Tag

empresarios

Browsing

LUIS RUBIO

REFORMA

 

La estrategia presidencial ha sido muy clara: concentrar y consolidar su poder. Su expectativa es que, al recrear el esquema de la presidencia fuerte de hace medio siglo, la economía automáticamente responderá. La realidad ha probado ser muy distinta: la inversión privada se ha contraído y la economía se ha desacelerado, con alta probabilidad de entrar en recesión. Para contrarrestar esta tendencia, el gobierno ha promovido mensajes por parte de empresarios cercanos, incitando la reactivación de la inversión. El objetivo es loable, pero inconsistente con el entorno en que ocurre.

El ingrediente nodal para lograr el crecimiento de la economía es la inversión privada. Así lo entiende el gobierno y por eso su activismo promocional; lo que estas iniciativas no reconocen es que no hay inversión porque, al atemorizar al inversionista, impiden que ésta se materialice. El problema no radica en la lógica del empresario -obvia y absolutamente predecible- sino en el ímpetu gubernamental por hacerla imposible al aterrorizar a los potenciales inversionistas.

En el último año, el gobierno se ha dedicado a destruir todos los elementos que hacen posible y atractiva la inversión, comenzando por el que es central para el empresario: la certidumbre. La retahíla de atentados contra la certidumbre comenzó con la cancelación del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y prosiguió con la andanada de persecuciones sin orden judicial, el anuncio cotidiano de nuevas investigaciones y la aprobación de la ley de extinción de dominio, que hace vulnerable a cualquier persona y la somete enteramente a la discrecionalidad burocrática y política de quien es el mandamás del momento. Es decir, el gobierno se ha dedicado a erradicar toda fuente de certidumbre y a atemorizar precisamente a aquellos de quienes depende que crezca la economía y se avance en la lucha contra la pobreza, dos de las promesas del presidente.

Por si esto fuera poco, no hay mañanera en la que no se ataque a una fuente de certidumbre: un día es la Comisión de Derechos Humanos, otro algún periodista, seguido de descalificaciones a algún empresario. O sea, hay una creación sistemática de miedo. En adición a lo anterior, el desmantelamiento, intimidación o debilitamiento de todas las instancias de contrapeso al poder ejecutivo -desde los órganos llamados autónomos, cada uno relevante en su ámbito de competencia, hasta la Suprema Corte y el Banco de México- constituyen afrentas a la certidumbre.

Lo interesante es la lógica de la andanada, pues replica una era pasada, a la vez que contradice las afirmaciones que, desde hace más de una década, han caracterizado al hoy presidente. Mientras que AMLO prometió erradicar la corrupción y privilegiar la justicia, su actuar ha ido en sentido contrario: en lugar de construir una amplia y ambiciosa estrategia para eliminar las causas de la corrupción a través del fortalecimiento del sistema de justicia, el gobierno ha optado por reproducir la forma exitosa en que actuó el presidente Salinas. Nada malo en ello, excepto que tiene lugar en un contexto muy distinto, tanto por el proyecto presidencial como por la naturaleza de la economía mundial tres décadas después.

Salinas procuró la consolidación de su poder para emprender una transformación económica profunda. Independientemente del resultado, su actuar le abrió espacios para confrontar sindicatos, empresarios y líderes políticos y con ello ganar amplia credibilidad entre la población. El punto clave es que, detrás de la estrategia de consolidación del poder radicaba una estrategia de desarrollo económico compatible con el momento del mundo del momento. Nada de esto es cierto en el caso del gobierno de López Obrador.

En este contexto, es inconcebible que crezca la inversión privada, por más que se intenten ejercicios de promoción, invitaciones, presiones o renegociaciones escuálidas. En el mundo globalizado del siglo XXI la inversión no tiene domicilio: se mueve en un instante hacia donde hay oportunidades y, sobre todo, donde hay claridad de rumbo y certidumbre. Lo que atrae a la inversión es la creación de condiciones para que ésta florezca y pueda rendir frutos atractivos. La estrategia gubernamental ha ido en el sentido exactamente opuesto.

La historia, dijo Marx, se repite primero como una tragedia y después como una farsa. Más allá de la extraña ironía de copiar la estrategia que siguió Salinas, el enemigo más mencionado por AMLO, el embate emprendido por el gobierno actual tiene una lógica política impecable, pero choca contra la pared porque adolece de una estrategia de desarrollo que todo mundo -comenzando por los inversionistas- pueda entender.

Salinas actuaba en el contexto delviejo sistema político: impuso su marca con la detención de La Quina y otros personajes públicos, logrando con ello credibilidad como un presidente capaz y dispuesto a romper con la oposición a su proyecto. Treinta años después, el gobierno carece de un proyecto de construcción de un futuro novedoso y tiene lugar en un contexto político radicalmente distinto: ahora esa misma estrategia suena más a venganza, lo opuesto a la necesaria certidumbre porque genera temor. En un contexto así, no hay forma de atraer la inversión privada.

@lrubiof

La buena noticia en el arreglo que anunciaron los empresarios y la Comisión Federal de Electricidad en el diferendo sobre los contratos de cinco de los siete gasoductos en conflicto es que se logró un acuerdo ganar-ganar.

Ganaron todos porque se evitó ir a un arbitraje internacional que sería costoso no solamente en términos monetarios, también de imagen para México como un país en el que los acuerdos no siempre se respetan, depende de quien esté en el gobierno.

Ganaron gobierno y empresas porque lograron mejorar a la baja las tarifas que le pagará la CFE a las empresas que construyeron los gasoductos, pero se extendió el periodo de los contratos. Así no se altera el valor del proyecto. En lugar de pagar una tarifa menor al principio y que fuera creciendo con el paso de los años para tomar en cuenta variables como la inflación, se acordó una tarifa constante, pero de mayor duración. Los contratos pasaron de ser de 20-25 años a 30-35 años.

Sigue pendiente saber qué va a ocurrir con los dos gasoductos de la empresa Fermaca (Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara y La Laguna-Aguascalientes). Fermaca se encuentra en un escenario distinto al que tienen los otros cinco gasoductos en cuestión y que construyeron IEnova, TC Energy y Carso. En el caso de éstas últimas empresas el capital para el gasoducto provino en parte de las propias empresas. Los dos gasoductos de Fermaca se hicieron con capital prestado y cualquier cambio a los contratos se debe hacer tomando en cuenta la postura de los bancos, es decir, el proceso de renegociación es más tardado.

La otra buena noticia es que los gasoductos se los quedan los privados. El presidente Andrés Manuel López Obrador estaba convencido de que el hecho de que los privados se quedaran con el gasoducto al concluir el periodo del contrato era un robo a México. Ahí el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelí, pudo explicarle al presidente López Obrador que lo que él pretendía era como pensar que si una persona renta un departamento por diez años, al final de la década el departamento pasa a ser de quien rentó el inmueble. Obvio no. El presidente entendió.

Fue justo la participación del presidente AMLO la que logró destrabar las negociaciones. Que pasaran de una discusión ideológica a una discusión en términos comerciales. Esto es una gran noticia que demuestra que si bien el presidente puede ser terco, como él mismo lo dice en varias mañaneras, a veces también puede escuchar y cambiar de opinión.

La mala noticia es que el titular de la CFE sigue siendo Manuel Bartlett. Él claramente no cree en los acuerdos público-privados en el sector energético. Añora los años en que México era

autosuficiente en producción de energía y no requería de particulares para proveer a la paraestatal. En esta nostalgia no toma en cuenta que, de entrada, la demanda por electricidad ha crecido exponencialmente en el mundo y México no es la excepción. Solamente tomando el consumo privado como ejemplo, no es lo mismo tener que conectar el despertador y unas cuántas lámparas, como hacíamos en los 80s, a todos los aparatos eléctricos que requieren conexión eléctrica ahora, desde el teléfono, las tabletas, computadoras y un largo etcétera.

Además, Bartlett, quien estudió en los años 60 Derecho Público en la Escuela de Derecho de la Universidad de París, creció con la idea de que el modelo energético francés de la otrora empresa cien por ciento estatal, Électricité de France (EDF), es el correcto.

En el marco de la conferencia matutina del gobierno federal, Carlos Slim fue cuestionado sobre cómo ve la situación del país en materia económica. El empresario reconoció que en los objetivos que tiene el gobierno, todos han estado 100% de acuerdo: combatir la corrupción, la impunidad, crecer al cuatro por ciento, bajar el gasto corriente, entre otros aspectos.

Dijo que en una primera etapa del gobierno, lo que ha faltado es la inversión masiva que es la que genera actividad económica y empleo. Enfatizó que en el momento en que se eche a andar el programa de inversión, las cosas serán muy diferentes.

Reconoció que hay confianza por parte de los inversionistas para ejecutar o para invertir desde el punto de vista del sector privado; hay interés y mucha confianza, expresó.

Slim dijo que a diferencia de las condiciones que hay en el mundo, México es un paraíso en el que los inversionistas pueden tener tasas del 8% en Cetes; y lo ideal es que pueda haber una alternativa de proyectos de largo plazo que son muy interesantes para el país, sobre todo los programas de desarrollo que tiene este gobierno en el sureste y en toda la República.

«En mi opinión estamos en una situación en la que el crecimiento puede ser cero o dos, o 0.2 o 0.8, no es importante, lo importante es que está así porque no ha habido esa gran inversión que se está planteando, que está dentro de los programas de gobierno y que es inminente que se puede echar a andar, inclusive quizás a partir de este año», sostuvo Slim.

Aclaró que el empresario invierte, no porque tenga poca o mucha confianza en el gobierno, sino toma en cuenta si tiene mucha o poca demanda: «si hay demanda, pues invierte, si no es un tonto, va a perder sus actividades».

En ese sentido, el empresario dijo que está convencido de que el país crecerá bien y pronto.

Fue en ese punto donde se le cuestionó si le gustaría que se retomara la construcción del aeropuerto de Texcoco en lugar de Santa Lucía. «Eso ya lo dirá el futuro. No sé», contestó rápidamente Slim, quien indicó que el aeropuerto es uno de mil 600 proyectos de inversión, de infraestructura, que se tienen.

Por su parte el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí dijo que los proyectos existen, la capacidad financiera del país existe, se tiene una estabilidad macroeconómica envidiable, las finanzas se han manejado con una pulcritud impresionante, se han vuelto a alcanzar superávits primarios, por lo que podían decir que están todas las cosas puestas para que el país arranque un proceso de inversión.

«Yo me uno a la creencia de que nuestro país tiene mucho para crecer, mucho para hacer, mucho para poder integrar nuestras cadenas de valor con todo lo que exportamos, mucho para crear infraestructura en todo el país con todo lo que necesitamos y mucho para desarrollarnos también socialmente», sostuvo el también empresario.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelí, participó esta mañana en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Orador (AMLO) donde se anunció el acuerdo que se alcanzó entre la CFE y las empresas constructoras de gasoductos.

Salazar Lomelí agradeció a AMLO la confianza que depositó en las organizaciones empresariales (CCE y CMN) para hacer un vehículo de consenso y que de alguna manera se pudiera llegar a una conclusión positiva para México.

«Estamos enormemente satisfechos y nos motiva y nos entusiasma la confianza depositada en estas organizaciones empresariales. Este es un día memorable, porque creo que refleja la voluntad de nuestro gobierno en darnos certeza, darnos certidumbre y sobre todo en ayudarnos a que México obtenga una ventaja competitiva básica», resaltó el también empresario.

El presidente del CCE enfatizó que con el acuerdo alcanzado México podrá tener energía más barata que los europeos, más barata que los asiáticos y más barata que cualquier país de América Latina, lo que representará una ventaja en el mediano y en el largo plazo para competir, para crecer, para desarrollarse y para al final alcanzar las tasas de crecimiento que se ha propuesto el gobierno y que los empresarios han ansiado.

Salazar Lomelí indicó que con el anuncio del acuerdo, se marca el inicio de un proceso de inversión importante en el país, algo que tanto se esperaba.

Finalizó su participación confiando en que el acuerdo alcanzado será el primer paso de un proceso continuo de ganar-ganar, gobierno e iniciativa privada, siempre pensando en México, pensando en las consecuencias que el acuerdo va a tener en el desarrollo económico y en el desarrollo social del país.

Entre mayo y junio de 2013, un grupo de comerciantes, pequeños restauranteros, vendedores de flotadores para nadar y ambulantes que ofrecen comida al turismo a lo largo de los 2 kilómetros de playa en Guayabitos, en el municipio de Compostela, fueron a Tepic, la capital, a manifestar su descontento con la situación que se vivía en el estado.

Era insoportable, los pagos por derecho de piso, los secuestros, las amenazas de muerte y los asesinatos los estaban ahogando a los empresarios. Se enfrentaron a Édgar Veytia, un hombre duro quien apenas unas semanas atrás, en febrero de ese mismo año, había sido nombrado Fiscal pero que desde hacía tiempo era quien estaba al mando de la policía.

Entre los comerciantes que visitaron la oficina de Veytia en la Fiscalía del Estado estaban los dueños de modestos hoteles a quienes un grupo de hombres con armas largas los sacaron a empujones de sus casas para que firmaran contratos de venta sobre sus negocios con una empresa constructora llamada DUVASA.

“Tienes que cooperar para la causa”, le exigían unos policías al empresario Gerardo Montoya mientras lo torturaban para que entregara su casa.

El exfiscal Édgar Veytia ordenaría a nombre de quien quedaría la propiedad. Esto es parte de uno de los 2 mil testimonios que muestran un mecanismo para apoderarse de casas, terrenos, comercios y negocios en el que aparecieron involucrados el exgobernador Roberto Sandoval y el propio Veytia, detenido en Estados Unidos y quien, ahora se supo, trabajó para el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) buscando espacios para almacenar drogas.

Todos sabían que, bajo sus órdenes, operaba un grupo de encapuchados, armados y a bordo de camionetas sin placas. Se trataba de policías que habían sembrado el terror en Nayarit desde que Sandoval asumió el cargo de gobernador, según consta en los testimonios obtenidos por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Alguien grabó el encuentro dentro de la oficina de Veytia. A lo largo de 54 minutos, en medio de la discusión, se escuchan gritos de una mujer. En al menos cinco ocasiones se oyen nítidamente los alaridos de alguien que sufre profundo dolor físico. Pide que paren, que se detengan.

MCCI obtuvo una copia de la grabación que, desde hace tiempo, circula entre los vecinos de Guayabitos. Algunos de ellos han entregado a otros periodistas este material, sin embargo, hasta el momento nunca se había hecho público. La organización comprobó con fuentes ajenas a la comunidad de Guayabitos que sí se trata de la voz del exfiscal quien ahora está detenido en Estados Unidos y al borde de una condena tras confesar que protegió al narcotráfico.

Los nombres de esas fuentes no pueden darse a conocer por razones de seguridad ya que la mayor parte de los policías, comandantes, testaferros y cómplices del exfiscal todavía viven y operan Nayarit.

 

Investigación completa AQUÍ

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó esta mañana que gracias a la participación de un grupo de empresarios, la Fórmula 1 seguirá realizándose en la capital del país.

«La Fórmula 1 se queda en la Ciudad de México», informó la mandataria local a través de un video publicado en sus redes sociales.

Indicó que será este jueves cuando el presidente de la Federación Internacional del Automovilismo (FIA) visita la Ciudad de México para firmar el acuerdo.

Sheinbaum Pardo dijo que es una buena noticia para la Ciudad, pues es un evento que atraerá el turismo y generará una mayor derrama económica.

La morenista dijo que el acuerdo que se alcanzó para que el evento deportivo se siguiera realizando en la capital fue gracias a un grupo de empresarios que serán quienes inviertan, pues a diferencia de lo que pasaba con anterioridad, el gobierno local no invertirá ningún recurso público.

Y es que recordemos que una vez que asumió el poder, Sheinbaum informó que su administración ya no invertiría los 800 millones de pesos que se venían destinando al evento, debido a que los recursos se destinarían a la construcción del Tren Maya tal como lo instruyó el gobierno federal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador seguirá recibiendo a los empresarios más importantes de todo el país a fin de darles un mensaje de “certeza y confianza” para lograr un “salto cuántico” en la inversión de la iniciativa privada que permitirá alcanzar un crecimiento económico del cuatro por ciento al final del sexenio.

El miércoles, el mandatario recibirá en Palacio Nacional a 40 empresarios de Nuevo León, que incluye al grupo de los 10 de Monterrey, con la idea de convencerlos de las acciones que realiza su gobierno para identificar trabas regulatorias y burocráticas que dificultan la inversión privada. Estas reuniones se dan en medio de los roces con el sector empresarial: primero la Secretaría de Energía canceló las licitaciones en Pemex el mismo día que la IP se comprometió a invertir 32 mil millones de dólares y, segundo, el conflicto por los contratos de siete gasoductos por los que el gobierno federal exige un reembolso de tres mil millones de dólares.

De acuerdo con el documento de las exposiciones a los empresarios, el Presidente les plantea que para poder crecer 4 por ciento como pretende su gobierno es indispensable que la inversión pase de 20.2 a 25 por ciento.

Actualmente, 17.5 por ciento corresponde a lo que aporta el sector privado y 2.8 por ciento es del sector público.

Durante la conferencia matutina de este lunes 8 de julio, ofrecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador desde Palacio Nacional, se abordaron estos temas:

  • El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que «estamos listos y preparados para hacer una defensa legal» de mexicanos en Estados Unidos, ante posibles deportaciones.
  • Ebrard informó que ya se trabaja en acciones «ante esta eventualidad».
  • El canciller destacó que se estableció una mesa para presentar denuncias a la Fiscalía General de la República (FGR) por casos de transportación de migrantes como ocurrió en tráileres en Veracruz.
  • El Presidente reconoció la labor de los compatriotas  mexicanos en el extranjero a quienes llamó «nuestros héroes vivientes» pues en mayo ingresaron al país 3 mil 900 millones de dólares.
  • «Estamos agradecidos, comprometidos a apoyarlos y a protegerlos que les tenemos mucho respeto y mucha admiración», dijo AMLO.
  • El Presidente dijo que los centros integradores serán un referente para la comunicación, por lo que se buscará llevar el internet a través de las líneas de la CFE y fibra óptica a las comunidades del país.
  • Ante las protestas de los elementos de la Policía Federal contra la Guardia Nacional, el Presidente aseguró que se les dio libertad y cero represión, durante sus manifestaciones.
  • El Presidente afirmó que en materia educativa no habrá cierre de escuelas en el país, sin importar el nivel de escolaridad del que se trate.
  • El mandatario subrayó que no se habían creado escuelas públicas desde la Universidad Autónoma Metropolitana hasta la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.
  • El Presidente informó que se reunirá con los padres de familia de los niños que fallecieron tras un incendio en la Guardería ABC, el 5 de junio de 2009.

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, afirmó que cambios a la legislación electoral son bienvenidos, siempre y cuando se orienten a fortalecer y mejorar el sistema de elecciones.

Sin embargo, dejó en claro que dichos cambios no deben tocar tres ejes fundamentales del sistema electoral: la autonomía de los órganos electorales, la certeza y la equidad en la contienda, así como la representación de la pluralidad política que existe en el país.

Al sostener una reunión con la Comisión Ejecutiva del Consejo Coordinador Empresarial, encabezada por su presidente, Carlos Salazar Lomelín, Lorenzo Córdova, señaló que existe coincidencia con la cúpula empresarial en que, “si bien tener ahorros en los procesos electorales es deseable, no pueden verse como un fin en sí mismos, si ello implica retroceder en lo que hemos construido”.

El Consejero Presidente mencionó que existe la posibilidad de hacer cambios que permitan disminuir el costo de las elecciones sin la necesidad de modificar las leyes; sin embargo, éstos deben contar con el acompañamiento de los partidos políticos.

“Si nosotros tomamos medidas que abaraten las elecciones, pero éstas generan problemas políticos, estaríamos en un escenario donde la solución acaba siendo más costosa que el problema a resolver”, dijo.

Lorenzo Córdova recordó que existen cambios legales, como la implementación de la urna electrónica, la cual podría generar ahorros por 4,500 millones de pesos solamente en las elecciones federales.

Insistió en que hay modo de abaratar las elecciones a partir de cambios en las leyes o bien, tomando determinaciones administrativas, pero siempre, dichos cambios deben preservar la certeza y la equidad en la competencia.

Durante la conferencia matutina de este martes 18 de junio, ofrecida por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) desde Palacio Nacional se abordaron estos temas:

  • Se lleva a cabo un proceso de limpia en varias instituciones del gobierno federal, ya que muchas “quedaron muy echadas a perder” por el problema de la corrupción.
  • Hay una actitud distinta por parte del sector empresarial. Los empresarios se comprometieron a combatir la corrupción. Carlos Salazar, presidente del CCE, es una persona de primer orden. Se ha portado muy bien.
  • Indicó que tiene un equipo que le ayuda a manejar sus redes sociales; celebró que «las benditas redes sociales» se portan muy bien y permiten que se avance en la comunicación; son buenos medios de información y permiten el debate.
  • Se debe revisar que en el Senado no se viole la Ley respecto a que ninguna persona gane más que el Presidente.
  • Desde hace tiempo ha planteando lo de la revocación de mandato, ya que comulga con la idea de que el pueblo pone y el pueblo quita, pues no se debe aguantar a un mal gobernante.
  • Reconoció que los senadores y diputados de oposición sostienen que no debe llevarse a cabo el ejercicio de revocación de mandato el mismo día de la elección intermedia federal, pues acusan que está orientada a favorecer al partido que él pertenece. Señaló que la propuesta que él ha hecho está orientada en que al hacerla en la misma votación, no se gastará más.
  • Ha sugerido como alternativa que sea el 21 de marzo de 2021 cuando se realice la consulta para preguntar a los mexicanos si quieren que el presidente continúe en el poder.
  • En el pasado, muchas empresas no pagaban impuestos, y ahora hay muchas deudas pendientes Invitó a que realicen sus pagos y recordó que no habrá más condonaciones en todo el sexenio.
  • Bromeó y dijo: no se vayan a enojar los abogados, los fiscalistas, pues todo mundo anda muy sensible.
  • Ya decidió que sí vivirá en Palacio Nacional, una vez que termine el próximo ciclo escolar, para que su hijo Jesús, tenga oportunidad de terminar la primaria. Vivirá en un departamento que se construyó en el gobierno de Felipe Calderón, el cual ya se prepara para que lo habite.
  • En los gobiernos anteriores, la privatización era la panacea.
  • Reconoció que es una constante que se plagien diseños de las culturas indígenas de México, esto en relación a la nueva colección de Carolina Herrera.
  • Indicó que no tenía información sobre la investigación que se sigue en Estados Unidos contra el ex presidente Enrique Peña Peña Nieto por presuntos soborno en Pemex. Señaló que lo que se tiene es la denuncia que se presentó ante la FGR y las ordenes de aprehensión para quienes están involucrados en la compra-venta de la planta de fertilizantes, Fertinal.

 

Desde el Club de Industriales en la Ciudad de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) encabezó esta tarde la firma de un acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), mediante el cual se busca promover la inversión y el desarrollo incluyente.

En su mensaje, el mandatario recordó que el sector público, privado y sector social son los tres motores de la economía que permiten el desarrollo del país, por lo que agradeció la confianza de los empresarios, pues resaltó que el compromiso de invertir en México significa que se pueda garantizar el bienestar y la paz del pueblo.

Agradeció el anuncio de inversión por parte de los empresarios, que dijo, será de 32 mil millones de dólares (mmdd) para este año.

AMLO reiteró que se va a crecer a una tasa promedio anual del 4%, tal y como lo han venido sosteniendo desde el inicio de su gestión. «Si hay inversión, hay empleos; si hay empleos, hay bienestar; si hay bienestar hay paz y tranquilidad social», expuso.

Enfatizó que los empresarios serán correspondidos desde el gobierno, pues se facilitarán las inversiones quitando toda clase de obstáculos, además de que se va a llevar a la realidad el Estado de derecho. «Que se respeten las leyes, que no se permita la impunidad, al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie», añadió.

AMLO señaló se va a promover que las inversiones que se están anunciando se concreten, y ofreció ocuparse de manera personal de promover la inversión en el país. Dijo que se acabarán los trámites engorrosos y tardados, que son en muchos casos, los que impiden que las inversiones se concreten.

El mandatario dijo que las puertas de Palacio Nacional y de su oficina estarán abiertas a los empresarios para gestiones, tramites y todo lo que se necesite. Se comprometió a escucharlos y resolver los problemas que se presenten.

Antes de finalizar, agradeció el apoyo que el sector privado brindó a la delegación mexicana que viajó a Washington a negociar un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, con el fin de evitar la imposición de aranceles. Reconoció que ayudaron mucho en las negociaciones, además de que respondieron al llamado a cerrar filas, pues dijo que si «nos agarran desunidos, pueden dañarnos».

La comunidad empresarial de Estados Unidos se manifestó este viernes en contra de imponer aranceles a las importaciones mexicanas, advirtiendo sobre los daños económicos que generarán a su país y el riesgo que representa para la ratificación del T-MEC.

«La imposición de aranceles unilaterales a México perjudica a las empresas y los consumidores al tiempo que pone en peligro la aprobación de T-MEC por parte del Congreso», dijo la Cámara de Comercio de Estados Unidos (U.S. Chamber) en un comunicado.

Y es que se espera que el presidente Donald Trump firme este viernes el decreto para gravar a todos los bienes mexicanos a partir del lunes, comenzando en un 5% y aumentando mensualmente hasta un 25%, para obligar a México a parar el flujo migratorio que llega a la frontera estadounidense.

En una declaración conjunta, 140 asociaciones empresariales y agrícolas que representan a millones de empleadores en todo Estados Unidos recordaron que el comercio libre de aranceles en Norteamérica es una «piedra angular» del crecimiento económico estadounidense, responsable de 12 millones de empleos y de bajos precios para los consumidores.

«El Tratado entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) es un logro considerable que se basa en estos beneficios», señalaron, alertando que la tarifas a México «ponen en peligro una votación bipartidista exitosa» del acuerdo.

Los firmantes señalaron que los aranceles a las importaciones mexicanas perjudicarían a los consumidores, trabajadores, agricultores y empresas estadounidenses de todos los tamaños en todos los sectores, haciéndolos menos competitivos, además de que afectará los esfuerzos para negociar acuerdos comerciales sólidos en el futuro.

«Nos oponemos a los aranceles unilaterales y a cualquier represalia posterior. Estamos comprometidos a trabajar juntos para que se apruebe el T-MEC en el Congreso, pero un esfuerzo exitoso depende de que Norteamérica siga libre de aranceles comerciales», concluyeron los empresarios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una comida privada con un grupo de empresarios mexicanos y los ex mandatarios de España y Uruguay, así como con empresarios uruguayos de la Fundación Círculo de Montevideo.

A la comida celebrada en Palacio Nacional y que se prolongó por más de tres horas, acudieron, entre otros, el empresario mexicano Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de Telmex, Grupo Carso y Sanborns, así como Carlos Slim Helú, presidente vitalicio de Grupo Carso.

Los inversionistas fueron escoltados por camionetas y motocicletas y accedieron por la Puerta Mariana, debido a que manifestaciones impedían el acceso por la entrada principal.

Trascendió que otros asistentes al encuentro fueron los ex presidentes de España y Uruguay, Felipe González y Julio María Sanguinetti, respectivamente.

La reunión entre AMLO y los otros empresarios, incluyendo a Slim y su hijo, se da 4 días después de una serie de señalamientos del Presidente de la República sobre negocios afines a los que administran los inversionistas mencionados.

El pasado sábado en El Nayar, Nayarit, AMLO dijo que los concesionarios de las redes de telecomunicaciones “tenían que hacerse a un lado”, pues anunció la creación de una empresa productiva del estado para garantizar la conectividad a internet en todo el país.

“Saben cuánto está comunicado con internet el país, sólo 20 por ciento. 80 por ciento no tiene internet. Entonces, qué le vamos a decir a las empresas que han tenido las concesiones, con mucho respeto, háganse a un lado, porque ahora el gobierno va a tener su empresa para comunicar con internet a todos los mexicanos”, dijo en dicho evento.

Además, en ese mismo evento, AMLO reprochó que la carretera Jala-Nayarit-Puerto Vallarta no se ha concluido. Por ende amenazó con retirar esta concesión, la cual pertenece en parte a Grupo Carso.

De acuerdo con los reportes, los empresarios y el mandatario dialogaron sobre los proyectos del gobierno federal, además de comer en Palacio Nacional.

El encuentro concluyó alrededor de las 18:00 horas y los empresarios salieron por las diversas puertas de Palacio Nacional sin dar declaraciones sobre el diálogo que sostuvieron con el jefe del Ejecutivo Federal.