Tag

Economía

Browsing

El paquete económico para 2020 continuará con una política fiscal responsable, garantizó esta mañana el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera.

“Estamos evaluando todas las opciones, pero queremos ratificar que vamos a seguir una política fiscal responsable y consistente con lo que hemos dicho. No tenemos aún la última versión del marco macroeconómico”, dijo respecto a la posibilidad de reducir la propuesta de superávit fiscal para 2020.

En entrevista, al término del “Conversatorio: México integración económica mundial y política comercial del gobierno de la 4T y su impacto en la Hacienda Pública” organizado por el Senado, el funcionario dijo que hay un respeto irrestricto a la autonomía del Banco de México (Banxico), el cual redujo la semana pasada la tasa de referencia, por primera vez en cinco años, de 8.25 a 8.00 por ciento.

Sobre los conflictos económicos internacionales, especialmente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el secretario dijo que orillan a que México tenga finanzas públicas sanas y sólidas para enfrentar cuestiones domésticas y externas.

En ese sentido dijo, México no debe apostar a tener un solo tratado, en referencia al que tiene México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) , sino lograr otros acuerdos a nivel internacional.

Sobre el T-MEC, Herrera reconoció la labor del Senado al ser la primera instancia legislativa en ratificar el tratado, y confió en que será en los próximos días cuando el legislativo de Estados Unidos y Canadá harán lo propio.

Sobre los ingresos presupuestarios, Herrera recordó que por mucho tiempo se dependió de los ingresos petroleros. “Hasta hace solo 10 años recaudábamos 8% del PIB en ingresos petroleros, hoy sólo recaudamos la mitad, 4% del PIB. Si bien ha sido una ventaja que tuviéramos altos ingresos por el petróleo, tuvo un efecto lamentable que fue acostumbrarnos a esos recursos y no recaudar bien”.

La Casa Blanca considera reducir los impuestos y los aranceles para evitar la entrada de Estados Unidos en una recesión, informaron diversos medios estadounidenses, a pesar de la insistencia de Donald Trump sobre la buena salud de la economía de su país.

Según The Washington Post, la administración Trump estudia varias medidas para estimular la economía estadounidense, entre ellas una bajada temporal de los impuestos de los salarios para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Por su parte The New York Times, La Casa Blanca podría renunciar también a los nuevos aranceles impuestos por la administración Trump a las importaciones chinas en el contexto de la guerra comercial con Pekín.

Estas medidas están en estudio, y los funcionarios que manejan estas ideas aún no han buscado la opinión de Trump, que en caso de aceptarlas aún necesitaría la aprobación del Congreso, aclararon los dos medios.

Sin embargo, «reducir los impuestos de los salarios no es algo que se esté estudiando en este momento», respondió La Casa Blanca al The Washington Post.

El impuesto sobre el trabajo se redujo temporalmente en 2011 y 2012 bajo el mandato del presidente Barack Obama para tratar de sacar a la economía estadounidense del estancamiento después de la crisis financiera de 2008.

Según una encuesta publicada el domingo por la Asociación Nacional de Economistas de Negocios (NABE), casi tres cuartas partes de los economistas estadounidenses esperan una recesión para 2021.

Una opinión que no comparte Trump: «No creo que vaya a haber una recesión y nos está yendo terriblemente bien», dijo el mandatario a periodistas el domingo.

A unos días de que el Presidente López Obrador (AMLO) presente su primer informe, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, hizo un llamado al gobierno a que se haga justicia en México, pero sin rencillas viejas.

“Esas son las necesidades prioritarias: oportunidades, trabajo y seguridad, que es lo que la gente pide y que no solamente sea la nota sensacionalista de la detención (de Rosario Robles), que más parece una venganza”, sostuvo el líder blanquiazul.

Marko Cortés puntualizó que este gobierno está más preocupado por generar ruido ante su falta de resultados en el control de la seguridad o en la generación de crecimiento y empleo. “Nosotros lo que le pedimos al gobierno es que tenga claras las prioridades”.

Expuso que quien la haya hecho la debe de pagar, al enfrentar la ley, pero sin rencillas del pasado.

Cortés Mendoza también alertó que la seguridad en México se ha desbordado todos los días, en diferentes regiones y estados con más ejecuciones, secuestros y robos.

Al referirse a la marcha ocurrida del viernes pasado en la Ciudad de México por parte de grupos de mujeres, el panista dijo que es inaceptable la polarización que se vive en el país, la cual dijeron, es creada desde la Presidencia de la República, quien se ha empeñado en dividir entre los buenos y los malos.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado Carrillo, afirmó que con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 habrá mayor crecimiento económico y mejor distribución de la riqueza.

“El presupuesto para 2020 va a ser una muy buena señal para toda la economía nacional y para que el esfuerzo, además de erradicar la corrupción, de pacificar al país y tener un Estado de derecho, nos lleve a tener mayor crecimiento, una mejor distribución de la riqueza y de las oportunidades para todos, de eso se trata la Cuarta Transformación”, indicó el legislador.

Sobre el PEF 2019 tuvo una lógica diferente a la de los últimos años, ya que “no hubo más impuestos, se detuvieron los gasolinazos, no se endeudó al país y se le apretó el cinturón al gobierno, quitando excesos y privilegios”.

Delgado Carrillo añadió que esos recursos se destinaron a los programas sociales y proyectos de inversión que ahora van a permitir crecer y generar riqueza a un ritmo diferente.

“Así vamos a continuar, erradicando la corrupción, rescatando al sector salud, pacificando al país e impulsando un presupuesto austero que garantice un crecimiento económico y mejor distribución de la riqueza”, sostuvo.

En el marco de la presentación del primer informe legislativo de los diputados federales de Morena por San Luis Potosí, el coordinador parlamentario destacó que en menos de un año han impulsado temas fundamentales para la Cuarta Transformación, por ejemplo, tipificar la corrupción como delito grave.

Delgado Carrillo destacó que otro tema que han impulsado los legisladores de la 4T ha sido la pacificación del país.

“El presidente (Andrés Manuel López Obrador) no se anduvo por las ramas en el tema de la inseguridad, le entró directo, de frente, como se enfrentan los grandes problemas nacionales”, expresó. “Nos pidió reformar la Constitución para crear una policía nacional con recursos, las capacidades, la organización necesaria para enfrentar la delincuencia que vivimos en México, para que ahora el Estado tenga capacidad de respuesta ante el deterioro del tejido social o el aumento de la criminalidad”, añadió.

El legislador de Morena aseguró que el sistema de salud está “en ruinas y en una etapa terminal por la enorme corrupción”, por ello, impulsan una iniciativa, la cual “vamos trabajar en septiembre para crear el Instituto Nacional de Salud para el Bienestar”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó esta mañana que aunque existe un entorno económico mundial difícil, la decisión del Banco de México (Banxico) de bajar las tasas de interés es favorable, porque permitirá mantener la estabilidad y estimular el crecimiento interno del país.

López Obrador sostuvo que la decisión de la Junta de Gobierno de Banxico demuestra que está bien la economía mexicana.

Indicó que no echará la culpa a factores externos, como se hacía antes, respecto a lo que pase en nuestro país.

Afirmó que decisiones como las de Banxico se pueden llevar a cabo pues hay estabilidad; afirmó que si se hubieran bajado  las tasas, sin confianza se podrían generar desajustes, «pero bajaron las tasas y no pasó nada», subrayó.

En su conferencia de prensa matutina, reiteró que se tienen suficientes reservas, no hay problemas de inflación, ni depreciación de la moneda.

Admitió que debido a los pronósticos de recesión de la economía mundial, problemas en Europa, menor crecimiento en China, la guerra comercial entre China y Estados Unidos, incluso lo que pasa en Argentina, se prevén efectos negativos en México.

Sin embargo, apuntó que México tiene ventajas para hacer frente el entorno económico. Destacó que es importante tener control de la inflación, que siga llegando inversión extranjera, que siga creciendo el comercio exterior, inclusive que se tenga el apoyo de los paisanos migrantes que envían recursos a sus familiares.

“Esto es importante porque de esta manera estimula el crecimiento, hay más estímulos para invertir, para apoyarse con crédito, en más rentable para la actividad productiva, tasas de interés más bajas y se puede hacer esto porque hay estabilidad”, enfatizó.

López Obrador puntualizó que la decisión del banco central fue positiva; “respeto la decisión de Banxico, son autónomos, nosotros no nos metemos en esas decisiones, cada quien lo que tiene con su función”, señaló.

Sin embargo apuntó que al leer el informe de la Junta de Gobierno, opinan más de la cuenta, «hasta se quieren meter en el manejo de la política económica, que nos corresponde a nosotros, haciendo recomendaciones de otro tipo».

El candidato presidencial peronista argentino, Alberto Fernández, dijo este jueves que la cotización del dólar a 60 pesos es «razonable» y que lo que debe hacer el Gobierno de Mauricio Macri estos próximos meses es «preservar las reservas» del país.

El candidato del opositor Frente de Todos, que lleva a la exmandataria Cristina Fernández como candidata a la Vicepresidencia, y es el favorito a llegar a la Casa Rosada después de vencer de manera contundente en las primarias del domingo pasado, confirmó la conversación telefónica que sostuvo con Macri la tarde de ayer.

En la conversación, ambos quedaron de acuerdo en «llevar tranquilidad a los mercados», que desde el lunes castigan a la economía del país, con una fuerte devaluación del peso, un desplome de la Bolsa argentina y el riesgo país que se disparó.

Tras el contacto entre el opositor y el actual jefe de Estado, la mañana del jueves comenzó con indicadores positivos: el dólar baja 4 pesos, de los 63 del cierre del miércoles a los 59; la Bolsa continúa con los leves aumentos que arrancaron el miércoles y el Riesgo País cayó de 1.946 puntos básicos hasta 1.752.

Cuestionado sobre si entiende un posible espanto inversionista a una futura gestión suya, sostuvo que «yo le digo a los mercados que vengo a buscar algo nuevo (…) no vengo a fundar la Argentina ni a restablecer un sistema del pasado, porque yo ha sido crítico con ese sistema del pasado», indicó.

Añadió que, si es presidente, tomará «lo bueno» del kirchnerismo que gobernó entre 2003 y 2015 y «lo que se haya hecho bueno» durante el Ejecutivo de Macri, de tendencia liberal, para «tratar de ver» cómo sigue Argentina adelante.

Fernández insistió, ante las voces que alertan de que Argentina podría seguir los pasos de Venezuela, que atraviesa una profunda crisis humanitaria en la actualidad, que él no tiene «nada que ver» con las fórmulas de Gobierno del mandatario del país caribeño, Nicolás Maduro.

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por mayoría de votos disminuir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de  8.00%.

Los miembros de la Junta coincidieron en que bajo las condiciones actuales, el nuevo nivel es congruente con la convergencia de la inflación a su meta en el horizonte en el que opera la política monetaria.

«La Junta mantendrá una postura monetaria prudente y dará un seguimiento especial, en el entorno de incertidumbre prevaleciente, al traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, a la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos, en un contexto externo en el que persisten riesgos, así como a la evolución de las condiciones de holgura y presiones de costos en la economía», señaló Banxico.

Entre las razones que llevaron a recortar la tasa de interés, se señaló que durante el segundo trimestre del año se desaceleró la actividad económica mundial, reflejando una menor expansión en las principales economías avanzadas y emergentes. Se tomaron en cuenta las tensiones entre Estados Unidos y otras economías, tanto en materia comercial, como asociadas a temas migratorios, tecnológicos y de aspectos de política cambiaria.

Recordó que en su reunión de julio pasado la Reserva Federal (FED) redujo en 25 puntos base el rango objetivo para la tasa de fondos federales y adelantó la terminación de la reducción de su balance.

En cuanto a los riesgos que pudieran afectar el desempeño de los activos financieros en México, Banxico indicó que persiste la incertidumbre asociada a la relación bilateral entre México y Estados Unidos y respecto de las  perspectivas crediticias, tanto para la calificación de la deuda de Pemex como la soberana.

El Banco de México (Banxico) presentó este jueves los resultados de la encuesta correspondiente a julio de 2019 sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado.

La encuesta fue recabada por Banxico entre 36 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.

Destaca que las expectativas de inflación general para los cierres de 2019 y 2020 se mantuvieron en niveles similares a los de la encuesta de junio, al igual que las expectativas de inflación subyacente.

Sin embargo, las expectativas de crecimiento del PIB real para 2019 y 2020 se revisaron a la baja con respecto a la encuesta anterior.

Los analistas recortaron su proyección para colocarse en 0.8% para el cierre del año, desde un 1.10% reportado en junio pasado. Para 2020 también ajustaron su proyección, pasando de 1.70% a 1.50%.

De igual forma, las expectativas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar para los cierres de 2019 y 2020 disminuyeron en relación al mes previo.

Prevén que la monea del país vecino esté ligeramente más barato, ajustando su pronóstico anterior de 19.78 a 19.70 pesos. Para 2020, dejaron sin cambios su previsión de 20 pesos.

Los especialistas consideraron que, a nivel general, los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico de México se asocian con la gobernanza y las condiciones económicas internas. A nivel particular, los principales factores son, en orden de importancia: la incertidumbre política interna; la incertidumbre sobre la situación económica interna; los problemas de inseguridad pública; la política de gasto público; y la plataforma de producción petrolera.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró hoy su pronóstico de que la economía de México crecerá al 2.0% en 2019, esto luego de conocer el dato de crecimiento del PIB correspondiente al segundo trimestre del año, en el que la economía creció sólo un 0.1% respecto al trimestre anterior.

«Hay que esperar para el 2.0 por ciento. Lo importante de ayer es que no caímos en recesión. Ahora viene el que podamos crecer al 2.0 por ciento a finales de año. Se están arreglando las cosas para que haya más crecimiento, acompañado de desarrollo», expresó en su conferencia de prensa matutina.

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente fue cuestionado sobre si el dato de crecimiento trimestral reportado por el INEGI es el menor en 10 años. Y aunque no lo desmintió ni confirmó, presentó datos sobre el crecimiento de los dos primeros trimestres de los últimos gobiernos.

Acusó que nadie habla sobre que con el expresidente Ernesto Zedillo, no se tuvo crecimiento en los dos primeros trimestres, sino que por el contrario, el desempeño de la economía fue negativo. Sobre la administración del expresidente Vicente Fox dijo que si bien el primer trimestre tuvo un ligero crecimiento, en el segundo se desplomó,

Respecto al sexenio de Felipe Calderón, indicó que fue el único que tuvo un crecimiento en ambos trimestres aunque acusó que después «huno un derrumbe», pese a que fue cuando más dinero se obtuvo por la venta de petróleo al extranjero.

Señaló que con Enrique Peña Nieto también hubo en un inicio un crecimiento que se vio opacado por el desempeño del segundo periodo.

«Crecimiento es hacer dinero, desarrollo es hacer dinero y distribuirlo, que le llegue a todos. A mí me importa mucho que la gente tenga para comprar, abajo, que se compre en los mercados, en las tiendas de abarrotes, que en los centros comerciales haya movimiento, que haya consumo», defendió AMLO.

López Obrador aseguró que habrá un mayor crecimiento en lo que resta del año, además de que dijo que se tienen ahorros y no hay problemas en las finanzas públicas. En ese sentido dijo que están cuidando no aumentar la deuda pública este año, ni el próximo.

AMLO informó que en la reunión que sostuvo la tarde de ayer con el empresario Carlos Slim, éste le reiteró su disposición a seguir invirtiendo en el país, para fortalecer la economía y contribuir al crecimiento.

Adicional reveló que ha tenido reuniones con empresarios de diversas regiones del país, quienes también le han expresado su deseo de seguir invirtiendo para fortalecer la economía nacional.

Señaló que mantiene una buena la relación con todos los empresarios del país y aseguró que hay comunicación permanente con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE). «Estoy seguro de que va a crecer la economía, además estamos hacendo bien las cosas», remató.

Luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentara los resultados de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) Trimestral, reportando un crecimiento de 0.1% en términos reales para el segundo trimestre de 2019, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) reaccionó.

En voz de su presidente nacional, Gustavo de Hoyos, indicó que si bien era buena noticia que México no haya entrado en recesión técnica, crecer anualmente al 0.4% del PIB, es insuficiente.

Señaló que el crecimiento registrado se produjo por el apalancamiento en el dinamismo de Estados Unidos.

El presidente de Coparmex le recordó al gobierno federal que México podría crecer a una tasa mucho mayor, siempre y cuando se genere confianza y se preserve la estabilidad macroeconómica.

Y es que durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que México amaneció con una buena noticia, pues «contrario a lo que pronosticaban algunos de que se iba a caer la economía e íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció».

Enfatizó que no les funcionó su pronostico a los expertos.

Durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que México amaneció con una buena noticia, pues el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer los resultados del crecimiento económico correspondiente al segundo trimestre del año.

«Contrario a lo que pronosticaban algunos de que se iba a caer la economía e íbamos a entrar en recesión, afortunadamente la economía creció, no les funcionó su pronostico a los expertos», dijo AMLO.

El presidente explicó que lo que se había advertido es que no iba a haber crecimiento económico, y que entonces con dos trimestres seguidos de decrecimiento, se iba a entrar en recesión técnica. «Pues resultó que no», respondió.

Indicó que el dato a conocer de que el PIB creció en el segundo trimestre del año un 0.1%, despeja el miedo y la intención de crear desconfianza.

Señaló que su gobierno nunca tuvo duda de que iba a haber un crecimiento, aunque reconoció que la insistencia de que era posible caer en recesión, llevó a crear dudas e incertidumbre.

Y aunque dijo que la economía va muy bien al igual que el país, no quiere decir que todo esté resuelto. Reconoció que hay problemas que se están enfrentando.

Sobre los señalamientos que se hicieron de que no había crecimiento porque no había gasto, AMLO dijo que lo dado a conocer por el INEGI demuestra que con austeridad y gastando bien, también se puede crecer.

Remató diciendo que su gobierno está enfocado a dirigir el gasto en beneficio de quienes más lo necesitan, pues eso es también era reactivar la economía.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó este miércoles los resultados de la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) Trimestral, los cuales señalan que un aumentó del 0.1% en términos reales, en el segundo trimestre de 2019.

El dato de crecimiento corresponde al periodo abril-junio de este año, frente al trimestre previo con cifras ajustadas por estacionalidad.

Detalló que por componentes, las Actividades Terciarias crecieron 0.2%, mientras que las Primarias cayeron 3.4%. Por su parte, las Actividades Secundarias no mostraron variación durante el segundo trimestre de 2019 respecto al trimestre precedente.

En su comparación anual, la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto con series desestacionalizadas tuvo un incremento real de 0.4% en el trimestre en cuestión con relación al trimestre abril-junio de 2018. Por actividades económicas, el PIB de las Actividades Primarias creció 1.7% y el de las Terciarias 1%, en tanto que el de las Secundarias descendió (-)1.6% en el mismo periodo.

Durante los primeros seis meses de 2019 el PIB oportuno registró una variación de 0.3% frente a igual semestre de 2018, con cifras desestacionalizadas.

Sin embargo, con cifras originales, la Estimación Oportuna del PIB mostró un caída de 0.7% en el segundo trimestre de 2019 con respecto a igual trimestre de 2018, con lo cual acumula un crecimiento de 0.2% a tasa anual en el primer semestre.

El INEGI precisó que las estimaciones oportunas proporcionadas dadas a conocoer podrían cambiar respecto a las cifras generadas para el PIB trimestral tradicional, las cuales se publicarán el próximo 23 de agosto de 2019.

Esta mañana el INEGI dará a conocer las cifras del crecimiento del Producto Interno Bruto. Se anticipa que este número va a ser negativo. Con esto serán ya dos trimestres al hilo con PIB negativo, lo que algunos definen como una recesión.

No voy a entrar en el debate de si esto es o no la definición precisa de recesión porque ni los economistas más destacados del mundo han logrado ese consenso, pero psicológicamente dos periodos con PIB negativo no pueden considerarse buenos para la economía de un país. Y si algo le pega a la psique de los inversionistas, le pega al bolsillo de los consumidores. Pero aun con este dato del INEGI, el presidente Andrés Manuel López Obrador seguirá firme con su apuesta de que en el 2019 vamos a crecer al 2 por ciento.

Y AMLO va a ganar la apuesta.

La apuesta no la va a ganar por un impulso natural que recibirá México vía el crecimiento de la economía estadounidense. Tampoco por las ganancias del sector exportador que se beneficia del tipo de cambio estable. Ni siquiera ganará la apuesta por el anuncio positivo de que Hacienda va a inyectar 500 mil millones de pesos a la economía vía la banca de desarrollo; créditos para viviendas y créditos al campo. Pero la va a ganar.

La va a ganar a pesar de que esta inyección de capital no va a devolver de la noche a la mañana la confianza de inversionistas nacionales y extranjeros para que vengan a meter su dinero en proyectos concretos y de largo plazo, no solamente en instrumentos financieros que pueden irse igual de fácil que como llegan.

Va a ganar la apuesta a pesar de que Citibanamex hizo un nuevo pronóstico del crecimiento para el año que lo modificó de .09 a .02 por ciento y de que ni el más optimista de los pronósticos anticipa un crecimiento cercano al 2 por ciento.

Si volteamos a ver otras cifras, todo indica que el presidente tiene una apuesta perdedora. Por ejemplo, la inversión se contrajo 2.1 por ciento entre enero y abril del 2019. La producción industrial cayó 2.1 por ciento en mayo, la caída más pronunciada desde enero del 2009. El subejercicio en el gasto gubernamental, motor fundamental para el crecimiento de la economía, es preocupante porque aun si se decidiera no continuar con este subejercicio, volver a echar a andar la economía que se frenó de tajo no es tan sencillo como pulsar un botón de encendido.

El freno de mano autoimpuesto por el gobierno a la economía significa que las empresas tienen que hacer recortes, que por ello los ciudadanos tienen menos dinero para gastar y que por lo anterior el gobierno tiene menos dinero que recaudar. Lo que hoy es un subejercicio que deja dinero en las arcas, mañana serán unas arcas sin dinero que invertir. Y así el círculo vicioso.

Pero, con todo y todo, el presidente va a ganar la apuesta.

Al final del año la apuesta de AMLO de que crecimos al 2 por ciento la va a sostener el presidente porque si bien los bancos y el INEGI van a reportar una cifra distinta, menor, López Obrador va a presentar sus propios argumentos sustentados en el libro que publicará en diciembre: la economía moral. AMLO dirá que México se está transformando; que ahora medimos el desarrollo y el bienestar y no solamente el crecimiento. Que, si bien antes se crecía poco más del 2 por ciento, el dinero solo se quedaba arriba y ahora, con su 4T, no va a ser necesario esperar a que el chubasco de dinero de arriba les llegue a los de abajo porque él sabe que eso nunca sucede.

 

Columna completo en EL UNIVERSAL