Tag

Culiacán

Browsing

De acuerdo a la más reciente encuesta del diario Reforma, 60% de los mexicanos creen que la estrategia el gobierno federal contra el narcotráfico y el crimen organizado está fracasando, esto luego del fallido operativo en Culiacán, Sinaloa el pasado 17 de octubre.

Solo 28% de los encuestados indicaron que la estrategia está teniendo éxito.

Sobre dicha estrategia, el 54% de los mexicanos indicaron que no conducirá a la paz tal y como el gobierno lo ha prometido. Solo 37% indicó que sí.

Y aunque la estrategia del gobierno Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene poco respaldo entre la ciudadanía, el 69% de los encuestados indicó que está a favor de lo que propone la estrategia, respecto a conseguir la paz a través de acciones como combatir la corrupción y la pobreza, y no optar por la guerra.

Sobre las acciones que incluiría la estrategia, 77% de los mexicanos dicen estar a favor de la que la Guardia Nacional haga labores policiales; sin embargo, 75% no está de acuerdo en que el gobierno negocie con el crimen organizado, o que se legalicen drogas como la cocaína y otras drogas sintéticas. 85% se opone que que se liberen a integrantes del crimen organizado.

Retomando el tema del fallido operativo en Culiacán, Sinaloa, 59% de los mexicanos indican que ha sido mal el manejo que el gobierno federal ha dado al tema, lo que lleva a que el 54% de los consultados no crean lo dicho por el gobierno.

Lo más grave llega al saber que el 72% de los encuestados creen que el gobierno federal oculta información sobre el operativo para detener a Ovidio Guzmán.

Finalmente, el 62% de los consultados indican que el crimen organizado es más fuerte que el gobierno.

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, descartó renunciar a su cargo, por el resultado y manejo informativo del operativo para detener a Ovidio Guzmán López el pasado 17 de octubre.

“Mi renuncia, eso es lo de menos. Si una renuncia resolviese un problema de la dimensión que tenemos, no tendría ningún inconveniente en ponerla sobre la mesa”, dijo el funcionario durante su comparecencia ante el Pleno cameral, con motivo del análisis del Primer Informe de Gobierno del Ejecutivo federal.

Apuntó que él no buscó la responsabilidad que tiene, “pero una vez asumida, no la eludiré y estaré aquí cumpliendo en la medida en que tenga que aportar a la solución del problema de la inseguridad”.

El funcionario se refirió a este tema, luego de que diputadas del PRD, PAN e independientes le exigieran, por separado, su renuncia por el resultado y manejo informativo del operativo para detener a al hijo de Joaquín  “El Chapo” Guzmán en Culiacán, Sinaloa,

Durazo Montaño indicó que “es muy fácil renunciar; lo más difícil es continuar cumpliendo la responsabilidad sin flaquear, no obstante, la complejidad de la circunstancia”.

Al dirigirse a los diputados del PRD que le exigieron la renuncia, el funcionario les recriminó el no tener autoridad moral para hacer un planteamiento como su renuncia.

Durazo aprovechó para informar a los legisladores que Ovidio Guzmán López no cuenta con orden de aprehensión alguna en México. “Esta persona no tiene en nuestro país, ustedes no lo van a creer, no tiene en nuestro país una orden de aprehensión”. Señaló que sólo hay una orden de detención con fines exclusivos de extradición, “lo que significa que los delitos por los que se le acusa han sido cometidos en otro país y no en México”.

Finalmente, enfatizó que el gobierno federal está muy lejos de establecer una negociación con el crimen organizado.

El secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, advirtió que se responderá con todo el peso de la ley al desafío de la criminalidad, pues “siempre habrá un momento para capturar a quienes delinquen, e iremos por ellos para que paguen por sus fechorías».

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados, en el marco de la Glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y entregar un informe del operativo en Culiacán, Sinaloa, el funcionario refrendó que la vida de la gente es insustituible.

Reiteró que en materia de seguridad no es prudente sobredimensionar las circunstancias, y que un tropiezo táctico no invalida la estrategia en su totalidad. Además, acotó que si se ve el tema con perspectiva histórica, «reconoceremos que es una tragedia que lleva décadas».

Durazo Montaño subrayó que han preferido la crítica y el debate a mantener la opacidad y la inercia, y ante la inseguridad, enfatizó ante los legisladores, «no podemos permitirnos fingir que el problema es sencillo».

El secretario federal insistió en que en el caso Culiacán, que pudo haberse convertido en un episodio de guerra y derramamiento de sangre, se resolvió privilegiando la paz pública.

Previamente, señaló que la falta de información durante el fallido operativo de Culiacán no justifica que los medios de comunicación difundieran noticias equivocadas haciéndolas pasar por correctas.

“Deben ustedes entender en buen plan que en ese momento no estábamos pensando en la información, sino en la esencia de la decisión que debíamos tomar para salvar vidas para no incrementar los niveles de tensión que ya había entre la población y evitar enfrentamientos y muerte», dijo el funcionario a los medios de comunicación.

Al término de la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), donde se dio un reclamo entre funcionarios y representantes de medios de comunicación, sobre el manejo de la información del pasado 17 de octubre, el secretario de Seguridad salió al paso.

“Con todo respeto, una cosa es dar una información que no es correcta porque no se tiene correcta, y otra muy distinta es tener la intención de mentir, que nunca existió ni existirá en el gabinete, porque además, no tenemos necesidad de hacerlo, no estamos protegiendo absolutamente a nadie, sostuvo.

Frente al cuestionamiento de los representantes de los medios de comunicación, Durazo Montaño justificó que si bien el día de la detención y liberación de Ovidio Guzmán, el Gabinete de Seguridad que encabeza no dio información precisa “al siguiente día en la mañana rectificamos».

Reconoció que cuando recibieron información corregida y corroborada, la corregimos y la dieron a conocer al siguiente día, asumiendo la responsabilidad del error de haber recibido información equivocada previamente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Estado mexicano tiene la capacidad de enfrentar cualquier amenaza a la población, esto al defender el operativo fallido del pasado 17 de octubre en el que se capturó  y liberó a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Al defender su estrategia contra la delincuencia y la inseguridad, López Obrador aseguró que el Estado mexicano tiene posibilidad de enfrentar cualquier situación contraria a la sociedad, sin embargo dijo, «lo que queremos es que podamos resolver los problemas sin violencia. Que no se violen derechos humanos, que se use la fuerza de forma regulada, que no haya ese afán autoritario, fascistoide que prevalecía de querer exterminar, arrasar, acabar con el contrario,sino que cuidemos la vida de todos y al mismo tiempo se garantice la paz».

Al ser cuestionado sobre las declaraciones de Carlos Gaytán Ochoa, un general del Ejército que cuestionó las decisiones estratégicas del gobierno y señaló una polarización de la sociedad, AMLO dijo que no le preocupan «porque lo más importante en los nuevos tiempos es que no domina la cúpula de poder».

Dijo que Gaytán Ochoa fue funcionario durante un gobierno conservador anterior. «Él tiene una visión distinta», remarcó.

A su vez, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, refirió que a raíz de la ola de violencia que siguió al operativo en Culiacán, hubo amenazas de acciones criminales en otros estados, «enfocadas a agredir a nuestros servicios y realizar acciones contra la población e instalaciones estratégicas».

Por ello, añadió, se alertó a los comandantes militares de las diferentes zonas para responder en caso de que fueran ciertas las amenazas.

El titular de la Sedena aseguró que se tiene una estrategia de protección ciudadana basada en el despliegue permanente y la coordinación entre todas las fuerzas del Estado, y no solo en lugares donde se han detectado amenazas.

Aseguró que el grupo especializado en la captura de narcotraficantes es el que decidió actuar en Sinaloa, y el gabinete de seguridad no tenían gran información del tema.

Sandoval admitió que hubo un ofrecimiento de dinero por parte del cártel de Sinaloa a un militar durante el operativo, pero este lo rechazó y por ello fue amenazado.

Por su parte el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, aseguró que hoy más que nunca «las Fuerzas Armadas están unidas». «No van a poder separarnos. Estamos trabajando por una misma causa, que es la seguridad de la sociedad».

Al respecto, el presidente López Obrador descartó que existan riesgos de fractura en el Ejército, pues dijo, es una institución leal al pueblo de México. “No tengo la menor desconfianza del Ejercito, al contrario, cuento con el apoyo y lealtad del Ejército, y sobre todo con la lealtad que le tiene el Ejercito al pueblo».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reclamó a los medios de comunicación por la cobertura informativa del operativo en Culiacán, Sinaloa, en el cual dijo: «mostraron el cobre».

Dijo que cuestionaron al gobierno y con tal de dar la nota, compartieron información y exhibieron «sin importar lo que estaba de por medio».

“Se nos lanzaron con todo; desde los supuestamente más independientes hasta boletines, pasquines al servicio del conservadurismo, periódicos, estaciones de radio, canales de televisión», dijo en su conferencia de prensa matutina de hoy.

El mandatario afirmó que algunos medios difundieron una fotografía falsa en la que aparece un militar que iba en custodia de «carrotanques» de combustible, haciéndolo pasar por un presunto delincuente.

“Lo difundió un periódico independiente, para vergüenza, por el ansia de la información, pensando que la nota era la nota y sin importar lo que estaba de por medio; además, con esa idea de que si sacaban esa foto se deslindaban de nosotros, como si nosotros le pidiéramos a algún medio que nos apoyara, nunca lo hemos hecho», dijo AMLO.

Criticó que los medios de comunicación pretendieran obtener información de inmediato para tener la nota y usaran un «tono acusatorio», cuando en ese momento «se estaba atendiendo el problema».

López Obrador aclaró que su gobierno no pretende coartar el ejercicio periodístico, «pero mostraron el cobre y consideramos que se actuó bien; fue lo correcto, por encima de todo están las vidas».

El presidente dijo que para vencer al crimen organizado, se hubieran requerido refuerzos de unos dos mil o tres mil elementos y disparar las ametralladoras, pues se tenía la información de que los delincuentes estaban dispuestos a disparar contra civiles.

El gobierno federal dio a conocer este miércoles el minuto a minuto, del fallido operativo del 17 de octubre para capturar a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, en Culiacán, Sinaloa.

De acuerdo a lo presentado en la conferencia matutina, el saldo del operativo fue de 8 muertos y una veintena de heridos, además de una cerca de 50 presos fugados de un penal local y numerosos daños en la ciudad. Esta es la

ANTECEDENTES:

2 de abril de 2018: Una corte en Columbia (EUA) emite orden de arresto contra Ovidio Guzmán por el delito de asociación delictiva y tráfico de drogas.

13 de septiembre de 2019: El Gobierno de EUA solicita a México la detención provisional con fines de extradición.

25 de septiembre: Tras una petición de la Fiscalía General de la República (FGR), un juez emite una orden de detención provisional con fines de extradición contra Ovidio Guzmán.

9 de octubre: La Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) trabajan en un informe donde describen «personas e inmuebles» vinculados a Ovidio, que entregan el 11 de octubre.

EL DÍA DEL OPERATIVO:

  • 13.00 hora Ciudad de México: Personal de la Guardia Nacional presenta en la FGR de la capital su informe para sustentar orden de cateo, en tanto se preparan en Culiacán para el operativo.
  • 15.00 hora Ciudad de México: El operativo llega al domicilio ubicado en un fraccionamiento del centro de Culiacán.
  • 15.30 hora Ciudad de México: Inicia el operativo en Culiacán, las fuerzas federales rodean el inmueble, «estando el objetivo dentro en compañía de su familia».
  • 15.50 hora Ciudad de México: Concluye la presentación del informe ante la FGR, y se espera la confirmación del orden de cateo. Es decir, se realizó el operativo antes de contar con la autorización.  Paralelamente, inician las «agresiones de los delincuentes contra las fuerzas de seguridad», y ello «hizo innecesaria la orden de cateo», según la versión oficial.
  • 16.15 hora Ciudad de México: Guzmán sale del estacionamiento del inmueble y es cuando se le toman unas fotos que se filtraron a medios.
  • 16.17 hora Ciudad de México: El hijo del Chapo hace una llamada telefónica donde busca persuadir a sus hermanos y sicarios a que cesen «la actitud hostil».
  • 16.25 hora Ciudad de México: Se reportan los primeros militares heridos por las agresiones de grupos armados.
  • 16.45 hora Ciudad de México: El Gabinete de Seguridad informa al presidente de las actividades desplegadas por los delincuentes en Culiacán.
  • 16.50 hora Ciudad de México: Más sicarios rodean la casa y bases militares en tres municipios: Cosalá, Costa Rica y El Fuerte.
  • 18.04 hora Ciudad de México: Se registran agresiones a las fuerzas militares en distintos puntos de la ciudad, además de quema de vehículos y la fuga de unos 50 presos de un penal de Culiacán.
  • 19.49 hora Ciudad de México: Se ordena la cancelación del operativo y el retiro de las tropas por «decisión colegiada».
  • 20.17 hora Ciudad de México: Los grupos armados liberan a varias fuerzas federales retenidas.
  • 20.30 hora Ciudad de México: El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo, emite un mensaje junto al gabinete de seguridad sobre los sucesos ocurridos.

OTROS DATOS RELEVANTES DEL OPERATIVO:

Autoridades informaron que se estableció un «círculo interno» de seguridad de 8 guardias nacionales, 38 miliares, 7 vehículos y dos patrullas de la Policía Federal. En un «círculo externo», cerca de la zona cero del operativo, se ubicaron otros cuatro equipos de fuerzas federales que en su conjunto sumaban un centenar de efectivos.

No obstante, varios grupos no llegaron al lugar estipulado al padecer agresiones de los sicarios. Ello dificultaría la ruta de evacuación hacia el aeropuerto para llevarse a Ovidio Guzmán. Un trayecto estimado en 25 minutos.

Estiman que hubo unos 300 sicarios que participaron en los distintos ataques en la ciudad. Durante las agresiones se desplegaron hasta 38 aeronaves de seguridad federal. De acuerdo con el «resumen de afectaciones» oficial, hubo 8 muertos: 1 civil, 1 miembro de la Guardia Nacional, 1 interno del penal y 5 agresores, además de 19 heridos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reafirmó que se actuó de manera responsable y se cuidó la vida de las personas en el operativo de Culiacán, donde fue liberado Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo» Guzmán, luego de los hechos de violencia por parte de grupos criminales en diversos puntos de la capital sinaloense.

En conferencia de prensa, donde se presentó el minuto a minuto de las acciones el pasado 17 de octubre, recordó que ya es otra la estrategia de seguridad, “ya no hay guerra contra el narcotráfico, ya no vamos a exponer las vidas de civiles con el eufemismo de daños colaterales, eso se terminó, queremos la paz».

Sostuvo que se siente muy apoyado y protegido por los integrantes del gabinete de seguridad y por las instituciones que garantizan la paz y tranquilidad en el país: las secretarías de la Defensa Nacional, de la Marina y la de Seguridad Ciudadana, así como la Guardia Nacional, “están actuando de manera eficiente, leal, con honestidad», dijo.

López Obrador dejó en claro que si bien sus adversarios “quisieran que nos fraccionáramos, no es así estamos muy unidos y trabajando de manera coordinada, poniendo por delante el interés general en este asunto de garantizar la paz.

Al indicar que ya se tiene la relatoría de lo que aconteció en el operativo de Culiacán, dijo que es responsabilidad de su gobierno informar y que la autoridad competente, en este caso la Fiscalía General de la República (FGR), lleve a cabo las investigaciones necesarias en torno al caso.

Por su parte el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, afirmó que el «tropiezo táctico» del operativo para capturar a Ovidio Guzmán no debe invalidar en general la Estrategia Nacional de Seguridad del gobierno federal.

«Se trató de una acción precipitada, cabe reconocerlo con toda honestidad, merece una crítica, pero no así la Estrategia Nacional de Seguridad. Siempre hay probabilidades de que un operativo salga mal, no obstante la experiencia de quienes lo llevan a cabo», expresó el secretario.

López Obrador adelantó que el informe minuto a minuto sobre el operativo será enviado también al Poder Legislativo y a la Fiscalía General de la República (FGR) para que lo analicen.

El mandatario indicó que toda la información sobre este caso se dará a conocer con apego a la verdad y esa es la instrucción a su gobierno.

“Este informe primero es a los ciudadanos y al mismo tiempo se entregará al Poder Legislativo. Aunque no se tenga que hacer en esta instancia y por estos medios, también se va a entregar al Poder Legislativo y a la Fiscalía General de la República (FGR)», finalizó.

A una semana de los enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa, por la detención y eventual liberación de Ovidio Guzmán López, y el operativo fallido que dejó como saldo 14 personas sin vida y 21 heridos, el PAN hizo un llamado al gobierno federal a que la población conozca a detalle lo ocurrido.

La dirigencia del partido señaló que se debe saber quiénes o quién tomó la decisión de liberar al hijo de «El Chapo», a fin de deslindar responsabilidades y evitar así que nunca más vuelva a ocurrir algo parecido.

Tras reconocer la labor y el compromiso de las Fuerzas Armadas Mexicanas, el Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés, señaló que sin duda alguna lo sucedido se debe a una mala determinación de las autoridades responsables de la seguridad del país, característica constante ya de este gobierno.

El panista dijo que el gobierno morenista demostró una serie de deficiencias e incongruencias en la ejecución de su estrategia de seguridad, tal como:

  • Insuficiente información de un sistema de inteligencia eficaz
  • Una correcta planeación
  • Una adecuada ejecución del operativo
  • Una mínima previsión de las posibles reacciones y consecuencias que pudieran ocurrir.

«De esta manera, queda evidenciado el problema de fondo del gobierno de López Obrador, que es la enorme debilidad del sistema de seguridad del país», dijo la dirigencia del blanquiazul.

Marko Cortés puntualizó que se debe señalar que las acciones de seguridad de la actual administración no han dado mejores resultados que gobiernos anteriores, y por el contrario, los índices de criminalidad son cada vez más graves y de altísimo riesgo para la población.

El Dirigente del PAN destacó que fue una irresponsabilidad desde el principio haber expuesto de esa manera a la sociedad culiacanense con un operativo mal planeado, pero también lo fue, en un segundo momento exponiendo a todos mexicanos con el pésimo precedente que sienta, en la coyuntura innecesaria de decidir entre dos males: la menor pérdida de vidas en el momento del operativo o el posterior muy probable desenlace de más violencia y muertes en el futuro.

La Cámara de Senadores solicitó la comparecencia del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, con el fin de que exponga el estado que guarda la República en materia de seguridad.

Los legisladores requirieron al funcionario que presente por escrito, a la brevedad, un informe detallado sobre los hechos suscitados el pasado 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa, a raíz del operativo fallido que se llevó a cabo para detener a Ovidio Guzmán López, hijo de «El Chapo».

Aclararon que en el informe que se presente, se deberá salvaguardar la información clasificada como reservada o confidencial. Se acordó que la Mesa Directiva determine el formato, la fecha y si el funcionario comparecerá ante el Pleno o en comisiones.

Esta solicitud surgió a partir de que los senadores Mauricio Kuri González, del PAN, e Imelda Castro Castro, de Morena, presentaran, por separado, dos puntos de acuerdo relativos a los hechos que sucedieron la semana pasada en Culiacán, Sinaloa.

Kuri González recordó que ya se cumplieron los seis meses que el Presidente de la República solicitó para comenzar a dar resultados en materia de seguridad, pero con lo sucedido en Culiacán y las pésimas cifras de combate a la delincuencia, “se demuestra que ni saben, ni quieren y ni pueden dar seguridad a los mexicanos”, señaló.

En su opinión, lo sucedido en Culiacán y el aumento generalizado de la delincuencia, demuestra no sólo un operativo fallido, sino una estrategia de seguridad fallida completamente.

A nombre de la bancada de Morena, Imelda Castro reconoció la innegociable obligación del Estado de garantizar la vida por encima de cualquier estrategia u operativo. Afirmó que la prudencia y serenidad deben revestir cada una de las acciones que se concreten desde los distintos ámbitos gubernamentales.

La legisladora señaló que los hechos ocurridos en Culiacán, conmovieron al pueblo de México, pues la violencia es uno de los flagelos que en los últimos sexenios ha lacerado la cotidianeidad de millones de personas.

El senador Miguel Ángel Mancera, coordinador del PRD, se pronunció por una legislación inflexible en contra del tráfico de armas. Se pronunció por “despistolizar” al país y pidió no adelantar juicios, pues hay que conocer pronto y de viva voz la versión de los hechos a través del secretario Alfonso Durazo.

En su participación, el senador Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, dijo que su bancada no aprovechará un operativo fallido para criticar la estrategia de seguridad del actual gobierno; sin embargo, el Ejecutivo debe hacer una reflexión sobre ello.

Finalmente, el senador Raúl Bolaños-Cacho, del PVEM, señaló que aunque el operativo fue deficiente y precipitado, debe servir como punto de inflexión para hacer una revisión de la estrategia seguida.

De acuerdo a la más reciente encuesta de De las Heras Demotecnia, el 92% de los mexicanos se enteraron de los enfrentamientos armados en Culiacán, Sinaloa de la semana pasada, que se generaron tras la detención de Ovidio Guzmán, a quien horas más tarde se dejó en libertad.

El 44% de los encuestados indicaron que el operativo falló ya que el narcotráfico es más fuerte que el Ejército, quien no midió los alcances.

22% indicó que el operativo falló por mala planeación; 17% señaló que el operativo fue mal ejecutado.

Sobre la eventual liberación del hijo de «El Chapo» Guzmán, 55% de los encuestados indicaron que fue una buena decisión dada la crisis que se vivía en Culiacán. 33% señaló que fue una mala decisión.

Respecto a la responsabilidad del presidente López Obrador, 30% indica que es totalmente responsable; 37% apunta que es algo responsable y 25% señala que nada responsable.

Sin embargo, 23% ve al gobernador Quirino Ordaz como el principal responsable; 18% ve como responsable a Alfoso Durazo y 6% al coordinador de la Guardia Nacional, el general Luis Rodriguez Bucio y 4% al Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval.

Finalmente, la firma preguntó a los encuestados si después del operativo fallido, la imagen del presidente mejoró o empeoró. 32% dice que mejoró y 20% indicó que se quedó igual de bien. 34% señaló que empeoró y 6% dijo que se quedó igual de mal.

Bellum omnium

contra omnes.

Thomas Hobbes

Hace un año el presidente Andrés Manuel López Obrador dio un manotazo al anunciar, sentado frente a un libro titulado ¿Quién manda aquí?, que la construcción del aeropuerto de Texcoco, el NAIM, quedaba cancelada. Desde entonces ha querido dejar en claro que, en este país, quien manda es él.

Pero en el momento en que su autoridad se hizo más necesaria que nunca, el presidente decidió no mandar. Optó por subirse a un avión comercial y quedar incomunicado. Al aterrizar en Oaxaca, en lugar de haberse ido a Culiacán, siguió adelante con su agenda como si la violencia de Sinaloa no mereciera una revisión de sus planes de fin de semana.

La conferencia mañanera del día siguiente la llevó a cabo desde Oaxaca y en Culiacán dejó a los integrantes del Gabinete de Seguridad Pública a que le dieran la cara a los reporteros y periodistas del estado en el que el día anterior se había vivido el terror.

Lo poco que dijo López Obrador la mañana del 18 de octubre en Oaxaca fue que dio la instrucción de que los integrantes del Gabinete de Seguridad no oculten ninguna información respecto a lo ocurrido en Culiacán. Esto evidentemente no ha ocurrido ya que seis días después no sabemos ni siquiera si es o no cierta la versión del New York Times respecto a que en el operativo se detuvo no solo a Ovidio Guzmán, también a su medio hermano, Iván, a quien también se dejó en libertad.

AMLO insiste en la pacificación y en no utilizar la fuerza. “Quien usa la fuerza no tiene autoridad moral”, declaró airoso el presidente desde Oaxaca. No tendrá autoridad moral, pero tiene autoridad, sin adjetivos, como se vio en Culiacán. Y es que ha quedado más que claro que esto de la pacificación y el desarme voluntario no le interesa al crimen organizado.

Pero ante esta realidad, el presidente sigue montado en su macho: no vamos a cambiar de estrategia. Y culpa a ‘sus adversarios’ de ser quienes lo invitan a modificar el plan. Curioso que ‘sus adversarios’ sean los medios; los columnistas; quienes cuestionamos que claramente no se está pacificando al país. Uno esperaría que el presidente vea como adversarios a quienes tomaron rehenes en Culiacán y provocaron la muerte de ya catorce personas, según el recuento al momento de escribir estas líneas.

Quizás en lugar de leer el libro que estaba sobre su escritorio hace un año, cuando dio el manotazo del NAIM, ¿Quién manda aquí?, valdría la pena que lea a Max Weber quien explica que la principal razón de ser del Estado es tener el monopolio del uso legítimo de la fuerza. Cuando esto falla, el Estado deja de cumplir con su razón de ser.

 

Columna completa en EL UNIVERSAL

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, pesar de las reacciones negativas de la opinión pública ante el manejo de los hechos de Culiacán de la semana pasada, el nivel de aprobación del presidente Andrés López Obrador (AMLO) se mantiene sin cambios significativamente.

En el seguimiento mensual que se hace a su desempeño, en octubre registró 67% de aprobación y 31% de desaprobación. En septiembre su aprobación fue de 68% y la desaprobación de 30%.

Sobre la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo» Guzmán, el 51% de los entrevistados opinó que liberar a Ovidio fue una decisión equivocada; el 39% cree que fue una decisión correcta.

El 56% de los encuestados señaló que el crimen organizado fue el que salió ganador de lo hechos de violencia de la semana pasada en Culiacán; el 25% cree que la ganadora fue la sociedad y solamente el 8% indicó que el ganador fue el gobierno.

Respecto a la estrategia de seguridad del gobierno federal, el 60% de los entrevistados dijo que la prioridad es el combate al crimen organizado, frente a un 35% que opinó que la prioridad debe ser evitar la violencia.

De acuerdo a la más reciente encuesta de Consulta Mitofsky, el 99% de la población se enteró de los episodios de violencia que generó la captura y eventual liberación de Ovidio Guzmán, hijo de «El Chapo» Guzmán.

La encuesta hace la diferencia entre los habitantes de Sinaloa y el resto del país. Al preguntarle a los encuestados cómo consideraban el hecho de que se liberó a Ovidio, el 79.1% de los sinaloenses indicaron que el gobierno hizo bien en liberarlo. Solo un 20.2% indicó que fue una mala decisión.

La opinión cambia cuando se realizó la pregunta a las personas que no viven en Sinaloa. A nivel nacional, 53.1% indicó que fue una buena decisión, mientras que 45.1% indicó que se hizo mal en liberarlo.

86.1% de los habitantes de Sinaloa indicaron que si no se hubiera liberado a Ovidio Guzmán el número de muertos habría sido mayor (hasta ahora se reportan 10 fallecidos). 64.4% de los encuestados a nivel nacional coincidieron en lo mismo.

Sobre si creen que la estrategia del combate al crimen organizado por parte del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha sido correcta y debe continuar así o si es incorrecta y se debe modificar, un 42.7% (Sinaloa) y 30.7% (nacional) consideraron que se debe continuar como hasta ahora. Sin embargo, 52% y 65.6% respectivamente señalaron que se debe modificar.

Respecto a si tras los hechos, alguien del gabinete debe renunciar o todos deben seguir en su cargo, un 42.1% y 47.7% indicaron que sí debe renunciar alguien. 47.4% y 45.5% indicaron que todos los funcionarios deben seguir en sus posiciones.

Al consultar si después de lo ocurrido en Culiacán, consideran que el crimen organizado será más o menos violento que hasta ahora, el 31.5% de los sinaloenses indicaron que será más violento, contra 57.6% que indica que será igual que hasta ahora. A nivel nacional, 46.4% indica que la violencia aumentará y 41% indicaron que seguirá igual.

77.2% (Sinaloa) y 71.7% (nacional) de los encuestados indicaron que las fuerzas armadas tienen la capacidad para enfrentar a los criminales. 19.8% y 26.2% señalaron que no tienen la capacidad.


WordPress Lightbox Plugin