Tag

desabasto

Browsing

El Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés, aseguró que la tarea de Acción Nacional es ser una institución política que le sirva a México como una oposición firme y constructiva, que proponga soluciones a temas centrales como el desabasto de gasolina, el equilibrio de poderes y la Guardia Nacional.

Al referirse al desabasto de gasolinas, Cortés advirtió que lamentablemente la situación generará inflación, púes la escasez provocó la subida en los precios de productos, servicios, transporte, y, por lo tanto, se está empobreciendo al país.

Pidió al gobierno federal dar a conocer cuántos detenidos hay como resultado del combate al robo de combustible. “La improvisación e incompetencia del Gobierno le está saliendo muy cara a los mexicanos, porque están afectando a millones de ciudadanos, tanto en su movilidad por el tiempo que hacen filas, las consecuencias en la productividad, la industria, los comercios, los servicios y las emergencias”.

Marko Cortés subrayó que el gobierno de Morena busca debilitar los organismos autónomos, las instituciones y los contrapesos de poder, lo que resulta ser muy peligroso en cualquier país en el mundo.

Respecto a la Guardia Nacional, confió que en el Senado de la República se de cuenta que la militarización de la seguridad no es la solución, esto luego de la aprobación que hicieran los Diputados al dictamen. Por el contrario, dijo que se deben en lo federal y lo local, fortalecer y equipar las policías y civiles.

“Esperamos en los senadores un alto espíritu republicano que corrija la intención del Gobierno de Morena de cambiar nuestra Carta Magna para militarizar de manera permanente la seguridad en México”, remató.

 

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) agradeció una vez más a la ciudadanía por el apoyo y respaldo que han dado a su estrategia para combatir el robo de combustibles.

“Entre todos vamos a vencer el robo de combustible. Entre todos vamos a vencer el huachicoleo. Todos estamos participando y ha sido fundamental, si no es que más de la misma dimensión el apoyo de la gente en todo este plan”, dijo el mandatario.

Reconoció la paciencia y el respaldo que los mexicanos le han dado, sobre todo por “aguantar” las molestias que significan las largas filas para cargar combustible.

Calificó como extraordinaria la respuesta de la gente, por lo que dijo, “los abrazo a todos”; señaló que ningún gobierno podría enfrentar solo un problema de gran dimensión como el robo “descarado, excesivo e impune” de combustibles.

“¿Qué le digo a los mexicanos, qué le digo a la gente? Que tengan confianza, que muchas gracias por su apoyo y que vamos hacia la normalidad; vamos hacia la normalidad, que vamos avanzando”, sostuvo López Obrador.

Sin embargo aclaró que “no podemos echar las campanas al vuelo”, aunque enfatizó que su gobierno tiene el control de la situación, “tenemos las riendas en las manos; que tengan confianza, que esto lo vamos a resolver”.

 

Durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, negó que haya desabasto de gasolina en el país, refiriendo que el problema que se vive es una cuestión distribución.

Romero Oropeza señaló que en las terminales se tiene un inventario de 5.3 millones de barriles, mientras que en buques fondeados hay 7 millones de barriles más.

A dicha cifra sumó los 3.8 millones de barriles que están en tránsito; ante dicho informe reiteró “para que ustedes sepan que no hay un problema de abasto de combustibles, hay combustible suficiente”.

Como parte de su informe, el titular de Pemex señaló que desde el 1 de enero pasado ha habido una disminución en el robo de combustible, lo cual atribuyó al monitoreo y control que se realiza en los ductos, además del trabajo que ha venido realizando por parte de la Secretaría de la Defensa, la Secretaría de Marina, la Secretaría de Seguridad Pública y la Policía Federal por instrucciones del Presidente.

Añadió que gracias a un comparativo que se realizó en cuanto a la venta de gasolina, se pudo observar un incremento en la Ciudad de México, Jalisco y Estado de México, mientas que en el resto del país se ha mantenido un promedio de ventas.

 

El presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, informó que debido al desabasto de combustibles que se vive en el país desde hace dos semanas, se han registrado pérdidas económicas superiores a los 4 mil millones de pesos.

El dirigente detalló que los Estados de México, Querétaro, Michoacán, Guanajuato y la Ciudad de México han sido las entidades más afectadas, en donde se registraron daños económicos por 4 mil 400 millones de pesos, aunque dijo no se presentaron incrementos de precios ni falta de mercancías.

En conferencia de prensa pidió al Gobierno Federal llegar al fondo de las investigaciones en cuanto al robo de combustibles, y castigar a quienes resulten responsables, sin importar de quienes se trate o que puestos ostenten, y exhortó al poder legislativo a endurecer las penas aplicadas a este delito.

López Campos señaló que se empieza a restablecer gradualmente el abasto de gasolinas y diésel en diversas zonas del país, por lo que descartó se llegue a una parálisis del aparato productivo.

De las pérdidas económicas, las micro, pequeñas y medianas empresas del Estado de México registraron impactos superiores a 2 mil millones de pesos; mientras que las de la Ciudad de México tuvieron pérdidas por mil 150 millones. En los estados de Michoacán, Querétaro y Guanajuato se registraron daños por 3 mil 250 millones de pesos.

“Concanaco reconoce el interés del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, de emprender acciones para el combate frontal en contra del robo de combustibles, pero se requiere de coordinación entre autoridades y sectores productivos para amortiguar el efecto que tiene esta estrategia”, remató el dirigente.

 

Hasta esta mañana, la Cámara de Diputados informó que los titulares de las Secretarías de Hacienda, Energía, Pemex y Profeco acudirían a comparecer ante la Tercera Comisión Permanente con motivo del desabasto de gasolinas y la estrategia del gobierno federal para combatir el robo de combustibles.

Sin embargo, minutos antes de la reunión, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Mario Delgado, informó que la reunión tendría que ser reagendada, ya que la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el director general de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, no podrían asistir ya que atenderían asuntos relacionados con la estrategia contra el huachicoleo.

Delgado detalló que dada las peticiones de los gobernadores de Guanajuato y Jalisco sobre importar gasolina de manera directa, la secretaria Nahle atendió el problema directamente; mientras que el director de Pemex fue envidado por el Presidente de la República a atender el sabotaje del ducto de Tuxpan-Azcapotzalco, además el cambio de turno de 5 mil piperos.

Delgado expuso que hay toda la disposición de los funcionarios del Gobierno de la República de dar información; y negó que se tratara de una falta de respeto como la oposición ha señalado.

Legisladores de oposición expresaron su desacuerdo por la cancelación de último minuto que se hizo a las comparecencias, y bajo el hashtag #DenLaCara pidieron a los funcionarios acudir al Congreso e informar sobre la situación por la que atraviesa el país en materia de combustibles.

El coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, lamentó la ausencia de los funcionarios y dijo que se perdió la “cortesía republicana y la dignidad de las instituciones, tienen que dar la cara y tienen que responder”.

Señaló que dejarán la reunión abierta para que cuando a los funcionarios les “dé humildad, sensibilidad y oficio para venir pronto”, al Congreso de la Unión, expliquen a los mexicanos sobre esta situación.

Por su parte la diputada del PRI, Dulce María Sauri, consideró que la inasistencia de titulares de Energía, Hacienda y Pemex al Congreso de la Unión es “un intento de protección” del Ejecutivo por la “incapacidad” de estos funcionarios de proporcionar información clara sobre el desabasto de combustible.

 

En el marco de la crisis que se vive en al menos diez estado del país por el desabasto de gasolinas, la firma De las Heras Demotecnia realizó un estudio para medir el apoyo que los mexicanos dan a la estrategia que implementó el gobierno federal.

Al recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha indicado que el cierre de los ductos era una medida necesaria para combatir el robo de combustible, el llamado huachicoleo, 72% de los consultados creen en la palabra del mandatario.

66% confían en lo expuesto por AMLO sobre que la actual crisis traerá beneficios en el largo plazo; 18% no cree y 9% cree en parte en dicha afirmación.

52% asegura que la crisis está en su peor momento, mientras que 33% considera que la crisis empeorará en los próximos días.

A partir de las medidas instrumentadas por el gobierno federal, 79% creen que se va a terminar el robo de combustible, o que ya no se robará tanto. 14% creen que seguirá la práctica de huachicoleo o que incluso aumentará.

60% aseguran que las medidas tomadas por el gobierno se hicieron de manera planeadas y calculando todos los riesgos, mientras que 28% creen que fue una ocurrencia que se les salió de las manos.

 

La titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, sostendrá una reunión de trabajo con los gobernadores de los estados afectados por el desabasto de gasolinas, a fin de diseñar una estrategia para atender este problema.

Así lo reveló el coordinador de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Tonatiuh Bravo Padilla, quien detalló que la reunión se llevará a cabo el próximo miércoles.

El legislador indicó que la reunión se acordó durante el encuentro que tuvieron este lunes los coordinadores parlamentarios con Sánchez Cordero, en el que además de abordar el tema de la estrategia nacional contra el robo de combustible se habló de la Guardia Nacional.

Bravo Padilla señaló que la reunión servirá para que los gobernadores puedan llevar de manera oportuna información sobre cuáles son los ductos que pasan por su entidad y de cómo pueden coadyuvar en su protección y seguridad.

“Se busca que se evite el pánico a través de información y dar certidumbre a la ciudadanía, además, de que permitirá tomar decisiones a los gobiernos locales para asegurar el suministro de alimentos perecederos y lograr una estrategia para conocer el tiempo que tardará el desabasto”, apuntó.

 

La Tercera Comisión de la Permanente de la Cámara de Diputados dio a conocer el formato de las comparecencia de los titulares de la secretaría de Energía, Petróleos Mexicanos y de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que se realizarán mañana en relación a la estrategia que implementó el Gobierno Federal para combatir el robo de combustibles.

Se detalló que en el caso de la Secretaría de Hacienda, no asistirá su titular Carlos Urzúa como se tenía planeado, sino que en representación se presentará el subsecretario de Arturo Herrera Gutiérrez.

Conforme al documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, los funcionarios tendrán una intervención inicial hasta por 30 minutos en conjunto, para informar la estrategia, desabasto de gasolinas en los estados del país, impacto económico y acciones para restablecer el suministro sin afectaciones a la ciudadanía.

El orden de participaciones será: representante de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SHCP); secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle García; director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, y Procurador Federal del Consumidor (Profeco), Francisco Ricardo Sheffield Padilla.

Al término se abrirá la primera ronda de preguntas, respuestas y réplicas de los grupos parlamentarios en orden descendente: Morena, PAN, PRI, PT, MC, PES, PRD y PVEM. Cada legislador formulará preguntas indistintamente a los comparecientes hasta por cinco minutos, y los titulares de la SHCP, Sener, Pemex y Profeco, tendrán hasta diez minutos cada uno para responderlas; diputados y senadores podrán ejercer su derecho de réplica hasta por tres minutos cada uno. En la segunda ronda, el orden será ascendente: PVEM, PRD, PES, MC, PT, PRI, PAN y Morena.

Al finalizar la segunda ronda de preguntas, respuestas y réplicas, el diputado presidente de la Tercera Comisión evaluará si se abre una tercera ronda. En caso afirmativo, las participaciones de los grupos parlamentarios y los tiempos de intervención se sujetarán a lo dispuesto para la primera ronda.

Se espera que el presidente de la Comisión ofrezca un mensaje al concluir las participaciones.

 

JORGE CASTAÑEDA

EL FINANCIERO

Pemex se encuentra en dos vértices de la actividad política de los últimos días. Por un lado, su Chief Financial Officer, Alberto Velázquez García, acompañó al secretario de Hacienda en su roadshow en Nueva York, la semana pasada. Por el otro, la crisis de abasto de gasolina y la supuesta guerra al huachicol pone a Pemex en el centro de un enigma: ¿Qué vino primero, el desabasto o la guerra?

El plan de negocios presentado por Pemex en Nueva York fue rechazado por los inversionistas. El rendimiento del bono de 2027 subió 48 puntos base, lo cual significa que el valor del bono bajó. Pero, sobre todo, varias corredurías filtraron sus impresiones sobre la presentación de Velázquez García, entre otras cosas por las faltas de ortografía en inglés y su propio dominio defectuoso del idioma. Haciendo a un lado las connotaciones clasistas y hasta posiblemente racistas de estas apreciaciones, el reto es mayúsculo.

Un ejemplo del problema del idioma en la presentación escrita de Pemex aparece en la cuarta lámina: “Pemex holds the right to exploit approximately 90% of Mexico’s hydrocarbon proved reserves”. Es un hispanismo; el término correcto, en inglés, es “proven”. No es grave, pero es muy fácil de evitar. Las demás faltas, también. No tiene nada de malo que el CFO de una empresa del tamaño de Pemex no hable inglés correctamente; para eso hay intérpretes. No contrató a ninguno.

Circula en muchos círculos, tanto en México como en Estados Unidos, una versión alternativa de la guerra contra el huachicol. Es, sobre todo, producto de un cambio de secuencia y de factores causales. La hipótesis, que hago mía, es que primero vino la decisión presidencial de suspender las importaciones de petróleo crudo ligero, que se mezcla, sobre todo, en la refinería de Tula, con el pesado mexicano Maya. Por razones ideológicas, anímicas, históricas y ecológicas, López Obrador tomó la decisión a finales de noviembre y principios de diciembre de reducir dramáticamente, como informó The Wall Street Journal, las importaciones de crudo ligero. Se refinaba principalmente en Tula.

Asimismo, por otros motivos, el suministro del aditivo MTB-I o E a la refinería de Salamanca se suspendió también en esas fechas, de tal suerte que, para mediados de diciembre, tanto Tula como Salamanca se encontraban cerradas. Para la tercera semana de diciembre se vislumbraba una situación crítica de desabasto, y fue esa la que provocó la decisión del cierre de ductos y de echarle la culpa de todo al huachicol, o la guerra contra el mismo. Primero vino el desabasto, por razones políticas; después, la decisión de la guerra y el cierre de ductos, improvisada y precipitada. Una vez cerrados los ductos, también se produjo un desabasto de gasolinas, por la dificultad de descargar las entregas en los puertos del Golfo, pero también por una decisión de AMLO. Los medios extranjeros informaron debidamente de la cantidad de buques tanques varados en Tuxpan y Coatzacoalcos.

En esta hipótesis, la guerra contra el huachicol se adelanta como cortina de humo; no por valentía, combate a la corrupción ni nada por el estilo. Se parece mucho a la guerra de Calderón contra el narco: la violencia no provocó la guerra; la guerra provocó la violencia. Aquí, el desabasto provocó la guerra; la guerra no ha sido un costo inevitable y aceptable de la guerra.

De confirmarse esta hipótesis, el fin de la crisis no es inminente. Puede tardar varios días, si no es que semanas. Quizás por ello, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México sugirió –no impuso– un método más eficiente para que cada capitalino se abastezca de gasolina. Los que tengan engomado de verificación de color azul, podrían cargar el lunes; los de amarillo, el martes, los de rosa, el miércoles, y así sucesivamente. Se evitarían colas excesivas, demoras eternas y posibles roces entre consumidores exasperados. En buen castellano, sin anglicismos, esto se llama racionamiento. Existe en Cuba desde los años sesenta, y es mucho más justo que el orden que impone el mercado. No muy eficiente y moderno que digamos.

Luego de que la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) y las autoridades federales llegaron a un acuerdo para restablecer en corto plazo el suministro de combustible, a partir del sábado se iniciaron actividades para poner en marcha los programas de reparto a las entidades en situación crítica.

El objetivo planteado en el plan emergente de distribución de combustible, a través de tres líneas de acción propuestas, es garantizar la distribución del 50% del abasto de combustibles con autotanques en las entidades con mayor desabasto.

En un comunicado, los transportistas precisaron que contribuyen hasta donde Pemex y las autoridades han implementado la estrategia, trabajando con lo que han tenido a su alcance para llevar acabo el suministro de combustible en los estados más afectados por el abasto irregular.

La estrategia se centra en tres elementos, cuyo estatus es el siguiente:

1.- Seguridad 24 horas en carreteras:

Aunque no ha sido cubierta en su totalidad la seguridad durante el día, los transportistas han iniciado a transportar combustible a partir del sábado pasado por la autopista Veracruz-Puebla; el resto de las carreteras serán incorporadas conforme la autoridad vaya informando. Sin embargo, el transporte no se detiene, por lo que se continúa durante el día circulando en convoy en algunas partes del país con la custodia de la Policía Federal.

2.- Carga y descarga en cuatro horas:

La mayoría de las terminales de almacenamiento y reparto operan las 24 horas; sin embargo, los tiempos de carga y descarga no se han logrado concretar y son de 8 a 18 horas.

3.- La descarga en estaciones de servicio aún no ha iniciado:

Pemex informó que trabaja en gestiones internas para dar de alta el catálogo de rutas y estaciones de servicio que pueden recibir unidades de doble remolque de 31 mil a 62 mil litros de combustible, precisando que, para las de 31 mil litros, se puede descargar un tanque, mientras el segundo, se descarga en otra estación de servicio, con lo que se pueden llevar dos productos en un mismo tráfico.

Ante la circulación de diversos mensajes en las redes sociales y en servicios de mensajería instantánea en donde se asegura que el gobierno suspendió las labores debido a los problemas de desabasto de combustible, la Secretaría del Trabajo federal desmintió la información.

A través de sus redes sociales la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indicó que era falsa la información que circula, por lo que pidió permanecer atentos a las cuentas oficiales del gobierno federal. #NoTeDejesEngañar, remató.

La aclaración de la dependencia surgió luego de que en las últimas horas tomara mayor fuerza el rumor de que ante el desabasto de gasolina, se había decretado una suspensión de labores hasta el próximo 14 de enero.

El mensaje que circulo tanto en redes sociales como en WhatsApp invitaba a los usuarios a dar click en un vinculo para saber qué empresas, de qué municipio y estado participaban en la suspensión de actividades.

Según reportan los propios usuarios, el mensaje surgió en Jalisco, en donde el gobierno estatal fue el primero en salir a desmentir la veracidad de dicha información.

 

El gobierno de la Ciudad de México informó que el servicio de LOCATEL brindará información y orientará a los capitalinos sobre el problema de desabasto de combustibles.

Señaló que el servicio informará qué gasolineras brindan servicio, para que los capitalinos puedan trasladarse y adquirir el suministro, esto ante el cierre de varias estaciones debido a la escasez de combustibles.

Al respecto, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) aseguró que está garantizada la seguridad de los ciudadanos que acuden a las diversas estaciones que se encuentran funcionando en las 16 alcaldías de la Ciudad.

Por la mañana, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró que personal de la Secretaría de Gobernación así como del DIF, estarían visitando las estaciones de servicio, para atender cualquier “necesidad” que se llegara a a presentar.

Enfatizó que el gobierno es consciente del problema que se vive, por lo que “estamos ocupados y estamos apoyando a Pemex para que se pueda normalizar el servicio lo más pronto posible, ese es nuestro objetivo y por eso estamos apoyando y estamos ocupados”.

Anunció que con “supervisión de campo” es como se apoyaría a Pemex; sostuvo que realizaría visitas a los diferentes lugares en donde está la distribución de combustibles, lo que le permitiría dar información precisa a Pemex para que pudiera identificar dónde es que se está “atorando” la distribución.