Tag

drogas

Browsing

A nombre de la bancada de Morena en la Cámara de Senadores, la legisladora Olga Sánchez Cordero, presentó la iniciativa para expedir la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis, la cual busca permitir el uso de la marihuana para su consumo personal, médico y científico.

La futura Secretaria de Gobernación indicó que la propuesta tiene como finalidad privilegiar las libertades y derechos de los mexicanos, y de vivir en un país en paz. Descartó que se busque la liberación absoluta de as drogas.

“Estamos en favor de la regulación de la cannabis, de su uso medicinal, de la autodeterminación, de liberar a aquellos que se encuentran en las garras de la amenaza por parte del crimen organizado y de la pobreza”, dijo al subir a la tribuna.

Sánchez Cordero explicó que la propuesta señala, entre otros puntos, que toda persona tendrá derecho a portar hasta 30 gramos de marihuana para su consumo.

Además se contempla la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis (IMRCC), ante quien se solicitará un permiso en caso de que se requiera portar una cantidad mayor a la estipulada.

También se señala que se podrá fumar en cualquier espacio público a excepción de los libres de tabaco.

Se menciona también la posibilidad de sembrar y aprovechar hasta 20 plantas de cannabis para consumo personal, siempre y cuando la producción de estas no sobrepase los 480 gramos por año, y se realice un registro de las plantas ante el IMRCC.

 

La propuesta completa AQUÍ

 

El diputado de Morena, Manuel Huerta Martínez, hizo un llamado a discutir con seriedad y madurez la regulación de drogas en México, con un enfoque de salud y no desde una perspectiva criminalística.

El legislador junto a varios colegas más, resaltaron que ante la ineficacia de las estrategias antidrogas y el crecimiento del mercado ilícito, se requiere ordenar el consumo. “Es una realidad, cuyo destino ya nos alcanzó y es la papa caliente en el país”.

Afirmó que “hay demasiado fondo, porque se tiene que hablar de seguridad, que es uno de los temas torales”, razón por la que dijo que aclaró que “México no es ni Uruguay ni Canadá para aplicar la misma estrategia que se ha implementado en esas naciones.

Por su parte el diputado Víctor Gabriel Varela López consideró que este análisis de regularización debe realizarse desde un punto de vista de salud y no desde una perspectiva criminalística. Dijo que en el caso de las llamadas “drogas duras”, el tema será más difícil a causa de la resiliencia social.

La directora general de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), Lisa María Sánchez Ortega, explicó que México tiene todas las posibilidades para hacer una regulación de forma seria, además de que cuenta con una variedad de propuestas legislativas, algunas aportadas por la sociedad y organizaciones civiles, aunque, comentó: “se debe comenzar invitando a pequeños productores a registrarse y evitar crear un gigante comercial en la materia”.

Aclaró que incluir a los pequeños productores en un registro de personas dedicadas a la siembra y cosecha de esta planta, ayudaría a evitar a que sigan siendo víctimas del crimen organizado.

Martin Jelsma, director del Programa de Drogas y Democracia del Transnational Institute de Países Bajos, indicó que ante la ineficacia de las estrategias antidrogas y el crecimiento del mercado ilícito, se observa una rápida expansión en la tendencia a regular legalmente el consumo de la cannabis, después de aprobarse en Uruguay y algunas entidades de Estados Unidos.

Steve Rolles, investigador del Centro de Estudios Transform del Reino Unido, aclaró que “la legalización de la cannabis no es el milagro para deshacernos de la delincuencia organizada, pero sí va a ayudar, porque les va a reducir sus ganancias y su poder”.

Los planteamientos se realizaron en el marco del seminario “Reforma a las políticas de drogas: una conversación sobre el estado del debate en México y en el mundo” que se realizó en San Lázaro.

El expresidente de México, Ernesto Zedillo, admitió que las políticas prohibicionistas de drogas aplicadas en las últimas décadas en el país, incluso en su sexenio (1994-2000), han sido equivocadas y causaron mucho daño.

“Lo que hemos hecho durante ya casi un siglo está mal. La prohibición está mal. La prohibición está causando mucho daño. Hemos seguido políticas equivocadas y nótese que digo hemos”, afirmó Zedillo.

Al participar en la presentación del informe ‘Regulación. El Control Responsable de las Drogas’, elaborado por la Comisión Global de Política de Drogas, el exmandatario dijo que no omite responsabilidad en este problema.

“Yo seguí una política equivocada”, insistió al advertir que México no fue la excepción, pues el fracaso rotundo de la política prohibicionista fue en “prácticamente todos los lugares en los que se ha aplicado”.

Señaló que esto, además, de violencia ha dejado “terribles violaciones a los derechos humanos”.

Es por esto que el exmandatario se pronunció por la regulación del mercado de drogas, que permita arrebatar el control que mantiene el crimen organizado sobre la producción, tráfico y distribución de estupefacientes.

A través de una carta pública, 559 personas y 128 organizaciones de la sociedad civil, manifestaron su apoyo al proceso de pacificación anunciado por el equipo de transición del virtual futuro Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Aprovecharon para hacer público su respaldo a la propuesta de despenalizar las drogas, pues argumentaron que el país no ha contado con una política de drogas orientada a la protección de sus ciudadanos desde 1940. Lamentaron que durante muchos años, la política de drogas se ha reducido a satisfacer la exigencia extranjera de mantener una prohibición absoluta que privilegia la represión y desatiende las necesidades de prevención y tratamiento de la población.

“Hace 12 años el prohibicionismo fue llevado a su extremo, cuando en una decisión errada el presidente Felipe Calderón decidió militarizar aún más los esfuerzos anti-narcóticos e iniciar una “guerra contra las drogas”. Pese a lo evidente de su fracaso y lo innegable de sus costos, la decisión no se sometió a revisión durante la siguiente administración y, en su lugar, el gobierno de Enrique Peña Nieto prefirió ignorar la crisis y perpetuarla, negándose a iniciar la reforma y optando por consolidar la militarización”, indica la carta.

Los firmantes indican que hoy se vive un momento histórico que debe aprovecharse, pues la elección del 1 de julio fue un contundente mandato a favor de la construcción de la paz y en contra de la guerra.

Reconocieron que en congruencia con ese mandato, Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo, han anunciado su compromiso con un proceso de pacificación que incluye la justicia transicional, la desmilitarización de la seguridad pública y, como condición previa e indispensable, la regulación de las drogas. “Los firmantes apoyamos este posicionamiento”.

Aseguraron que hoy en día, México cuenta hoy con una población lista para construir otros caminos, además de que existe una masa crítica de ciudadanos y ciudadanas que están proponiendo políticas de drogas alternativas.

Reconocieron que para lograr la política de drogas propuesta, habrá “serios obstáculos”, tales como que desde el extranjero habrá quienes exijan continuar la guerra a la vez que avanzan en sus propios procesos de regulación o quienes en el país busque defender los intereses de la fallida estrategia o quienes, de buena fe, tardarán en aceptar la evidencia cada día más contundente de su fracaso.

 

De enero a junio de 2018, el crimen organizado perpetró más de 11 mil ejecuciones, un promedio de 60 al día, afirmó Santiago Roel, titular de la organización civil Semáforo Delictivo.

Roel advirtió que la cifra representa un récord histórico y es 28% más alta que en el mismo periodo de 2017; el incremento, agregó, está impulsado por las ejecuciones por narcomenudeo.

“Estas ejecuciones son producto de una política de drogas equivocada, perversa y caótica. Intentar combatir la oferta de drogas con policías y represión, sólo genera violencia, corrupción y un incremento en el consumo”, dijo.

Ante ello, Roel se solidarizó con el reclamo social de lograr la pacificación del país. “El reclamo de los electores el primero de julio fue muy claro: buen gobierno y paz para el país” .

Señaló que las drogas se combaten con inteligencia, prevención, enfoque de salud e intervención estatal.

“Ninguna droga debe estar en manos de mafias sino del Estado; de eso se trata la regulación, de cuidar a la población de manera efectiva; prohibir no es reducir consumos y regular no es promover drogas”, agregó.

En conferencia de prensa para presentar las cifras recabadas por el organismo, Roel insistió en que los homicidios registrados en México no son ordinarios, sino producto de la defensa de los territorios para la venta de drogas .

“Con plata o con plomo, las mafias se han adueñado de las ciudades de México y han colapsado el Estado de derecho. Esta tragedia va a continuar si no regulamos algunas drogas como primer paso hacia la paz”, aseguró.

La Administración del presidente Donald Trump expresó hoy su oposición a la posibilidad de legalizar las drogas o a cualquier política que resulte en la llegada de más drogas a los Estados Unidos.

Sarah Huckabee Sanders, portavoz del Presidente Trump, fue cuestionada sobre la posible despenalización de las drogas por parte del próximo gobierno del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a continuar teniendo contactos con nuestros socios mexicanos. No tengo un anuncio específico de una política en ese frente”, respondió Sanders en una rueda de prensa en La Casa Blanca.

“Sin embargo, puedo decir que no apoyaríamos la legalización de ninguna droga en ninguna parte y ciertamente no nos gustaría hacer algo que permita la entrada de más drogas a este país, añadió.

Olga Sánchez Cordero, propuesta para futura Secretaria de Gobernación ha señalado que para lograr la pacificación de México es necesario considerar la ley de amnistía, reparación integral, reducción de penas, despenalización de drogas, así como de recuperación de zona económicas.

 

Con información de Notimex / Foto: Archivo APO

El presidente Donald Trump propuso este lunes en el estado de New Hampshire la pena de muerte para traficantes de drogas como solución a la crisis de sobredosis de opioides que azota al país.

 

 

En un mensaje ofrecido en esta ciudad, Trump planteó la pena capital para traficantes de drogas, aunque no ofreció detalles sobre su propuesta, en cuanto a qué tipo de estupefacientes serían el foco de su plan ni tampoco qué cantidades ameritarían este castigo.

 

El anuncio ocurrió pese a que grupos de la sociedad civil han alertado que la pena de muerte para traficantes de drogas incide mínimamente en la reducción del consumo de estupefacientes.

 

Con información de Notimex / Foto. Archivo APO

Esta mañana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, utilizó su red social para criticar los acuerdos comerciales que han afectado a su país, y que asegura lo han puesto en desventaja, y acusó a México y Canadá de no hacer lo suficiente para tener una relación justa.

 

 

Trump indicó que en casi todos los acuerdos comerciales, su país ha sido el que más ha perdido, y dijo, tanto amigos como enemigos se han aprovechado los Estados Unidos durante muchos años. Sobre la imposición de aranceles que anunció la semana pasada, Trump insistió en que las industrias de acero y aluminio de su país están muertas dada las desventajas que tienen.

 

El magnate afirmó que su país tiene grandes déficits comerciales con México y Canadá y fue cuando acusó que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), mismo que se encuentra en renegociación, ha sido un mal negocio para su país, pues ha propiciado la reubicación masiva de empresas y empleos.

 

Advirtió que las tarifas de acero y aluminio se desactivarían solo se si se firma un acuerdo NAFTA nuevo y justo. Además, reiteró que Canadá debe dar un mejor trato a los agricultores estadounidenses, mientras que México debe hacer mucho más para evitar que las drogas lleguen a su país. Acusó que nuestro país no ha hecho lo que se debe hacer.

 

 

Al respecto, el canciller Luis Videgaray reiteró vía redes sociales que el tráfico de drogas es una responsabilidad compartida entre México y Estados Unidos, y dijo que solo trabajando juntos sobre la oferta y la demanda se podrá terminar con el flujo ilegal de drogas, dinero y armas entre ambos países.

 

 

El Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo también se sumó a las respuestas a los mensajes del mandatario estadounidense, pues dijo que México no debería de ser incluido entre los países a los que se les impondrán aranceles a las importaciones de acero y aluminio, pues afirmó, es la manera equivocada de incentivar la creación de un TLCAN moderno.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy que su país es el que más analgésicos opiáceos consume en el mundo y aseguró que el abuso de esos medicamentos, que provocó la muerte de 64.000 personas el año pasado, supone la peor crisis de consumo de drogas de “la historia de la humanidad”.

 

Trump hizo estas afirmaciones durante una ceremonia en la Casa Blanca para declarar esa crisis como una “emergencia de salud pública”, lo que permitirá destinar más fondos a nivel estatal y federal para la lucha contra la adicción a analgésicos con receta como OxyContin o Vicodin, que lleva a muchos estadounidenses a engancharse después a la heroína.

 

“De manera efectiva a partir de hoy, mi Gobierno declara la epidemia de los opiáceos como una emergencia de salud pública”, dijo el presidente.

 

Trump dijo que actuaría rápidamente para “revisar y evaluar” las recomendaciones que recibiría la próxima semana de su comisión de opiáceos, y prometió abordar los envíos ilegales de drogas desde países como China. Pero la declaración decepcionó a los funcionarios estatales y expertos en salud pública que dicen que se necesita mucho más dinero para una epidemia mortal que está superando los esfuerzos para contenerla.

 

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

El titular de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, Robert Patterson, presentó esta tarde los resultados de la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas (NDTA) 2017, que hace mención de las amenazas que representan para los Estados Unidos el narcotráfico nacional e internacional y el abuso de drogas ilícitas.

 

 

 

 

“Este informe subraya el alcance y la magnitud de la crisis actual de opiáceos en los Estados Unidos”, indicó Patterson. “La información en el informe representa los datos recopilados durante el año pasado, pero de importancia crítica es la información en tiempo real que obtenemos todos los días de nuestros socios. Nunca ha sido un momento más importante para usar todas las herramientas a nuestra disposición para luchar contra esta epidemia, y debemos permanecer firmes en nuestra misión de combatir todas las drogas peligrosas de abuso “.

 

En el informe se indica que los cárteles mexicanos siguen siendo la mayor amenaza criminal de drogas en los Estados Unidos. “Los cárteles son las principales fuentes de drogas al por mayor para las pandillas domésticas responsables de la distribución a nivel de calle. El Cartel de Sinaloa mantiene la huella más expansiva en los Estados Unidos, mientras que el Cártel de Nueva Generación de Jalisco ha aumentado su presencia en los Estados Unidos”.

 

La publicación añade que otra de las amenazas que tienen relación con nuestro país, es el comercio de metanfetaminas, de las cuales indica que “las incautaciones desde México han aumentado todos los años desde 2010”.

 

Entre las amenazas que la DEA identifica en su reporte están: los medicamentos con receta controlada, la heroína, el fentanilo, la cocaína, las nuevas sustancias psicoactivas, y la marihuana.

 

Era una escena que parecía salida de una ciudad infestada de pandillas en México. Más de mil elementos de la Marina, policías federales y locales se trasladaron el jueves a un rincón de la capital del país para capturar al jefe del cártel de la droga, Felipe de Jesús Pérez Luna, apodado “El Ojos”.

 

En respuesta, los subalternos del Cartel de Tláhuac, nombre que lleva debido a la área en la que se basaba, secuestraron y quemaron autobuses y  vehículos de transporte, la primera vez que narcobloqueos, o bloqueos de tráfico establecidos por narcotraficantes, habían sucedido en la Ciudad de México.

 

La vista de los autobuses que ardían en las calles destrozó la imagen de la capital como una isla de relativa tranquilidad en medio de la guerra de drogas que duró una década y que ha sumido sectores de México en una violencia endémica y que ha costado más de 200 mil vidas.

 

A pesar de que los asesinatos y otras actividades del cártel, incluido el secuestro y la extorsión, consumieron las delegaciones cercanas, incluso los estados colindantes, la ciudad de México mantuvo una relativa calma y parecía inmune a lo peor del caos que asolaba otras partes del país. Ahora los expertos en seguridad y los residentes expresan la preocupación de que la calma está llegando a su fin.

 

“Lo que está sucediendo en la Ciudad de México refleja la perspectiva nacional”, dijo a Reuters Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano, un grupo que monitorea las cuestiones de seguridad. “Tenemos una crisis del crimen organizado”.

 

México registró 13,726 homicidios durante los primeros seis meses de 2017, un aumento de 32.9% respecto al mismo período del año pasado. El crimen también ha aumentado en la ciudad de México, donde se iniciaron 206 investigaciones de asesinatos entre mayo y junio.

 

“Hay un montón de situaciones en las que usted quiere reportar algo y simplemente lo ignoran”, dijo Alejandro Rojas, dueño de una tienda de Iztapalapa. Rojas dijo que intentó reportar el uso de drogas y delitos menores cerca de su tienda a través de una línea anónima, pero la policía nunca respondió – y la persona que tomó la llamada pidió mucha información personal. “No fue muy anónimo”, dijo.

 

Pero el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, ha minimizado el problema. En los días previos a la operación contra “El Ojos”, Mancera viajó al agitado estado de Chihuahua para regalar coches de patrulla a los gobiernos de las ciudades que enfrentan una creciente en el crimen organizado, sugiriendo que la Ciudad de México tenía tal seguridad que podría ahorrar los recursos.

 

Luego, el viernes, insistió en que el cártel de Tláhuac es una red de narcotraficantes y que grandes potencias como los cárteles Nueva Generación de Sinaloa y Jalisco no operan en la Ciudad de México.

 

“Un cartel es una organización mucho más grande y es una responsabilidad federal”, dijo a la red de Televisa. “No intervendríamos si fuera un cártel”. Luego hizo una predicción: “Vas a ver qué pasa con la tasa de criminalidad en la zona. Va a disminuir”.

 

Dos días después, un tiroteo en un mercado ambulante en el sur de la Ciudad de México mató a dos e hirió a 10 personas.

 

Algunas personas cuestionan la insistencia de Mancera en que no existen cárteles en la Ciudad de México. Más de mil personas asistieron el lunes a los funerales de “El Ojos”, incluyendo a sus compañeros abiertamente reconocidos como parte del grupo, una escena que recuerda los lujosos aspectos finales pagados a capos en las provincias.

 

“Los grupos delictivos organizados en la Ciudad de México tienen una estructura y medios económicos, utilizan armas de gran calibre y cientos de delitos violentos están vinculados a ellos”, dijo Ramón Bernal, ex detective de la Ciudad de México y presidente de una organización que promueve los derechos laborales para los agentes de la policía. El periódico El Universal informó que el propio Mancera dijo que “El Ojos” pagó a espías 2 mil pesos (unos 110 dólares) por semana, cinco veces el salario mínimo mexicano, para monitorear los movimientos policiales y las actividades sospechosas.

 

“Tláhuac: actúa como un cártel, controla y mata como un cártel, organiza funerales como un cártel … ¿pero no es un cartel?”, Escribió tortunamente a Carolina Rocha, una periodista de la Ciudad de México.

 

Por supuesto, minimizar el crimen no es inusual en México, donde los políticos con aspiraciones presidenciales a menudo tratan de tratar la violencia como un problema de relaciones públicas, según los analistas. Mancera, quien fue el procurador capitalino antes de convertirse en Jefe de Gobierno en 2012, ha promovido su récord de seguridad mientras se prepara para una probable candidatura presidencial. Los analistas dicen que se arriesga a perder de vista la situación en el país.

 

“La Ciudad de México ha estado bajo control. Ahora que el control se está aflojando un poco, y Mancera parece distraído con otras cosas “, dijo Adrián Rueda, columnista de política en el periódico Excélsior. “Su gabinete está paralizado porque no ha dicho quién lo reemplazará cuando se vaya. Nadie quiere hacer un paso en falso, y hay un vacío y los criminales están pisando la línea. “

 

Texto publicado en The Washington Post por David Agren

Foto: Archivo APO

Como parte del cierre de la visita que realizó por tres días el Secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, John Kelly, esta tarde el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y el funcionario estadounidense ofrecieron una conferencia de prensa en la que el mexicano indicó que pese a las diferencias que puedan tener ambas administraciones, reiteran su deseo de trabajar en conjunto en favor de la prosperidad de la región.

 

 

“Desde el Gobierno de México estamos convencidos que con nuestros países vecinos y particularmente con los Estados Unidos, debemos ver más allá de las diferencias y trabajar juntos para generar condiciones duraderas de tranquilidad y prosperidad para la región”, indicó Osorio Chong.

 

El priísta indicó que las autoridades de ambos países trabajarán en “corresponsabilidad ante cada uno de los desafíos en común” entre los que señaló el fenómeno de migración, la repatriación ordenada de connacionales, la seguridad fronteriza, el combate al tráfico de armas y el combate a las organizaciones criminales, “organizaciones criminales transnacionales dedicadas al narcotráfico”.

 

Por su parte el funcionario del gobierno de Donald Trump aprovechó para agradecer la hospitalidad que los funcionarios mexicanos tuvieron hacia con él en esta visita que realizó y adelantó que el Procurador General de Estados Unidos, Jeff Sessions, se reunirá con su homólogo mexicano la semana próxima en Washington.

 

Kelly sostuvo que “reconocemos que la prosperidad y la seguridad están entrelazados (entre México y Estados Unidos), y las redes criminales siguen creciendo con su influencia. Si nuestros dos países no trabajan juntos, van a ganar poder”, añadiendo que la guerra contra las drogas han dejado cientos de muertos en ambas naciones.

 

 

Foto: Twitter Miguel Ángel Osorio Chong