Tag

Estados Unidos

Browsing

Tras casi 18 meses de guerra comercial, y la consiguiente escalada de aranceles, el presidente Donald Trump anunció este viernes el cierre de la primera fase de un pacto con China que incluye la retirada parcial de aranceles y el aumento de las compras chinas de productos de Estados Unidos.

«Hemos acordado la primera fase de un acuerdo comercial muy grande con China. Han aceptado muchos cambios estructurales y enormes compras de bienes manufacturados, productos agrícolas y energéticos», afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

Agregó que los aranceles previstos para el 15 de diciembre no se aplicarán por el hecho de haber alcanzado el acuerdo.

«Comenzaremos las negociaciones sobre la fase dos del acuerdo de manera inmediata, mejor que esperar hasta las elecciones de 2020. Este es un acuerdo asombroso para todos», enfatizó Trump.

En concreto, Trump señaló que espera que China duplicará las compras anuales de productos agrícolas estadounidenses, hasta alcanzar un valor anual de 50,000 millones de dólares. El mandatario recurrió a su hiperbólica ironía para describir el pacto: «Cariñosamente, le digo a los granjeros y agricultores que van a tener que comprar tractores mucho más grandes porque (el pacto) supone una enorme cantidad de negocio», aseguró al comentar la noticia poco antes de reunirse con el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, a quien recibió en la Casa Blanca.

De manera casi simultánea, el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, confirmaba en rueda de prensa que este acuerdo de la «primera fase» aborda temas como la transferencia de tecnología, la propiedad intelectual, la expansión del comercio y el establecimiento de mecanismos para la resolución de disputas, entre otros.

Aseguró que el acuerdo está en línea con las políticas chinas de reforma y apertura, y sus necesidades de promover un desarrollo económico de alta calidad. Además dijo, ayudará a fortalecer la protección de la propiedad intelectual, mejorará el entorno empresarial, ampliará el acceso al mercado chino y salvaguardará mejor los derechos e intereses legales de las empresas, incluidas las extranjeras, en China.

El pacto implica, no obstante, que se mantienen aranceles del 25% a importaciones chinas valoradas en 250,000 millones de dólares, junto con unos gravámenes reducidos del 7.5% a importaciones adicionales valoradas en aproximadamente 120,000 millones de dólares, informó Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior de EUA.

Un comunicado publicado por la agencia oficial china, Xinhua, aseguraba también que Estados Unidos se comprometió a retirar por fases los gravámenes que ambas partes se han ido imponiendo durante la disputa.

Lighthizer, quien estuvo al frente de las negociaciones junto con el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, subrayó que el acuerdo logra cambios estructurales significativos y completamente verificables, y logra reequilibrar las relaciones comerciales entre EUA y China».

Fue un día de fiesta en Palacio Nacional. Para firmar el adendum de la ratificación del TMEC se reunieron las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá, encabezadas por el presidente López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard y el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, por la parte mexicana; Robert Lighthizer y Jareed Kushner, por parte de EUA; y Chrystia Freeland del lado canadiense.

Sabemos que en la recta final de la negociación sobre la ratificación hubo cuatro temas espinosos. El laboral; el ambiental; el de medicamentos y los aranceles al acero y al aluminio. Sobre estos temas se logró un adendum en donde los canadienses se sentaron a esperar qué lograban acordar primero los demócratas con los sindicatos de Estados Unidos; luego los demócratas con La Casa Blanca y por último voltearon a ver qué es lo que diría México sobre las nuevas exigencias que se le harían al país.

Todo indica que van a ser fuertes las exigencias para México. Que si bien no entraran inspectores estadounidenses al país para revisar que se cumplan las leyes laborales, sí habrá un mayor escrutinio en este sentido lo que será probablemente un golpe a algo que nunca he entendido como orgullo nacional: “la mano de obra barata mexicana”.

La verdad es que el mundo ha cambiado. Las ganancias del libre comercio que han dejado atrás a los trabajadores que simplemente ven como se enriquecen los dueños de las grandes multinacionales ya no es un escenario sostenible.

Quien crea que sí, puede voltear a ver a las dos grandes democracias: Estados Unidos y Gran Bretaña. En ambos países han ganado liderazgos llevados hasta el poder por el hartazgo de las clases medias trabajadoras. En EUA los trabajadores de cuello azul de estados como Ohio, Wisconsin y Pennsylvania que eran leales a los demócratas pero que se cansaron de condiciones lamentables de trabajo y prefirieron votar por Trump. En Gran Bretaña, los cansados con una situación económica precaria de cuyas causas culpaban a los migrantes, votaron por el Brexit y mañana muy probablemente lo ratifiquen en las elecciones convocadas por Boris Johnson.

En México urgen mejoras laborales desde hace décadas. Entiendo que parte del descontento con lo acordado ahora tiene que ver con la preocupación de que Estados Unidos utilice argumentos de incumplimientos laborales para justificar un proteccionismo comercial, pero si no queremos que estos argumentos sean utilizados, lo mejor que podemos hacer es que se mejoren las condiciones laborales y que los sindicatos sirvan para representar a los trabajadores. ¡Adiós a los millonarios liderazgos sindicales (Romero Deschamps; Napoleón Gómez Urrutia) con trabajadores en situaciones precarias!

Columna completa en El Universal

La Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer esta tarde que ha integrado una carpeta de investigación por la probable comisión de los delitos conspiración para traficar cocaína, declaraciones falsas a autoridades judiciales federales, cohecho, coparticipación en diversos delitos contra la salud, delincuencia organizada y otros, por parte de Genaro García Luna.

Indicó que a dicha carpeta ha incorporando las investigaciones y las pruebas que han diligenciado las autoridades de los Estados Unidos, donde este martes fue detenido el exfuncionario federal.

La FGR señaló que pondrá a disposición las probanzas que las autoridades estadounidenses soliciten legalmente con el objetivo de fortalecer ambos procedimientos.

Enfatizó que una vez que la carpeta de investigación termine de integrarse, se le solicitará al Juez de Control competente la orden de aprehensión con fines de extradición en contra de esta persona.

Añadió que la documentación correspondiente se hará llegar a la Secretaría de Relaciones Exteriores, cumpliendo así los requisitos legales que habrán de presentarse ante las autoridades de EUA para obtener la extradición correspondiente.

Y es que el ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante la administración del presidente Felipe Calderón, Genaro García Luna, fue detenido este martes en Texas, Estados Unidos. La Fiscalía de los Estados Unidos indicó que la detención responde a los delitos de «conspiración con el narcotráfico y falsas declaraciones».

México, Estados Unidos y Canadá firmaron hoy los cambios al Tratado comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), luego de meses de intensas negociaciones.

Por México firmó el negociador Jesús Seade, por Estados Unidos el representante comercial Robert Lighthizer y por Canadá la viceprimera ministra Chrystia Freeland. El presidente Andrés Manuel López Obrador asitió como testigo de honor.

«Misión cumplida», expresó el canciller mexicano Marcelo Ebrard en Palacio Nacional durante la firma de los cambios al Tratado comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Después de un año y 10 días, cuando fue firmada en Argentina la primera versión de este pacto comercial, Ebrard aseguró que este avance es resultado de las decisiones tomadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y su compromiso para la Reforma Laboral.

“Pensaron que no se iba a poder, decían que era casi imposible tener un tratado tan pronto y satisfactorio para los tres países, y aquí estamos, hemos encontrado la manera de entendernos», señaló el secretario de Relaciones Exteriores.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, aseguró que el T-MEC es el mejor acuerdo comercial de la historia, con las mejores disposiciones del mundo en la materia, que hará más rica a Norteamérica.

El funcionario estadounidense destacó los logros del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la negociación de este tratado, que al final es “un tributo para el pueblo y para el sistema mexicano».

Afirmó que aunque es un milagro que los tres países hayan logrado un acuerdo, lo más importante es que el T-MEC es una herencia para una “región vibrante», pues beneficiará al sector manufacturero, a los productores agrícolas y al comercio digital de las tres naciones.

La viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró que la firma del acuerdo representa la modernización del acuerdo comercial entre los tres países para tener un documento actualizado para el siglo XXI.

La funcionaria canadiense destacó que este acuerdo es positivo para las economías, las familias y para la clase trabajadora. “Mantuvimos siempre (en el tratado) el enfoque de conservar los empleos, fomentar el crecimiento, expandir la clase media y también ayudar a la gente trabajadora para que se una a la clase media y juntos hemos logrado todo esto».

Por su parte el presidente López Obrador agradeció el trabajo realizado por los jefes negociadores, pues dijo, lograron solucionar las diferencias y sacar adelante un acuerdo que es benéfico para los tres países.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este medio día sobre una llamada que sostuvo con sus homólogos estadounidense y canadiense, sobre la firma de la modificación al T-MEC.

«Hablé por teléfono con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá y con Donald Trump, presidente de Estados Unidos. A los dos les agradecí su valiosa participación y apoyo para aprobar el T-MEC», indicó AMLO en redes sociales.

Añadió que agradeció a los mandatarios la distinción de que sea en México donde se firme el documento correspondiente.

Se espera que en cuestión de minutos, el presidente López Obrador encabece la firma desde Palacio Nacional, a la cual asisten el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

Al respecto, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, felicitó a los gobiernos de México, Canadá y su país por lograr un acuerdo final sobre el tratado comercial entre las tres naciones.

El diplomático consideró este proceso como un gran triunfo para América del Norte, y “un paso muy importante para las economías de los tres países.

“¡Gran triunfo para América del Norte! Se ha logrado un acuerdo final sobre el T-MEC. Felicidades a los negociadores de los tres países. Se va a firmar el acuerdo revisado al mediodía en Palacio Nacional. Un paso muy importante para las economías de los tres países», escribió en su red social.

El ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública durante la administración del presidente Felipe Calderón, Genaro García Luna, fue detenido este martes en Texas, Estados Unidos.

Fue la periodista Ginger Thompson quien a través de su cuenta de Twitter informó sobre la detención, la cual se debe a acusaciones de corrupción en contra del exfuncionario federal mexicano.

Más tarde, la Fiscalía de los Estados Unidos confirmó la detención por «conspiración con el narcotráfico y falsas declaraciones».

García Luna está acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa, específicamente de «El Chapo» Guzmán mientras dirigía a la Policía Federal y era responsable de garantizar la seguridad pública en nuestro país.

«El arresto de hoy demuestra nuestra determinación de llevar ante la justicia a quienes ayudan a los cárteles a infligir daños devastadores en los Estados Unidos y México, independientemente de los cargos que mantuvieron mientras cometían sus crímenes», declaró el fiscal de Estados Unidos Donoghue.

En la acusación de la corte, se señala que García Luna recibió millones de dólares en sobornos del cártel de Sinaloa a cambio de proporcionar protección para el contrabando de droga y actividades de trata de personas.

Detallaron que el cártel de Sinaloa obtuvo un pasaje seguro para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden sobre investigaciones sobre el cártel e información sobre cárteles rivales de drogas, lo que facilitó la importación de cantidades de toneladas de cocaína y otras drogas en los Estados Unidos.

En dos ocasiones, el Cartel entregó personalmente sobornos a García Luna en maletines que contenían entre tres y cinco millones de dólares. Según los registros financieros obtenidos por el gobierno, cuando García Luna se mudó a los Estados Unidos en 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares.   

Se indica que ya Estados Unidos, García Luna presentó una solicitud de naturalización en 2018, en la que mintió sobre sus actos criminales pasados ​​en nombre del cártel de Sinaloa.

Recordemos que García Luna también fue colaborador del expresidente Vicente Fox, al dirigir la ahora extinta Agencia Federal de Investigación (AFI).

Los Gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmarán este martes una nueva versión del tratado comercial T-MEC que incluye un apéndice con los cambios acordados entre demócratas y republicanos estadounidenses, informó
esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«Hoy vienen los representantes del Gobierno de Canadá y de Estados Unidos para la firma del tratado de libre comercio. Es una reafirmación de ese tratado, volver a ratificar ese tratado a día de hoy», expresó López Obrador.

Por esta visita, el presidente canceló un viaje previsto a Sonora donde se reuniría con los padres de las víctimas de la guardería ABC, para recibir en Palacio Nacional al responsable de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, a Jared Kushner, yerno y asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, y a la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

«Ayer me informaron que habían decidido aceptar la invitación de que se firme aquí en México este acuerdo y que vendrían de Estados Unidos y Canadá para la firma», expresó el mandatario.

AMLO recordó que los tres gobiernos firmaron el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires el nuevo tratado comercial, en sustitución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando todavía gobernaba Enrique Peña Nieto.

López Obrador, entonces era presidente electo, apoyó el T-MEC, y el pasado mes de junio el Senado mexicano ratificó el tratado a la espera de que los congresos estadounidense y canadiense hicieran lo mismo. Sin embargo, la oposición demócrata de Estados Unidos, que domina la Cámara de Representantes, mostró sus reservas en materia laboral y medioambiental.

«Hubo ciertas peticiones de los congresistas estadounidenses, de manera especial de los demócratas, para abrir la negociación y nosotros decidimos aceptar negociar el tema laboral que era un tema principal para los demócratas hasta ayer», añadió López Obrador.

Para convencer a los demócratas, el Gobierno mexicano impulsó una reforma laboral que instaura «democracia sindical» y crea un tribunal laboral para resolver controversias, explicó el mandatario.

La reunión de hoy se da luego de que demócratas y republicanos alcanzaran un acuerdo la tarde de ayer en Estados Unidos, que permitiría la ratificación definitiva del tratado, cuyas modificaciones se espera que se den a conocer hoy.

López Obrador indicó que las modificaciones del tratado, que se incluirán en un apéndice, deberán pasar por el Senado, ya que «no se aprueba nada si no se informa y consulta» a los legisladores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió a la demócrata estadounidense Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes en Estados Unidos, definirse para que se apruebe el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“Ya están los tiempos encima, de manera muy respetuosa, sinceramente con respeto, le solicitaría a la señora Pelosi que se decida sobre este tema, ya nosotros hemos cumplido cabalmente y consideramos que es un buen acuerdo para nuestras naciones muy conveniente para el pueblo de Estados Unidos, para el de Canadá y el mexicano», dijo el mandatario durante su conferencia matutina.

López Obrador insistió que para el Gobierno de México es importante que se apruebe el acuerdo comercial, para evitar que se empate con las elecciones presidenciales que se avecinan en Estados Unidos.

El Presidente indicó que los integrantes del Senado ya conocen los últimos ajustes que se realizaron al tratado, por lo que todas las fuerzas políticas están dispuestas a firmar un adendum.

“Ayer se hizo una consulta con senadores de nuestro país, digamos que ya se definió en qué términos nosotros podemos ratificar el tratado, ya se concluyeron las negociaciones. Como lo acordamos se puso a consideración de los representantes en el Senado de todas las fuerzas políticas, lo que nosotros podemos aceptar, en lo que sería una especie de adendum, un complemento que ya se acordó en el Senado mexicano», afirmó López Obrador.

El mandatario aseguró que mayormente son los legisladores del Partido Demócrata quienes proponían hacer otros cambios, como el que autoridades estadounidenses realizarán inspecciones para verificar que se cumplieran las recientes modificaciones constitucionales en materia laboral mexicana.

Confío en que pronto se apruebe el T-MEC y se dijo “optimista»de que se logre el acuerdo.

La tarde de ayer, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República, recibió a los titulares de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Economía, así como al jefe negociador de México para el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La reunión tuvo como objetivo, que se le comunicara al Senado sobre el proceso de negociación que se mantiene en Estados Unidos, respecto a temas específicos del acuerdo comercial.

El canciller Marcelo Ebrard destacó que tan pronto se les comunicó a los legisladores, se procedió a comunicar la postura de México a su contraparte en Estados Unidos. Destacó que se viven «horas decisivas» en la negociación del T-MEC.

El titular de la SRE indicó que se informó a lo Senadores sobre el tema laboral. Explicó que hubo de parte de varias voces en Estados Unidos, planteamientos de inspecciones directas o fórmulas de presencia de funcionarios de Estados Unidos en territorio mexicano para supervisar plantas o empresas.

«Evidentemente eso no es aceptable ni se va a aceptar, y en eso hay consenso de todos quienes hoy hemos conversado», dijo Ebrard Casaubón. Indicó que por el contrario, México ve con muy buenos ojos los páneles, páneles que en los últimos años no han funcionado para resolver controversias entre México y Estados Unidos.

Añadió que otro tema que se planteó a los legisladores fue el de medio ambiente; el tema de los medicamentos biogenéricos o biotecnológicos, y el del acero y el aluminio.  

El canciller dijo que esos son los elementos que configuran la posición mexicana que fue transmitida a Estados Unidos. 

«Nosotros vamos a fijar una posición respecto a un proceso o dentro de un proceso todavía interno en Estados Unidos. Es decir, podríamos habernos enterado de otra forma, podría haber sido, en el peor de los casos, que se hiciera una aprobación o un envío a la Cámara de Representantes en Estados Unidos, y después nosotros fijar nuestra postura. Aquí no está siendo así, está siendo de manera previa porque así lo planteó México desde un principio. Dicho de otro modo, no aceptaríamos un Tratado aprobado en el Legislativo de los Estados Unidos, sin conocimiento previo de México, del Ejecutivo, y en este caso del Senado de la República», enfatizó el canciller.

Explicó que el 90% del tratado no está sujeto a discusión o a revisión, y lo que se va a tener es un adendum que contiene las líneas rojas que explicó a los legisladores.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó como positiva la reunión que sostuvo ayer con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, quien dijo, como abogado, sabe que los países tienen que apegarse a su Constitución.

“Es muy buena la relación con el Gobierno de Estados Unidos, no hay confrontación con el gobierno del presidente del presidente Donald Trump y en esa atmósfera, aunque existan puntos de vistas diferentes, hay entendimiento», afirmó el mandatario.

López Obrador hizo referencia al tuit que compartió en su red social el jueves, tras la reunión con Barr, en el que precisamente destacó la importancia de que el funcionario es abogado.

“Nuestra Constitución establece que puede haber cooperación para el desarrollo en materia de política exterior, pero no intervención ni intervencionismo, y que se establece que no se puede permitir que fuerzas extranjeras usen nuestro territorio con propósitos militares», añadió el presidente.

El jefe del Ejecutivo federal refirió que por otra parte el artículo 89 constitucional establece que si puede haber cooperación entre los países en temas como migración, drogas, tráfico de armas y en el ámbito comercial.

Al compartir 3 mil 180 kilómetros de frontera, dijo AMLO, es mejor ser buenos vecinos que distantes.

Y es que aunque la designación de los cárteles de la droga como organizaciones terroristas extranjeras apunta a sus finanzas mediante la imposición de sanciones, la idea ha generado preocupaciones en México de que pueda ser utilizada como pretexto para una «intervención» en el país.

La American Chamber of Commerce (AmCham) «confía» en la ratificación del nuevo Tratado comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pero pide un acuerdo «equilibrado» que garantice la competitividad de los tres países.

Según declaraciones de Ana López Mestre, directora general de la AmCham en México, «es un proceso complejo, como cualquier tratado, pero además estamos en una serie de coyunturas. Pero nosotros confiamos en que vamos a seguir avanzando y que lo importante es buscar un tratado equilibrado, que sea un tratado ganar-ganar-ganar».

Aunque prefirió no especular sobre la ratificación del T-MEC, que reemplazará al actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en vigor desde 1994, señaló que «hay muchas posibilidades» de que esto ocurra el año próximo.

Por ahora, recordó López Mestre, la aprobación del nuevo acuerdo comercial está congelado en el Congreso de Estados Unidos por temas pendientes como los mecanismos de solución de controversias, patentes biofarmacéuticas, medioambiente y asuntos laborales.

Pese a que los mandatarios de los tres países concluyeron la primera firma del T-MEC el 30 de noviembre del año pasado, la lucha política en Estados Unidos y las exigencias de los demócratas en la Cámara Baja del Congreso, sobre todo en las condiciones de los trabajadores mexicanos, han impedido su ratificación.

El presidente Donald Trump presionó otra vez, este jueves en Twitter, a la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, para que ratifique el T-MEC.

Por otro lado, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de México respaldó este miércoles el trabajo de Jesús Seade, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quien ha viajado a Washington para negociar los puntos de discusión pendientes y defender la «soberanía» del país.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, informó que ha solicitado a los coordinadores parlamentarios estar muy atentos a los acuerdos que se alcancen en Washington, con relación al Tratado Comercio México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Indicó que este tema es el que les está llevando más tiempo a los senadores, por lo que les planteó a algunos coordinadores estar atentos este fin de semana por los acuerdos que se tuviesen en Estados Unidos.

Refirió que le pidió al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y al secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, que antes de firmar cualquier adendum, anexo o carta de intención al T-MEC, el Senado mexicano tuviera conocimiento.

“El Senado de la República tiene que estar enterado de los adendums, anexos que se estén adicionalmente aprobando al TMEC, sin que nosotros lo hayamos visto, revisado y aprobado, no es conveniente que se firme, hasta en tanto no tenga el visto bueno del Senado», afirmó.

Señaló que además del tema de que Estados Unidos quiere que se hagan inspecciones en centros laborales mexicanos, hay alrededor de 12 puntos los que se han puesto en la mesa de negociación, los cuales no quiso revelar, ya que podría afectar la negociación. “La discreción en estos casos es muy conveniente».

Rechazó que el Senado se haya precipitado al haber ratificado este acuerdo trilateral, y dijo que por el contrario «hizo bien porque de esa manera se generó estabilidad, esperanza, una actitud renovada de que somos un país, que a pesar de que proviene ya sea de la izquierda o de la socialdemocracia, está muy maduro en sus instituciones».

Corea del Norte amenazó este jueves con reanudar sus insultos al presidente estadounidense Donald Trump y llamarlo «viejo loco» si sigue provocando a Pyongyang con sus declaraciones.

La vicecanciller Choe Son Hui lo dijo así días después de que Trump habló de una posible opción militar hacia el norte y volvió a referirse al líder Kim Jong Un como el «hombre cohete».

Las perspectivas de reanudar la diplomacia nuclear entre los dos países empiezan a disiparse. Corea del Norte ha insinuado últimamente que levantará su alto a los ensayos nucleares y con misiles de largo alcance si el gobierno de Trump no le hace concesiones significativas antes de fin de año.

Choe dijo que las declaraciones de Trump «incitaron las oleadas de odio de nuestro pueblo hacia Estados Unidos» porque revelaron «falta de cortesía al aludir al liderazgo supremo de dignidad» de Corea del Norte.

Dijo que Corea del Norte responderá con expresiones igualmente duras si Trump vuelve a usar frases similares y demuestra que está provocando intencionalmente a Corea del Norte.

«Si cualquier lenguaje y expresiones que alimentan la atmósfera de confrontación se vuelven a usar a propósito en un momento tan crucial como el actual, eso se debe diagnosticar como la recaída en la chochez de un viejo loco», dijo Choe.

Trump dijo el martes en Londres que su relación con Kim era «realmente buena», pero le reclamó que debería cumplir su promesa de desnuclearizar. Añadió: «tenemos las fuerzas armadas más poderosas que hayamos tenido jamás y somos de lejos el país más poderoso del mundo y esperamos no tener que usarlas, pero si es necesario, las usaremos».

También dijo que a Kim «le gusta lanzar cohetes, ¿no? Por eso lo llamo el `hombre cohete».

En 2017, Trump y Kim intercambiaron amenazas de destrucción cuando Corea del Norte realizó con gran repercusión varios ensayos misilísticos con vistas a adquirir la capacidad de lanzar ataques nucleares al territorio continental estadounidense. Trump dijo que descargaría «fuego y furia» sobre Corea del Norte y llamó desdeñosamente a Kim «hombrecito cohete». Kim puso en duda el sano juicio de Trump y dijo que «domaría con fuego al viejo loco estadounidense mentalmente trastornado».

WordPress Lightbox Plugin