Tag

durazo

Browsing

Por instrucciones del presidente de la República Mexicana, Alfonso Durazo, Secretario Seguridad y Protección Ciudadana, solicitó a la Cámara de Diputados replantear la reforma constitucional que dará vida a la Guardia Nacional para que el mando de este nuevo cuerpo de seguridad sea civil y, al mismo tiempo, sea comandado por la dependencia que encabeza.

“El presidente de la República ha escuchado con el mayor interés los diversos argumentos expuestos por el pueblo de México en sus recorridos por el país y ahora en estos foros, consecuentemente transmite por mi conducto la necesidad de plantear los términos del diseño original propuestos para la Guardia Nacional para ubicar a este ente administrativo en el ámbito civil, dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana”, resaltó Durazo.

Al participar en la Mesa Seguridad, Construcción de la Paz y Guardia Nacional en el cuarto día de audiencias públicas para analizar la creación de la Guardia Nacional, el titular de la Secretaría de Seguridad explicó que esta propuesta brindaría un marco de referencia constitucional para transitar a un cuerpo de seguridad pública de carácter ubicado en el ámbito civil, pero con niveles de disciplina, régimen de servicios, ascenso, prestaciones, ingreso, capacitación, profesional y doctrina homologados a los que se aplican actualmente en el ámbito de la Fuerza Armada.

Esta mañana, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, mostró números respecto a homicidios y violencia, señalando que hay una ligera tendencia a la baja que todavía no puede asegurarse.

AMLO presentó los datos de violencia que tienen de manera oficial desde el inicio de su gobierno. Los datos son de homicidios, robo de vehículos y robo de combustible, ya que son los que decidieron tomar como referencia para medir el grado de inseguridad en el país.

El presidente dijo que “son delitos en los que se puede tener más certeza sobre lo que realmente sucede, hay delitos que no se denuncian, pero homicidios y robo de vehículo son delitos que sí se denuncian. Se tienen que abrir carpetas de investigación en estos casos, lo mismo en lo que se relaciona con el robo de combustible porque se lleva un reporte desde hace algún tiempo todos los días de este delito”, dijo el tabasqueño.

Asimismo, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, presentó la metodología para hacer el conteo de delitos y señaló que la usada por el diario Reforma tiene fallas pues no se puede reproducir de manera independiente.

Y es que, Reforma señaló que en el primer mes de gobierno de Andrés Manuel López Obrador aumentaron los homicidios 65%, respecto al mes anterior, por lo cual Alfonso Durazo invitó a la casa editorial a que compararan sus números, ya que desmiente totalmente lo publicado por el periódico.

El funcionario mostró un gráfico donde se aprecia que los homicidios tienen una tendencia marginal a la baja.

Respecto al robo de combustible, Durazo mostró que de acuerdo a los datos tuvo un descenso desde la intervención de las fuerzas federales en las instalaciones de Pemex.

La secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPPC), a cargo de Alfonso Durazo, ordenó contactar a Nicolás Ríos, periodista chileno, quien denunció que fuerzas Federales en Quintana Roo le plantaron evidencia, además de exigirle dinero para dejarlo en libertad.

A través de su cuenta de Twitter, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana declaró que ya están haciendo contacto con el chileno para iniciar la investigación correspondiente respecto a su caso.

“Estamos haciendo contacto inmediato con @Nicorios para proceder a la investigación correspondiente”, informó la dependencia.

El periodista relató lo ocurrido en su cuenta de Twitter, en donde señaló que ocho militares, policías y marinos con metralletas lo acorralaron y le plantaron evidencia, para después cobrarle 5,000 pesos por dejarlo ir, pero que al no tener el dinero, lo llevaron detenido.

Tras el informe de la SSP, el chileno agradeció a la dependencia por su apoyo.

Este martes, autoridades federales ofrecieron una conferencia de prensa en la que se habló sobre las investigaciones que se siguen en torno al accidente aéreo en el que perdieron la vida la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle.

El Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, indicó que el gobierno mexicano presentó las solicitudes de ayuda a expertos internacionales para la investigación que permita esclarecer las cusas del accidente.

Como parte de la ayuda que se solicitó, se contactó con las agencias de investigación estadounidenses entre las que se encuentra el FBI; además señaló que se contactó con el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte de los Estados Unidos, para que coadyuve con las investigaciones.

Por su parte el subprocurador de Control Regional, Procedimientos y Amparo de la Procuraduría General de la República (PGR), Roberto Ochoa, indicó que tienen “la indicación, pero sobre todo la obligación constitucional y legal de agotar, a través de todos los medios nacionales e internacionales, todas y cada una de aquellas pruebas que permitan llegar a las causas de este penoso acontecimiento”.

Se informó que paralelamente a la investigación que se sigue por parte de la Procuraduría en el estado de Puebla, la Fiscalía local conduce una investigación para la cual habrá estrecha colaboración.

Durazo invitó a la población  a no creer todo lo que se comparte en redes sociales, pues dijo que hasta ahora no hay evidencia alguna que permita conocer lo que sucedió; para conocerlo es que se siguen las investigaciones correspondientes.

A través de su cuenta de Twitter, pidió que “hagamos un esfuerzo de madurez y un compromiso con la verdad, un llamado o una convocatoria a no difundir noticias falsas que lastiman a las familias de las personas que lamentablemente perdieron la vida, no habrá necesidad de especulación puesto que toda la información que se vaya generando a lo largo de la investigación será difundida oportunamente”.

 

El titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se reunió este jueves con los Diputados de Morena, para hablar sobre la iniciativa de la Guardia Nacional.

Durazo rechazó que con la creación de la Guardia Nacional, que en un primer momento estará integrada por elementos de las policías Militar, Naval y Federal, se vaya a militarizar al país.

“Lo que vamos a hacer es una, si vale la expresión atípica, una policialización del Ejército, es decir, capacitar al mayor número de elementos posibles del Ejército, para realizar una tarea de seguridad pública, a través de la Guardia civil”, enfatizó.

Indicó que el gobierno federal, en paralelo a la eventual creación de la Guardia Nacional, está trabajando, en coordinación con la Comisión de Seguridad Pública de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la definición de un modelo de policía nacional.

Subrayó que el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad municipales y estatales es un tema prioritario para el gobierno federal, pues dijo que si no se logra ese mejoramiento, no se tendrá la capacidad para garantizar la seguridad pública.

Durante la reunión, Durazo conversó con la vicecoordinadora de la bancada de Morena, Tatiana Clouthier, quien en días recientes ha cuestionado la forma en que se está delineando la Guardia Nacional.

 

El Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, afirmó durante el Encuentro Nacional para la Construcción de Paz y Seguridad en el Colegio Militar que en la estrategia de seguridad del nuevo gobierno se planea atacar a las finanzas y no a las operaciones del crimen organizado.

En el evento, al que también asistieron el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, Durazo indicó que atacando a la operación del crimen se genera más violencia, por lo que atentar contra sus finanzas es una estrategia más viable.

“El combate al lavado de dinero será prioridad. Mediante el uso de la inteligencia financiera se combatirá al crimen organizado como un sistema económico, es decir, en su fortaleza económica”, dijo.

Y añadió: “La guerra contra el narco, que desembocó en uno de los períodos más sangrientos y difíciles de nuestra historia, no es el fracaso del Ejército sino el de una estrategia para combatir la inseguridad basada exclusivamente en el uso de la fuerza”.

El funcionario señaló que se tiene el objetivo de trabajar de manera coordinada tanto las fuerzas armadas como corporaciones policiales para promover que se cumplan las demandas ciudadanas sin “echarse la bolita”.

Asimismo, indicó que se trabaja en el desarrollo de una plataforma tecnológica que recopilará y gestionará datos sobre incidencia criminal para que cada coordinación reciba información en tiempo real, indispensable para garantizar la seguridad.

Este martes, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, presentó el plan de protección para los mexicanos que llegan del extranjero para pasar las fiestas de fin de año en el país.

El funcionario indicó que el programa Paisano se desplegará en carreteras con 3979 vehículos y 8995 efectivos de la Policía Federal, quienes inspeccionarán, verificarán y darán seguridad en carreteras y aduanas aéreas, marítimas y terrestres de competencia federal.

Durazo precisó que en el operativo participarán dependencias como las secretarías de Gobernación, Seguridad, Defensa, Marina, Hacienda, Función Pública, Relaciones Exteriores y Turismo, además de el Instituto Nacional de Migración (INM), la Dirección General de Aduanas, y Caminos y Puentes Federales (Capufe), entre otros organismos.

Además, el funcionario explicó que Capufe garantizará la apertura de casetas de peaje en los caminos federales de mayor flujo para evitar dilaciones, en tanto que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) instalará módulos de atención y orientación en los distintos puntos de contacto de las dependencias que participan en el programa.

Por otra parte, Durazo dijo que en tres años habrá condiciones de paz en México y afirmó que pronto comenzará a sentirse la mejoría en seguridad.

Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, reconoció que el país enfrenta una “emergencia” en materia de seguridad.

Dijo que para  nadie es un secreto las condiciones en las que el nuevo gobierno recibió el país en materia de inseguridad.

Al respecto refirió que son seis los estados del país que están considerados como focos rojos debido a sus índices delictivos.

En el marco del décimo aniversario del Servicio de Protección Federal, el funcionario federal dijo que los estados que más preocupan al gobierno federal son: Jalisco, Guanajuato, Veracruz, Puebla, Nuevo León y Tamaulipas.

“Hay focos de violencia que se han sostenido en el tiempo, tienen ya un largo tramo, los vamos a enfrentar por supuesto”, indicó Durazo.

 

Este jueves, Alfonso Durazo, próximo titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), reconoció que en este momento es imposible enfrentar al crimen organizado sin la participación del ejército y la marina, pero las instituciones operarán con un nuevo enfoque de respeto a los derechos humanos y conociendo siempre el límite de la fuerza, en lo que entra en operación la Guardia Nacional.

En entrevista con Televisa, Durazo confirmó que las fuerzas armadas continuarán en las calles en los primeros años de la próxima administración: “preferimos tomar esta decisión y actuar sin simulación. No hay forma en este momento de sacar a las fuerzas militares de la calle; seria irresponsable. La Policía Federal no tiene capacidad, las policías municipales son francamente menores y no están preparadas y en muchos casos están infiltradas por el crimen”.

Sin embargo, acotó que el Ejército y Marina se incorporarán a estas tareas “regularizando constitucionalmente su participación y pasándolos por un proceso de formación académica que tiene que ver fundamentalmente con el respeto a los derechos humanos, el uso de la fuerza publica y el trato con la ciudadania”.

“No es reforzar la militarización: vamos a cambiar, nada más que no puede ser de un día para otro”, destacó Durazo.

Durante la presentación del Plan de Paz y Seguridad, se explicó cómo es que funcionará la Guardia Nacional, la  cual se dijo, actuará en forma semejante a corporaciones como la Gendarmería Nacional francesa o la Guardia Civil española.

Se detalló que los efectivos de dicho cuerpo provendrán de las policías Militar y Naval, así como de la actual Policía Federal, y adicionalmente se convocará a civiles y a elementos de tropa para que se integren a la formación de nuevos elementos, los cuales recibirán formación y adiestramiento en planteles militares, además de una formación académica y práctica en procedimientos policiales, derecho penal, derechos humanos, perspectiva de género, primeros auxilios, protección civil y otros conocimientos necesarios para su buen desempeño.

Alfonso Durazo explicó que la Guardia Nacional estará encargada de “prevenir y combatir el delito en todo el territorio nacional”, por lo que estará dotada de “disciplina, la jerarquía y el escalafón propios de las Fuerzas Armadas”.

Se detalló que los elementos de la Guardia Nacional contarán con prestaciones semejantes a los de las instituciones castrenses, por lo que una vez que la nueva corporación quede conformada, los efectivos procedentes de las Fuerzas Armadas conservarán su antigüedad, prestaciones y condiciones; además de que se desarrollará un programa integral para homologar los ingresos y las prestaciones sociales de policías, militares y marinos.

El colaborador de AMLO explicó que el país se dividirá en 266 regiones, aunque se iniciará con 150 en los puntos que se presente mayor incidencia delictiva. Se destinarán 500 elementos por coordinación territorial, por lo cual se requerirán entre 120 y 150 mil efectivos.

Se adelantó que para 2020 se pretende llegar a 200 coordinaciones y para 2021 se planea que las 266 funcionen en su totalidad. La designación del número de elementos, personal especializado y recursos de investigación e inteligencia a cada región, se realizará en función del número de habitantes y considerando la incidencia delictiva y las proyecciones de criminalidad.

En cada una de esas regiones la coordinación general recaerá en la autoridad civil de más alto rango que asista a la reunión, y se detalló que las coordinaciones estarán formadas por un representante del gobierno federal y uno de la Fiscalía General, el mando militar regional, autoridades locales y municipales un ministerio público y personal acreditado de la Fiscalía de Derechos Humanos.

Finalmente se especificó que el mando operativo de la Guardia Nacional estará a cargo de oficiales del Ejército Mexicano o, en las zonas costeras, de la Armada de México.

 

El futuro titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, describió el Plan de Paz y Seguridad que regirá al próximo gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Durazo indicó que el próximo gobierno recibirá una seguridad en ruinas y un país convertido en “panteón”, e insistió en que los índices de violencia y las cifras de asesinatos ubican a México en niveles históricos de criminalidad y entre los países más inseguros del mundo.

Además refirió que los altos niveles de violencia han generado costos enormes para la economía y la sociedad, pues millones de personas han modificado sus patrones de vida para protegerse, orillando que muchos mexicanos hayan tenido que emigrar de sus comunidades para salvaguardar su integridad.

El colaborador de AMLO dijo que el Plan presentado representaba “un paradigma de seguridad pública radicalmente distinto al que ha sido aplicado en los sexenios anteriores”. Sostuvo que “así como la inseguridad y la violencia hacen imposible la consecución del bienestar, la paz social no puede conseguirse sin bienestar y sin justicia”, razón por la que dijo que el próximo gobierno federal actuará basado en 8 directrices.

  • Erradicar la corrupción y reactivar la procuración de justicia

El narcotráfico a gran escala, la fuga de capos de los penales, el robo de gasolinas, el lavado de dinero, el tráfico de armas y varios otros ilícitos no se podrían perpetrar sin el contubernio estructurado de funcionarios públicos.

  • Garantizar empleo, educación, salud y bienestar

La reducción de la pobreza, la marginación y la desintegración familiar y social ofrecerá una base perdurable para disminuir la comisión de delitos de toda clase.

  • Pleno respeto y promoción de los derechos humanos

La infracción a los derechos de la población por parte del poder público genera cinismo social, impulsa las conductas delictivas que se pretendía combatir y siembra las semillas de la ingobernabilidad.

  • Regeneración ética de la sociedad

La crisis de valores y de convivencia que constituye uno de los componentes del estallido de violencia y criminalidad se origina a su vez, en buena medida, en el resentimiento social a causa de la pobreza, la marginación, la negación regular de derechos básicos y la falta de horizontes de realización que se deriva de la supresión de mecanismos de movilidad social.

  • Reformular el combate a las drogas

Desde una perspectiva estrictamente económica, el negocio principal del narcotráfico no reside en traficar con estupefacientes sino en burlar la prohibición correspondiente, pues ésta representa diversas oportunidades para agregar valor a sus productos

  • Emprender la construcción de la paz

Los grandes y publicitados golpes al narco –capturas o muertes de capos, decomisos, “aseguramientos” de bienes– se traducen en un recrudecimiento de la violencia, en violaciones a los derechos humanos y, a la postre, en procesos de fragmentación de las organizaciones criminales que multiplican la inseguridad y los padecimientos de las  poblaciones.

  • Recuperación y dignificación de las cárceles

El sistema penal del país enfrenta graves distorsiones que lo convierten con frecuencia en un mecanismo contraproducente y que pervierten el carácter disuasorio del castigo para transformarlo en un multiplicador de la criminalidad.

  • Seguridad pública, seguridad nacional y paz

Si el Ejército y la Marina han experimentado desgaste y pérdida de confianza entre algunos sectores de la población, ello se ha debido a órdenes del mando civil de participar en acciones represivas o en funciones policiales para las cuales estas instituciones no han sido facultadas ni capacitadas.

 

El pleno del Senado aprobó la solicitud de licencia que este jueves presentara Alfonso Durazo, ya que será el próximo 1 de diciembre cuando se sume al gobierno federal.

“Me voy a cumplir otra responsabilidad, desde el gobierno que encabeza el presidente electo Andrés Manuel López Obrador”, indicó Durazo al tomar la palabra en el recinto legislativo.

Recordemos que el presidente electo lo ha propuesto para encabezar la nueva Secretaría de Seguridad Pública.

El legislador electo por Sonora, reiteró que López “no cejará en su misión de encontrar la paz”, al coordinar los esfuerzos de la nación en materia de seguridad, para lo cual se invitará a los gobernadores y presidentes municipales a replicar las acciones que desde el gobierno federal se tomen.

“En una situación tan crítica como la que vive México en materia de seguridad, no hay ya espacio para aventarnos la bolita unos a otros”, indicó Durazo.

Durazo indicó que en su última actividad como Senador participó en una reunión de la Comisión de Gobernación, en la que se analizaron los desafíos de la recuperación de la paz y la serenidad en el país.

La solicitud de licencia que le fue aprobada fue por tiempo indefinido.

 

El equipo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) había informado que el 8 de noviembre sería presentada la Estrategia de Seguridad Nacional; sin embargo ha sido confirmado que no será sino hasta la siguiente semana cuando se conozca la estrategia.

Así lo confirmó Alfonso Durazo, quien ha sido propuesto para encabezar la futura Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El próximo funcionario indicó que el motivo de retrasar la presentación de la estrategia responde a que se darán los “toques finales” y se afinará el contenido.

“No se está atorando nada, sino es un proceso de afinamiento de contenidos de planteamientos y no vamos a precipitar la presentación a riesgo de incurrir en algún error”, dijo Durazo en un breve encuentro con los medios en la casa de transición.

Detalló que como parte de la estrategia, el país se dividirá en 266 regiones civiles, donde se distribuirá el estado de la fuerza de forma proporcional a la incidencia; es decir, que en las regiones que muestren alta incidencia delictiva, se asignará mayor presencia policial.

Además indicó que se tendrá a un representante del gobierno federal en cada estado y región, con el fin de que lo que se discuta por el gabinete de seguridad en las reuniones diarias, se replique en todo el país.

Explicó que la estrategia de seguridad enfrentará de manera puntual los problemas de seguridad pública que más afectan a la población, tales como robos, asaltos a mano armada, secuestro, extorsión y cobro de piso.