Tag

DIGNIDAD

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este lunes que ir a visitar a Donald Trump, para celebrar la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estado Unidos y Canadá (T-MEC) no le hace un «vendepatrias».

«No tengo problemas de conciencia porque yo vaya a Estados Unidos si siempre, durante toda mi vida, he sostenido que México es un país libre, independiente y soberano todo el tiempo. No soy un vendepatrias, para decirlo con claridad», sostuvo en su conferencia de prensa matutina.

Ante las críticas que ha desatado su decisión de viajar a Washington, pues daría a Donald Trump un elemento para su campaña de reelección, de cara a los comicios de noviembre próximo, donde disputará La Casa Blanca junto al virtual candidato demócrata, Joe Biden.

AMLO aclaró que su visita «va a ser una reunión política en el buen sentido de lo que es la política, que tiene que ver con mis facultades, que me da, que me otorga, la Constitución». AMLO dijo que aún no sabe si a la reunión acudirá el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

A diferencia de quienes lo han criticado, López Obrador ha sostenido que la visita se producirá en «un momento muy oportuno» ya que la alianza comercial que entrará en vigor el 1 de julio va a ayudar a reactivar la economía.

AMLO sostuvo que en los últimos meses ha habido «respeto» de parte del presidente Donald Trump hacia nuestro país. «Incluso el discurso del presidente Trump con relación ha México ha sido más respetuoso de cómo se expresaba anteriormente, cosa que agradecemos mucho», añadió.

El mandatario afirmó que se puede tener una buena relación con un país como Estados Unidos manteniendo el decoro y dignidad, defendiendo la soberanía nacional,

López Obrador reiteró que el viaje lo realizará en vuelo comercia y no en avión privado como solía hacerse. Además dijo que únicamente lo acompañarán el canciller, Marcelo Ebrard, el jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que los acuerdos comerciales no deben estar sobre la dignidad de las personas, por lo cual demandó al Gobierno federal que en su política migratoria ponga en el centro a las personas migrantes, sin restar importancia a los citados acuerdos.

Adicional, destacó que invertir en Centroamérica y el Sureste mexicano es un proyecto de mediano plazo, por lo que mientras ello ocurre hay que atender los problemas, porque se trata de vidas, integridades y la esperanza de una niñez ajena a lo que los países no han hecho para lograr una distribución más equitativa del potencial que como humanidad tenemos.

Así lo manifestó el Ombudsperson nacional, Luis Raúl González Pérez, al momento en que lamentó que la gran aspiración de regular la migración en Estados Unidos se haya olvidado al privilegiar la politización ideológica del fenómeno en diferentes administraciones, lo cual se ha acentuado en el Gobierno del Presidente Trump, como la violación de la ley y los derechos humanos de la niñez migrante.

Condenó que la autoridad norteamericana niegue servicios básicos como higiene y salud; tenga hacinados a niñas y niños migrantes en las oficinas, lejos de sus familias y lamentó que no se haya logrado la reunificación total de familias, a pesar de las órdenes de las Cortes americanas y de la excitativa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para la protección de familias y las medidas cautelares solicitadas por la CNDH, y señaló que, a pesar de que han crecido los muros y se han reforzado las fronteras con un carácter más militarizado, ha aumentado la población de la niñez migrante.

El Ombudsperson nacional dijo que los problemas deben reconocerse para resolverlos.

Katharine Donato, Directora del Institute for the Study International Migration de la Walsh School of Foreign Service de la Universidad de Georgetown, explicó que en Estados Unidos los debates políticos se han polarizado y reflejan un panorama muy complejo, ya que sin reforma legislativa integral de la política de inmigración los presidentes de ese país han recurrido a los poderes ejecutivos para abordar ese problema.

Refirió que cada vez se destinan más fondos para la aplicación y militarización de la frontera, lo que genera una “tormenta perfecta” con la aplicación de tolerancia cero, restricción de derechos a las personas migrantes nacidas en México y sus familias y el aumento acelerado de deportaciones y separación de familias, por la administración Trump.

Este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre el apoyo que su gobierno está dando a los periodistas que en las últimas fechas han denunciado diversos hechos originados en la administración púbica.

“Se está protegiendo a todos los periodistas que denuncian, que ejercen este noble oficio a la intemperie, sin protección, lo está haciendo el Estado”, contestó AMLO.

El mandatario explicó que actualmente cerca de 500 periodistas tienen protección por parte del gobierno, y dijo que se seguirá haciendo así, además de que no habrá represión.

Recordó que, en los gobiernos pasados, al periodista que hablaba mal del gobierno, lo hacían a un lado y puso como ejemplo los casos de José Gutiérrez Vivó y Carmen Aristegui.

Enfatizó que su gobierno no es igual a los anteriores, por lo que no habrá censura ni ninguna acción que violente cualquier libertad.

“Yo no llegué aquí a la Presidencia dejando trozos de dignidad en el camino, yo llegué con mi moral a salvo, por eso puedo enfrentar a los grupos de intereses creados”, remató AMLO.

Luego de la participación de diversos líderes tanto políticos como religiosos y empresariales, el presidente Andrés Manuel Lopez Obrador (AMLO)  dirigió un mensaje desde Tijuana, en el que aseguró que nunca permitirá que se atente contra México.

Al hablar sobre el acuerdo alcanzado con Estados Unidos, reiteró que el fenómeno migratorio no surge de la nada, sino que es originado por las carencias materiales y la inseguridad de los países centroamericanos y de sectores y regiones marginadas de México.

Señaló que tal como se lo expusieron a las autoridades estadounidenses, “lo más eficaz y lo más humano es enfrentar el fenómeno migratorio combatiendo la falta de oportunidades, de empleo y la pobreza, para lograr que la migración sea opcional y no forzada”.

Confirmó lo dado a conocer desde anoche acerca de que México estará ofreciendo ayuda humanitaria, oportunidades de empleo, educación, salud y bienestar a quienes esperen su solicitud de asilo para ingresar legalmente a Estados Unidos.

Esta medida ha sido una de las más críticadas por los detractores de AMLO, ya que afirman que en los hechos, México será tercer país seguro.

López Obrador señaló que con el acuerdo alcanzado se permitió seguir adelante con el proceso de ratificación del T-MEC. «Puedo decir que estoy casi seguro de la ratificación, en la Cámara de Senadores, del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá».

El presidente dijo que México cumplirá con todos los compromisos adquiridos en las negociaciones con Estados Unidos. Respecto a las críticas que ha recibido por «ceder» ante Trump, AMLO dijo que si bien es pacifista, «no permitiré que se atente contra México».

Repitió lo que horas antes dijo en su cuenta de Twitter, que fue lo que le habría dicho por teléfono a Trump, que no le levantaría un puño cerrado, sino la mano abierta y franca.

El Arzobispo Primado de México, líder de la Iglesia Católica, Carlos Aguiar Retes, aplaudió la unión que se ha generado entre los mexicanos tras los ataques del Presidente Donald Trump.

 

 

El Arzobispo indicó que México es un país que sabe superar las diferencias y salir adelante en momentos difíciles para salvaguardar los valores nacionales, y es que al igual que diversos actores políticos, el líder religioso se ha sumado al rechazo de los comentarios del estadounidense.

 

Sostuvo que se enorgullece por el trabajo que los mexicanos en unidad han sacado adelante en beneficio del país. «La unidad nacional es posible si trabajamos por el bien de todos», reafirmó Aguiar Retes.

 

De visita por Yucatán, el Presidente Enrique Peña Nieto agradeció las muestras de solidaridad y respaldo que ha recibido tras el mensaje que envío la noche de ayer a su homologo estadounidense, Donald Trump, tras las criticas que hizo contra la inmigración ilegal y las acciones que emprenderá en la frontera con México.

 

«Quiero agradecer de manera muy especial, las muestras solidarias de apoyo y respaldo (…) para sumarse a esta convocatoria, a este llamado que estoy seguro esta en el sentir y en el corazón de cada mexicano, de velar invariablemente y ser una voz unida en favor de la soberanía y de la dignidad de los mexicanos», dijo el mandatario en su discurso.

 

Aseguró que en su papel de Presidente habrá de conducirse en expresar con firmeza, determinación y claridad, el sentimiento que subyace en cada mexicano sobre tener honor y de defender la dignidad de cada mexicano, esto en referencia a los ataques del mandatario estadounidense, Donald Trump.

 

 

La Presidencia de la República, a través de su vocero, Eduardo Sánchez, aseguró que los dichos de Santiago Nieto sobre un supuesto ofrecimiento de dinero para «apoyarlo» luego de su salida de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), son completamente falsos.

 

Según relata el portal SDP Noticias, indicó que Nieto  fue cesado por la Procuraduría General de la República (PGR) por violar el código de conducta de esa institución y sostuvo que a partir de su despido, el Gobierno de la República no ha hecho ofrecimiento alguno.

 

Al encabezar una conferencia de prensa junto al director del IMSS, Sánchez se refirió al calificativo que el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, dio a México al abordar el tema del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en donde lo llamó ‘malcriado’; el vocero de la República afirmó que «no hay que confundir mala crianza con dignidad».

 

Añadió que los mexicanos siempre han sacado la casta cuando ha hecho falta. Reiteró que cuando se trata de cuidar a México, los 120 millones de mexicanos son uno mismo, esto en referencia a la postura de México a los comentarios ofensivos del mandatario estadounidense.

 

La Caravana por la Dignidad que encabeza el gobernador de Chihuahua, Javier Corral,  llegó este domingo a la Ciudad de México tras 16 días de recorrer el país con el propósito de exigir al Gobierno Federal le sean entregados los recursos que le corresponden a la entidad.

 

 

El contingente llegó a la CDMX luego de la reunión que el gobernador sostuviera con el Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, en donde se acordó la entrega de 900 millones de pesos a la entidad por parte de la Federación, así como dar seguimiento a la extradición del exgobernador César Duarte.

 

Se espera la transferencia de recursos se realice la próxima semana.

 

Entre los participantes que acompañan la Caranava, se encuentran los coordinadores del PAN en el Senado y la Cámara de Diputados, Fernando Herrera y Marko Cortés, el ex dirigente de Acción Nacional, Gustavo Madero, Santiago Creel.

 

Además de figuras del PAN, el contingente contó con la presencia de Agustín Basave, Denise Dresser, Jorge Castañeda y Emilio Álvarez Icaza.

 

Se espera que la Caravana siga recorriendo las calles del primer cuadro de la Ciudad, y haciendo varias paradas como la que anunciaron en el Hemiciclo a Juárez y en la Zócalo capitalino, o al menos a sus alrededores, ya que debido a un concierto que se realizará esta tarde, la circulación se encuentra cerrada.

 

Con información de Medios / Foto: Twitter

La dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Alejandra Barrales, indicó que su partido no busca una alianza con el PAN y que por «dignidad» no se subordinará ante otros partidos.

 

 

Barrales indicó que más que una alianza, lo que su partido ha puesto sobre la mesa es la conformación de un Frente Amplio Democrático que aglutine a todos los partidos de oposición, incluso el Partido Verde y Nueva Alianza, pues su intención no es ganar únicamente la Presidencia de la República, sino transformar al país.

 

La dirigente afirmó que luego de las elecciones del pasado 4 de junio, el PRD ha demostrado ser un partido fuerte y con más vida que nunca,  por lo que «no nos vamos a subordinar a quien no nos trate con humildad».

 

«¿Qué pasa si se junta Movimiento Ciudadano, PAN, PRD y otros? ¿El Partido Verde, Nueva Alianza? Ganaríamos no sólo la Presidencia, sino transformar de fondo al país», sostuvo Barrales, quien indicó que no basta con  que la izquierda gane la Presidencia si es que el Congreso no le permite avanzar.

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO