a sus connacionales, el mandatario recomendó abastecerse de velas, linternas y preparar depósitos de agua.

Maduro ha dicho que la falla eléctrica se debió a un sabotaje de sus adversarios, encabezados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sin embargo, expertos afirman que se produjo por falta de mantenimiento en la red.

“Pido a Dios que meta su mano y cambie el curso de esta conspiración y le abra las compuertas a un proceso de negociación y de acuerdos entre el presidente Donald Trump y el gobierno bolivariano”, dijo Maduro.

También afirmó que pedirá ayuda a la ONU, así como a sus aliados de Cuba, China, Irán y Rusia para investigar el presunto “ciberataque” que causó el masivo apagón, el pasado jueves, y que aún no ha sido solventado completamente.

Este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se refirió al actuar de los altos funcionarios públicos, los cuales dijo, están acostumbrados a no salir de sus oficinas, por lo que carecen de sensibilidad para atender a los ciudadanos.

AMLO pidió que los funcionarios tengan la sensibilidad para atender a los mexicanos que recurre a alguna instancia de gobierno a solicitar ayuda.

“Hay gente en el gobierno que le molesta escuchar a un ciudadano, que quisieran resolver rápido: ‘A ver, ¿cuál es tu problema?, sí, ahí te hablamos, luego lo vemos, o mira, vete a tal lugar, ahí te van a atender‘. No son capaces, sensibles para escuchar y respetar a la gente”, criticó el mandatario.

En ese sentido, se refirió a los tecnócratas, como se ha referido en los últimos días a los gobiernos anteriores. Acusó que el principal problema de la tecnocracia y del modelo neoliberal y sus servidores públicos, es que han sido ineficientes e insensibles.

Afirmó que los funcionarios públicos que han laborado en el periodo neoliberal son déspotas, “pero por si fuese poco, nunca salen de la oficina, nunca les da el sol, piensan que todo es estar en el escritorio, no salen”.

Remató asegurando que la tecnocracia no conoce México; “los que fueron responsables de esta crisis de México no conocen el país, no conocen más que las ciudades, nunca han recorrido los pueblos, ni les interesa, todo es la tabla para estar viendo cómo está la macroeconomía y adelante”.

 

La secretaria de Seguridad Nacional del gobierno de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, insistió este miércoles en que la crisis en la frontera con México no es una idea creada por el presidente Donald Trump, sino una crisis real; así lo aseguró al responder a preguntas de legisladores demócratas por primera vez desde que éstos ganaron la mayoría en la Cámara Baja.

“Enfrentamos una crisis, una crisis real, grave y sostenida en nuestras fronteras”, dijo en una audiencia de la Comisión de Seguridad Nacional. “Que nadie se equivoque: esta cadena de miseria humana se agrava”.

El presidente de la comisión, Bennie Thompson, dijo que el objetivo de la audiencia era en parte darle a Nielsen la oportunidad de iniciar una “discusión seria” en lugar de repetir las declaraciones del presidente Donald Trump sobre una crisis de seguridad en la frontera, y revelar qué sabía sobre las separaciones de familias el año pasado.

Se preguntó a Nielsen si conocía las consecuencias psicológicas de separar a niños de sus padres y con cuánta anticipación se enteró de la política de “tolerancia cero” que condujo a la separación de más de 2.700 niños de sus padres el año pasado. Adicional fue cuestionada sobre sus conversaciones con Trump cuando el presidente declaró una emergencia nacional en la frontera para obtener fondos para el muro que se propone construir entre Estados Unidos y México.

“Hay una emergencia”, dijo Nielsen. “He visto poblaciones vulnerables. Esta es una verdadera crisis humanitaria permitida por el sistema. Debemos cambiar las leyes”, enfatizó.

Por su parte la secretaria de prensa de La Casa Blanca, Sarah Sanders, también comentó al respecto en su cuenta de Twitter: “La crisis en nuestra frontera no es un secreto”, escribió. Los demócratas “optaron por ignorarla”.

 

El líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, visitará Brasil el jueves y se reunirá con el presidente de ese país, Jair Bolsonaro, y otros funcionarios del gobierno, anunció este miércoles su representante en Brasilia, María Teresa Belandria.

Belandria, que llegó a la capital de Brasil hace dos semanas y presentó credenciales de embajadora, dijo por teléfono que la reunión en el Palacio del Planalto está confirmada para las 14:00 horas. Pero el portavoz presidencial Rego Barros dijo que la agenda de Bolsonaro del jueves aún no estaba definida.

Brasil y decenas de otras naciones han reconocido a Guaidó como el presidente interino de Venezuela, aumentando la presión sobre el mandatario Nicolás Maduro, que enfrenta un cerco diplomático y sanciones a la industria petrolera estatal venezolana por parte de Estados Unidos.

Según el diario venezolano El Nacional, Guaidó irá a varias naciones de la región para hablar sobre la crisis en su país.

El Gobierno brasileño, en un esfuerzo encabezado por el canciller Ernesto Araújo, participó en la operación de ayuda humanitaria impulsada por Estados Unidos, acumulando 200 toneladas de alimentos y medicinas en la ciudad norteña de Boa Vista, cerca a la zona limítrofe con Venezuela.

En la frontera entre ambos países el fin de semana pasado hubo incidentes entre manifestantes opositores y fuerzas de seguridad venezolanas, que dispararon gases lacrimógenos y balas de goma cuando se intentaba cruzar la ayuda en camiones.

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), advirtió que en el caso de la crisis en Venezuela no se puede apostar por la neutralidad, como la de México, y la permisividad, porque eso puede afectar a toda la región.

Al participar en el panel “Defendiendo la democracia”, convocado por la Human Rights Foundation, Almagro señaló que en su posición sobre Venezuela, México andará su propio camino.

Sin embargo, indicó que lo que los países de la región no deben hacer es ser permisivos con lo que sucede en Venezuela, pues se corre el riesgo de que la situación se replique en otras naciones.

“No podemos ser permisivos con eso, no podemos ser permisivos al respecto, si somos neutros respecto a eso, el futuro de este continente no va a ser muy bueno, porque si mañana todos lo pueden copiar o se abre la posibilidad de que eso sea copiado o asimilado por todos, verdaderamente nuestros países se van al despeñadero.

“Y un segundo punto que es importante también, es un Estado criminal como no se ha visto desde la época de (Manuel Antonio) Noriega en Panamá, o sea, la cooptación completa del Estado por parte del crimen organizado”, manifestó.

Almagro puntualizó que, no obstante que rechaza lo que sucede en Venezuela, la OEA descarta cualquier posibilidad de una intervención militar en el país sudamericano.

“Somos los primeros en condenar una intervención militar por la sencilla razón de que cualquier manual de texto de derecho internacional público condena la intervención militar”, subrayó.

Las autoridades venezolanas deportaron este martes a un grupo de periodistas de la cadena Univisión encabezados por Jorge Ramos luego de haberles confiscado la víspera los equipos y celulares en el palacio presidencial tras una entrevista al mandatario Nicolás Maduro que se interrumpió abruptamente.

Ramos y miembros del equipo periodístico de Univisión abandonaron el hotel donde estaban alojados para dirigirse al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía escoltados por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), indicó el director de la organización no gubernamental Espacio Público, dedicada a la defensa de la libertad de expresión y los derechos de los periodistas.

El grupo periodístico, integrado por cinco extranjeros y dos venezolanos, salió acompañado de diplomáticos de Estados Unidos y México.

Hasta el momento de pasar a migración los equipos que les confiscaron, que incluían cuatro cámaras, cuatro monitores, un equipo portátil de transmisión en vivo, micrófonos y lámparas, no les habían sido devueltos, comentó Marco Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela.

Los periodistas de Univisión abordaron al mediodía un vuelo comercial con rumbo a Miami.

Ramos, uno de los periodistas de habla hispana más influyentes en Estados Unidos, comentó que Maduro puso fin a la entrevista a los 17 minutos de su inicio después de que le mostró un video grabado horas antes en el que se veía a jóvenes venezolanos comiendo sobras de comida de un camión de basura.

El equipo de Univision pudo salir del palacio presidencial luego de dos horas pero sin que les devolvieran sus teléfonos, material periodístico ni las cámaras, explicó Ramos. Indicó que agentes de información les anticiparon que serían deportados este martes, fecha en que de cualquier forma tenían programado su regreso a Miami.

“Se robaron mi trabajo”, dijo Ramos. “Mi trabajo es hacer preguntas”.

El Gobierno de Venezuela rechazó la versión de Ramos y lo acusó de intentar montar un incidente internacional después de que altos funcionarios del Departamento de Estado y el senador Marco Rubio retransmitieron reportes en redes sociales sobre lo que llamaron la detención de Ramos al mismo tiempo en que se transmitía una entrevista grabada horas antes con la cadena estadounidense ABC.

Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ser “partidario de la libertad de expresión”, al referirse a la retención que sufrió el periodista Jorge Ramos de Univisión en una entrevista que realizaba al mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro.

AMLO subrayó que la postura del Gobierno de México es no involucrarse en un asunto muy polarizado.

“Lo que no quiero es involucrarme en un asunto que está muy polarizado, no quiero ser candil de la calle y oscuridad de la casa, quiero primero atender nuestros asuntos”, aseguró López Obrador.

Un grupo de periodistas encabezado por Jorge Ramos, fue detenido el día de ayer en el Palacio de Miraflores en Caracas, mientras entrevistaban a Nicolás Maduro, informó Univision.

Ramos detalló más tarde, en entrevista con la cadena, que un equipo de seguridad lo llevó a él y a sus compañeros a un cuarto y les confiscaron el material grabado, el equipo de grabación y sus teléfonos móviles.

El periodista señaló que Maduro decidió interrumpir la entrevista que se llevaba a cabo después de mostrarle un video en el que se observa a un grupo de personas comiendo alimentos de un camión recolector de basura.

Sobre ello, López Obrador insistió en que es partidario de la libertad de expresión, “del respeto que debe de haber para el libre ejercicio del periodismo en México y en el mundo”.

El mandatario respaldó la condena hecha el lunes por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que pidió al Gobierno venezolano la devolución del material al periodista.

“La Cancillería de México tiene autonomía y respaldo. (Apoyo) lo que ellos decidieron, lo que pidió la Cancillería mexicana, pero no voy a abordar más el tema”, sentenció López Obrador.

A propuesta de la bancada de Morena, la Cámara de Diputados expresó su apoyo a la conducta de “neutralidad y puente de comunicación” asumida por el gobierno de México frente al conflicto diplomático que se vive en Venezuela.

Aplaudió la disposición del gobierno de México para abordar la crisis en Venezuela, a través del diálogo para la negociación.

Lo anterior, se logró a través de un punto de acuerdo de urgente resolución promovido por el grupo parlamentario del partido de AMLO, que terminó siendo avalado en votación económica por el Pleno cameral.

Al fundamentar el acuerdo, el diputado de Morena Rubén Cayetano García indicó que existe “una crisis” de carácter diplomático, entre los estados que reconocen como primer mandatario de Venezuela a Juan Guaidó, y los que manifiestan su apoyo a quien tiene a su cargo la administración pública y la jefatura de las fuerzas armadas de ese país, Nicolás Maduro.

Sostuvo que el gobierno mexicano “no reconoce ni desconoce gobierno alguno, mantiene o no relaciones diplomáticas con otros estados, pero sin pretender tener injerencia en las decisiones soberanas de otros países”.

 

El presidente Donald Trump argumentó una supuesta “invasión” a Estados Unidos con “drogas y tráfico de personas” para declarar estado de emergencia nacional, lo que le permitirá reunir los 8,000 millones de dólares que necesita para financiar la construcción de un muro en la frontera con nuestro país.

“Hoy voy a firmar una emergencia nacional (…) porque estamos hablando de una invasión de nuestro país con drogas, con tráfico de personas”, dijo Trump en conferencia desde La Casa Blanca.

“Tenemos la oportunidad de acercarnos a 8,000 millones de dólares, y con eso vamos a construir mucho muro”, prometió.

Trump aseguró que prevé que la oposición demócrata le “demande” ante los tribunales para bloquear la medida, aunque pronosticó que ganará la batalla judicial.

Agregó que el litigio acabará seguramente en el Tribunal Supremo, como ocurrió con la pugna judicial sobre su veto migratorio contra los ciudadanos de varios países de mayoría musulmana.

“Lo que pasará, tristemente, es que nos demandarán, tristemente habrá un proceso (judicial), y felizmente, ganaremos”, subrayó.

Por su parte los demócratas consideran que Trump está abusando de su poder al recurrir a ello para reunir fondos, dado que el Congreso tiene la potestad exclusiva en materia presupuestaria.

Según La Casa Blanca, el recurso de Trump a esa medida ejecutiva le permitiría desviar 6,600 millones de dólares en otras partidas presupuestarias de los Departamentos del Tesoro y de Defensa para dedicarlos a la construcción de una barrera fronteriza.

Este miércoles se dio a conocer la respuesta que el Papa Francisco envió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro,  a su petición de fungir como mediador de la crisis que se vive en su país. Le recordó que ya en el pasado “lo que se acordó en las reuniones no fue seguido por acciones concretas”, con lo que descartó la petición de Maduro.

La carta fue publicada por el diario ‘Corriere della Sera’, en la cual se observa que está dirigida al “Excelentísimo señor”, y no al “Presidente”, Nicolás Maduro Moros. Con ese detalle, el Pontífice podría dar muestras de que ya no reconoce a Maduro como presidente de Venezuela.

En la carta fechada el 7 de febrero de 2019, el Papa Francisco recuerda los repetidos intentos solicitados por Maduro y realizados por la Santa Sede en los últimos años para “tratar de encontrar una salida a la crisis venezolana”.

“Desafortunadamente, todos fueron interrumpidos porque lo que se había acordado en las reuniones no fue seguido por gestos concretos para implementar los acuerdos”, escribió el pontífice según Corriere della Sera.

El Papa argentino reiteró “la necesidad de evitar cualquier forma de derramamiento de sangre”.

Por su parte el portavoz interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, no quiso comentar, ni desmentir, lo que consideró la publicación “de una carta privada” del Papa en un medio.