Tag

elección

Browsing

La Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena sancionó con una amonestación pública al senador Ricardo Monreal, derivado de la queja que Martí Batres presentó por el proceso en el que se eligió a Mónica Fernández como presidenta de la Mesa Directiva del Senado.

De acuerdo con la resolución del organismo partidista, Monreal Ávila transgredió diversos postulados del partido, «pues no se condujo bajo los principios de honestidad, fraternidad y rectitud en la conducción que de su vida pública y/o privada deben tener los Protagonistas del Cambio Verdadero de Morena».

La resolución deriva de la impugnación que Batres Guadarrama presentó el 23 de agosto pasado a la elección en la que se renovó la Mesa Directiva del Senado, la cual se dividió en el aspecto estrictamente electoral y que en el expediente CNHJ-NAC-457/19 «declaró fundados los agravios hechos valer por el actor y revocó el referido proceso ordenando su reposición y, por otra parte, el presente de naturaleza ordinaria-intrapartidista».

El documento de 40 cuartillas incluye 75 pruebas presentadas por Martí Batres, para sustentar su queja de que Monreal Ávila ensució el proceso interno y permitió que legisladores que no eran de Morena votaran en la renovación de la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado, a la cual Batres aspiraba reelegirse.

En su momento, Batres Guadarrama aseguró que con ello, Ricardo Monreal se mostró «como un político faccioso incapaz de encabezar un amplio movimiento. El riesgo es que regresemos a las épocas del cacicazgo y el poder de un sólo individuo».

De acuerdo con el resolutivo, Monreal no presentó prueba alguna en su favor.

El fallo de la comisión partidista señala que Ricardo Monreal, como integrante de Morena, debe tener presente en su quehacer cotidiano que es portador de una nueva forma de actuar, basada en valores democráticos y humanistas y no en la búsqueda de la satisfacción de intereses egoístas, de facción o de grupo.

Asimismo, declara el asunto como total y definitivamente concluido e instruye a que se publique en los estrados físicos y electrónicos por el plazo de tres días, «a fin de notificar a las partes y demás interesados para los efectos estatutarios y legales a que haya lugar».

El Pleno del Senado eligió esta tarde, con mayoría calificada, a Margarita Ríos-Farjat como nueva ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Ríos-Farjat obtuvo 94 votos a favor, mientras que Ana Laura Magaloni Kerpel registró 25 y Diana Álvarez Maury obtuvo uno. No se registraron abstenciones, pero sí dos votos nulos.

Ríos-Farjat se desempeñaba hasta este jueves como directora del Servicio de Administración Trinutaria. El nuevo encargo de la jurista será por un periodo de 15 años.

Remplazará en la corte a Eduardo Medina Mora, quien renunció al cargo a inicios de octubre pasado.

La oposición se manifestó en contra de dos de las integrantes de la terna, pues afirmaron que había un claro conflicto de interés ya que tanto Ríos-Farjat como Álvarez Mauri son colaboradoras del presidente Andrés Manuel López Obrador. En ese sentido, señalaron que sólo Ana Laura Magaloni contaba con la independencia que el cargo requería.

El candidato del partido de gobierno, Daniel Martínez, reconoció este jueves la victoria de su contrincante de centroderecha, Luis Lacalle Pou, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Uruguay celebradas el 24 de noviembre.

«Saludamos al presidente electo @LuisLacallePou, con quien mantendré una reunión mañana», escribió Martínez en su cuenta de Twitter, tras el ajustado escrutinio primario del domingo que obligó al tribunal electoral a esperar por un recuento antes de oficializar el resultado.

Y es que Lacalle Pou, del Partido Nacional, alcanzó una ventaja irreversible sobre el candidato oficialista. Martínez indicó que seguirá defendiendo la democracia con más fuerza que nunca.

El tribunal aún no lo ha proclamado presidente ya que resta escrutar el 25% de los circuitos electorales, pero varios dirigentes de la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio admitieron la derrota de su candidato.

«Saludo y felicito al nuevo presidente de la República», publicó en Twitter Gonzalo Reboledo, dirigente del Frente Amplio.

Se estima que el viernes o el sábado la Corte Electoral termine el conteo definitivo de votos y Lacalle Pou sea proclamado oficialmente presidente electo.

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, confirmó que su partido impugnará la elección de Rosario Piedra Ibarra como titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pues incumple con el perfil y el requisito de autonomía.

El priísta indicó que para la oposición en el Senado y en muchas organizaciones civiles está claro que Piedra Ibarra no tiene el perfil de autonomía para responder a los retos que tiene la CNDH.

“Estaremos trabajando con nuestros legisladores de forma coordinada, para que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que es un organismo autónomo fundamental en nuestro país, esté debidamente transparentada, que esté fuerte, sólida y con una gente que atienda los intereses del pueblo de México», dijo Moreno Cárdenas.

Destacó que, desde un inicio, el PRI pidió un proceso claro, transparente y abierto, en el cual hubiera perfiles comprometidos con la autonomía de la CNDH, puesto que es un órgano autónomo fundamental para la fortaleza no sólo de la democracia de México, sino para el respeto total e irrestricto de los derechos fundamentales de todos los mexicanos.

Sostuvo que la elección de Piedra Ibarra no fue clara, transparente y sí llena de vicios.

El dirigente político agregó que el tricolor ha sido un partido firme, crítico, constructivo, y no una oposición recalcitrante o contestataria. “Cada quien tiene su manera de fijar postura. El PRI ha sido un partido que construye a favor de nuestro país y que ha hecho señalamientos claros.

Recordemos que Rosario Piedra Ibarra tomó protesta el martes pasado como presidenta de la CNDH en medio de jaloneos y empujones.

Al respecto, este jueves, en su conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reafirmó su confianza en la activista al frente del organismo.

Mariana Gómez del Campo, Secretaria de Asuntos Internacionales del Partido Acción Nacional (PAN), informó a través de sus redes sociales que entregó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, una carta de denuncia sobre el fraude cometido en la elección del próximo titular de la CNDH.

La panista detalló que entregó a Almagro la carta firmada por el dirigente del PAN, Marko Cortés, y por los coordinadores del partido en el Senado y en la Cámara de Diputados.

En la carta indican que el proceso de renovación del titular estuvo marcado por el fraude y las irregularidades en su etapa final. Insistieron en la «desaparición» de dos votos, pasando de 116 emitidos a 114 contados, con lo que Rosario Piedra Ibarra habría alcanzado la mayoría calificada que necesitaba.

«Preocupa que el grupo mayoritario en el Senado de la República permita irregularidades de este tipo en la elección de una figura trascendental para la vida democrática de México y que lo haga para beneficiar a una persona que es cercana al presidente de la República, militante de su partido y que fue candidata a diputada federal en el proceso electoral de 2018», sostienen los panistas.

Por su parte el coordinador de la bancada panista en Diputados, Juan Carlos Romero Hicks, pidió que Rosario Piedra Ibarra no rinda protesta este martes como se tiene planeado, y se reponga el proceso de su elección, ya que hubo “fraude” en la votación y hay muchas presiones.

Adicional, indicó que además de la OEA, acudirán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para evitar que se debilite a los órganos autónomos.

El líder parlamentario refirió que varios candidatos a la presidencia de la CNDH acudieron al Senado a pedir la reposición del proceso de elección del cual resultó ganadora Rosario Piedra Ibarra.

“Alguien como Rosario Piedra, que viene de una familia emblemática de derechos humanos, debería pedir la reposición del procedimiento porque hay presiones de todo tipo”, insistió el diputado.

Mónica Fernández Balboa, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, aseguró que concluyó el proceso electivo para la designación de titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por lo que descartó que se pueda llevar a cabo una reposición de la votación.

La posición de la presidenta de la Mesa Directiva se da pese a que los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) han denunciado supuestas irregularidades en la votación realizada la tarde de ayer.

“La Presidencia de la Mesa Directiva declara la validez de la elección de conformidad con los resultados proclamados por la secretaría. En consecuencia, la Presidencia avala la legalidad del proceso, dijo la morenista.

En conferencia de prensa, Fernández Balboa dijo: “quisiera dejar muy claro que el proceso que nos marca la ley ha sido concluido y, en ese sentido, no se puede volver a realizar la votación».

Y es que recordemos que ayer, senadores panistas denunciaron que la elección de Piedra Ibarra fue ilegal ya que pese a haber 116 legisladores en la sesión, solo sé contabilizaron 114 sufragios, por lo que los 76 votos que obtuvo no representan mayoría calificada.

Al respecto, Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena, difundió cómo se llevó a cabo la votación: 57 Morena; tres del Partido del Trabajo; cuatro de Encuentro Social, siete del Partido Verde, 22 del PAN; 13 del PRI; siete de Movimiento Ciudadano; dos PRD y uno independiente, lo que suman los 166 votos que acusan los panistas.

“El bloque opositor, unido, hubiera sumado 45 votos. Sería honesto aceptar que algunos votaron libres por Rosario Ibarra. Agradezco ese acompañamiento», tuiteó el legislador morenista.

Pese a la polémica que ha generado, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se dijo contento con la designación de Rosario Piedra Ibarra como nueva titular de la Comisión Nacional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

López Obrador indicó que la llegada de Piedra Ibarra abre la posibilidad de que la CNDH “deje de ser una pantalla, un organismo alcahuete del régimen y se profundice en las investigaciones, se acabe con la impunidad y se le dé una respuesta a los familiares de las víctimas”.

El mandatario señaló que es normal que los conservadores “quisieran tener ahí a gente disciplinada, a modo, como ha sucedido en todo el periodo neoliberal, puro experto, que se distinguía por cobrar bastante por su especialidad, pero al mismo tiempo siempre guardaban un silencio cómplice, encubrían, nada se sabía, a nadie se castigaba”.

AMLO dijo que Piedra Ibarra es una mujer que no depende de nadie, y que sufrió en carne propia la desaparición de un familiar.

Insistió que la militante de Morena es libre, por lo que a los que piensan que no buscará afectar al gobierno, les responde que «nosotros nunca pediríamos a ninguna autoridad simular. No queremos incondicionales (…) no queremos achichincles, no queremos serviles sino funcionarios honestos, independientes».

López Obrador aprovechó para aclarar que no quiere la desaparición de instancias como el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) o del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Sin embargo, no perdió la oportunidad para arremeter en contra de los organismos, pues dijo, son “ineficientes por decir lo menos”, y acusó que se han hecho de la vista gorda y encima de eso cuestan mucho dinero al pueblo.

El aún titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, fue cuestionado sobre la elección de Rosario Piedra Ibarra como nueva titular del organismo.

González Pérez indicó que deseó el mayor de los éxitos, «deseo que tenga resultados, que la Comisión Nacional pueda alcanzar las metas y fines que ella se imponga y que contará con toda la colaboración de su servidor en lo que ella piense que puedo yo comentarle. Desde luego que deseo que le vaya bien. Si le va bien a ella les va bien a las víctimas, le va bien a México y se defienden los derechos humanos».

Sobre los cuestionamientos de si cumple con la autonomía e independencia que el cargo exige, el ombudsperson indicó que no es el momento para pensar en eso, pues dijo, ese tema ya fue evaluado por el Senado y serán los hechos los que acreditarán los resultados de cualquier titular de la CNDH.

Respecto a la cercanía de su sucesora con el presidente López Obrador y sus cargos en las filas de Morena, dijo que prefería no opinar sobre si era lo ideal o no, y que prefería hablar de realidades.

¿En qué estado recibe la CNDH a Rosario Piedra?, se le preguntó a González Pérez. Indicó que aunque hay retos, durante su gestión hubo resultados positivos, mismos que se darán a conocer en el balance que presentarán en breve.

Entre los casos que dijo se van a quedar pendientes, y que recibirá Piedra Ibarra, están los casos Culiacán, de Guerrero, Sonora, Chihuahua, uno relacionado a la Ley Bonilla, entre otros.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, publicó esta mañana un tuit en el que, en un intento por demostrar la transparencia en la votación para elegir al nuevo titular de la CNDH y cómo Rosario Piedra Ibarra habría obtenido la mayoría calificada para ocupar el puesto, despertó mayor polémica al no salirle las cuentas.

El morenista indicó que los votos que se registraron fueron: 57 Morena, 3 PT, 4 PES, 7 PVEM, 22 PAN, 13 PRI, 7 MC, 2 PRD, 1 IND; sin embargo, si se suman dichos votos, el número total es de 116 y no 114 como se informó. Con la suma de los votos, la mayoría calificada sería de 78 y no los 76 que obtuvo.

Y aunque al parecer no detectó que el número variaba respecto a lo que se dio a conocer la tarde ayer, Monreal dijo que el bloque opositor, unido, hubiera sumado 45 votos.

«Sería honesto aceptar que algunos votaron libres por Rosario Piedra. Agradezco ese acompañamiento», añadió el exdelegado de Cuauhtémoc.

Con los 76 votos que se informó obtuvo, y al tener 116 votos registrados, Rosario Piedra Ibarra no alcanzaría la mayoría que se necesitaba para ser elegida como titular de la CNDH.

Tras dos votaciones, en las que no se logró un acuerdo entre las bancadas, este jueves, el Pleno del Senado eligió a María del Rosario Piedra Ibarra como la próxima presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Hubo un total de 114 votos, de los cuales Piedra Ibarra obtuvo 76; Arturo Peimbert Calvo 24 votos y José de Jesús Orozco se adjudicó 8. Con esto, se cumplió con el requisito de mayoría calificada para designar al nuevo ombudsperson de la CNDH.

Piedra Ibarra se desempeñará por un periodo de 5 años, y asumirá el próximo 16 de noviembre, un día después en que finaliza el periodo del actual presidente, Luis Raúl González Pérez.

Rosario Piedra es hija de la activista María Rosario Ibarra de Piedra, quien a finales del mes pasado se le entregó la medalla Belisario Dominguez.

El Pleno del Senado aprobó este martes aplazar la tercera votación en la cual se esperaba pudieran elegir al nuevo titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Con 66 votos a favor y 29 en contra, se aplazó la votación para el jueves próximo.

Recordemos que la semana pasada, después de dos rondas de votación entre los perfiles que integran la terna: Rosario Piedra Ibarra, Arturo Peimbert y Jesús Orozco, se aplazó para este martes, con el fin de que se pudiera llegar a un acuerdo y respaldar a uno de los aspirantes.

Al respeto, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que quien quede al frente del organismo debe ser una persona «honesta» e «independiente», con el fin de que la Comisión continúe funcionando.

López Obrador opinó que es necesario que el organismo defensor de los derechos humanos en el país sea encabezado por una persona que sepa, que haya padecido la violación a sus libertades.

«(La CNDH) tiene que ser una institución con gente que realmente sienta el dolor que causa la violación de derechos humanos. Esta es una decisión que va a tomar el Senado. Mi opinión es que no sean sólo profesionales en el sentido de que estudiaron una maestría, un doctorado en derechos humanos, pero son académicos; yo prefiero más la gente que ha padecido, que ha sufrido en carne propia de violaciones de derechos humanos, entregarles a ellos la encomienda», afirmó López Obrador.

Además criticó que en pasadas administraciones el ombudsperson estuviera muy apegado al gobierno en turno, pues en mucho tiempo guardaron «un silencio cómplice».

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó esta tarde la convocatoria emitida por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido Morena para renovar su dirigencia nacional.

Los magistrados consideraron que se afectó el derecho de las personas al sólo permitir participar a quienes se afiliaron antes del 20 de noviembre de 2017. De acuerdo a la sentencia, debieron permitir la participación de quienes se afiliaron con posterioridad, en términos de su propia normativa.

Adicional señalaron que el padrón no resultó confiable, no dio certeza y certidumbre, para llevar a cabo el proceso interno, y se incumplió además con el proceso de credencialización que el propio partido estableció en sus estatutos.

De la misma forma se dejaron sin validez todos los actos llevados a cabo en el procedimiento de elección de dirigentes del partido Morena.

De acuerdo con los resolutivos, se ordenó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena que lleve a cabo todos los actos necesarios para reponer el procedimiento de elección de sus órganos de conducción, dirección y ejecución; a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia se le ordenó resolver a la brevedad todos los medios de impugnación intrapartidistas, relativos a la conformación del padrón y a la militancia de los miembros del partido.

Uno de los aspirantes que buscan la dirigencia del partido, Mario Delgado, indicó que es lamentable que el TEPJF tenga que sancionar de esa manera al partido. «El proceso interno es una oportunidad para demostrar que somos diferentes. Ojalá el partido transparente el proceso y atienda el llamado del Presidente», indicó el diputado.

Otro de los aspirantes, Alejandro Rojas Díaz-Durán, aseguró que los magistrados de la Sala Superior, votaron de manera libre, independiente y autónoma, revocar la «inconstitucional, ilegal y anti estatuaria convocatoria de renovación de dirigentes de Morena»

Aseguró que los magistrados no se dejaron presionar por nada ni por nadie.

Invitó a los demás aspirantes a la dirigencia nacional a que se reúnan lo más pronto posible y poner el interés nacional por encima de sus intereses personales.

El gobierno de Bolivia acordó este miércoles con la Organización de Estados Americanos (OEA) hacer una auditoría de carácter «vinculante» a las elecciones que dieron un cuestionado triunfo al presidente Evo Morales.

«Hemos concluido los acuerdos a ser firmados entre Bolivia y la Organización de Estados Americanos (OEA) para que se pueda realizar la auditoria integral a las elecciones generales del 20 de octubre», anunció en rueda de prensa el canciller boliviano, Diego Pary.

Como había solicitado expresamente el candidato opositor Carlos Mesa, que ha denunciado un fraude electoral, «el resultado del informe de auditoría será vinculante para las dos partes», agregó el funcionario.

El acuerdo con la OEA, garantiza «la verificación de las actas, verificación del proceso, datos estadísticos y cadena de custodia» de los votos, además del «acceso a las instalaciones e información que soliciten» los técnicos que llegarán al país mañana jueves para dar inicio a la auditoría.

El proceso de revisión, según el pacto, «se concentrará en la jornada electoral y las fases posteriores».

La auditoría fue planteada la semana pasada por Morales al secretario general de la OEA, Luis Almagro, después de que la oposición denunciara un fraude para garantizar un cuarto mandato de Morales, con complicidad del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Un primer sistema de conteo rápido de votos del TSE anticipaba, horas después de la votación, una segunda vuelta entre Morales y Mesa. Pero tras un «silencio» de más de 20 horas sobre el avance del escrutinio, la tendencia cambió y finalmente fue declarada la victoria de Morales en primera ronda con el 47.08% de los sufragios frente al 36.51% de Mesa.

La ley boliviana atribuye la victoria en primera vuelta con más del 50% de los votos o con el 40% y una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

WordPress Lightbox Plugin