Tag

Cuernavaca

Browsing

Una vez más el paso exprés de Cuernavaca presenta una afectación que autoridades atribuyen a las lluvias; y es que la tarde de ayer la Coordinación Estatal de Protección Civil Morelos (CEPCM), informó que en el estacionamiento de las oficinas de Caminos y Puentes Federales (Capufe), ubicado en el poblado de Chamilpa, se había creado una oquedad con un diámetro aproximado de 2 metros por  3 metros de profundidad. 

 

Detalló que debido a las lluvias que se han presentado, se dio un reblandecimiento de la tierra, lo que provocó que comenzara a socavarse el acotamiento del carril lateral en el kilómetro 79+900 de la autopista Cuernavaca – México.

 

Elementos de la CEPCM y Protección Civil  de Cuernavaca acudieron al lugar, se procedió a acordonar el tramo de manera precautoria y Capufe abanderó la zona además de habilitar los carriles confinados para desahogar el tránsito vehicular que se presentaba en la zona.

 

Se espera que en breve comiencen los trabajos de reparación y las autoridades puedan informar sobre las causas que originaron esta oquedad y si es que existe el riesgo de que se formen más socavones en el famoso paso exprés.

 

Foto: Twitter

Luego de la comparecencia del Gobernador del Estado de Morelos, Graco Ramírez, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, emitió un comunicado con el fin de dar réplica a lo declarado por el perredista, en donde destacó que hay muchas personas que “quieren que el Secretario sea el responsable de todo lo ocurrido” en el paso exprés.

 

“Les informo a ustedes que en ningún momento el Gobernador Graco Ramírez me hizo referencia alguna de aspectos faltantes del Paso Exprés de Cuernavaca y tampoco de que hubiese riesgo alguno de que pudiera ponerse en operación la vialidad y menos que pudiera formarse un socavón”, sentenció el funcionario federal.

 

Ruiz Esparza aseguró que “en sus palabras (Graco) durante el evento de inauguración” se puede apreciar la aceptación del evento de inauguración de la obra, lo que contradice  las afirmación del gobernador sobre haber expresado que había “asuntos pendientes de resolver” y su oposición a inagurar la obra en el momento en que se hizo.

 

Luego de que Graco solicitara su renuncia, Ruiz Esparza aseguró que “seguramente hay muchas partes interesadas en que sea el Secretario el responsable de todo lo ocurrido y las demás partes no lo sean, siendo que hay indicios de presunta responsabilidad en la parte constructiva, en la supervisión de la obra, en la coordinación de la obra y en servidores públicos federales y locales”.

 

“He insistido que mi principal responsabilidad en este evento y en este momento, es coadyuvar con las autoridades competentes para deslindar y fincar responsabilidades. Renunciar a mi cargo y quedar como único responsable de las fallas y errores de terceros en este asunto es algo que en mi opinión no debe ser y eso sí creo que sería irresponsable. Una vez determinadas las responsabilidades del caso tomaré la determinación de qué es lo procedente y de qué es lo correcto de acuerdo a las responsabilidades que resulte”, remató el titular de la SCT.

 

 

Foto: Archivo APO

Durante la reunión de trabajo con la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez aseguró que no fue un accidente desafortunado lo ocurrido en el Paso Exprés, sino el resultado de no haber atendido las observaciones técnicas que dejó una falla estructural.

 

Ante legisladores federales, Ramírez aseguró que el Secretario Gerardo Ruiz Esparza, faltó a la verdad durante su comparecencia y que solo ha dedicado el tiempo a defenderse y autoproclamarse necesario para llegar a la verdad de los hechos, “para castigar como si fuera justiciero”.

 

“Ruiz Esparza seguramente no informó al presidente de esta falla estructural. Advertí (Graco) que la obra no se había terminado plenamente”, especificó.

 

El perredista denunció que el titular de la SCT ha pagado millones de pesos en campañas para asociar el socavón al gobierno de Morelos, y a él en particular. “El secretario dice que no puede bajarse del barco porque está a medio camino o está medio lleno de agua, no entiendo su figura, al secretario ya se le hundió el barco. No entiendo por qué el Presidente tiene que pagar ese precio, él lo nombra y lo puede quitar”.

 

El gobernador concluyó su comparecencia reiterando que en “Morelos no hay nada que esconder (…) aunque entiendo que haya algunas personas interesadas en defender al titular de la SCT”.

Después de dos semanas de que se suscitará un socavón en el paso exprés de la carretera México-Acapulco, y en el que murieran dos personas al caer en su automóvil y permanecer más de 10 horas sepultados, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, reconoció posibles fallas y omisiones de funcionarios públicos y constructoras Aldesa y Epccor.

 

Esta tarde se dieron a conocer los resultados preliminares de la investigación que corrió a cargo de la SCT, y que revela fallas, anomalías y omisiones de funcionarios públicos, el funcionario indicó que “de confirmarse, confrontarán severas responsabilidades”.

 

“Reitero el profundo interés personal e institucional en que las autoridades competentes investiguen a fondo y finquen las responsabilidades correspondientes, que lleguen a las máximas consecuencias que amerita este caso”, sostuvo Ruiz Esparza sobre la muerte de Juan Mena López y su hijo.

 

Se informó sobre la construcción de un nuevo puente de 48 metros de longitud para “brincar” la zona, y que correrá Aldesa y Epccor, además de que se implementarán acciones como:

 

  • Realizar una revisión integral de centros de SCT para mejorar procesos
  • Hacer más eficiente la toma e implementación de acciones
  • Establecer un nuevo esquema de evaluación de los directores de los centros SCT y su equipo de trabajo
  • Realizar de la mano de áreas sustantivas de la dependencia, Conagua y Protección Civil, una revisión integral para dictaminar todas las carreteras federales.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO

Luego de que la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Coordinación Nacional de Protección Civil señalara que el gobierno del Estado de Morelos conocía de los riesgos que representaba el Paso Exprés de a carretera México-Acapulco, y de no informar oportunamente sobre ello, el gobierno del Estado indicó que “actuó con absoluta responsabilidad”.

 

El gobierno del perredista Graco Ramírez indicó que advirtió en tiempo y forma sobre los riesgos que detectó en diversas etapas de la construcción del paso exprés, y añadió que la edificación del nuevo viaducto que anunció la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), se realizará a propuesta directa del gobernador.

 

Aclararon que desde 2016 el gobierno de Morelos notificó oficialmente a la delegación de la SCT, sobre diversas situaciones de riesgo, incluso la Comisión Estatal del Agua también informó “debidamente a la Dirección General del Centro SCT Morelos, mediante oficio CEAGUA/SSE/125/2016, de fecha 31 de octubre de 2016, enviado a su entonces titular, José Luis Alarcón Ezeta”, los resultados y recomendaciones del estudio hidrológico e hidráulico de la barranca y alcantarillado pluvial que cruza el tramo afectado.

 

El gobierno estatal aseguró que “al tratarse de una obra federal, el Gobierno del Estado no tiene injerencia sobre esta vía, cuya atención es responsabilidad directa de la SCT”.

 

Foto: Archivo APO

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes informó que en punto de las 11:45 horas de este jueves se procedió a abrir un tercer carril a la circulación en la zona afectada del Paso Exprés de Cuernavaca. La decisión aseguró se debió a los resultados de las pruebas de carga que se efectuaron para verificar que no hubiera riesgos de circular por la zona.

 

Detalló que el tercer carril funcionará de manera reversible para ayudar a desahogar el tránsito vehicular determinado con base en las horas pico. Los horarios de circulación serán de 05:00 a 11:00 am en el sentido Acapulco-México; y de 11:00 a 05:00 am del día siguiente en el sentido México-Acapulco.

 

Así, de los tres carriles en operación, dos no serán reversibles (uno para cada sentido de la circulación) y el tercero permitirá el paso de vehículos de acuerdo a los horarios determinados y la demanda. Únicamente se permite el paso de vehículos ligeros y autobuses. Los transportes de carga deben utilizar las rutas alternas.

 

Foto: SCT

Luego de los señalamientos de los que ha sido “víctima” la compañía Grupo Aldesa, responsable de la construcción del paso exprés, emitió un comunicado de prensa en el que negó cualquier acto de corrupción al interior de su estructura para adjudicarse contratos del gobierno federal, y reiteró “la integridad de la compañía”.

 

 

Sobre la relación que ha guardado con dependencias de gobierno y por las que se señalan las adjudicaciones “a modo”, la constructora indicó que las empresas privadas “para las que trabajamos representan el 60% de la cartera de Grupo Aldesa”. Aseguró que “los contratos públicos de los que hemos sido adjudicatarios han estado siempre sujetos a la ley y a los pliegos técnicos de la oferta y hemos cumplido cada uno de ellos. Aldesa ha estudiado y licitado en 962 proyectos, la mayoría han sido en consorcios con diferentes empresas mexicanas”.

 
 
Subrayó que sólo un 2.5% de las licitaciones realizadas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC), mismas que alcanzan las 12,214 han sido adjudicadas a favor de la empresa.
 
 
 
Foto: Archivo APO

El paso exprés de la carretera México-Acapulco ha sido renombrado como el “paso de la muerte” por los habitantes de la región, pues desde los inicios de su construcción y hasta su inauguración en abril pasado, había alcanzado la cifra de 21 personas muertas.

 

En sus apenas 14.5 kilómetros, a cifra de fallecidos se modificó luego de la muerte de Juan Mena Loópez y Juan Mena Romero el pasado miércoles, llegando a los 23 descesos.

 

Sin embargo el saldo de la vialidad no sólo es de fallecidos, implica el colapso de una vialidad “exprés” al optar por un cierre de sus 10 carriles desde el viernes pasado, lo que ha provocado que un recorrido que se anunció se tendría que hacer en un máximo de 30 minutos, se hace ahora en un mínimo de 60 minutos.

 

Sin embargo ahora se enfrenta a un nuevo reclamo: autoridades de Morelos y Guerrero, así como empresarios y habitantes de la región exigen a las autoridades federales (SCT), agilizar la reparación de la vialidad, pues el cierre del paso exprés se ha traducido en pérdidas económicas y de tiempo, sobretodo al considerar que coincidió con el arranque del periodo vacacional.

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO

La obra del Paso Express de Cuernavaca que esta semana ha sido noticia por un socavón tiene todos los ingredientes para ser considerada un caso más de enorme corrupción. Un caso más que en esta ocasión implicó la muerte de dos personas.

 

Fue un proyecto licitado en el 2014 que ganaron dos empresas. La subsidiaria en México de la española Aldesa; y Epccor, de Juan Diego Gutiérrez Cortina.

 

La obra la ganaron ambas empresas aun cuando en la licitación su propuesta no fue ni la más económica, ni quedó en primer lugar. De hecho, quedaron en 5º lugar con una propuesta de mil 45 millones de pesos ($1,045,857,952.45). Hubo propuestas más económicas, pero en el entendido que las licitaciones se ganan no solo por el monto que presentan, sino por otros requisitos legales y técnicos como tiempo de entrega, la de Aldesa y Epccor fueron las ganadoras.

 

Al final, la obra ni costó los mil 45 millones de pesos, ni se entregó en julio del 2016, fecha que marcaba la licitación. Terminó costando 2 mil 213 millones de pesos la construcción de los 14.5 kilómetros que representa y se entregó hasta abril del 2017 con trabajos a marchas forzadas porque el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, prometió un día sí y al otro también, que la obra estaría concluida para las vacaciones de Semana Santa cuando tantas familias toman su automóvil para irse a Acapulco y pasan justo por este tramo.

 

Texto completo en El Universal

Foto: Archivo APO

Luego de que suscitará la muerte de dos personas por un socavón en el paso exprés de Cuernavaca, Morelos, ha trascendido que el problema con la tubería donde se originó el hundimiento era del conocimiento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

 

 

Fue el pasado 30 de junio cuando la Ayudantía Municipal del poblado de Chipitlán, en Cuernavaca, advirtió al delegado de la SCT, José Luis Alarcón “Debido a las fuertes lluvias y al mal trabajo realizado en el tramo del Paso Exprés, entre el Conalep y Privada Camelina, que se encuentra dentro de nuestra demarcación, le comunico que el muro que se levantó en esa área está a punto de colapsarse”.

 

Mario meses, del poblado Chipitlán explicó en su carta que el problema se debía a que tubo de desagüe estaba obsoleto y no fue sustituido por uno apto para esa obra. “El caudal de agua que baja de la Barranca Santo Cristo, que corre por debajo de este tramo, debido a la mala planeación del Paso Exprés, ha provocado inundaciones a todos los vecinos de dicho tramo”.

 

Con información de Reforma / Foto: Twitter