Tag

demócratas

Browsing

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no hubo un complot con el Kremlin durante la pasada campaña electoral y acusó al Partido Demócrata de ser responsable de lo que calificó como un “montaje” para intentar justificar su derrota en las elecciones de 2016.

 

“No existió colusión alguna. Yo no hice ninguna llamada a Rusia, no tengo nada que ver con Rusia. Todo el mundo lo sabe. Es un montaje de los demócratas, una excusa por haber perdido las elecciones”, declaró Trump a los medios poco antes de pronunciar un discurso en la sede del Buró Federal de Investigaciones (FBI).

 

Las declaraciones de Trump llegan luego de que la tarde de ayer, el presidente ruso Vladimir Putin asegurara todo se trataba de una invención de los opositores al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para deslegitimarle entre los ciudadanos estadounidenses.

 

Asimismo, el magnate arremetió contra el FBI, al que acusó de haber sido parcial en la investigación de la llamada “trama rusa”, hipótesis que según el mandatario se vio confirmada hace unos días, cuando se supo que el fiscal especial Robert Mueller había apartado de la pesquisa a un agente contrario a las políticas del presidente.

 

“Es una vergüenza lo que pasó en el FBI. Pero vamos a reconstruir el FBI, será más grande y mejor que nunca”, apuntó el presidente.

En una votación que estaba en la mira de todo el país dada la relevancia que tendría para los republicanos o demócratas, la noche de ayer se confirmó la victoria de Doug Jones en el estado de Alabama.  Jones es el primer demócrata en alcanzar un escaño por Alabama en 25 años.

 

 

Con el 100% de las boletas escrutadas, la autoridad estatal publicó los resultados que favorecen con 671 mil 151 votos al demócrata, mientras que su oponente Roy Moore, sobre quien recaían diversas acusaciones de acoso sexual y señalamientos por su posición a temas como el aborto o los derechos LGBT se conformó con 650 mil 436.

 

Jones publicó la noche de ayer un mensaje en su red social en agradecimiento a la confianza que los ciudadanos de Alabama le dieron, especialmente a los latinos y a los afroamericanos.  “Gracias Alabama”, dijo a través de Twitter.

 

Más tarde en conferencia de prensa, Jones aseguró que “Alabama ha estado en una encrucijada, hemos estado en una encrucijada en el pasado y usualmente tomamos el camino equivocado”. “Esta noche, señoras y señores, tomaron el camino correcto”. Sostuvo que al alcanzar el “sueño de su vida”, se sentía orgulloso por una campaña de “dignidad y respeto, cortesía y decencia”.

 

 

Por su parte Moore encabezó un mensaje a medios en el que aseguró que el proceso “no había terminado”, y se negó a reconocer su derrota, planteando incluso la posibilidad de un recuento, pues dijo, “esperaré en Dios que permita que este proceso se desarrolle”.

 

 

Quien no tardó en reaccionar fue el Presidente Donald Trump, quien como se ha hecho costumbre ocupó sus redes sociales para enviar una felicitación a Jones por su victoria. “Felicidades a Doug Jones por una victoria muy reñida. Los votos por escrito jugaron un factor muy importante, pero una victoria es una victoria. La gente de Alabama es excelente, y los republicanos tendrán otra oportunidad para alcanzar ese escaño en un tiempo muy corto. ¡Esto no termina!”.

 

 

 

Sin embargo, tras haber reconocido el triunfo, esta mañana volvió a tuitear sobre el tema y dijo que inicialmente él había apoyado a otro candidato republicano (Luther Strange) porque sabía que Moore no podría ganar la elección. El mensaje apunta a que él nunca se equivoca.

 

 

“La razón por la que originalmente respaldé a Luther Strange (y sus números aumentaron poderosamente), es porque dije que Roy Moore no podría ganar las elecciones generales. ¡Yo tenía razón! ¡Roy trabajó duro pero las cartas estaban contra él!”, dijo el mandatario.

 

Alabama votó esta tarde para elegir a su representante en el Senado de los Estados Unidos. Un estado en el que el presidente Donald Trump ganó casi por 28 puntos porcentuales.

 

Roy Moore, el candidato republicano hizo una polémica campaña  por su fuerte oposición a los derechos LGBT, o por haber llamado al Islam una “religión falsa”. Además Moore es señalado de haber acosado sexualmente a adolescentes cuando tenía 30 años.

 

Doug Jones, por su parte, es un demócrata mejor conocido por enjuiciar a dos miembros del Ku Klux Klan por un atentado con bomba en la iglesia de Birmingham que mató a cuatro niñas afroamericanas.

 

Un punto álgido en la carrera ha sido el aborto: Moore se opone y Jones apoya los derechos del aborto.

 

Las acusaciones que Moore niega, podría suponer que por primera vez en muchos años, los demócratas logren una victoria en uno de los estados más conservadores de Estados Unidos. Esa es la razón por la que esta elección se ha colocado en el centro del interés nacional. La victoria o el fracaso de Moore repercutirá a nivel nacional, ya sea en apoyo a los republicanos para las elecciones legislativas de 2018, o bien como impulso a los demócratas y la fuerza de las acusaciones en contra del acoso y abuso sexual.

 

De acuerdo a los primeros resultados, Roy Moore se mantiene 5 puntos por encima de Doug Jones, esto con el 32% de las actas computadas.

 

 

 

Con información de CNN / Foto: Twitter

Se cumplió un año de la sorpresiva victoria de Donald Trump en los Estados Unidos; un triunfo que sorprendió al mundo, entre ellos al propio Trump. Y como regalo, las elecciones celebradas el día de ayer en el país vecino, dio un triunfo a los demócratas. Un descalabro para el magnate y el partido republicano.

 

Mientras para los demócratas representó su primera victoria desde la reelección de Obama en 2012, los analistas estadounidenses perfilan que los resultados de ayer fueron un reflejo del repudio que la ciudadanía tiene hacia Trump y la forma en que ha conducido al país.

 

No te pierdas este análisis en voz de Ana Paula Ordorica.

 

 

 

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó su red social para referirse al tema de la inmigración, luego de que se supiera que el terrorista que perpetró el ataque la tarde de ayer en Manhattan, obtuvo su estancia en el país gracias a un programa de  lotería de visas.

 

El magnate indicó que “el terrorista ingresó a nuestro país a través del llamado Programa de Lotería de Visas de Diversidad” y culpó al Senador Demócrata, Chuck Schumer, de apoyar este tipo de programas. Aseguró que a diferencia del legislador, él quiere basar en “el mérito” la obtención de visas.

 

 

Recordemos que el programa de lotería, otorga visas a ciudadanos de países que en los cinco años previos, registraron poca inmigración hacia Estados Unidos; y se hace con la intención de aumentar la diversidad del país.

 

En otro mensaje, Trump reiteró que su administración está “luchando duro por una inmigración basada en méritos, no más sistemas de lotería demócrata. Debemos ser MUCHO MÁS DUROS (y más inteligentes)”.

 

Incluso retomó las palabras del periodista Tony Shaffer, e indicó que “el senador Chuck Schumer ayuda a importar los problemas de Europa”. Trump aseguró que “¡Vamos a detener esta locura!”.

 

 

Previamente publicó otro mensaje en el que informó que solicitó al Departamento del Interior que “intensifique nuestro ya extremo programa de control migratorio. Ser políticamente correcto está bien, ¡pero no en este caso!”.

 

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó hoy el historial de abusos sexuales por parte del célebre  productor de Hollywood, Harvey Weinstein, al asegurar que “cualquier hombre que humilla y degrada a las mujeres de ese modo tiene que ser condenado y responsabilizado, sin importar su riqueza o estatus”.

Obama, cuya campaña recaudó fondos en su momento en Hollywood gracias al productor, celebró en un comunicado “el coraje de las mujeres que se han atrevido a contar estas historias dolorosas”. “Y todos necesitamos construir una cultura, incluyendo el empoderamiento de nuestras chicas y la enseñanza en la decencia y el respeto a nuestros hijos, para que podamos hacer que este comportamiento sea menos frecuente en el futuro”, agregó.

Las palabras de Obama, se suman a las de la excandidata presidencial Hillary Clinton, que se declaró “sorprendida y conmocionada” por las revelaciones sobre el importante contribuyente del Partido Demócrata y zanjó que su comportamiento “no puede ser tolerado”.

El historial de acosos de Weinstein no ha hecho más que engrosar en los últimos días, con nuevas alegaciones de actrices como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie o Asia Argento y que se remontan a casi dos décadas atrás.

 

 

Con información de EFE / Foto: Twitter

Tras ser criticado por la base republicana sobre las reuniones que ha mantenido con líderes demócratas, la Casa Blanca indicó que el Presidente Donald Trump “ha hecho grandes esfuerzos para fomentar la unidad y el apoyo bipartidistas a través de varias reuniones con los senadores”.

Se argumentó que las reuniones complementan la determinación del mandatario “de trabajar como un equipo, un pueblo y una familia estadounidense”.

La vocería de la residencia informó que esta semana, el Presidente organizó varias cenas y reuniones bipartidistas con el objetivo de “construir la unidad trabajando en más temas apoyados por ambas partes, especialmente restaurando la justicia a nuestro código fiscal que se encuentra roto y para reducir los impuestos para los estadounidenses trabajadores”, dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders en la conferencia de prensa del martes por la tarde.

 

 

 

 

Foto: Twitter

La Casa Blanca dijo esta mañana que “no habrá amnistía” bajo la Administración del Presidente Donald Trump, rechazando así los señalamientos que se han hecho sobre su decisión de apoyar a los jóvenes inmigrantes que viven ilegalmente en los Estados Unidos.

 

“Como hemos dicho en el pasado, no habrá amnistía”, indicó la portavoz de la Casa Blanca, Lindsay Walters, a periodistas a bordo de Air Force One. “Absolutamente, de ninguna manera esta Casa Blanca discutirá la amnistía y el presidente ha dejado claro lo que él siente sobre ninguna amnistía”.

 

La aclaración llega luego de que al darse a conocer que el mandatario había acordado con líderes demócratas sobre el tema, su partido (Republicano) y su base electoral mostrara su descontento.

 

El principal golpe vino de parte del portal Breitbart News, de su ex colaborador Steve Bannon, quien utilizó el encabezado “Amnistía Don”, en un artículo que criticaba al Presidente por trabajar con demócratas en temas de inmigración. Rápidamente el apodo se viralizó en redes sociales.

 

 

 

 

 

Con información de The Hill / Foto: Archivo APO

Tras darse a conocer que durante una cena que se tuvo la noche de ayer en la Casa Blanca, los dos líderes parlamentarios demócratas Chuck Schumer y Nancy Pelosi habían acordado con el Presidente Trump un acuerdo para dar cobertura legislativa a los cerca de 800.000 mil dreamers, esta mañana el mandatario desmintió la información.

 

Los líderes demócratas indicaron que a cambio del apoyo para los beneficiarios del recién desaparecido DACA, apoyarían un aumento de los recursos destinados a la seguridad fronteriza, esto sin sin incluir la construcción del muro en la frontera con México.

 

 

A través de sus redes sociales, el mandatario indicó que  “no se hizo ningún trato anoche sobre DACA. Debería acordarse una seguridad fronteriza importante a cambio del consentimiento. Estaría sujeto a votación.

 

 

El mandatario añadió que “el MURO, que ya está en construcción a través de la renovación de vallas y el reemplazo de los muros existentes, continuará su proceso de construcción”, lo que contradice lo anunciado por los demócratas sobre que este tema había quedado fuera del acuerdo alcanzado.

 

 

En esta ambigüedad de declaraciones, el republicano volvió a sostener que “¿Alguien realmente quiere deportar a jóvenes buenos, educados y formados que tienen trabajos,  y algunos sirviendo en el ejército? ¡De Verdad!” y añadió que “han estado (los dreamers)  en nuestro país durante muchos años sin que sea su culpa, traídos sus los padres a una edad temprana. Mayor seguridad fronteriza”.

 

Sin embargo en reacción a los tweets del mandatario, los demócratas respondieron y precisaron la información de lo conversado la noche de ayer, en el que sostienen que “no hubo un acuerdo final” pero si acordaron que se apoyaría la protección para los dreamers.

 

 

 

 

Foto: Twitter

Las divisiones en Estados Unidos llegan mucho más allá de Washington: a la cultura, la economía y el tejido social de la nación; la polarización comenzó mucho antes de que apareciera el presidente Donald Trump; así lo revela la nueva encuesta de Wall Street Journal / NBC News sobre tendencias sociales.

 

Los resultados ayudan a explicar por qué las divisiones políticas son ahora especialmente difíciles de superar. Las personas que se identifican con cualquiera de las partes están cada vez más en desacuerdo, no sólo en la política; habitan mundos separados de valores sociales y culturales diferentes e incluso ven su perspectiva económica a través de un lente partidista.

 

El amplio abismo es visible en una serie de cuestiones y actitudes: los demócratas son dos veces más propensos a decir que nunca van a la iglesia como lo son los republicanos, y son ocho veces más propensos a la acción sobre el cambio climático. Un tercio de los republicanos dicen que apoyan a la National Rifle Association, mientras que sólo el 4% de los demócratas lo hacen. Más de tres cuartas partes de los demócratas, pero menos de un tercio de los republicanos, dijeron sentirse cómodos con los cambios sociales que han hecho que los Estados Unidos sean más diversos.

 

Lo que es más, la visión de los estadounidenses de la economía, la dirección de la nación y el futuro ha llegado incluso a estar estrechamente alineados con sus sentimientos sobre el actual presidente, según la encuesta.

 

“Nuestra brújula política está dominando totalmente nuestras opiniones económicas y del mundo sobre el país”, dijo el encuestador del partido republicano Bill McInturff, quien dirigió la encuesta con el encuestador demócrata Fred Yang. “La polarización política no es algo nuevo, el nivel bajo Trump es el resultado lógico de una tendencia generacional”.

 

La encuesta encontró profundas divisiones a lo largo de las líneas geográficas y educativas. Los estadounidenses de origen rural y las personas sin un título universitario de cuatro años son notablemente más pesimistas sobre la economía y más conservadores en cuestiones sociales. Esos grupos constituyen una parte cada vez mayor del Partido Republicano.

 

Una medida de cuánto más polarizado está el electorado que hace una generación se puede encontrar en las opiniones del presidente. Ocho meses después de la presidencia del republicano Dwight Eisenhower, el 60% de los demócratas aprobó el trabajo que estaba haciendo. Ese nivel de apoyo entre partidos para un nuevo presidente se mantuvo por encima del 40% hasta Bill Clinton, cuando sólo el 20% de los republicanos aprobó su desempeño después de ocho meses en 1993. Para Barack Obama, el apoyo republicano cayó a 16% en este momento en su presidencia en 2009.

 

Bajo el mandato de Trump, esa tendencia ha continuado e intensificadose. La aprobación de su trabajo entre los estadounidenses en general se ha mantenido en los últimos meses en alrededor del 40%, pero sólo el 8% de los demócratas aprueba el trabajo que está haciendo, según la encuesta. Por el contrario, el 80% de los republicanos lo aprueba.

 

La elección de Trump ha traído un cambio agudo del humor entre los republicanos. En agosto de 2014, el 88% de los republicanos dijeron que no estaban seguros de que la vida para la generación de sus hijos sería mejor que la suya, una visión sombría de un elemento central del sueño americano. Ocho meses después de la presidencia de Trump, sólo el 46% de los republicanos dicen que carecen de confianza en el futuro de sus hijos, un cambio de 42 puntos que es más dramático que las mejoras en la economía parecen justificar.

 

La encuesta encontró cambios a lo largo de los años en las actitudes sobre temas culturales y económicos, como el control de armas, la inmigración y la globalización, temas clave de la campaña de Trump.

 

Los puntos de vista sobre los derechos a las armas solían ser menos partidistas: si les preguntaban si estaban preocupados de que el gobierno fuera demasiado lejos para restringir los derechos de propiedad de las armas o, alternativamente, que el gobierno no hiciera lo suficiente, los republicanos estaban divididos en 1995. Los demócratas se dividieron 26% a 67%.

 

Ahora, el 77% de los republicanos dicen que les preocupa que el gobierno vaya demasiado lejos, y sólo el 18% les preocupa que el gobierno no haga lo suficiente. La opinión democrática cambió, del 24% al 71%.

 

Las opiniones sobre la inmigración también se han vuelto más partidarias. En una encuesta de abril de 2005 que preguntó si la inmigración fortaleció o debilitó a los Estados Unidos, un 48% dijo que debilitó a la nación, contra el 41% que dijo que la inmigración fortaleció el país.

 

Ahora, una mayoría considerable, 64%, considera que la inmigración fortalece el país, mientras que el 28% dice que debilita a los Estados Unidos. El cambio se debe casi totalmente a un cambio brusco en las opiniones de los demócratas. En 2005, sólo el 45% de los demócratas dijo que el país estaba fortalecido por la inmigración; ahora la opinión es del 81%.

 

Los demócratas también están ahora más inclinados a ver la globalización como beneficiosa, en comparación con hace 20 años, cuando ambas partes tenían opiniones en gran parte similares del asunto.

 

Dos grupos en particular tienen una visión relativamente pesimista de la economía, los campesinos americanos y aquellos con menos educación.

 

Alrededor del 43% de los residentes rurales dieron una calificación alta a la buena condición de su economía local, en comparación con el 57% de los habitantes urbanos. Entre las personas sin un título universitario de cuatro años, sólo el 47% consideraba que la economía en su área era buena o excelente, en comparación con dos tercios de las personas con un título.

 

Ambos grupos han estado pasando del Partido Demócrata al Partido Republicano.

 

Entre las personas sin un título universitario de cuatro años, un 44% se identificó como demócratas en 2010. Ahora, sólo el 36% lo hace. Entre los que son graduados universitarios, sólo el 36% ahora se identifican como republicanos, frente al 41% en 2010.

 

Aunque hay un amplio acuerdo en que el país está dividido por múltiples factores, no hay consenso sobre el porqué.

 

El 80% de los encuestados consideró que el país estaba dividido, en su totalidad o casi en su totalidad. Pero los demócratas e independientes tendían a ver la división como arraigada en la economía, la brecha de ingresos entre los ricos y los pobres. Los republicanos veían la división como política, con la gente dividida en función de su afiliación partidista, y en función de qué medios de comunicación siguen.

 

“Es como si todos estuvieran de acuerdo en que es demasiado divisivo y no podemos llevarnos bien, pero también que todos los demás están equivocados”, dijo Yang.

 

 

 

Texto publicado en The Wall Street Journal por Janet Hook

Foto: Archivo APO

A primera hora de este viernes, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a arremeter contra los Senadores de su bancada, pues aseguró que si no hacen nada, ocho demócratas seguirán controlando el órgano legislativo de su país.

 

 

En su primer mensaje, el mandatario indicó que “Si los republicanos del Senado no se deshacen de la Regla Filibuster (técnica de obstrucción) y pasan a una mayoría del 51%, se aprobarán pocos proyectos de ley. ¡8 demócratas controlan el Senado!”. Y es que la bancada demócrata se ha encargado de no permitir que varias de las propuestas del presidente y su partido logren avanzar.

 

No es la primera vez que el magnate llama obstruccionistas a los miembros de su partido rival.

 

 

Trump también aprovechó para comentar sobre el desempeño de su jefe de gabinete, sobre lo que comentó que “El general John Kelly está haciendo un trabajo fantástico como Jefe de Gabinete. Hay un tremendo espíritu y talento en el Casa Blanca. No creas en las falsas noticias”, y es que en recientes días se dio a conocer que Kelly ha llegado a poner orden al interior de la Casa Blanca al instalar un sistema de flujo de información de cómo debe llegar esta al Presidente y para así poder controlar las respuestas del magnate.

 

 

 

En un tercer mensaje el mandatario aseguró que Pocas, si es que ninguna, administraciones han hecho más en sólo 7 meses que la administración Trump. ¡Los proyectos de leyes pasaron, las regulaciones han matado, frontera, militar, ISIS, SC!”, asegurando así que si gobierno ha sido el mejor en la historia de su país.

 

 

Foto: Archivo APO

Como ya se ha hecho costumbre, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ocupó su red social para difundir sus actividades , entre las que indicó que esta tarde regresará a Washington para sostener reuniones de trabajo.

 

 

En un primer mensaje el mandatario indicó “camino a Washington esta mañana. Mucho trabajo por hacer. A enfocaros en comercio y acciones militares. #MAGA”.

 

 

 

En otro tema, el presidente Trump respaldó de nueva cuenta al senador Luther Strange sobre el que indicó que el originario del “gran estado de Alabama tiene mi respaldo. Es fuerte en temas de Frontera y Muro, militares, recortes de impuestos y la aplicación de la ley”.

 

Strange llegó al senado luego de fungir como fiscal del estado de Alabama, justo después de que Jeff Sessions fuera promovido al gabinete del mandatario estadounidense.

 

 

 

En otro mensaje, el magnate señaló que “Los demócratas obstruccionistas nos han dado (o no arreglado) algunos de los peores acuerdos comerciales de la historia mundial. Estoy cambiando ese rápido!”, aunque no hizo referencia a qué tratados se refería, y es que este 16 de agosto comenzarán las rondas de renegociación del TLCAN.

 

 

Foto: Archivo APO

El ex presidente Obama planea regresar a la escena pública nacional este próximo otoño, aunque los demócratas esperan que lo haga con cautela. Así lo revelan medios estadounidenses quienes citan a colaboradores del ex mandatario.

 

Un asistente describe el comienzo de una “baile delicado” que pretende poner a Obama en la batalla Demócrata, aunque no estará ocupando el frente del partido.

 

Los asistentes se reunirán con Obama en las próximas semanas para trazar la forma que tomará el programa que seguirán. Los asesores cercanos a él dicen que mientras él jugará un papel activo en ayudar a su partido a reconstruir las bases del mismo, gran parte de su trabajo estará entre bastidores.

 

Es probable que participe en la recaudación de fondos, por ejemplo, algo que ha hecho por el Comité Nacional Demócrata y el Comité Nacional de Redistribución Democrática desde que dejó el cargo. En los últimos meses, Obama ha jugado un papel más importante detrás de las escenas de lo que se conoce públicamente.

 

A pesar de las diversas acusaciones que el Presiente Trump ha hecho en su contra, Obama ha optado por permanecer en silencio. E incluso durante la reciente pelea de la ley de salud, trató de mantener un perfil bajo. “Tiene que tener cuidado”, dijo Julian Zelizer, profesor de historia y asuntos públicos en la Universidad de Princeton. “En un momento en que la aprobación del presidente Trump está cayendo tan rápido, incluso con su base, existe el riesgo de que Obama tome el centro del escenario y dispare la energía que muchos republicanos carecen actualmente”.

 

Se sabe que otro de los perfiles que el partido demócrata ha estado cuidando desde noviembre pasado es el de la ex candidata presidencial, Hillary Clinton.

 

Con información de The Hill / Foto: Archivo APO