Tag

empresarios

Browsing

Previo al anuncio que hará este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre el plan de rescate económico ante la pandemia de Covid-19, el mandatario aseguró que llegó a un acuerdo con los principales empresarios para «trabajar juntos» en la lucha contra la crisis derivada de la emergencia sanitaria.

López Obrador recibió la tarde de ayer en Palacio Nacional durante varias horas a representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación de Cámaras Industriales, (CONCAMIN), el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y la Asociación de Bancos de México (ABM)

En su conferencia de prensa matutina, el presidente dijo que mantuvo una «muy buena reunión con los empresarios y el sector empresarial» y acordaron «trabajar juntos» para superar la crisis de Covid-19, que hasta ahora registra 1,510 contagios y 50 muertes.

«Ellos hicieron una propuesta y escucharon mi planteamiento. Les expliqué acerca del modelo que vamos a poner en práctica, que no será más de lo mismo que se hacía antes», dijo López Obrador negándose a detallar las medias, pues éstas serán develadas el próximo domingo.

Además, informó que nombró al jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, para que sirva de «enlace» con los empresarios y que exista un contacto «permanente».

Por su parte el presidente del CCE, Carlos Salazar, reveló que acordaron con el presidente volver a reunirse el 15 de abril, aunque reveló que las posturas de la IP y del Gobierno siguen alejadas.

«El presidente tiene la idea de que va a tener suficientes recursos fiscales para afrontar esta crisis; nosotros no pensamos igual», dijo Salazar, quien reveló que no consiguieron concretar el aplazar los pagos de impuestos para que las empresas puedan pagar los salarios.

Salazar insistió que el Gobierno debe prever que esta crisis durará al menos tres meses y subrayó el compromiso de los empresarios de mantener los empleos.

«Todo nuestro enfoque ha sido defender el empleo y defender el salario. Si eso no se logra, ya veremos por qué no se logró. Si no se logra creo que sabremos exactamente quién y cómo se tomó esta decisión», dijo.

Recordemos que López Obrador ha exhortado a los empresarios a tener un comportamiento «humanista»y no despedir a trabajadores durante la crisis sanitaria.

«El que nos ayuden para mantener a sus trabajadores en sus casas resguardados con sus familias y sin preocupación de que van a perder el trabajo. Ese es el llamado de apoyo al sector empresarial», ha declarado el mandatario.

Recordó que hay empresarios que «tienen capacidad para resistir» ante desastres y aplaudió la iniciativa de los banqueros de aplazar los pagos durante tres meses. AMLO ha insistido en que la crisis que se vive será  «transitoria».

Ante la crisis sanitaria que se vive por la pandemia del Covid-19, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) solicitó con urgencia al gobierno federal que, mediante un decreto, difiera o se permita pagar en plazos los impuestos, pues dijo que es necesario para poder preservar los empleos de los mexicanos.

En un comunicado, los empresarios del país dijeron “no pedir ningún tipo de reducción de impuestos», sino tiempo y facilidades para cumplir con sus obligaciones, a pesar de que recordaron que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado incluso “la condonación de impuestos».

El CCE reconoció el trabajo que el gobierno federal y a las entidades federativas han establecido para controlar los riesgos a la salud de los mexicanos, aunque advirtieron que “la “cuarentena exigida a los ciudadanos tendrá como consecuencia la afectación en la generación de ingresos necesarios para la operación de las empresas».

Ante dicho panorama, reiteró con urgencia la necesidad de un decreto que permita que las empresas puedan contar con tiempo para pagar y, así lograr un mínimo de liquidez necesaria para conversar todos los empleos que se tienen hasta ahora.

La cúpula empresarial ventiló que los contribuyentes han estado enfrentando serias dificultades con los sistemas informáticos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los cuales han resultado ser insuficientes para propiciar la presentación de las declaraciones anuales en tiempo.

El CCE olicitó diferir de inmediato la presentación de la declaración del ejercicio de 2019, tanto de personas físicas como de personas morales durante 6 meses, o permitir que el impuesto que resulte en la misma se dé en 12 parcialidades actualizadas, sin recargos.

También, pidió la disminución automática de todos los pagos provisionales del ejercicio de 2020. Y permitir el pago de impuestos hasta en 12 parcialidades.

Además, propuso establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de Impuesto del Valor Agregado (IVA) aplicable durante todo el ejercicio de 2020, y aceptar temporalmente que los contribuyentes puedan compensar de manera universal de saldos a su favor durante todo el ejercicio de 2020.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó esta mañana la presentación del Padrón de Confianza Ciudadana.

Señaló que a partir de hoy, los empresarios, micro, pequeños, medianos y grandes, podrán inscribirse en la plataforma para firmar un Manifiesto de Cumplimiento y Constancia de Registro que les permitan estar preparados ante inspecciones aleatorias.

El mandatario indicó que se trata del procedimiento de aplicación de la Ley de Confianza Ciudadana, cuyo objetivo es “que no haya inspectores en la vía pública, que no se dé pie a la extorsión, a la mordida, al moche y que el dueño de un establecimiento comercial, de una empresa, manifieste que conoce su responsabilidad y se compromete a cumplir los ordenamientos legales; que de esa manera, bajo protesta de decir verdad, ya no sea molestado y extorsionado”.

Sostuvo que la norma apuesta a que todos asuman su responsabilidad como buenos ciudadanos, que el empresario, el contribuyente, el ciudadano no sea visto como delincuente en potencia, sino que se dé la confianza de que ya estamos viviendo una nueva etapa en la vida pública del país, «que todos tenemos que actuar con rectitud, con integridad, con honestidad, que debemos darle la espalda a la corrupción, a los trucos al incumplimiento de nuestras responsabilidades ciudadanas, para eso es esta ley”.

El titular de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer), César Emiliano Hernández Ochoa, expuso que la plataforma concentrará el padrón de establecimientos a partir del registro, y desde la cual también podrán reportar casos de corrupción en los que hayan incurrido inspectores.

“En el Manifiesto personalizado su nombre carga automáticamente, ahí se declara y esa es la clave del manifiesto. El ciudadano tiene que comunicar que es una persona cumplida y que hasta donde él sabe, está en cumplimiento de todas sus obligaciones legales y regulatorias. Está basado en la buena fe. Este portal no es para fiscalizar, es para dar al ciudadano la oportunidad de expresar su voluntad y su conformidad con la ley”, detalló.

Por su parte la secretaria de Economía, Graciela Márquez, sostuvo que el Padrón de Confianza Ciudadana permitirá a los ciudadanos ser partícipes de esta ley que les da la garantía de que actuando de buena fe van a reducir sustancialmente el número de inspecciones que tienen tanto a nivel federal y a nivel local.

En ese sentido, el presidente López Obrador convocó a la y los gobernadores a sumarse a la aplicación de la iniciativa.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, aseguró que la iniciativa privada está entusiasmada por la nueva legislación y en ánimo de contribuir al desarrollo del país.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) hizo público este lunes su apoyo a mujeres que quieran participar en el paro nacional llamado “Un día sin nosotras» a celebrarse el próximo 9 de marzo, y pidió solidaridad de las empresas para este movimiento, pero también acciones.

El CCE dijo ser sensible a la grave crisis de violencia que viven las mujeres en el país, donde “los crecientes índices de abuso, acoso y feminicidios cada vez son más generalizados, y que llegan ya a menores de edad, y son absolutamente inaceptables.

En ese sentido, aseguró que la respuesta de las autoridades en los últimos años no ha sido adecuada, ni suficiente.

Sin embargo, reconoció que “todos fallamos como sociedad en nuestra parte de responsabilidad, mientras seamos omisos ante la vulneración de los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres en México».

Por ello, aseguró que gobierno y sociedad deben garantizarles el derecho a la vida, una vida digna y libre de violencia.

La cúpula empresarial confió en que las empresas serán empáticas con las mujeres que decidan ausentarse de sus puestos de trabajo el día 9 de marzo, al facilitar todos los elementos necesarios para su participación en el paro convocado.

Adicionalmente, relató que trabajan en conjunto con empresas y organismos empresariales para avanzar en medidas concretas que permitan proteger a las mujeres al interior de las organizaciones, convirtiéndolas en espacios seguros y libres de violencia.

Y para ello propuso un manual de prevención y combate a la violencia de género en los lugares de trabajo, además de un protocolo base para establecer un sistema interno de denuncia.

JORGE SUÁREZ-VÉLEZ

REFORMA

En su excelente libro On Tyranny, Tomothy Snyder, profesor de Yale, reflexiona sobre las elecciones del siglo XX para prevenir el ascenso de tiranos al poder. Snyder aconseja evitar «obedecer por adelantado«. Subraya que «la mayoría del poder del autoritarismo es otorgado gratos… los individuos se anticipan a pensar qué, es lo que desea un gobierno represivo, y se lo ofrecen sin que lo pide… le muestran al poder hasta dónde puede llegar«. A pesar de Santiago Nieto, del congelamiento de cuentas y la extinción de dominio, los empresarios se equivocan al someterse al Presidente.

Este gobierno ni siquiera ha tenido que recurrir a la censura. Comunicadores percibidos como críticos al régimen -Loret, Brozo, Marín, Alemán- salieron de los medios porque sus dueños buscan complacer con sus cabezas; y les abren espacios a quienes simpatizan con el régimen. Los dueños sacrifican audiencia, sin darse cuenta de que es ésta la que los hace menos vulnerables.

Los empresarios no deben posponer el enfrentamiento con el gobierno, pues éste será infinitamente más violento si ocurre por una crisis, de la cual se les culpará, y cuando las instituciones estén todas cooptadas. Pero importa oponerse unidos, aunque algunos liderazgos parecen padecer del Síndrome de Estocolmo: agradecen tanto el oído del prócer, que poco les falta para agradecer sus golpes, porque pudieron se más contundentes.

Hoy existe un quid pro quo posible. Podrían comprometerse a invertir a cambio de que el gobierno se comprometa a respetar límites claros: la autonomía del Banco de México es intocable, la del INE también (y ningún consejero propuesto será militante de partido alguno), se devolverá autonomía a CNDH y CRE, respetando presupuestos previos, y todos los organismos autónomos que requieren de funcionarios competentes, los tendrán. Esto no es un argumento político. La incertidumbre que proviene de regulación volátil e improvisada mata la inversión.

Los empresarios podrían ofrecer apoyar una amplia reforma fiscal, consensuada con ellos, pero exigiendo una campaña para desincentivar la informalidad. También ofrecer la creación de un impuesto especial por los próximos diez años, cuyo destino sea invertir en seguridad -desarrollo y capacitación de policías locales, adquisición de tecnología y armamento, desarrollo de capacidad de inteligencia- y en procuración y administración de justicia (fortaleciendo el Sistema Penal Acusatorio, capacitando Ministerios Públicos, fiscales y jueves). Pero exigiendo que programa y procedimientos sean desarrollados y supervisados por una comisión mixta donde participen sus expertos y funcionarios del gobierno. El primer enfoque urgente sería usar toda la fuerza del Estado para combatir crímenes violentos.

La incertidumbre sobre el acceso ininterrumpido a energía a costo razonable hace imposible invertir. CFE debe incentivar la generación privada de energía eléctrica, para sólo encargarse de distribuir y comercializar. Hay que exigir que regresen rondas y formouts, para que Pemex concentre sus escasos recursos en incrementar producción, dejando actividades de comercialización, distribución y almacenamiento en manos privados.

AMLO pudo reunir a los empresarios más grandes del país para convocarlos a cerrar filas ante problemas crecientes y un entorno complejo. En vez de eso, decidió humillarlos, «invitándolos» a vender boletos de una rifa. No es un estadista, ni pretende gobernar para todos. Despilfarra su capital político en frivolidades. Si el objetivo era recaudar recursos privados para salud pública, ¿por qué no simplemente pedir donativos en especie? Recordemos que la falta de medicinas o la reducción en el presupuesto de seguridad no ocurren porque les falte dinero, sino porque decidieron asignárselo a Pemex y repartírselo a sus clientelas.

El presidente pierde credibilidad y prestigio por minuto, basta leer lo que la prensa internacional dice de él. Eso ahuyenta a inversionistas que necesitamos. A nadie le conviene una crisis. Si perdemos seis años, no los recuperaremos.

Esta mañana, durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó el dar a conocer la lista con los nombres de los empresarios que asistieron el pasado miércoles a Palacio Nacional, y que decidieron «apoyar» la rifa del avión presidencial.

«No, no. Nada más decir que fue muy buen encuentro, repetirlo, que se portaron muy bien, que les agradecemos por participar, por acudir a la convocatoria, porque no es un asunto obligatorio, ellos contribuyen, lo dije ayer, pagan sus impuestos y con eso el gobierno tiene el presupuesto para atender las demandas de los ciudadanos», respondió AMLO.

El presidente enfatizó que los empresarios voluntariamente decidieron ayudar, aunque los que no «nos quieren, a nuestros malquerientes no les gustó».

En ese sentido, dijo que los panistas acusaron que habían extorsionado a los empresarios. Incluso dijo que algunos de los empresarios que asistieron sean simpatizantes del PAN, por lo que les pidió preguntarles si hubo una insinuación para que fuese «a fotiori».

Incluso acusó que un periódico, también del conservadurismo, se refirió al encuentro como un acto de extorsión y moche.

«¿Se acuerdan cuando el pase de charola? Hubo una periodista que equiparó esto al pase de charola. El pase de charola fue decirles: ‘Aporten para la campaña de un partido’, bueno del PRI, porque ya dije del PAN».

Ante su insistencia en asegurar que no obligaron a nadie a apoyar, el presidente fue cuestionado sobre si dicho encuentro fue legal, ya que la ley establece que no se puede solicitar dádivas para beneficio propio o de terceros, a lo que él respondió que sí, «totalmente».

«Pero primero hay que ver qué es dádiva, si esto es una dádiva habría que ver los fines, porque no es para beneficio personal (…) es para beneficio público, beneficio social».

Al reiterarle la petición de transparentar la lista, para descartar que llegue el momento en que algunos empresarios se vean beneficiados con contratos gubernamentales.

«Es que nosotros no vamos a darle beneficio a nadie fuera de la ley. Aquí no hay preferencias, no hay influyentismo. Es que ese es el problema, nos confunden, yo no soy Salinas. Digo, sí calienta eso. O sea, no vamos nosotros… Ya parece, imagínense, tantos años de lucha de mantener en alto nuestros ideales, nuestros principios para caer en el influyentismo».

Incluso AMLO dijo que le preguntó a los empresarios si deseaban que se informaran los nombres o  si como en la  compra de los boletos de la Lotería, se quedara en el anónimo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) indicó esta mañana que los empresarios con los que se reunió ayer en Palacio Nacional respaldaron la decisión de rifar el avión presidencial.

En ese sentido, informó, se lograron acuerdos o compromisos de compra por más de tres millones de boletos o «cachitos», es decir, 1,500 millones de pesos, de 75 empresarios.

“Ayer los empresarios, todos expresaron su apoyo sin que tomaran la palabra, hubo una manifestación de respaldo de rifar el avión presidencial, les tengo que reconocer mucho a los empresarios; primero porque asistieron, no hubo desaires», dijo AMLO en su conferencia de prensa matutina.

Señaló que a los integrantes de la iniciativa privada se les expuso el motivo de la rifa, que es comprar equipos médicos para hospitales, en lo que «ellos estuvieron totalmente de acuerdo», e indicó que en el encuentro se abordó el tema de la austeridad que se vive al interior del gobierno que él encabeza.

«Fuimos al fondo», agregó López Obrador, «sin querer insistir mucho en él porque se compró el avión, partiendo de que son otros tiempos, se habló de que los servidores públicos tenemos que vivir en la austeridad».

Añadió que en lo que se conversó durante la cena, fue que la rifa del avión presidencial «es un acto aleccionador» para que nunca más se vuelva a ofender de esa manera al pueblo de México, refiriéndose a compras abusivas.

AMLO reiteró que en la cena, a todos los empresarios se les dejó claro que su participación en la compra de boletos no era obligatoria, sino voluntaria, por lo que les agradeció su apoyo. En ese sentido, relató que «un empresario» comprará boletos y los donará a las comunidades más pobres de México.

A todos, se les entregarán los boletos a finales de febrero.

PABLO HIRIART

EL FINANCIERO

 

 

Llevamos meses con el cuento del avión presidencial, lo que ha servido de propaganda al gobierno para presumir rechazo a los lujos y preocupación por la falta de medicinas y equipo que hay en los hospitales públicos.

Detrás de esa pantomima se ocultan los graves problemas del país.

Se invitó a una cena en Palacio Nacional, esta noche, a un centenar de empresarios para que compren y promuevan la venta de cuatro millones de boletos de la rifa de un avión que no se va a rifar, y lo que se obtenga se destinará a comprar dos mil millones de pesos en medicinas y material para hospitales.

La pregunta es ¿qué hacen los empresarios de comparsa en un show que le perjudica al país y a ellos en particular?

Si faltan medicinas y equipo médico, ¿por qué no lo compran de inmediato con los dos mil millones de pesos que el lunes entregó el fiscal Gertz al Presidente López Obrador, en lugar de usar ese dinero en una rifa y gastarlo hasta septiembre, cuando se realice el sorteo?

No lo hacen porque no se trata de atender necesidades, sino de hacer propaganda.

Una tristeza que la propaganda se haga a costa de la salud de la gente.

Si hay urgencia de medicinas y equipo en los hospitales públicos, ¿por qué les recortaron el presupuesto a los hospitales de especialidades?

¿Por qué los padres de niños con cáncer y leucemia deben andar mendigando ayuda del gobierno, que tiene el dinero y la obligación de atenderlos?

¿Por qué los subejercicios en el sector Salud en 2019?

Nada importa, vengan los empresarios a Palacio, compren cuatro millones de boletos de una rifa que recaudará tres mil millones de pesos, y deberá pagar dos mil millones en premios y quedarían mil millones para medicinas.

Los otros datos del Presidente lo hacen pensar que va a poder usar de ahí dos mil 500 millones de pesos en medicamentos y equipo. Y de algún lado saldrán los mil 700 millones de pesos que se deben a Banobras del avión que ‘se va a rifar’.

No cuadra, pero tampoco importa. ¿Otro tamal de chipilín, ingeniero? ¿Más agua de chía, Mariasun? Y no dejen de probar, señores empresarios, este delicioso atole de chocolate traído desde Comalcalco. Con el dedo, si me hace usted el favor.

Detrás de ese ‘show’ está la crisis.

En lugar de jugar a la Lotería con dos mil millones de pesos que ya se tienen, habría que invertir en seguridad. En redes está el video que subieron los integrantes de un cártel en que interrogan a miembros de otro cártel, luego los arrodillan y fusilan con una lluvia de balas. En esas manos está buena parte de la población.

Guanajuato, corazón manufacturero del centro del país, se desangra por la lucha entre dos cárteles, que lo mismo secuestran, matan, roban gasolina y siembran el terror donde debería haber orden.

Fuerzas federales detuvieron en ese estado a cinco capos del cártel local, incluida la esposa del jefe de la mafia, que se ha hecho invisible e intocable para las autoridades. A los pocos días (5 de febrero), un juez federal los soltó por “errores” del Ministerio Público.

Culiacán, luego de la liberación del hijo del Chapo, los capos cerraron la catedral para una boda a todo lujo que siguió en un salón de fiestas con la anuencia de la autoridad municipal y el silencio de la Federación.

Tuvimos el año más violento de la historia contemporánea, con más feminicidios, asesinatos, secuestros, robos, extorsiones…

¿Necesitan seguridad los empresarios? Mejor hablemos de temas agradables. ¿Otro atolito, mi buen Toño?

El año pasado la economía tuvo un comportamiento bajo cero y la producción industrial (petróleo, minería, construcción, manufacturas) fue la peor desde la crisis global de hace una década, por falta de confianza en el rumbo del país para invertir y el cierre de áreas a la IP, como la energía.

No se las abren, a pesar de que con esa decisión se pierde dinero, empleos, desarrollo.

Y para “restaurar la confianza” en el gobierno, desde Palacio se lanza una ofensiva contra el INE, institución clave en la certeza electoral del país.

Vengan a la mesa. Gracias por comprar cachitos de ‘la rifa del avión’.

Así me gusta Don Carlos, saboree este pejelagarto con chile amashito, mucho más refinado que su trilladísima arrachera al carbón. Tenga su boleto.

Primero se iba a vender el avión presidencial. Como nadie lo quiso comprar al precio que pedía el gobierno mexicano, el presidente salió con la ingeniosa idea de rifarlo. Como esa ingeniosa idea se topó con la realidad, el presidente decidió una nueva maroma: se rifa dinero en efectivo y lo único que implica al avión presidencial es la foto en el billete de la lotería.

Igual podría decir el presidente que va a rifar las Pirámides de Teotihuacán o incluso la Torre Eiffel. Lo único que tiene que hacer es poner la imagen de cualquiera de estas maravillas en el billete y ofrecer los mismos millones en efectivo. Es más, bajo la misma lógica podría rifar la Gran Muralla China; los (desaparecidos) Jardines Colgantes de Babilonia o la (también desaparecida) Biblioteca de Alejandría.

Por quinientos pesos que cuesta el cachito, los cien ganadores se pueden llevar 20 millones de pesos cada uno. Nada mal, dirían algunos. Aunque al venderse 6 millones de ‘cachitos’, la probabilidad de ser uno de los cien ganadores se diluye al grado que es mejor entrarle al Melate, que cuesta 15 pesos por boleto.

Ahora, si hasta este momento las maromas de la rifa del avión son absurdas, aún hay más. El presidente recibió el lunes en ese show matutino que da en Palacio Nacional un cheque del Fiscal General de la República por 2 mil millones de pesos de dinero que dicen fue decomisado a delincuentes de cuello blanco que desviaron dinero del INFONAVIT. Con esos 2 mil millones de pesos dice el presidente que se van a pagar los cien premios de 20 millones de pesos de la rifa del ‘avión’ que será sorteado el 15 de septiembre. ¿Por qué se mezcla el dinero que recuperó la Fiscalía con el de la rifa del billete que tiene una foto del avión presidencial pero en el que se rifará dinero en efectivo? Es una maroma. Una maroma que no toma en cuenta que al tratarse de dinero que proviene de prestaciones laborales, son inembargables y por lo tanto no aplica la Ley de Exrinción de dominio. Es ilegal que cualquier institución que no sea el INFONAVIT disponga de esos recursos. Pero aún así el presidente ya los comprometió para pagar los premios de su rifa.

Y aún hay más. A pesar de que ningún sorteo de la Lotería Nacional logra vender ni 500 mil boletos, el presidente anticipa que se van a vender los 6 millones de cachitos y que con ello va a recibir 3 mil millones de pesos. Parte de este dinero será para pagar equipo médico. ¿Por qué no utiliza el dinero de la FGR que recibió el lunes para, de una vez y no hasta la lotería de septiembre, comprar el equipo médico? Es una respuesta que solo conoce el presidente López Obrador.

Para sumarle a todas estas maromas, el presidente quiere acudir a los bolsillos salvadores de la clase empresarial. Cien empresarios están convocados el día de hoy a cenar a las 7pm en Palacio Nacional para que el presidente les de 40 mil cachitos de la rifa a cada uno para que ellos los coloquen entre sus empleados o se los queden como una acción solidaria para resolver las necesidades médicas y la rifa del avión presidencial.

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que mañana viernes dará a conocer las alternativas para la venta del avión presidencial, ya sea mediante una venta directa o la polémica rifa.

Al señalar que es el primer llamado para disponer de ese bien que se traduzca en la compra de equipos médicos para los hospitales y unidades médicas del país, el mandatario expuso que “mañana primera llamada, estamos muy avanzados todavía en la posibilidad de venderlo porque hay ofertas y también ya tenemos preparado lo de la rifa, hemos resuelto algunos asuntos que nos preocupaban”.

Planteó que en la rifa venderían los boletos como serie, para que sean 100 personas las que puedan ganarse la aeronave, con lo cual se elimina la creación de un fideicomiso que ayudaría a la administración de los recursos, si hubiera un solo ganador.

“En vez de uno, sean 100 los premiados y entonces se distribuye el costo del avión, se echan a perder, es mucha la tentación; 100 con 25 millones de pesos a cada uno, esto es mejor, manejable, no habría necesidad del fideicomiso, administrarles el dinero, se entrega el monto”, explicó el mandatario.

Añadió que otra alternativa será expuesta a los empresarios con quienes se reunirá la semana entrante para que colaboren en la rifa.

“Tenemos eso bastante avanzado, y ya tenemos una convocatoria para empresarios que van a recibir información, les vamos a dar toda la información con el propósito que nos ayuden a comprar una cantidad para sus trabajadores, para lo que ellos consideren conveniente, esta reunión sería la semana próxima, hay mucho interés en participar sería resolver un problema, el dinero que se obtenga será para equipos en los hospitales”, añadió.

López Obrador indicó que “si se rifa, en lo que se vende, se les podría pagar, podría mantenerse un año en la Fuerza Aérea, ya se han hecho las cuentas, incluido gasto de mantenimiento, combustible, estacionamiento, ya hay quien quiera rentarlo un año y es un estimado de 200 millones de pesos”, finalizó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a su homólogo Donald Trump y a los legisladores de ese país, así como a los funcionarios mexicanos, incluidos los de la pasada administración, tras la aprobación del T-MEC en el Senado de Estados Unidos la mañana de ayer.

López Obrador reiteró que la aprobación con 89 votos a favor y 10 en contra por parte del Senado estadounidense genera mucha confianza y certidumbre para que se invierta en México, haya más empleo y mejores salarios para los trabajadores.

“Solo falta la firma del presidente Trump. Estoy seguro que va a firmar. Quiero agradecer a los legisladores de Estados Unidos, a los representantes de cámaras, a senadores por confiar en esta opción de comercio libre entre las tres naciones, y también agradecerles por confiar en México», expresó.

El mandatario mexicano expresó en particular su agradecimiento a Donald Trump, pues aseguró que ayudó a que se concretara el acuerdo que considero es benéfico para los tres países.

De manera especial, agradeció a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Jesús Seade, subsecretario para América del Norte; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Martha Bárcena, embajadora de México en Estados Unidos, e, incluso, a los funcionarios de la administración pasada.

“Agradecer a los que participaron en esto e incluso con quienes participaron en el gobierno anterior (…) A nosotros nos tocó una etapa, a lo mejor la más complicada, pero también participaron funcionarios de la administración pasada», comentó.

López Obrador mencionó que solo falta la aprobación de Canadá, aunque este proceso tardará un poco por la situación especial en el parlamento de ese país. Al respecto dijo que ayer habló con el primer ministro, Justin Trudeau, quien le confirmó que ellos también apoyarán.

Expuso que la aprobación de ayer en el Senado estadounidense se convirtió en un evento muy importante, pues en cuanto a tratados comerciales, este es el segundo más votado por el Congreso del país vecino del norte; el primero fue uno que hicieron con Israel.

En cuanto al sector empresarial, López Obrador sostuvo que están contentos porque se resuelven temas arancelarios. “Estuve hablando con empresarios mexicanos del acero que ahora se benefician porque no van a tener esos obstáculos de aranceles en sus exportaciones hacia Estados Unidos», indicó.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este miércoles al sector público y al privado que incrementen la inversión hasta el 25% del producto interior bruto (PIB) para lograr que la economía mexicana supere el estancamiento de 2019.

«Si no movilizamos la inversión para alcanzar el 25 por ciento respecto al PIB no tendremos crecimiento. Al no tener crecimiento no podemos generar mayor cantidad de empleos», expresó en rueda de prensa el presidente del CCE, Carlos Salazar Lomelín.

El líder empresarial subrayó que la inversión privada en México tiene «una importancia innegable» ya que en 2019 supuso cerca del 18% del PIB, mientras que el sector público solo aportó una inversión del 2.9% del PIB.

Enfatizó que en 2019 hubo pocos empleos porque no hubo suficiente cantidad de inversión; indicó que si se quieren más empleos y que sean mejor remunerados, que se traduzca en combatir la pobreza, se tiene que movilizar la inversión; recordó que el país cerró el año con 342,077 empleos creados, la cifra más baja en un decenio.

Para que en 2020 se logre una inversión del 25% del PIB, Salazar dejó claro que los empresarios necesitan un mensaje de certidumbre por parte del Gobierno, alejarse de «situaciones de desconfianza y de encono», así como evitar cambios regulatorios que alejen a los inversionistas.

«Las reglas no pueden ser modificadas. Estos mensajes de cambios de reglas no solucionan absolutamente nada», advirtió el presidente de la CCE tras recordar los cambios hechos por el Gobierno en los certificados de energías limpias o en el etiquetaje de alimentos.

Sobre la relación económica con Estados Unidos, celebró que «tenemos ya casi la noticia de aprobación completa» del tratado de libre comercio de América del Norte (T-MEC), en discusión en el Senado estadounidense, algo que aseguró aportará certidumbre económica.

Por su parte, Claudia Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG) señaló que la confianza de los mercados globales con el Gobierno «no ha cambiado», pero pidió que les permitan «una participación mucho más activa» porque un crecimiento del 0% es inaceptable para un país como México.

«En 2019, nos costó que los consejos de administración de las empresas globales vieran a México como un destino de inversión, cuando tendría que ser algo natural», reveló.

Recordaron que la economía mexicana se contrajo 0.1% en cada trimestre desde el periodo octubre-diciembre de 2018 hasta el lapso abril-junio, y en el tercer trimestre de 2019 el crecimiento fue nulo, del 0%, de acuerdo con cifras oficiales.

Las conferencias matutinas que realiza todos los días, mejor conocidas como “mañaneras, han contribuido al ahorro de 5 mil millones de pesos que se destinaban a publicidad y propaganda en años anteriores, afirmó este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Es importante, cinco mil millones por ‘las mañaneras’, imagínense de los dos mil 500 municipios que hay debe haber mil municipios que su presupuesto anual no llega a los cien millones. Si ahorramos 5 mil millones nada más en publicidad, es el presupuesto de cincuenta municipios del país, de los más pobres», indicó el mandatario.

Al explicar que la conferencia matutina contribuye a mantener la comunicación y la información con los ciudadanos, el mandatario expuso que el monto destinado a este rubro comparado con los presupuestos municipales, resulta una cifra significativa.

“Vamos nosotros a seguir informando, agradecerles a los medios que entendieron que son otras condiciones, sí nos estamos ahorrando un recurso que es para apoyo de la gente porque ya los contratos de publicidad bajaron. Ya no hay las cantidades de dinero que se entregaban por publicidad a los medios», dijo.

López Obrador añadió que en términos formales, pues no se sabe si hubo dinero en efectivo, «maletas, sobres», lo que está documentado es que va a haber ahorros por 5 mil millones de publicidad con relación al año pasado.

Agregó que los dueños de medios de comunicación con los que lleva una buena relación, “entienden», pues todos están ayudando, todos están contribuyendo para que salga adelante el país.

WordPress Lightbox Plugin