Tag

elección

Browsing

Este lunes, fue difundida la nueva encuesta de México Elige, la cual muestra un derrumbe en la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

De acuerdo a la medición, el mandatario tiene una aprobación del 46.9%, lo que representaría una caída de 26 puntos respecto al 73% que obtuvo en febrero pasado, que ha sido el punto más alto que ha registrado.

Misma situación se observa en la calificación que le asignanlos entrevistados al presidente, pues de 68.8 que obtuvo en febrero, a julio 2019 se adjudica un 44.6.

Sobre la renovación de mandato, que ha estado impulsado el presidente, sorprende que, 50.2% de los encuestados indican que López Obrador debería de renunciar como presidente; 46.2% afirma que debería de permanecer en el cargo.

Al preguntar si votarían por AMLO para otro periodo al frente del gobierno federal, de 2024-2030, 55.6% de los entrevistados indicó que no o probablemente no. 37.8% indicaron que sí o probablemente sí.

Sobre quién podría ser el candidato de Morena en 2024, Tatiana Clouthier se mantiene a la cabeza con 34.7% de las opiniones. El canciller Marcelo Ebrard le sigue con un 22.6%. En tercer sitio se ubica el secretario de educación pública, Esteban Moctezuma con 10.1%.

El resto de las figuras que se mencionan son Ricardo Monreal, Olga Sáchez Cordero, Alfonso Romo, Claudia Sheinbaum, Martí Batres, Alfonso Durazo, Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky.

Otra de las preguntas que se le hicieron a los participantes de la encuesta, es qué tan de acuerdo están con las consultas a mano alzada a las que el presidente ha venido recurriendo en las últimas semanas para definir diversos temas o proyectos.

56.4% de los consultados indicaron que están en contra de dicha medida, mientras que el 33.1% apoyan las consultas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, alcanzó la tasa de aprobación más alta de su presidencia: 44 por ciento entre los estadounidenses en edad de votar (47 por ciento entre los votantes registrados). No obstante, “la mayoría de los estadounidenses siguen desaprobando su liderazgo”.

Así lo reveló una encuesta publicada por el diario The Washington Post y la cadena ABC, la cual muestra un alza de dos puntos porcentuales desde abril pasado, cuando su tasa de popularidad y aprobación alcanzó el 42 por ciento.

Sin embargo, el sondeo revela que más de la mitad de los votantes (53 por ciento) desaprueban la forma de gobernar del presidente.

Más de un año antes de las presidenciales y mucho antes de que los demócratas seleccionen a su candidato, la elección de 2020 se desarrolla en el contexto de un electorado profundamente dividido sobre el presidente y su forma de hacer política, con un pequeño porcentaje de votantes registrados en juego.

De esta manera se puede ver que, por ejemplo, 40 por ciento aprueba la forma en que maneja el tema de la inmigración, contra 57 por ciento que la desaprueba.

El 65 por ciento de los encuestados piensan que las acciones de Trump no corresponden a la gestión de un presidente estadounidense. No obstante, un 28 por ciento las considera “adecuadas y apropiadas”.

Sobre economía, el 51 por ciento aprueba “la manera como Trump ha lidiado con los problemas” del sector. Al ser interrogados sobre cuánto crédito merecía el mandatario por la buena salud de la economía estadounidense, el 47 por ciento contestó que “una buena parte”, mientras que el 48 por ciento afirmó que “solo un poco” o “casi nada”.

El análisis de The Washington Post muestra que el presidente Trump podría tener una “estrecha oportunidad” para ser reelegido para el siguiente periodo presidencial.

Tanto los demócratas como el presidente Trump disfrutan de sólidas bases de apoyo, pero más estadounidenses dicen que es extremadamente importante que Trump no gane la reelección.

No solo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó la jornada electoral del año pasado en la que se alzó con el triunfo en la elección presidencial. Dos de los ex candidatos del PRI recordaron la fecha.

A través de sus redes sociales, José Antonio Meade, quien buscó la presidencia de la República por la coalición PRI-PVEM-PANAL, indicó que, a un año de la elección, sigue vigente su deseo de un México en unidad y su compromiso de trabajar por las causas en las que cree.

“Así lo hago todos los días, con la frente en alto y el corazón lleno de alegría, fe y esperanza”, expuso el también ex funcionario federal.

En su publicación compartió fragmentos del discurso que ofreció la noche de las elecciones, en el que reconoció su derrota y deseó éxito al entonces candidato López Obrador, quien dijo, fue favorecido con la mayoría de los votos.

En el video, Meade indicó que se estaría entregando por parte de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, con quien colaboró, una economía fuerte y sana, en la que se destacaba la inversión que se había captado, así como la modernización de infraestructura y la creación de empleos.

“Mucho éxito al nuevo gobierno, por el bien de México”, se escucha decir a Meade en su video.

Quien también utilizó sus redes sociales para recordar la fecha, fue Mikel Arriola, ex candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, donde perdió frente a Claudia Sheinbaum, entonces candidata de la coalición Morena-PT-PES.

“Hoy hace un año fue la elección en la CDMX, agradezco a tod@s los que votaron por mí y a los que no lo hicieron les expreso mi respeto”, expuso el también ex director del IMSS.

Señaló que en el año que ha pasado desde la jornada electoral, ha seguido trabajando con la frente en alto disfrutando a su familia, sin dejar de aspirar a mejorar la capital del país.

A un año de la jornada electoral en la que resultó ganador con una mayoría del 53 por ciento de los votos, Andrés Manuel López Obrador cuenta con el 66 por ciento de aprobación a su trabajo como Presidente, según lo revela una encuesta realizada a nivel nacional por El Financiero entre 820 entrevistados vía telefónica.

Según la encuesta, los que votaron por López Obrador hace un año le otorgan hoy una aprobación de 85 por ciento. En contraste, los votantes de José Antonio Meade y de Ricardo Anaya, sus principales adversarios en las urnas, le dan 40 y 35 por ciento de aprobación al presidente. Entre quienes no votaron el pasado 1 de julio, AMLO cuenta con 54 por ciento de apoyo.

De acuerdo con la serie de encuestas hechas por el diario, que en esta entrega se presentan con promedios mensuales, López Obrador tuvo niveles de aprobación por arriba de 80 por ciento en enero y febrero, de por lo menos 70 por ciento en marzo y abril, y obtuvo 67 y 66 por ciento en mayo y junio. Si bien el apoyo popular a López Obrador se mantiene alto, la mayoría de los ciudadanos opina que el país no ha cambiado desde las pasadas elecciones presidenciales.

Al preguntarles si el país está mejor o peor con López Obrador como Presidente, 27 por ciento dijo que está “mejor”, el 26 por ciento dijo que está “peor”, y el 46 por ciento afirmó que el país sigue “igual”. Pero eso no quiere decir que la ciudadanía no espere mejoras con el gobierno de AMLO, a quien ratifican un apoyo mayoritario.

De acuerdo con la encuesta, si hoy hubiera una consulta de revocación de mandato, el 62 por ciento de los entrevistados votaría para que López Obrador siga en el cargo, mientras que 34 por ciento preferiría que no continúe.

Además, el estudio indica que 76 por ciento de los entrevistados está de acuerdo en que los problemas del país son culpa de los gobiernos anteriores, mientras que el 22 por ciento opina que los problemas ya son responsabilidad del gobierno de López Obrador.

 

 

Con información de El Financiero

El aniversario de la elección del presidente, que se conmemorará mañana, más que festejo, debe servir para que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconozca errores, acepte que los problemas en el país han crecido y se comprometa a rectificar el camino.

“Estamos muy a tiempo de corregir los graves errores cometidos por esta naciente administración, para enderezar al país y evitar que este sea otro sexenio perdido, al estilo de los vividos en los setentas y ochentas”, advirtió el coordinador del PAN, Juan Carlos Romero Hicks.

El líder parlamentario cuestionó que haya “cerrazón de la mayoría” y señaló que el PAN está interesado en que le vaya bien al país, por lo que ofreció el apoyo de su grupo parlamentario para trabajar en favor de todos los mexicanos.

Insistió en que el presidente tiene dos opciones mañana: “hablar con la verdad y rectificar o tomar la salida fácil y populista de no admitir que las cosas están muy mal y presumir un mundo irreal; a un año del innegable triunfo en las elecciones no podemos ir del me canso ganso al juego del avestruz, que prefiere no mirar la realidad”

Romero Hicks precisó que AMLO debe reconocer que la cancelación del aeropuerto internacional fue “un muy costoso capricho que hemos empezado a pagar con desconfianza, falta de inversión y menos empleos”.

Asimismo, aceptar que la violencia y la inseguridad no sólo no han mejorado, sino que el país está viviendo niveles no vistos hasta ahora.

El panista dijo que desconocer la realidad con “otros datos” que jamás aparecen no alcanza a tapar el sol con un dedo y arremeter contra los medios de comunicación, descalificándolos y amenazando su existencia, complica aún más las cosas y atenta contra la libertad de expresión e información de todos los mexicanos.

Romero Hicks reiteró que el primer aniversario de la elección presidencial es una primera llamada y se está muy a tiempo de rectificar.

La aspirante a la dirigencia nacional del PRI, Lorena Piñón, acudió esta tarde a las oficinas centrales del partido para exponer su postura ante el intento de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria (CNJP) de quitarle su candidatura y militancia.

La priísta rechazó las acusaciones de haber aceptado ser candidata por otro partido, afirmando que incluso el PAN ya ha dicho que el proceso interno en el que se le acusa de haber participado, fue por designación.

«Tengo 17 años de militancia ininterrumpida ratificados hace 10 días por el PRI Nacional y en el año 2015 fui Presidenta Adjunta del PRI Veracruz», expuso Piñón.

Afirmó que es evidente que la cúpula del tricolor tiene a su candidata, que es Ivonne Ortega, por lo que el titular de la CNJP, Fernando Elias Calles, dio un «albazo» para intentar retirarle su candidatura y beneficiar a Ortega.

Piñón adelantó que acudirá a las instancias competentes para apelar la decisión de la CNJP, así como las arbitrariedades cometidas en su contra.

Finalizó su mensaje indicando que defenderá sus derechos como militante y aparecerá en la boleta.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) recibió este martes el informe del comportamiento de los medios de comunicación correspondiente a la cobertura de la elección en Puebla.

El INE señaló que dicho informe del monitoreo se realizó a 58 noticieros y 3 programas de espectáculos o de revista más importantes por su audiencia en el periodo de campaña, del 31 de marzo al 29 de mayo de 2019.

Detallaron que durante dicho periodo, el tiempo total monitoreado de las transmisiones de noticieros y programas de espectáculos y revista fue de 4,111 horas, 33 minutos y 01 segundos; del cual, el 11.7%  De éste tiempo, 480 horas, 31 minutos, 48 segundos fue dedicado a la cobertura de las campañas electorales.

Del tiempo total dedicado a las campañas a la gubernatura de los partidos políticos y coaliciones en los programas monitoreados en radio y televisión que difunden noticias, 84.3% fue transmitido en radio y 15.7% en televisión.

La candidatura con más tiempo en medios fue la del ahora gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta, mientras que la contó con menor tiempo fue la de Alberto Jiménez Merino.

La Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI entregó este martes las constancias de procedencia a las fórmulas que solicitaron su registro y cumplieron con los requisitos para participar en la elección de renovación de la dirigencia del Instituto para el periodo 2019-2023.

José Rubén Escajeda Jiménez, quien dirige la Comisión, indicó que las fórmulas registradas para participar en el proceso interno, de acuerdo con el orden en que entregaron su documentación, fueron las siguientes:

  • Ivonne Ortega Pacheco y José Encarnación Alfaro Cázares
  • Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria
  • Lorena Piñón Rivera y Daniel Santos Flores

La formula que encabezada Ulises Ruiz quedó fuera por falta de requisitos, específicamente la que tiene que ver el apoyo de las bases que se indicó en la convocatoria.

En total fueron siete fórmulas las se inscribieron al proceso. Además de la de Ruiz, tres más quedaron fuera:

  • Juan Antonio Santana Ayala y Ramiro Díaz Hernández
  • Margarita Santos Mendoza y Aurelio Juárez González
  • Benjamín Antonio Russek de Garay y Linda Amanda Obregón Bravo.

Escajeda Jiménez subrayó que los dictámenes, que tienen carácter definitivo, se realizaron en estricto apego a los lineamientos para garantizar el cumplimiento de los principios de equidad, neutralidad e imparcialidad en el proceso interno.

Indicó, asimismo, que las fórmulas que no cumplieron con los requisitos establecidos en la Convocatoria, contaron con 48 horas para subsanar las deficiencias, conforme a la garantía de audiencia.

En un encuentros con medios de comunicación, el gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, hizo un llamado a sus contrincantes que al igual que él buscan llegar a la dirigencia del PRI, a que «se pongan a trabajar» y dejen de estar fomentando la división entre los militantes del partido.

Que se pongan a trabajar por el PRI si son priístas, que promuevan la unidad, quien pretende dirigir un partido promoviendo la división al interior, son los últimos estertores de reptiles agonizantes que no entienden que el PRI y México ya cambiaron, dijo Alito, como es conocido en el mundo de la política.

Sin embargo, en alusión a los señalamientos que se le han hecho acerca de ser el candidato de la «cúpula» del partido, Moreno rechazó que esté siendo apoyado por la actual dirigencia del tricolor, así como por el ex presidente Enrique Peña Nieto y el actual gobierno federal.

Subrayó que pese a la derrota que el partido tuvo en 2018, hoy en día el PRI tiene una gran oportunidad de regresar al poder debido a los malos resultados que el gobierno de Morena ha dado.

Ante la falta de resultados de resultados del gobierno de la república en temas de seguridad, de empleo, de crecimiento y ecónomos esta es la gran oportunidad que tiene el PRI, primero para reagruparse y trabajar juntos y en equipo, construir la unidad interna, convocar la Asamblea Nacional para definir su ruta y presentarnos de cara a la sociedad para ser una alternativa para el pueblo de México, dijo el priísta.

Sobre su relación con el gobierno federal, dijo que tiene un distanciamiento institucional con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), además de que insistió en que Morena es “ave de paso”, pues «nació ayer, gobierna hoy y se irá mañana».

Al ser cuestionado sobre los casos de corrupción y malas prácticas de diversas figuras del partido, Alito dijo que de llegar a la dirigencia nacional, no solapara a nadie y respetará los procedimientos que de manera legal se presenten en los organismos correspondientes, para que todos enfrenten a la justicia.

Dijo que a diferencia de sus contrincantes, Ivonne Ortega y Ulises Ruíz, él sí ha ganado todas las elecciones en las que ha peleado.

Luego de que se diera a conocer que José Narro abandonaba la contienda para renovar la dirigencia nacional del PRI, la también aspirante Ivonne Ortega emitió un posicionamiento.

A través de sus redes sociales, la priísta dijo que coincidía con todas las razones que Narro expuso en su video, “las suscribo”.

Sin embargo, sostuvo que “no debemos rendirnos” en la lucha por recuperar el camino del partido, y evitar que la “cúpula” del partido sigan teniendo el control.

Y es que esta tarde, el también ex rector de la UNAM, informó que, ante la mala e irregular conducción en el proceso de renovación de la dirigencia, había tomado la decisión de abandonar la contienda, y renunciar al partido.

Afirmó que siempre ha calificado a la simulación como un mal indeseable

Hasta el momento, seis priístas habían manifestado su intención de ocupar la dirigencia del partido: José Narro; Alejandro Moreno, a quien se le señala de ser el candidato de la cúpula del partido; Ivonne Ortega; Ulises Ruiz, quien durante la campaña de 2018 exigió a la dirigencia acabar con los candidatos impuestos y tomar en cuenta a la militancia; José Ramón Martel y Lorena Piñon.

El presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos del PRI, Rubén Escajeda Jiménez, aseguró que el proceso de renovación de la dirigencia será histórico, ejemplar y dará la oportunidad para relanzar, fortalecer y vigorizar al instituto político.

El responsable de dicho órgano, que es la instancia encargada de organizar, conducir y validar el proceso de elección interno, sostuvo que el tricolor es el único partido político que realizará una contienda abierta a la militancia mediante un proceso democrático.

Al respecto dijo que el compromiso que la Comisión es “garantizar que sea un proceso transparente, un proceso impregnado de legalidad y que la certidumbre sea el principal ingrediente. Un proceso con piso parejo, primero, en donde todos y todas tengan la misma posibilidad y las mismas ventajas, la convocatoria está diseñada para ello”.

Escajeda Jiménez reiteró a quienes aspiran a encabezar el CEN del PRI que la Comisión Nacional de Procesos Internos es un árbitro totalmente imparcial, para que la elección llegue a buen puerto, y para que quienes participen sientan la confianza y la certidumbre.

Sobre la posibilidad de firmar un pacto de civilidad entre los aspirantes a la dirigencia, Rubén Escajeda dijo que si fuera necesario no descartan dicha firma, aunque se definirá en razón de cómo vaya transcurriendo el proceso.

Hizo un llamado a todos los aspirantes a “apostarle” y ser generosos con el partido, y así ayudar a que sea la gran institución que ha sido en la historia política de México.

A través de un video publicado en sus redes sociales, Alejandro Moreno confirmó sus aspiraciones para contender por la presidencia nacional del PRI.

Señaló que es momento de fortalecer al partido, luego de las jornadas electorales en las que no fueron favorecidos con el voto ciudadano.

Moreno afirmó que es «un priísta convencido, puesto a prueba (…) soy un priísta que ustedes conocen; soy 100% político y 1000% priísta. Conocen mi entrega y mi lealtad por el partido. He sido incondicional en las buenas, pero también incondicional en las malas.»

Ante las diversas críticas que se han hecho a su aspiración política, y a presuntamente estar apoyado e impulsado por la actual dirigencia del partido, señaló que defenderá al partido de quienes ahora simulan ser priístas.

Sostuvo que el partido se fortalece generando la unidad y promoviendo el orgullo de ser priístas, por lo que llamó a sus compañeros aspirantes a trabajar unidos, y conquistar lo que se ha construido durante mucho tiempo por el partido.

«Quien promueva la división, quien critique y no proponga, quien esté en contra de todo y a favor de nada, no quiere la unidad ni lo mejor para nuestro partido», recriminó el gobernador con licencia de Campeche.

Al enfatizar que «ningún partido ha hecho más por México que el PRI», afirmó que en la contienda por la renovación de la dirigencia del partido, lo mejor será construir acuerdos, pues resaltó que en la competencia también puede construirse la unidad.

Finalizó señalando que se construirá el mejor PRI de todos los tiempos.

Luego de que dos de los aspirantes a ocupar la dirigencia nacional del partido denunciaran que violando un acuerdo previamente alcanzado se decidiera utilizar otro padrón electoral, fue la actual dirigencia del PRI quien confirmó que efectivamente se utilizará uno actualizado.

A través de un comunicado, el PRI negó haber recibido presiones, manifestaciones o instrucciones en la conducción del proceso de renovación de la dirigencia tal como fue denunciado, y reiteró su compromiso para que la imparcialidad, la legalidad, la certeza y la objetividad imperen en todo momento.

Pese a que tanto José Narro como Ivonne Ortega señalaron que se había acordado con la dirigencia utilizar el padrón validado en enero pasado, la dirigencia precisó que la Convocatoria señala en su base duodécima el cierre del padrón del partido a efecto de que se elabore el listado de militantes electores, utilizando uno con fecha al 11 de junio.

El PRI indicó que dicho padrón se remitirá al Instituto Nacional Electoral (INE) para su revisión, actualización y depuración, con base en los movimientos hechos en el Registro Federal de Electores, incluyendo: defunciones, cambio de domicilio y suspensión o pérdida de derechos políticos, así como en el ámbito del Registro Partidario y de otros registros partidarios, duplicidades, bajas por renuncias o derivadas de quejas y eventuales personas que aparezcan en otros registros partidarios.

«El resultado de esa verificación conformará el padrón de electores al que tendrán acceso específico los candidatos y con relación al cual, quien estime inconsistencias, irregularidades o incorporaciones en violación de nuestra normatividad interna, estará en el derecho de impugnar», sostuvo la dirigencia del tricolor.