Tag

Economía

Browsing

La economía mexicana está en «recesión técnica» por presentar tres trimestres consecutivos de contracción, aunque para el 2020 se pronostica una recuperación «ligera» y un crecimiento del 1.3 % del PIB, señaló este jueves la agencia calificadora Moody’s.

«Desde nuestro punto de vista consideramos que, efectivamente, México clasifica como una economía en recesión técnica. De que si la recesión es ligera o prácticamente se encuentra en estancamiento, es una discusión que está en la mesa», explicó Alfredo Coutiño, director en Moody’s Analytics y responsable de análisis económico y pronósticos para América Latina.

Y es que el término recesión ha causado controversia desde noviembre pasado, cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al ajustar los datos económicos, reveló que el PIB se contrajo 0.1% durante tres trimestres consecutivos desde el periodo octubre-diciembre de 2018, y creció un 0% en el tercer trimestre de 2019.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), por ejemplo, redujo este jueves de 0.2% a 0% su pronóstico de crecimiento para México en 2019, aunque su titular, Alicia Bárcena, descartó que esto signifique recesión, una postura compartida por el gobierno mexicano e, inclusive, por algunos grupos empresariales.

«Si eso no se llama recesión, entonces yo creo que habría que definir otro concepto o inventar otro concepto», declaró Coutiño al argumentar que Moody’s utiliza la definición que usan los mercados financieros en «prácticamente» todo el mundo, que se refiere a una contracción económica por dos trimestres consecutivos.

El analista apuntó que las correcciones del Inegi han tendido a la baja, por lo que no descarta que en febrero del próximo año, cuando el instituto revise el crecimiento de todos los trimestres del 2019, se registre una mayor contracción.

«Tienen una alta probabilidad de que, incluso en 2019, presente un crecimiento negativo. Esto nos lleva a que las perspectivas para el 2020 serían incluso menos favorables que las que estamos presentando actualmente», precisó Coutiño.

Pese al panorama de este año, el directivo de Moody’s prevé una recuperación para 2020, aunque «sujeta a riesgos muy importantes». Los factores que contribuirán al crecimiento, enunció, serán una política monetaria menos restrictiva y un programa fiscal de apoyo a los programas sociales de la nueva administración.

También destacó el programa de infraestructura de más de 43,000 millones de dólares de inversión privada, anunciado en noviembre por el presidente Andrés Manuel López Obrador y el sector privado.

El especialista expuso que el efecto negativo que provoca un cambio de gobierno en la economía «se vio agravado» en México por la falta de políticas que garantizaran certidumbre.

La inflación en nuestro país se moderó a 2.97% a tasa interanual en noviembre, su menor nivel desde agosto de 2016, ante el descenso en el precio de algunos productos agropecuarios, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato se ubicó por debajo del objetivo del Banco de México (Banxico) del 3%. En noviembre hubo descensos en precios como el aguacate, el limón, la naranja y la manzana, según el reporte.

La cifra de inflación de noviembre reforzó las expectativas de los analistas de que el banco central recortará su tasa de interés de referencia a 7.25% desde el 7.50% actual el próximo 19 de diciembre.

Los recortes a la tasa de interés de referencia son vistos también como una forma de impulsar el crecimiento, ya que la economía mexicana, la segunda más grande de América Latina, entró en recesión durante la primera mitad de 2019 y tuvo nulo crecimiento en el tercer trimestre.

Esos datos complican la meta de crecimiento de 2% que había prometido el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para este año.

El diputado Mario Delgado, presidente de la Junta de Coordinación Política y coordinador del Grupo Parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, manifestó que para seguir consolidando la Cuarta Transformación de México se requiere de seguir trabajando para fortalecer de dos cosas que son los pendientes de esta administración: el crecimiento económico y la seguridad.

El legislador puntualizó que la estrategia del actual Gobierno Federal para consolidar la 4T es actuar de manera valiente y arrojada para cambiar de régimen político, de modelo económico, en la estrategia de seguridad y en erradicar la corrupción.

En el tema económico, puntualizó que el Gobierno Federal, al combatir la corrupción del sector público como elemento clave para el desarrollo, logró cambiar la concepción de la participación del Estado en la economía, ya que el papel del Estado es que genere valor y para ello una parte importante es la austeridad republicana.

El diputado de Morena añadió que para este crecimiento económico nacional se está haciendo una inversión importante en las megaobras contempladas en el Plan Nacional de Infraestructura: el Tren Maya, el Tren Transístmico y la refinería de Dos Bocas Tabasco, este último que tiene que ver con el rescate del sector energético del país.

Delgado Carrillo pronunció que generar un modelo donde se separa el poder político del poder económico no es fácil, y lo que falta seguir impulsando es que haya mayor inversión pública y privada, principalmente nacional, a través de la generación de expectativas para el sector privado.

Para el tema de seguridad, subrayó que hay una estrategia firme e importante, alejada de hacer lo que se realizó en pasadas administraciones, en donde el Legislativo cambió la Constitución con la finalidad de la creación, equipamiento, adiestramiento y financiamiento de una Guardia Nacional que combata los altos índices de inseguridad heredados.

“Esos son los dos pendientes que se tienen y que sin duda eso va a depender mucho que se consolide este movimiento, y yo creo que sí es una transformación”, dijo el legislador.

Pese a los indicadores económicos negativos, como el de la confianza del consumidor que da a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió esta mañana en que la economía del país está «sana».

De acuerdo con el Inegi, el mes pasado el índice de confianza del consumidor registró su segundo mes a la baja al perder 0.37 puntos y quedar en 43.53 puntos.

Sin embargo, el mandatario defendió los resultados que ha habido en su gobierno, y dijo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) registró 600 mil empleos, sin contar los casi un millón creados a través de programas sociales como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

Además, dijo, el salario mínimo ha aumentado de manera significativa desde hace 36 años. De igual forma, resaltó que el país, a través de las remesas, ha recabado 30 mil millones de dólares y se estima que para fin de año puede llegar a 36 mil millones de dólares.

Señaló que el país tiene una de las inflaciones más bajas de la historia y abundó que el peso se ha fortalecido en cuatro por ciento desde que inició su administración.

“El bienestar está llegando, recursos como nunca a la gente humilde. De todos los hogares de México, en la mitad está llegando un programa de bienestar», celebró el presidente de la República.

López Obrador lamentó que pese a los logros, aún existan personajes «nostálgicos» con la época neoliberal, que critican los apoyos que lleva el gobierno a los más necesitados. “Los que no están de acuerdo con nuestra política, los expertos que se quedaron con el otro modelo siempre van a estar cuestionando y tienen todo el derecho de hacerlo, pero vamos muy bien», añadió.

En otro tema, el presidente habló sobre la venta de su libro, y del modelo de venta que se emplea para la distribuirlo.

Se le cuestionó el hecho de que su libro “Hacia una economía moral», se vende en algunos mítines, como el del domingo pasado en el Zócalo, y en los lugares por donde realiza giras de trabajo.

López Obrador agradeció la labor de las personas que desde hace años venden sus libros, revistas y diversos artículos, dado que hacen un gran esfuerzo para desplazarse a sitios apartados.

“Desde hace mucho tiempo hay un grupo de personas… y los admiro porque van hasta los pueblos más apartados, es importante porque a los pueblos más marginados pues no llegan ventas de libros de otros y artículos que llegan cuando vamos de gira. Son vendedores muy humildes que hace un gran esfuerzo, sus carritos ya muy viejos pero ahí van y llevan sus cajas, …yo los admiro mucho y los quiero, ya llevamos años así, visitando los pueblos», reconoció AMLO.

Sobre cómo van las ventas, indicó que le corresponde a la editorial dar un informe sobre la venta del mismo.

Especialistas del sector privado revisaron a la baja las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para 2019 desde 0.26% en su pronóstico de octubre a 0.04% en noviembre, según una encuesta realizada por el Banco de México (Banxico).

Para el año próximo, fijaron la previsión de crecimiento en 1.08%, frente al 1.21% del sondeo previo del banco central.

De acuerdo con la encuesta, efectuada del 22 al 28 de noviembre entre 39 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero, las expectativas de inflación general para los cierres de 2019 y 2020 disminuyeron en relación a la encuesta de octubre.

Para el cierre de este año se espera que la inflación general se ubique en 2.93%, frente al 2.96% estimado hace un mes. Y para 2020 la expectativa pasó de 3.43% a 3.45%.

Las expectativas sobre el nivel del tipo de cambio del peso frente al dólar estadounidense para el cierre de 2019 permanecieron en niveles cercanos a los de octubre, al pasar de 19.72 a 19.59 pesos.

Para el cierre de 2020, las perspectivas sobre dicho indicador también se mantuvieron en niveles similares a los de la encuesta anterior, pasando de 20,17 a 20,09 pesos. Para 2019 y 2020 las expectativas del déficit comercial se revisaron a la baja con respecto al mes anterior.

Los especialistas consideran que, a nivel general, los principales factores que obstaculizan el crecimiento son la gobernanza (49%) y las condiciones económicas internas (27%). En su pronóstico más reciente, Banco de México recortó el pronóstico de crecimiento para la economía nacional a un rango de 0.2 a -0.2%, por lo que el país podría tener un decrecimiento.

El pasado lunes, el INEGI presentó la revisión del crecimiento del PIB para el tercer trimestre de 2019, ajustando a la baja, para situar la cifra en 0%. Es decir, que se confirma el nulo crecimiento de la economía mexicana, en términos reales, durante los primeros 9 meses del año.

Al respecto, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) indicó que más allá de los debates entre los especialistas, sobre sí la economía mexicana ya se encuentra en recesión técnica o no, lo relevante es que México no está creciendo.

«Las consecuencias de una economía en franco estancamiento, son catastróficas» pues no crecer limita el desarrollo de un país, frenando la generación de riqueza, empleos y oportunidades para el bienestar futuro de la población.

Este escenario adverso toma mayor relevancia, si observamos el desempeño contrastante de las economías de México y Estados Unidos. Mientras que nosotros registramos un 0%, encontramos que la tasa anual de crecimiento del PIB de nuestro país vecino al tercer trimestre de 2019 fue de 1.9%. Con esto, dijo la Confederación, se confirma que las principales razones del estancamiento económico en México se atribuyen a factores internos.

«En Coparmex, manifestamos una vez más nuestra profunda preocupación por el débil desempeño de nuestra economía. Por ello, hacemos un llamado enérgico para que el Gobierno de México dé un viraje en su política económica y con ello se pueda recuperar la confianza y la certidumbre perdidas en los últimos meses».

En ese sentido, se señaló que los inversionistas nacionales y extranjeros deben ver nuevamente en México, tierra fértil para el desarrollo de proyectos productivos que impulsen la generación de empleos y detonen el crecimiento nacional.

Añadió que el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del sector privado que, el día de ayer, firmaron el Gobierno de México y los representantes empresariales es una noticia positiva, pero insuficiente. Hizo un llamado a que el 2020 no sea otro año perdido para la economía mexicana.

El INEGI presentó los resultados del Producto Interno Bruto (PIB), los cuales indican que no reportó variación en  términos reales durante el tercer trimestre de 2019 respecto al precedente, con cifras ajustadas por estacionalidad.

Es decir, el dato de 0.1% de crecimiento dado a conocer a finales de octubre fue ajustado a la baja.

Con los datos publicados esta mañana por el INEGI, se revisaron a la baja las tasas de crecimiento del PIB para 3 de los últimos 4 trimestres.

  • 4T18: -0.1%
  • 1T19: -0.1%
  • 2T19: -0.1%
  • 3T19: 0.0%

Con dicha corrección, se registraron tres trimestres consecutivos de retrocesos, por lo que la economía nacional habría caído en recesión técnica, tal como lo señalaron diversos economistas, pese a que el gobierno negó que eso hubiera ocurrido.

Por componentes, el PIB de las Actividades Primarias aumentó 3.3% y el de las Terciarias en 0.1%, en tanto que el de las Secundarias disminuyó 0.1% en el trimestre julio-septiembre de este año frente al trimestre previo.

En su comparación anual, el Producto Interno Bruto tuvo un descenso real de (‑)0.2% en el tercer trimestre del año actual con relación al mismo lapso de 2018.

Por grandes grupos de actividades económicas, el PIB de las Actividades Primarias creció 5.4% y el de las Terciarias 0.1%, mientras que el de las Secundarias retrocedió 1.5% en igual periodo.

El director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI), Agustín Carstens, consideró que la posibilidad de una recesión a nivel mundial es baja, aunque sí existe y no se puede descartar.

Tras participar en la celebración del 25 Aniversario de la Autonomía del Banco de México (Banxico), dijo que la economía mundial se ha desacelerado, con un crecimiento más bajo desde la crisis financiera global, situación sincronizada, ya que diferentes “tipos de países están observando esa agonía».

El exgobernador del Banxico comentó que los bancos centrales han implementado acciones para promover el crecimiento, como tasas de interés negativas y aun así la economía no repunta.

Ante dicho panorama, consideró fundamental la existencia de una mayor coordinación de políticas no solo de la monetaria con la fiscal, sino también con la comercial, ya que si se resolvieran las disputas comerciales la economía mundial estaría creciendo más.

Opinó además que los países emergentes han tratado de obtener ventaja del menor nivel de tasas de interés a nivel mundial, al reducir también sus tasas, pero tienen ahora un reto que es la volatilidad de los flujos de capitales.

“Hasta ahora han estado bien, se han podido manejar, pero cuando empiezan a subir las tasas de interés en los países avanzados podría haber más volatilidad. Hasta ahora los países emergentes han utilizado bien sus grados de libertad, pero se tienen que preparar para los retos del futuro.

Durante su ponencia, Agustín Carstens consideró que podrían presentarse circunstancias en las que el instituto central pudiera ser flexible en coadyuvar con el gobierno federal en perseguir un mejor desempeño de la economía nacional.

Sin embargo, sostuvo, si el instituto emisor tiene la capacidad de influir de esa manera, sin poner en riesgo el cumplimiento de su objetivo prioritario, debería actuar en consecuencia.

En la primera quincena de noviembre, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un crecimiento de 0.68% respecto a la quincena inmediata anterior, así la inflación anual se ubica en 3.10%.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el mismo periodo de 2018 las variaciones correspondientes fueron de 0.61% quincenal y 4.56% anual.

Reportó que los productos con precios al alza en la primera quincena de noviembre fueron: electricidad, nopales, tomate verde, jitomate, servicios profesionales, transporte aéreo, huevo, gas doméstico LP, pollo y vivienda propia.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron: aguacate, limón, naranja, brandy, productos para el cabello, televisores, automóviles, cerveza, gasolina de alto octanaje y gasolina de bajo octanaje.

Destacó que el índice de precios subyacente, el cual elimina del índice general los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, aumentó 0.16% quincenal, alcanzando una tasa anual de 3.66%.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías se incrementaron 0.11% y los de los servicios 0.21% quincenal. En tanto, el índice de precios no subyacente aumentó 2.30% quincenal y 1.45% anual.

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios ascendieron 1.48%; los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno fueron superiores en 2.89% quincenal, debido a la conclusión del subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano que se aplicó en 11 ciudades del país.

El índice de precios de la canasta básica tuvo un alza quincenal de 1.31%, así como una tasa anual de 2.31%, mientras que en la misma quincena de 2018 las variaciones fueron de 1.02% quincenal y de 6.24% anual, respectivamente.

Las entidades con variación de precios por arriba de la inflación nacional en la primera mitad de este mes fueron: Sonora, Sinaloa, Baja California Sur, Baja California y Chihuahua. A su vez, las entidades con variaciones por debajo de la nacional en la primera quincena de noviembre de este año fueron: Durango, Tabasco, Aguascalientes, Nuevo León y Nayarit.

La OCDE revisó este jueves a la baja sus previsiones de crecimiento mundial para 2020, e informa que no se espera una mejora para 2021, debido a la amenaza persistente de las tensiones comerciales.

Igual que este año, en 2020 el crecimiento mundial podría situarse en 2.9%, por debajo del 3% que había proyectado en septiembre pasado. En 2020 el crecimiento estaría en 3%.

«Estas tasas de crecimiento son las más bajas desde la crisis financiera» apunta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que advierte que la economía mundial seguirá viéndose afectada por «una fuerte incertidumbre política así como por la debilidad de las inversiones y los intercambios».

La institución destacó la acción de los bancos centrales para apoyar la economía, pero advierte del «desequilibrio» entre las políticas monetarias y presupuestarias. Pidió políticas fiscales más «incitativas» para estimular las inversiones a largo plazo.

La OCDE expresó también su preocupación por el deterioro de las perspectivas económicas y apuntó a que los Estados no tomaron en cuenta cambios estructurales como la digitalización, el cambio climático o los cambios geopolíticos ocurridos desde finales de los años 1990.

«Sería un error político considerar estos cambios como factores temporales que podrían ser tratados por la política monetaria o fiscal, son estructurales», afirmó la institución.

Según sus previsiones, la ralentización económica se acentuará en Estados Unidos, con un crecimiento del 2.3% este año (0.1 punto menos en relación a las previsiones de septiembre). Para 2020 y 2021 será de 2.0%. China debería crecerá un poco más de lo esperado este año, un 6.2%, mientras que en 2020 será de 5.7% y de 5.5% en 2021.

Para México, la proyección de crecimiento de este año es de 0.2%. Para 2020, su estimado es de 1.2% y de 1.4% para 2021.

La Secretaría de Economía dio a conocer este martes, que con cifras preliminares, de enero a septiembre de 2019 se captaron 26,055.6 millones de dólares (mdd) de Inversión Extranjera Directa (IED).

Destacó que si se compara el total de IED captada en los primeros nueve meses del año con las cifras preliminares reportadas para el mismo periodo de 2018 (24,174.3), hay un incremento de 7.8%.

«El aumento se concentró en los rubros de reinversiones y nuevas inversiones, aunque el ajuste posterior de las cifras podría modificar este resultado», aclaró la dependencia, pues dijo que la cifra se ajustará cuando haya más información de las operaciones de ese periodo.

Se detalló que la IED registrada a la fecha para los primeros tres trimestres de 2019 provino de 3,759 sociedades con participación de capital extranjero, 2,814 contratos de fideicomiso y 19 personas morales extranjeras.

La IED se integra de la siguiente manera:

  • Por tipo de inversión (origen del financiamiento): a través de reinversión de utilidades, 55.2%; por nuevas inversiones, 36.1%; y, por cuentas entre compañías, 8.7%.
  • Por sector: las manufacturas, 44.6%; servicios financieros y de seguros, 13.9%; comercio, 11.3%; generación de energía eléctrica, agua y gas, 5.8%; información en medios masivos, 5.3% y minería, 5.2%. Los sectores restantes captaron 13.9%.
  • Por país de origen: Estados Unidos, 34.9%; España, 15.5%; Canadá, 10.4%; Alemania, 10.1%; Italia 4.1%; y, otros países aportaron el 25.0% restante.

Econmía aclaró que los montos reportados únicamente consideran inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía; de ahí su carácter preliminar y el que sufran actualizaciones en los trimestres sucesivos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador presentó esta mañana en su conferencia matutina, su nuevo libro titulado ‘Hacia una economía moral’, cuyo contenido, dijo, da a conocer las bases de la Cuarta Transformación que encabeza.

El libro que promovió en la mañanera, la cual él mismo ha dicho que es seguida por millones de personas, estará a la venta en librerías la próxima semana, y a partir de mañana en plataformas digitales.

“El fundamento de nuestra política, lo que se aplica en el periodo postneoliberal. Siempre decían que no había de otra, aquí está el modelo alternativo: Hacia una economía moral”, detalló el mandatario.

El libro es editado por el sello Planeta, y en la portada del libro aparece una fotografía de él en una de sus ya acostumbradas conferencia matutinas.

El presidente adelantó la mañana de ayer, que el libro se imprimió pese a que contenía un error: “hay una parte, un error, donde yo digo que el ejemplo de austeridad es que la Presidencia el año pasado ejerció tres mil 600 millones y ahora vamos a ejercer 800, y en el libro se dice tres mil 600 y ahora se reduce 800; se da la idea de que de los tres mil 600 es una reducción de 800, faltó el ‘a’, se reduce a 800, no se reduce 800. Ya quedó así”.

La oposición ha criticado el uso de la mañanera para promover un libro del cual tendrá ingresos por concepto de regalías.

Esta mañana, durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a hablar sobre el tema económico, en el que confió va a haber un crecimiento.

«El pronóstico de nuestros adversarios era que íbamos a caer en recesión, se frotaban las manos de que iba a haber recesión. Eso es lo único que podían argumentar, el que no se estaba creciendo. Yo sigo sosteniendo que no es la panacea el crecimiento, no es el único indicador o parámetro para medir el bienestar de un pueblo, el que se pueda vivir en una sociedad mejor», dijo el mandatario.

López Obrador insistió en que crecer es hacer dinero, pero no necesariamente distribuir el dinero, aunque reconoció que es un elemento importante.

Fue en ese punto donde reconoció que ahora es poco el crecimiento que se tiene en el país; sin embargo argumentó que es mejor la distribución que se registra.

Al indicar que hay otros elementos que demuestran que se va avanzando en materia económica, como la generación de empleos, AMLO destacó que se han acumulado 600 mil empleos nuevos; y proyectó que se va a llegar a una cifra de 800 mil nuevas plazas a finales de año.

También recordó, ha aumentado el salario; ha mejorado el consumo de los sectores populares; ha crecido la inversión extranjera; y destacó que va muy bien la posibilidad o se vislumbra que se va a aprobar el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC.

«Todo eso va a ayudar hacia adelante. Entonces, vamos a ir creciendo y vamos a crecer a distribuir el ingreso. Yo espero que se vaya mejorando la economía cada vez más», indicó el presidente.

WordPress Lightbox Plugin