Tag

demócratas

Browsing

El presidente Donald Trump analiza la posibilidad de enviar a inmigrantes sin documentos a las llamadas «ciudades santuario», como represalia a los demócratas por su negativa a implantar las medidas migratorias que ha venido solicitando.

«Debido al hecho de que los demócratas no están dispuestos a cambiar nuestras muy peligrosas leyes de inmigración, de hecho, estamos, como informamos, dando fuertes consideraciones para colocar a los inmigrantes ilegales solo en ciudades santuario», señaló este viernes Trump en la red social Twitter.

Acusó a la “izquierda radical” de tener una política de fronteras abiertas y brazos abiertos, por lo que dijo que dicha posibilidad “debería hacerlos muy felices».

Recordemos que las llamadas «ciudades santuario» como Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Seattle, Denver, Chicago y Filadelfia se han comprometido a intensificar su lucha contra las leyes migratorias de Trump.

La información fue revelada por el diario The Washington Post, quien detalló que de acuerdo con correos oficiales a los que tuvo acceso, la propuesta tiene la intención de tomar represalias contra las localidades controladas por los demócratas que se niegan a implementar las políticas migratorias del Ejecutivo.

El diario señaló que La Casa Blanca explicó al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que la intención era solucionar el problema de saturación en los centros de detención de migrantes y enviar un mensaje a los demócratas.

Sin embargo, La Casa Blanca envío al diario un comunicado en el que asegura que esa propuesta fue una sugerencia que se planteó en meses pasados y que fue rechazada, aunque con las declaraciones de hoy de Trump, parece que podría revivir.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, presentó este martes un proyecto de ley propuesto por tres legisladoras demócratas para regularizar la situación de cientos de miles de jóvenes migrantes, que les permitirá alcanzar la ciudadanía.

La llamada “Ley de Sueños y Promesas” es un nuevo intento de los demócratas por regularizar la situación de cerca de 700 mil jóvenes «dreamers», como se denomina a quienes ingresaron ilegalmente de niños a territorio estadounidense, y que habían sido protegidos por el ex presidente Barack Obama a través del programa DACA.

Recordemos que DACA fue cancelado por el gobierno de Donald Trump en septiembre de 2017.

Al inicio de la legislatura, Pelosi prometió que la situación de los dreamers sería una prioridad. «Proteger a los dreamers, a los TPS  (beneficiarios del Estatuto de Protección Temporal) y a los DED (beneficiarios del programa Salida Obligatoria Diferida) estadounidenses es algo que honra y respeta la familia, que es algo que está en el corazón de nuestra fe y en el centro de lo que somos como estadounidenses».

Y es que la administración Trump, como parte de su dura política antiinmigración, anunció a partir de 2017 la cancelación del TPS para seis de los 10 países actualmente elegibles, argumentando que las condiciones que motivaron su inclusión en el programa desaparecieron.

El proyecto de ley fue presentado por las demócratas Lucille Roybal-Allard, Nydia Velázquez e Yvette Clarke, y se espera que avance fácilmente en la Cámara de Representantes, pues son los demócratas quienes cuentan con mayoría.

 

Luego de que los demócratas iniciaron la mayor investigación en su contra por abuso de poder, corrupción y obstrucción de la justicia, en el caso Rusiagate, el presidente Donald Trump acusó a ese partido de cometer el “mayor abuso de poder en la historia” de Estados Unidos.

En una serie de tuits en los que incluyó el mensaje con letras mayúsculas: “PRESIDENTE ACOSADO”, Trump dijo que con la decisión de investigarlo “los demócratas están obstruyendo la justicia y no lograrán hacer nada”.

Agregó que “el verdadero crimen es lo que ellos están haciendo, ¡y han hecho!”.

Durante un acto en la Casa Blanca para prevenir el suicidio entre los veteranos de guerra, el mandatario agregó que con esta decisión “básicamente, (los demócratas) han empezado ya la campaña electoral. Es una vergüenza para nuestro país. No me extraña que esté pasando”, aseguró.

Los demócratas, que tomaron el control de la Cámara de Representantes en enero tras las elecciones de mitad de mandato el año pasado, sospechan que el mandatario es responsable de delitos que pueden llevarlo a su destitución, por medio del impeachment.

El Comité Judicial de la Cámara de Baja solicitó el lunes información a 81 entidades y 66 personas vinculadas al magnate, incluidos sus hijos, yerno y asesores cercanos.

Exigieron documentos que podrían arrojar luz sobre posible corrupción, obstrucción de la justicia y abuso de poder por parte del mandatario.

 

La Cámara de Representantes aprobó una iniciativa que exige revisiones de antecedentes a nivel federal para todas las ventas y transferencias de armas de fuego, la primera medida de control de armas en ser considerada por el Congreso en casi 25 años.

Los demócratas dijeron que la votación de 240 a favor y 190 en contra fue un paso importante para poner fin al control que tienen los cabilderos de la industria de las armas en Washington y comenzar a hacer frente a una epidemia de violencia de armas, incluido el tiroteo en una escuela secundaria de Florida que dejó 17 muertos el año pasado.

El proyecto de ley es el primero de dos que los demócratas presentarán en la Cámara de Representantes esta semana como parte de un plan para hacer más estrictas las leyes de armas luego de ocho años de que ambas cámaras del Congreso tuvieron mayorías republicanas.

La otra medida extenderá el periodo de revisión de antecedentes de tres a 10 días.

Ambas propuestas enfrentan perspectivas poco prometedoras en el Senado, con mayoría republicana, y amenazas de veto por parte del presidente Donald Trump, quien declaró que impondrían requisitos irrazonables a los propietarios de armas.

Los proyectos de ley solo cerrarían los vacíos legales para garantizar que las revisiones de antecedentes se extiendan a las ventas privadas y por internet, las cuales a menudo pasan desapercibidas, comentaron los demócratas.

Luego de haber lanzado una nueva propuesta al Congreso para levantar el cierre parcial de gobierno, en la que planteó un alivio de tres años para los cerca de 700 mil beneficiarios de DACA a cambio de los recursos para construir el muro fronterizo, los demócratas rechazaron el ofrecimiento del presidente Donald Trump.

Nancy Pelosí, presidenta de la Cámara de Representantes, informó que no se aceptaría la propuesta del mandatario, incluso antes del mensaje que ofreció Trump la tarde ayer, esto dado que la prensa filtró el contenido de dicha iniciativa.

Pelosi aseguró que la propuesta era una “compilación de iniciativas previamente rechazadas”, las cuales insistió en que eran “inaceptables”. En específico lamentó que la propuesta para los dreamers no fuera una medida permanente.

Dado los señalamientos que se le han hecho, el presidente aclaró que la propuesta que planteó era un alivio de tres años para los dreamers y no una amnistía.

«No, la amnistía no es parte de mi oferta. Es una extensión de 3 años de DACA. La amnistía se usará solo en un trato mucho más grande, ya sea en inmigración o algo más. Del mismo modo, no habrá un gran esfuerzo para eliminar a las más de 11,000,000 personas que están aquí ilegalmente», dijo Trump a través de sus redes sociales.

Trump acusó a Pelosi de comportarse de manera irracional al rechazar la propuesta, y lamentó que en el partido demócrata solo esté concentrado en el 2020.

 

El presidente estadounidense Donald Trump envió un mensaje a los demócratas del Congreso y les pidió detener el crimen en la frontera sur. Esto en referencia a su insistencia de la construcción del muro.

A través de su cuenta de Twitter, Trump explicó que alrededor del mundo se han construido con éxito significativos muros.

“Ahora hay 77 significativos muros construidos en todo el mundo, con 45 países planeando o construyendo muros. Más de 800 kilómetros de murallas se han construido en Europa desde sólo 2015. Todos ellos han sido reconocidos con cerca del 100% como exitosos.¡ Detengan el crimen en nuestra frontera sur!”, dijo Trump en alusión al muro que quiere levantar en la frontera con México.

En otro mensaje en la misma red social dijo: “Es cada vez más obvio que los demócratas radicales son un partido de fronteras abiertas y crimen. No quieren tener nada que ver con la crisis humanitaria más importante en nuestra frontera sur. #2020!”.

Debido al conflicto entre el Partido Demócrata y la administración de Trump que no han podido llegar a un acuerdo en el presupuesto para financiar la construcción del muro fronterizo, se llamó a un cierre de gobierno que ha persistido por 25 días, siendo el más prolongado en la historia de Estados Unidos.

El presidente Donald Trump rechazó este lunes la idea de reabrir el gobierno temporalmente mientras continúan las negociaciones sobre el muro que desea construir en la frontera con México. Adelantó que no hay salida a la vista a la crisis que ha llevado a la paralización de algunas actividades federales.

Desde La Casa Blanca, Trump dijo que había rechazado la propuesta del senador republicano Lindsey Graham de reabrir el gobierno temporalmente mientras siguen su curso las negociaciones. «Sí, lo rechacé», dijo Trump. «No me interesa. Quiero resolver el asunto. No quiero postergarlo simplemente».

El mandatario también rechazó, por el momento, la idea de declarar una emergencia nacional, aseverando: «no quiero declarar una emergencia nacional. Esto es tan simple que no debería ser necesario».

Este lunes se cumplieron 24 días de la paralización oficial que ha afectado a cientos de miles de empleados federales, con lo que se convirtió en el cierre de gobierno más largo en la historia del país.

El conflicto surge ya que Trump exige que los legisladores le aprueben 5,700 millones de dólares para financiar un muro a lo largo de la frontera con México mientras los demócratas consideran que tal barrera es innecesario e incluso inmoral. Exigen que Trump permita la reanudación de las funciones oficiales.

Al respecto Trump criticó a Nancy Pelosi y Chuck Schumer, líderes de los demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado respectivamente, al decir que el cierre del gobierno «¡es culpa de ellos, es culpa de los demócratas!».

 

El presidente Donald Trump abandonó este miércoles la reunión que sostenía con legisladores demócratas, en la que conversaba sobre las alternativas para poner fin a un cierre parcial del gobierno.

El líder de los demócratas en el Senado Chuck Schumer dijo que Trump preguntó a la presidenta de la Cámara de los Representantes, Nancy Pelosi, en la reunión si estaría de acuerdo en financiar el muro.

Cuando respondió que no, Trump se paró y dijo: «Entonces no tenemos nada que discutir», relató Schumer a la prensa. Agregó que «simplemente se salió». El Senador calificó el comportamiento de Trump como «muy desafortunado».

Al respecto, Trump también escribió en su cuenta de Twitter; se refirió a la reunión como «una total pérdida de tiempo».

«Acabo de salir de reunirme con Chuck y Nancy, fue una pérdida total de tiempo. Les pregunté que iba a pasar en 30 días si yo abría rápidamente las cosas, aprobarán ustedes la Seguridad Fronteriza que incluye un muro o una barrera de acero? Nancy dijo, NO. Yo les dije ‘adiós, esto no está funcionando!'», escribió el republicano.

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, utilizó sus redes sociales para seguir insistiendo en que los demócratas tienen la solución para levantar el cierre de gobierno que vive su país desde hace dos semanas.

El mandatario indicó que los demócratas podrían resolver el problema del cierre de gobierno en un período muy corto. Indicó que todo lo que tienen que hacer es aprobar medidas de seguridad fronteriza reales, las cuales incluyen el muro fronterizo que ha prometido desde su campaña.

Trump dijo que el muro es algo que todo el mundo quiere, a excepción de los traficantes de drogas, los traficantes de personas y los criminales, que son quienes se benefician.

En otro mensaje, el republicano aseguró que pese a que su gobierno está trabajando duro en la frontera, «necesitamos un muro»; al respecto recordó que en 2018 se incautaron 1.7 millones libras de narcóticos, además de que 17 mil adultos con antecedentes penales fueron arrestados; añadió que 6,000 miembros de pandillas también fueron detenidos.

Lamentó que los demócratas quieran destinar miles de millones de dólares para temas de ayuda extranjera, pero no «quieran gastar» una pequeña parte de esos recursos en asegurar de manera adecuada la frontera sur de su país.

 

Nancy Pelosi fue electa este jueves como presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, volviendo a ocupar un cargo que ya ejerció entre 2007 y 2011 y que es el tercero más importante del país, después del presidente y del vicepresidente.

A los 78 años, la demócrata por San Francisco pasó a convertirse en la principal voz de la oposición, en un día en que su partido recupera la Cámara de Representantes, lo que complica el panorama para los dos últimos años del mandato del presidente Donald Trump.

«Nancy Pelosi no sólo ostenta el título de ser la primera mujer presidente de la Cámara de Representantes, ella también es una de las legisladoras y líderes más eficaces de la historia de nuestra nación», dijo tras su elección la Comisión Nacional del Partido Demócrata.

El partido recordó su rol durante el gobierno de Barack Obama para lograr la tramitación en la Cámara de la histórica reforma de salud en 2010.

Recordó que «durante lo más duro de la Gran Recesión», su liderazgo y tenacidad ayudaron a «enderezar» la nación hacia la prosperidad económica.

 

Foto: Twitter

La representante federal demócrata por Texas, Sheila Jackson Lee, interpuso una iniciativa que prohibiría al gobierno federal la construcción de un muro en la frontera, a menos que México lo pague.

La iniciativa HR7332, o Ley de Protección a los Contribuyentes estadounidenses, establecería que ningún fondo público pueda ser invertido para construir un muro con la intención de impedir los cruces entre México y Estados Unidos.

La propuesta, presentada la semana pasada de manera casi desapercibida, obligaría al gobierno de Estados Unidos a que si se propone construir «cualquier muro o barrera», ésta sólo «se pagará con fondos proporcionados por el gobierno de México».

La legisladora presentó la iniciativa ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y al Comité de Seguridad Nacional. La propuesta tiene ya cuatro copatrocinadores: los representantes demócratas Karen Bass, de California; Marcia Fudge, de Ohio; Joaquín Castro, de Texas, e Yvette Clarke, de Nueva York.

La congresista de Texas se ha mantenido casi en silencio sobre la legislación, al igual que los otros patrocinadores del proyecto de ley.

De acuerdo con analistas políticos, la estrategia con esta iniciativa es impedir al gobierno federal usar fondos públicos para la construcción del muro fronterizo, y deja sólo abierta una posibilidad que es altamente improbable, de que México financie el proyecto.

Este viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a través de su cuenta de Twitter con el cierre completo de la frontera con México si los demócratas no aprueban los fondos para la construcción del muro.

Esta es la primer amenaza desde que comenzó el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la cual llevaría a terminar con el libre comercio entre ambos países y regresar a un periodo pre-Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

“Nos veremos forzados a cerrar la frontera sur por completo si los demócratas obstruccionistas no nos dan el dinero para construir el muro y cambian también las ridículas leyes migratorias con las que el país tiene que lidiar”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que desde el pasado viernes, el Gobierno de Estados Unidos enfrenta un cierre parcial, después de que senadores demócratas rechazaran aprobar una partida de 5 mil millones de dólares para la construcción de un muro en la frontera entre México y EUA.

Trump ha dicho que la administración federal mantendrá este cierre hasta que consiga el dinero para dicho proyecto.