Tag

elecciones

Browsing

El New York Times (NYT) hizo público este domingo su apoyo a las senadoras Amy Klobuchar y Elizabeth Warren para la nominación presidencial demócrata, en una decisión sin precedentes de respaldar a dos candidatos.

La elección del periódico liberal llega semanas antes de la votación en Iowa el 3 de febrero, que oficialmente inicia la temporada de las elecciones presidenciales.

El Times describió a la senadora de Massachusetts, Warren, como la opción «radical», y a la senadora de Minnesota, Klobuchar, como la alternativa «realista».

«Está en curso un debate esencial entre dos visiones que pueden definir el futuro del partido (demócrata) y quizás de la nación», escribió el consejo editorial. Afirmó que algunos en el partido ven al presidente Trump como una aberración y creen que es posible un regreso a un Estados Unidos más sensato, aunque también están los que creen que el presidente Trump fue el producto de sistemas políticos y económicos tan podridos que deben ser reemplazados.

Al afirmar que tanto los modelos radicales como los realistas merecen una seria consideración, dijo que «por eso estamos respaldando a las candidatas más efectivas para cada enfoque. Ellas son Elizabeth Warren y Amy Klobuchar».

Warren está posicionada en el tercer lugar de los sondeos, detrás del exvicepresidente Joe Biden y del senador de Vermont Bernie Sanders, el compañero progresista de Warren.

Sobre Klobuchar, de postura más moderada, el Times dijo que «su prolongado mandato en el Senado y sus credenciales bipartidistas la convertirían en una negociadora (una verdadera), capaz de unir las alas del partido, y tal vez de la nación».

«Que gane la mejor mujer», concluyó el diario.

El expresidente boliviano Evo Morales reconoció, en una entrevista publicada este viernes en la versión digital del diario alemán Zeit, que «fue un error volver a presentarse» a las elecciones.

Fue una equivocación, agrega Morales según reporta el diario alemán; asumir la propuesta del pueblo y aceptarla en base al fallo del Tribunal Constitucional. «Pero el pueblo lo había decidido y yo acepté su propuesta para una cuarta candidatura en el marco de la Constitución», justificó Morales.

«Debería haber rechazado la propuesta. Pero ganamos la elección en la primera ronda», reiteró el expresidente.

Morales, quien se encuentra en el exilio en Argentina, defiende el escrutinio pese a la polémica por la pausa que se presentó en el recuento y el salto que dieron los resultados, colocándole a él en primera posición cuando hasta entonces lideraba el conteo el candidato opositor, Carlos Mesa.

«No hubo fraude. La Organización de Estados Americanos (OEA) incendió Bolivia con su informe electoral», sentencia el expresidente, que confía en que su partido se imponga en los próximos comicios, previstos para el 3 de mayo, aunque advierte que en esta ocasión sí que «puede haber fraude electoral».

Adelantó que tiene previsto regresar a Bolivia antes de esas elecciones, para la campaña, a pesar de los riesgos que implica.

Explicó además que dimitió «para evitar la pena de muerte». «La violencia que siguió, el fascismo y el racismo, no lo esperaba», remató.

La líder de la extrema derecha francesa, Marine Le Pen, anunció hoy que competirá en las elecciones presidenciales de 2022, postulación que hará oficial en el próximo congreso de su partido, Rassemblement National (RN).

En conferencia de prensa en la sede de la agrupación en Nanterre, precisó que el actual presidente Emmanuel Macron ya inició la campaña y no lo dejará «correr solo».

De acuerdo a lo que reportó el diario francés Le Figaro, Le Pen indicó que ante el importante trabajo que es necesario llevar a cabo, es importante comenzar lo más pronto posible la campaña.

Hizo un llamado a sus seguidores «de decirles, al igual que a los franceses, que ahora es necesario trabajar y comprometerse para que Macron no sea reelecto».

Bajo la consideración de que oficialmente la campaña por la presidencia de Francia iniciará hasta dentro de un año, dijo que aprovechará ese tiempo para presentar una serie de «libros blancos» sobre seguridad, fraudes, transición energética y defensa.

Le Pen, de 51 años de edad, es hija de Jean-Marie Le Pen fundador del Frente Nacional que luego se transformó en el Rassemblement National.

En las elecciones de 2022 será la tercera vez que busque la presidencia francesa, luego de que en los comicios de 2012 quedó en tercer lugar y en 2017 subió a la segunda posición, detrás de Macron, el actual presidente francés.

A partir de este jueves 2 de enero, los cerca de 900 Módulos de Atención Ciudadana del Instituto Nacional Electoral (INE) reanudarán sus actividades habituales, luego de que permanecieron cerrados del 24 de diciembre de 2019 hasta ayer, 1 de enero de 2020.

Los Módulos ubicados en Coahuila e Hidalgo, entidades que celebrarán comicios el próximo 7 de junio, únicamente cerraron los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1 de enero.

De acuerdo con la Comisión de Vinculación con Organismos Públicos Locales del INE, en ambos estados donde se elegirán 109 cargos de elección popular, están inscritos en las listas nominales 4.9 millones de ciudadanos y se prevé instalar siete mil 830 casillas.

En Coahuila, cuyo proceso electoral ya inició, se renovará el Congreso local, por lo que se elegirá a 25 legisladores: 16 de mayoría relativa y nueve de representación proporcional.

Las precampañas serán del 1 al 25 de marzo; en tanto que el registro de candidaturas será del 15 al 19 de abril de 2020, y del 25 de abril al 3 de junio se desarrollarán las campañas electorales.

Mientras que en Hidalgo, donde se elegirá a los representantes de 84 ayuntamientos, los comicios iniciaron el 15 de diciembre, por lo que las precampañas se realizarán del 12 de febrero al 8 de marzo; el registro de candidaturas del 3 al 8 de abril y las campañas del 25 de abril al 3 de junio.

El INE indicó que se prevé un ejercicio parcial vinculante de voto electrónico durante las elecciones locales en ambas entidades, con el objetivo de contribuir al desarrollo democrático a través de la aplicación de nuevas tecnologías en el proceso electoral que permitan eliminar errores en el escrutinio, cómputo y captura de resultados, así como abonar a la eficiencia en la obtención de resultados bajo los principios de certeza e integridad.

En el caso de Coahuila se estima que la instalación de casillas con urna electrónica se lleve a cabo con equipos propiedad del Instituto Electoral de Coahuila, y en el caso de Hidalgo se considerará la del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco y la desarrollada por el INE.

En cuanto al porcentaje de casillas en que se implementará la modalidad de urna electrónica para Coahuila se tiene previsto un rango de cuatro a cinco casillas por distrito electoral local; y en el caso de Hidalgo, se realizará en cuatro municipios, con un máximo de hasta 40 casillas en la entidad, sin rebasar el 10 por ciento de las casillas instaladas en el municipio correspondiente.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Cordova, garantizó hoy certeza en el proceso electoral 2020-2021, que arrancará en septiembre de 2020 y en el que se disputarán tres mil 495 cargos de elección popular, que representan 260 más que en 2018.

En el inicio de la producción del nuevo modelo de la credencial de elector, dijo que para que la ciudadanía mayor de 18 años vaya a votar, se instalarán más de 165 mil casillas, y podrán hacerlo alrededor de 96 millones de electores.

Destacó que por primera vez en la historia de México, en los comicios de 2021 concurrirán 32 elecciones locales, con la renovación total de la Cámara de Diputados federales.

“Estamos hablando de 15 gubernaturas en disputa, de la renovación de 30 Congresos locales y de alrededor de mil 900 municipios en 30 estados. Por ello, para el INE los preparativos del proceso electoral 2020-2021 inician ya desde hoy con la producción de este nuevo modelo de credencial», explicó.

Córdova añadió que la credencial y el Padrón Electoral que sustenta las elecciones, constituyen el primer eslabón de la “cadena de confianza que implica el conjunto de pasos “que desde hace 30 años poco a poco se han venido construyendo, consolidando y perfeccionando».

El consejero presidente afirmó que con la incorporación de códigos QR y otras 24 medidas de seguridad, la credencial para votar será la identificación más confiable de México.

«Las tecnologías y las medidas de seguridad empleadas en la nueva credencial con fotografía y la calidad de la base de datos del Padrón Electoral (…) contribuirán a que la INE se siga consolidando como el medio de identificación más confiable de las y los ciudadanos mexicanos», añadió.

Córdova señaló que los ciudadanos podrán tramitar su credencial en los 900 módulos de atención que hay en todo el país, y que seguirá siendo gratuita.

Informó que la licitación para este trabajo la ganó Variados México, que producirá diariamente 90 mil plásticos, para un total de 81.7 millones a lo largo de cinco años.

El expresidente boliviano Evo Morales ha propuesto este martes al líder ‘cocalero’ Andrónico Fernández, a la senadora Adriana Salvatierra y a los ex ministros Diego Pary y Luis Arce como posibles candidatos de su partido político, el Movimiento Al Socialismo (MAS), a los comicios que el país tiene previsto celebrar el próximo año para salir de la crisis desatada desde octubre pasado.

Morales ha despejado la incógnita de los candidatos del MAS en una entrevista concedida a un canal de televisión en Argentina, sus primeras declaraciones desde que llegó la semana pasada como refugiado.

Fernández, de 30 años de edad, tiene un perfil similar al de Morales. Es vicepresidente de la Coordinadora de las Seis Federaciones de Cocaleros del Trópico, organización sindical de la que surgió el antiguo mandatario. En estos días, se ha mostrado dispuesto a asumir el reto, asegurando que hay que hacer «autocrítica» pero dispuesto a defender los «grandes aciertos» de los últimos años.

Salvatierra, de 30 años y con ascendencia boliviana y chilena, milita en el MAS desde los 16 años aunque no dio el salto a la política activa hasta 2015, cuando consiguió un escaño en el Senado. El pasado mes de enero, fue elegida presidenta de la cámara alta, cargo que le ha conferido un papel destacado en la actual crisis. Salvatierra protagonizó un enfrentamiento verbal con los guardias del Congreso cuando le impidieron la entrada en la primera sesión tras la dimisión Morales por haber renunciado, algo que ella negó.

Pary, de 42 años, es quizá el rostro más conocido de esta terna. Este indígena quechua ha ejercido la representación diplomática del Gobierno de Morales desde 2011, primero como embajador de Bolivia en la Organización de Estados Americanos (OEA) y después como ministro de Exteriores.

Arce ofrece, en cambio, un perfil técnico. De 56 años, ha sido el ministro de Economía de Morales prácticamente durante toda su estancia en el Palacio Quemado, salvo un paréntesis de año y medio. Desde la comunidad internacional se le señala como el artífice del milagro económico de Bolivia.

Morales, que dimitió el pasado 10 de noviembre después de que la OEA detectara «irregularidades» en las elecciones presidenciales del 20 de octubre, no puede repetir como candidato por un acuerdo al que han llegado el MAS y sus opositores en el Congreso para resolver la crisis política. A modo de compensación, el MAS le ha nombrado jefe de su campaña electoral. «Vamos a ver la forma de cómo aportar a la campaña desde acá, si no me permiten entrar» en Bolivia, ha dicho Morales, que se ha mostrado «seguro» de que el Movimiento Al Socialismo ganará los próximos comicios.

Interrogado sobre su potencial regreso a Bolivia, el líder indígena ha indicado que puede hacerlo «en cualquier  momento. «Si quiero, puedo entrar en cualquier momento», ha aseverado.

Morales ha explicado que, al ser expresidente, no se le puede procesar con la misma facilidad que a otro ciudadano, sino que «tienen que hacer un juicio de responsabilidades». «A mí no pueden procesarme», insistió.

El primer ministro británico, Boris Johnson, no quiere perder tiempo: tras su victoria en las legislativas que le dio carta blanca para llevar a cabo el Brexit, el viernes someterá su acuerdo de divorcio al nuevo Parlamento.

«Presentaremos un proyecto de ley que asegure que el Brexit esté listo antes de finales de enero. Reflejará los acuerdos alcanzados con la Unión Europea sobre nuestra salida del bloque», declaró su portavoz este lunes a los periodistas.

No estaba claro, sin embargo, si los diputados votarán alguna fase de este proyecto de ley que debe traducir a la legislación británica el Tratado de Retirada negociado con Bruselas. O si dejarán los debates y la aprobación final para después del receso de fin de año, que debe comenzar ese mismo día.

«Planeamos comenzar el proceso antes de Navidad y lo haremos siguiendo el procedimiento constitucional adecuado en acuerdo con el presidente» de la Cámara de los Comunes, explicó el portavoz.

Las sucesivas versiones del acuerdo de divorcio entre Londres y Bruselas, primero negociado por Theresa May y después por Johnson cuando la reemplazó en julio como líder del Partido Conservador, fueron rechazadas una y otra vez por un Parlamento de Westminster fragmentado entre varios grupos políticos.

Así, el Brexit, decidido por 52% de votos en un referéndum en 2016 e inicialmente previsto para marzo de 2019, tuvo que ser aplazado tres veces, ahora hasta el 31 de enero.

Sin embargo, las legislativas del pasado jueves dieron a Johnson la más amplia mayoría conservadora desde 1987: 365 diputados en una cámara de 650 escaños. Y la salida de la UE tiene ahora vía libre.

El primer ministro británico, Boris Johnson, logró la amplia mayoría parlamentaria que necesitaba para permanecer en el cargo e impulsar su plan de Brexit.

«Pondré fin a todas esas tonterías y llevaremos a cabo (el Brexit) a tiempo el 31 de enero», asegurando que lo hará sin «peros» o «tal vez»; así lo declaró minutos antes de ir a ver a la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham para que le encomiendara formar gobierno.

En el poder desde julio pero con minoría en el Parlamento, el primer ministro se había arriesgado a convocar comicios anticipados en diciembre, un mes oscuro y frío, poco propicio a atraer a los británicos a las urnas.

Sumando una tras otra circunscripciones tradicionalmente obreras, su Partido Conservador obtenía 363 diputados, 45 más que en 2017, en una cámara de 650 escaños. Es la mayor victoria conservadora desde 1987.

El presidente estadounidense Donald Trump fue uno de los primeros en felicitarlo por «su gran victoria». «El Reino Unido y Estados Unidos serán libres ahora para forjar un masivo acuerdo comercial tras el Brexit», tuiteó el estadounidense.

«Muy decepcionados», los opositores del Partido Laborista, encabezados por Jeremy Corbyn, perdieron 59 diputados para quedarse con 203. Corbyn anunció que lanzará «una reflexión» interna y no liderará el partido en unas próximas elecciones.

Los independentistas escoceses del SNP llegaron en tercera posición con 48 escaños. Y por detrás, con 11 diputados, los centristas del Partido Liberaldemócrata, cuya líder Jo Swinson perdió su escaño tras hacer campaña prometiendo revocar el Brexit.

Los británicos votan este jueves, elecciones de donde saldrá el Parlamento que dé respuesta a la cuestión más compleja en la historia reciente del país: el Brexit.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 07:00 hora local, y cerrarán a las 22:00, cuando se conocerán los sondeos a pie de urna.

Sin embargo, dado el particular sistema electoral británico, habrá que esperar hasta bien entrada la madrugada del viernes para tener un resultado oficial claro, especialmente si la contienda es muy reñida.

Durante las cinco semanas de campaña, las encuestas situaron a la cabeza al Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson, que votó al final esta mañana en Westminster y posó para los fotógrafos con su perro Dilyn en brazos.

El último sondeo de YouGov, considerado el más fiable, indicó el martes pasado que todas las opciones seguían abiertas: los «tories» pueden obtener su mejor resultado desde 1987 con Margaret Thatcher o el país puede volver a encontrarse con un Parlamento fragmentado y un eventual gobierno de coalición proeuropeo.

En el poder desde julio pero sin mayoría absoluta, Johnson corrió el riesgo de convocar estos comicios anticipados en diciembre, un mes oscuro y frío poco propicio a atraer a los británicos a las urnas, con la esperanza de obtener una hegemonía que le permita cumplir su promesa de sacar al país de la UE el 31 de enero.

«Quiero llevar a cabo el Brexit. Quiero concentrarme en sus prioridades. Quiero dar vía libre al potencial de este país», lanzó a los electores el excanciller y exalcalde de Londres, de 55 años. «Hoy es nuestra oportunidad de unirnos como país y dejar la incertidumbre de lado para que la gente pueda seguir con sus vidas».

Por su parte Jeremy Corbyn, líder del partidos laborista, prometió negociar un nuevo acuerdo que mantenga estrechas relaciones comerciales entre el Reino Unido y la UE y someterlo a un nuevo referéndum junto con la posibilidad de simplemente anular el Brexit.

Corbyn votó este mediodía en Islington, en el norte de Londres, donde se permitió selfis y charló con electores.

Los diputados israelíes dieron luz verde a un acuerdo preliminar para la disolución del parlamento y la celebración de unas nuevas elecciones en marzo, las terceras en menos de un año, en las que se repetirá el duelo entre el primer ministro, Benjamin Netanyahu, acusado de corrupción, y su gran rival, Benny Gantz.

Los diputados tenían hasta la medianoche de este miércoles para intentar lograr «in extremis» un acuerdo de gobierno y evitar nuevos comicios, pero decidieron precipitar su decisión al aprobar un proyecto de ley que prevé la disolución de la cámara y las nuevas elecciones.

El texto tiene que someterse a dos lecturas más pero las posibilidades de que Gantz y Netanyahu logren unirse son mínimas.

Los israelíes votaron en abril y después en septiembre. En ambas citas con las urnas Netanyahu y Gantz quedaron prácticamente empatados y sin posibilidad de llegar a la mayoría necesaria para formar gobierno, es decir 61 diputados sobre 120.

Los partidos de Netanyahu, el Likud (derecha) y de Gantz, Azul-Blanco (centro-derecha), ya dieron en estos días su visto bueno para realizar una campaña rápida y votar antes de la gran fiesta judía de Purim, en marzo.

Los escándalos judiciales son en buena parte responsables de este bloqueo político en Israel. Netanyahu, que ha sido primer ministro durante 13 años, los diez últimos consecutivos, lo que es un récord en Israel, fue acusado de fraude, cohecho y abuso de confianza en noviembre.

Algunos de sus allegados, como su abogado, también van a ser acusados de lavado de dinero por una operación de compra de submarinos a la firma alemana ThyssenKrupp.

En las últimas semanas, Gantz ha instado a su rival a retirarse de la política hasta que su panorama judicial se aclare o a renunciar a una inmunidad que le libraría de rendir cuentas ante un juez mientras ocupe un cargo en el gobierno.

Netanyahu ha hecho caso omiso a estas exigencias y pidió a Gantz, exjefe de Estado mayor, que deje de querer ser el primero en presidir el gobierno en caso de acuerdo entre sus dos partidos.

Entre los dos rivales políticos se encuentra el ultranacionalista Avigdor Lieberman, líder de la formación Israel Beitenou, el único partido que no ha dado su apoyo a nadie y cuyos escaños hubieran bastado a Netanyahu y a Gantz para obtener la mayoría necesaria para gobernar y evitar así nuevas elecciones.

Los electores israelíes parecen resignados a tener que votar por tercera vez y los medios ya ironizan sobre cuándo serán las cuartas elecciones, ya que los sondeos apuntan que en marzo los resultados serán prácticamente idénticos a los septiembre.

El partido oficialista Likud y el opositor Azul y Blanco acordaron hoy que, en el caso de no haber un acuerdo para formar gobierno en los próximos dos días, se realizarán elecciones el lunes 2 de marzo de 2020.

Se espera que este miércoles la Knéset, parlamento israelí, confirme el fracaso tanto del primer ministro interino Benjamin Netanyahu como del opositor Benny Gantz para formar una coalición de gobierno, informó el diario The Times of Israel.

Para que esto cambie, en las próximas horas un legislador tendría que lograr el apoyo de al menos 61 miembros de los 120 totales que conforman la Knéset y poder conformarse como gobierno.

Netanyahu, del partido Likud, negó este lunes que Azul y Blanco fuera transparente, luego de que el segundo candidato del partido opositor, Yair Lapid, renunció públicamente a la rotación de gobierno con su correligionario Gantz.

“Gantz y Lapid, suficiente con los trucos transparentes que tienen como objetivo distraer la atención de su negativa a formar un amplio gobierno de unidad nacional que firmaría un pacto de defensa mutua con Estados Unidos y anexarán amplias franjas de Judea y Samaria», sentenció, refiriéndose a Cisjordania por su nombre bíblico.

Netanyahu pidió al líder del partido Beytenu, Avigdor Liberman, entablar negociaciones aceleradas en las 48 horas restantes para formar “un gobierno nacional fuerte para Israel».

En respuesta, Gantz dijo que lo único transparente es la decisión de Netanyahu para llevar al país a elecciones con tal de obtener “inmunidad ante los casos de corrupción que lo acusan. «Netanyahu, libera a Israel», agregó.

Y es que el líder de Azul y Blanco escribió en sus redes sociales que Netanyahu no estuvo de acuerdo en renunciar a la inmunidad para atender a las acusaciones de corrupción en su contra, además de negar “su demanda de ser el primero en una rotación del primer ministro en un posible gobierno de unidad».

La parálisis política ha continuado desde varios meses atrás, luego de las elecciones de abril que no arrojaron un gobierno mayoritario. El martes pasado ambos partidos se reunieron durante 45 minutos sin lograr un acuerdo, a pesar de que habían expresado su interés por formar un gobierno de unidad entre ambas agrupaciones.

La diputada del PRI, Dulce María Sauri, presentó una iniciativa para reformar la constitución, con el fin de  establecer la segunda vuelta electoral en elecciones federales y estatales, para la Presidencia de la República y gobernadores de los Estados.

A través de un comunicado, indicó que con estas modificaciones a la Constitución, se lograría fortalecer el sistema de partidos, «con el respaldo de mayoría para el ganador, pero con la salvaguarda para que, en el Congreso de la Unión y en los congresos estatales, se refleje la pluralidad política de forma clara y sin interferencias».

Señaló que su propuesta busca transformar el sistema electoral mexicano, conservando su esencia mixta, tanto de representación proporcional como de mayoría, «pero contribuyendo a una exigencia en el caso del Poder Ejecutivo, de mayoría absoluta».

Sauri Riancho explicó que las reformas a los artículos 41, 81, 116 y 122 de la Constitución servirían para que en las elecciones presidenciales y estatales, se aplique la segunda vuelta sólo en el caso de que ninguno de los aspirantes logre obtener más del 50 por ciento de la votación.

La segunda votación se llevaría a cabo en el plazo que determine la autoridad electoral, después de la primera elección, siempre y cuando en los procesos electorales ordinarios o extraordinarios, que se lleven a cabo para elegir al Presidente de la República, ninguno obtenga la mayoría absoluta de la votación válida emitida a nivel nacional, entidad federativa o distrito electoral», expuso.

Subrayó que es necesario fortalecer a la oposición y darle la representación plural que corresponde en un país democrático, así como la suficiente fuerza para ser un control eficaz y bien estructurado.

Aseveró que las Cámaras del Congreso han permitido que exista una oposición subrepresentada y una mayoría sobre representada.

“Y aún más distorsionado fue que Morena, con una votación nacional de 37.5 por ciento, cuente en esta LXIV Legislatura, con más de 50 por ciento de las curules de diputadas y diputados”, remató.

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, refutó hoy el reciente informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre los resultados electorales del pasado 20 de octubre, en los cuales se perfiló en principio una segunda vuelta electoral y posteriormente lo dieron como ganador.

Morales señaló por medio de un tuit que la OEA «encontró irregularidades en 226 actas. Incluso anulando el voto del MAS-IPSP en esas actas, la diferencia se mantiene por encima del 10 por ciento».

De acuerdo a la ley electoral de Bolivia en una primera vuelta electoral el candidato ganador debe obtener al menos el 50 por ciento más uno de los sufragios, o tener una ventaja mínima de 10 por ciento respecto al segundo lugar.

La Secretaría General de la OEA concluyó en su informe final sobre las elecciones bolivianas que hubo una “manipulación dolosa e “irregularidades graves, por lo que la supuesta victoria de Morales no fue válida.

La OEA informó que hubo alteración de actas y falsificación de las firmas de jurados de mesas, además de la redirección del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con lo que se facilitó la manipulación de datos y la suplantación de actas.

“Se detectaron irregularidades en el llenado de actas de escrutinio y cómputo que afectan la integridad de las mismas, y de “una muestra de cuatro mil 692 actas […] se identificaron 226 actas en las que dos o más actas de un mismo centro de votación fueron llenadas por una misma persona, dice el documento de 96 páginas de análisis y 500 anexos.

Por otra parte, esta misma semana se públicó el estudio denominado “¿Qué sucedió en el conteo de votos en Bolivia en 2019?, el cual fue suscrito por más de 120 economistas y estadísticos que aseguran que la tendencia de las elecciones bolivianas beneficiaban a Morales.

Dicho documento argumenta que tras la detención en vivo de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminarees (TREP), la preferencia cambió por la proporción de votos registrados en las zonas retomadas al final, donde con 84 por ciento de la votación, Morales tenía una ventaja de 7.9 puntos porcentuales.

La suspensión del TREP durante unas 20 horas se reinició y posteriormente se anunció el triunfo de Morales con más del 10 por ciento de diferencia respecto al candidato opositor Carlos Mesa.

Morales se proclamó como candidato vencedor y próximo a reiniciar un nuevo periodo presidencial, mientras la oposición denunció fraude y desconoció los resultados.

«El único fraude fue el de @OEA_oficial, cómplice del golpe de Estado, para instaurar un gobierno de facto», publicó este viernes el exmandatario boliviano.

WordPress Lightbox Plugin