Tag

estudiante

Browsing

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC) rescataron a una estudiante en el Metro Constitución, tras haber sido raptada en la alcaldía de Iztapalapa.

Fueron policías del Cuadrante del sector Quetzal, los que estuvieron a cargo del rescate de la adolescente, de 16 años de edad, la noche de este jueves.

Los uniformados llegaron al lugar, donde una mujer de 45 años de edad, que se identificó como madre de la víctima informó que su hija, se dirigió a la estación del Metro Constitución, donde se ubica el plantel escolar en el cual estudia.

A las 17:50 horas, recibió una llamada telefónica de su hija, y le dijo que varios hombres la forzaron a subir a un vehículo con el pretexto de platicar con ella, pero sólo fue el pretexto para solicitar el pago de un rescate.

Ante el hecho, uniformados de la SSC activaron el protocolo de emergencia e implementaron un cerco policial en la zona para resguardar a la familia afectada.

Alrededor de las 21:20 horas, la menor fue localizada en el paradero de la estación Constitución del Metro sana y salva.

Se dijo que probablemente sus captores entraron en pánico por el operativo en la zona y decidieron soltarla.

De acuerdo con Enfoque Noticias, los presuntos implicados en el rapto son dos hombres en edades aproximadas de 35 y 17 años.

Luego de que se supiera del caso de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, estudiante de la Universidad Intercontinental (UIC) ubicada en al alcaldía de Tlalpan, y quien en un principio se pensó había sido secuestrado y asesinado, fue la procuradora capitalina de la Ciudad de México quien ofreció detalles al respecto.

La titular de la dependencia, Ernestino Godoy, ofreció una conferencia de prensa desde las instalaciones del C5, en la que confirmó que el cuerpo del también seminarista se encontró el día de ayer por la mañana mismo que permaneció en calidad de desconocido, hasta que su hermano lo reconoció y se inició la investigación correspondiente.

«El día de hoy se hizo la necropsia y obviamente está siendo temprana la investigación, pero podemos dar ya algunas afirmaciones que pueden ser contundentes, sin temor a equivocarnos. Uno, no fue un secuestro, y empezamos a tener algunas primeras líneas de investigación. No fue secuestro, dicho incluso por la familia», expuso la funcionaria.

Aseguró que tal como ha pasado en otros casos, especialmente haciendo referencia al de Norberto Ronquillo, la dependencia ha estado en contacto y cercana a la familia, a quienes dijo se les acompaña.

Señaló que ya se realiza la investigación para la cual elementos de investigación están en la zona en la que fue encontrado el cuerpo, para recuperar las grabaciones de las cámaras de video vigilancia, revisar el trayecto que siguió y así poder saber qué paso.

Godoy insistió en que no se trató de un secuestro, pues la propia familia ha referido que no recibieron llamadas para pedir rescate por el joven. «No fue secuestro, fue homicidio», enfatizó.

Sobre los señalamientos que se le han hecho acerca de que no se está respondiendo en materia de seguridad, y las voces que han pedido su renuncia, Godoy descartó dejar el cargo y por el contrario, se comprometió a hacer justicia.

«Yo no voy a renunciar, voy a investigar y voy a dar resultados a la ciudadanía, no vamos a fabricar responsables», remató la funcionaria.

ALEJANDRO HOPE

EL UNIVERSAL

 

El 4 de junio, al salir de su universidad, Norberto Ronquillo fue secuestrado en el sur de la Ciudad de México. Sus familiares pagaron el rescate convenido con los plagiarios, pero no fue suficiente: su cadáver apareció cinco días después en un lote baldío ubicado en Xochimilco.

¿Quién lo mató?

Lo mataron unos desalmados, de nombre aún desconocido, crueles y estúpidos, probablemente primerizos en el negocio del secuestro, incapaces de entender códigos mínimos de decencia que rigen hasta en el submundo criminal.

Lo mató la impunidad estructural que campea en México, la realidad de que siete de cada ocho homicidios dolosos no se castigan y que eso significa que no hay mucho riesgo adicional por matar para el que roba, extorsiona o secuestra.

Lo mató la subinversión crónica en la procuración de justicia: en la Ciudad de México, el presupuesto de la Procuraduría General de Justicia creció apenas 7%, descontando el efecto inflacionario, entre 2014 y 2018. Y para 2019, se le aplicó un recorte de 2.5% en términos reales.

Lo mató el abandono de la política antisecuestros. Desde noviembre, la Coordinación Nacional Antisecuestros (Conase), sectorizada ahora en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), se ha mantenido sin titular, atendida por un encargado de despacho. Asimismo, le aplicaron un recorte presupuestal de 24% en términos reales. Y algo similar sucedió en la ahora Fiscalía General de la República: a la unidad antisecuestros le asignaron 22% menos presupuesto que en 2018.

Lo mató la (bien ganada) desconfianza de la población en sus autoridades y el temor de los ciudadanos a presentar una denuncia. Según se ha informado, la familia de Norberto sí realizó una denuncia, pero se resistió a recibir asistencia de la Procuraduría en la negociación con los secuestradores. Ese recelo es compartido por buena parte de la ciudadanía: según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (Envipe), 73% de los capitalinos sentían en 2018 mucho o algo de desconfianza hacia la PGJ. Asimismo, 85.4% de los entrevistados en la Ciudad de México percibían a la institución como corrupta y 72% la consideraban poco o nada efectiva.

Lo mató la ausencia de una política específica de combate al homicidio tanto en el país como en la ciudad. La Ciudad de México tenía en 2017 solo 6 agencias especializadas en atención al delito de homicidio (con solo 43 agentes del Ministerio Público). Los servicios periciales de la Procuraduría están rebasados, al igual que la policía de investigación. Asimismo, no se ha incorporado el análisis de datos georreferenciados (que puntualmente hace públicos la admirable Agencia Digital de Innovación Pública) a la práctica cotidiana de la policía y la Procuraduría en la capital.

Lo mató la ausencia de protocolos adecuados de búsqueda de personas. El protocolo homologado de búsqueda de personas tendría que haberse aprobado el año pasado, de acuerdo a lo establecido en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, pero es fecha que no ha sido publicado.

Por último, lo mató nuestra indiferencia y nuestra tolerancia como ciudadanos a todo lo anterior.

 

alejandrohope@outlook.com. @ahope71

Este miércoles, los restos de Norberto Ronquillo, el estudiante universitario que fue secuestrado y asesinado en la Ciudad de México, llegaron a Chihuahua, su estado natal.

Vestidos de blanco, familiares y amigos de Norberto Ronquillo Hernández recibieron sus restos a las 07:50 horas en el aeropuerto “Roberto Fierro” de la ciudad de Chihuahua.

Con pancartas y exigiendo justicia, los familiares y amigos formaron una valla para dar paso a los padres de Norberto Ronquillo, la señora Norelia Hernández y Norberto Ronquillo, quien cargaba la urna con las cenizas de su hijo.

Los padres del estudiante avanzaron en medio de decenas de personas que se acercaron a ofrecerles sus condolencias y un abrazo.

Los papás del estudiante caminaron por el pasillo principal del aeropuerto con los restos de su hijo, agradeciendo las muestras de afecto y la solidaridad de quienes acudieron para recibirlos.

La familia salió de la terminal aérea y abordó una camioneta para viajar poco más de 80 kilómetros hasta el municipio de Meoqui, Chihuahua, donde será velado el día de hoy.

Luego de que se anunciara el hallazgo del cuerpo sin vida de Noberto Ronquillo, estudiante universitario que fue secuestrado en la Ciudad de México, las autoridades han ido revelando detalles de la investigación.

Según un análisis de las cámaras de vigilancia, tanto particulares como de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, se presume que el estudiante estuvo secuestrado en un domicilio ubicado en la zona en que se cometió el rapto.

Personal de la Fiscalía Anti-Secuestros(FAS) señaló que el domicilio al que fue llevado Norberto se encontraba en un perímetro de 10 kilómetros entre la escuela (Universidad del Pedregal) y el domicilio particular de la víctima.

Se habla de un segundo domicilio al que fue llevado Norberto, pues luego de negociar el pago del rescate, «algo salió mal» y fue trasladado. Detallaron que se podría tratar de un departamento pequeño.

Al respecto, la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, declaró a Noticieros Televisa que todo apunta a que el secuestro del joven fue «atípico», descartando que haya sido perpetrado por el crimen organizado.

«Te doy un solo dato, el chico sale a determinada hora de la universidad y en 10, 15 minutos nos están hablando de que hay un secuestro. Eso no es típico», declaró la funcionaria. Adicional, se presume que en el secuestro del joven estudiante participaron al menos tres personas.

Sobre las declaraciones de la procuradora sobre que no se trataría de una acción del crimen organizado, o una banda profesional, el periodista de Grupo Imagen, Carlos Jiménez reveló que los secuestradores modificaron la cifra que pedían a cambio del joven, pasando de los 5 millones de pesos a los 500 mil y unas alhajas.

Tras una investigación, el periodista narra que las negociaciones las llevaron los tíos de Norberto, siendo el primero su tío, para después ser relevado por su esposa (tía de Norberto), quien fue la encargada de «negociar» la suma de dinero que pedían.

Fue en ese momento en que, tras alcanzar bajar la cifra, la familia pidió a las autoridades no intervenir en el proceso. Finalmente, Oswaldo, primo de Norberto es quien concretó la entrega del dinero con los secuestradores.

«Ellos le piden que se dirija a un autolavado localizado en Calzada de las Bombas 799, que se estacione ahí, que baje del vehículo, que cruce la calle, se dirija a un terreno que está enfrente de dicho establecimiento y que lance por encima de la reja la bolsa con el dinero y las joyas al terreno. Después le dicen que se vaya a Canal de Chalco, que ahí van a liberar a su primo; Oswaldo, llega alrededor de las 3:30 de la madrugada a dicho lugar, sin embargo, Norberto nunca aparece», relató el periodista.

Los exámenes de necropsia que se realizaron al cuerpo de Norberto Ronquillo, joven universitario encontrado sin vida este lunes en la alcaldía Xochimilco, arrojan como causa de muerte asfixia por estrangulamiento.

Autoridades cercanas al caso revelaron, de manera extraoficial, que el estudiante de la Universidad del Pedregal, ubicada el Tlalpan, tenía entre tres y cinco días de haber fallecido.

Es decir, que los secuestradores lo habrían asesinado un día después de su plagio o inclusive la misma noche, tal y como lo adelantó la procuradora capitalina, Ernestina Godoy.

Se espera conocer los resultados definitivos en las próximas horas, a través de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Será en el transcurso de la tarde cuando el cuerpo de Norberto sea entregado a sus familiares, que ya anunciaron una ceremonia religiosa para el día de mañana y luego trasladarlo el próximo miércoles al estado de Chihuahua, de donde es originaria la familia, y donde finalmente será cremado.

Foto: Universidad del Pedregal

La noche del 4 de junio, el universitario Norberto Ronquillo Hernández fue secuestrado al salir de su escuela, en la alcaldía Tlalpan.

La familia del estudiante de la Universidad del Pedregal recibió llamadas de los plagiarios para el pago de un rescate, que tras ser efectuado, no derivó en la liberación del joven, sino en su asesinato.

La titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy, informó que Norberto Ronquillo habría sido asesinado la misma noche de su secuestro.

En conferencia de prensa tras el hallazgo del cadáver del estudiante en la alcaldía Xochimilco, la procuradora señaló que continúan realizando la necropsia de ley para confirmar la hora de la muerte del joven, así como la forma de su deceso.

La procuradora agregó que el cadáver fue localizado en un avanzado estado de descomposición y que una llamada anónima al número 911 alertó sobre su ubicación en Santa Cruz Acalpixca, en la citada alcaldía de Xochimilco.

La procuradora Ernestina Godoy afirmó que cuentan con varias líneas fuertes de investigación para que el asesinato de Ronquillo no quede impune.

Sobre el secuestro, comienzan a salir a la luz varios detalles, como el momento en que los secuestradores se comunicaron con la familia del joven.

Contra Réplica detalla que Norberto salió, rumbo a casa de sus tíos, a las 21:31 horas, del 4 de junio. Nueve minutos después iniciaron las llamadas a su familia informando que el joven estaba secuestrado y exigían 5 millones de pesos para su liberación.

Se informó que el plagiario, primeramente llamó al tío de Norberto desde el celular del joven, pero la comunicación se cortó.

“¿Por qué me cuelgas, puto?”, le recriminó el sujeto en una segunda llamada al tío, quien colgó cuando escuchó el insulto.

Entonces vino una llamada más, y en esta ocasión atendió la tía del estudiante a quien una mujer le exigió: “Junta dinero. Empieza a juntar dinero, pendeja”.

En tanto, en el fondo de la comunicación se logró escuchar una voz que gritaba: “¡Ayúdame tía!”

De acuerdo con los detalles de la investigación de la que da cuenta el mencionado portal, en la negociación al inicio los captores exigían 5 millones de pesos, después 3 millones y al final, la tía logró negociar la entrega de dinero y alhajas.

En tanto, la mujer sostenía la llamada con el secuestrador de Norberto, su hijo Osvaldo, así como su esposo acudieron a la Fuerza Antisecuestros (FAS) de la Procuraduría capitalina para denunciar los hechos.

Ya en la dependencia, la tía del estudiante llamó a Osvaldo para informarle que había llegado a un acuerdo con el criminal.

La procuradora Ernestina Godoy reveló que se respetó la decisión de la familia de Norberto Ronquillo de no interferir en la negociación del secuestro.

No obstante, se activó el protocolo antisecuestro y se comenzó con la recopilación de información sobre lo ocurrido, solicitando las grabaciones de las cámaras de seguridad de la Universidad del Pedregal y la Ciudad de México.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México informó a través de su cuenta oficial de Twitter que esta madrugada, en la alcaldía Xochimilco, fue encontrado el cuerpo de Norberto Ronquillo, joven universitario de 22 años, reportado como persona no localizada.

Se detalló que “como parte de las diligencias, la PGJCDMX contactó a los familiares, quienes lo reconocieron mediante la ropa que portaba; sin embargo, serán las pruebas de genética forense las que confirmarán el parentesco”. La Procuraduría capitalina se comprometió a continuar con las investigaciones hasta esclarecer los hechos.

Tras el anuncio, las autoridades de la Universidad del Pedregal decretaron la suspensión de actividades en la institución hasta el próximo jueves 13 y se anunció que este lunes se realizará una misa en memoria del joven originario de Chihuahua.

El cuerpo del joven fue hallado en un camino de terracería de la colonia Las Cruces, en la alcaldía Xochimilco.

Pobladores de la zona fueron quienes dieron aviso vía telefónica a las autoridades de que había un bulto a un costado de la Avenida del Campo y Avenida de las cruces que parecía un cuerpo y que despedía un olor fétido.

Elementos de la policía capitalina se trasladaron al lugar y encontraron el cuerpo del joven dentro de una bolsa negra y envuelto en cobijas.

Norberto Ronquillo fue secuestrado el martes por la noche cuando salía de la universidad.

Según el comunicado emitido por las autoridades del plantel, ubicado en la avenida Transmisiones 51, colonia San Juan Huipulco, alcaldía Tlalpan, al sur de esta capital, el estudiante de la carrera de Mercadotecnia Internacional terminó su última clase y, como todas las noches, antes de salir de la Universidad, avisó a su novia que iría rumbo a su casa.

Las cámaras de seguridad del plantel lo captaron en el momento en que dejaba la escuela. La imagen lo captó a las 9:32 de la noche cuando enviaba un mensaje de texto a su novia.

Sin embargo, Norberto nunca llegó a casa.

Posteriormente, sus familiares recibieron una llamada de los secuestradores pidiéndoles dinero a cambio de la libertad del joven de 22 años.

Los padres reunieron la cantidad solicitada y la entregaron a los plagiarios. Pero Norberto no fue liberado, por lo que la familia levantó una denuncia.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, pidió al gobierno federal que lleve a cabo un desarme nacional para evitar tragedias como la muerte de la alumna de Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, Aideé Mendoza Jerónimo.

Expuso que la violencia no es sólo exclusiva en escuelas, sino de todo el país. «Hay que pedir un desarme nacional, no es nada más un problema en las escuelas, es un problema de entornos, de colonias en donde tenemos que exigir como comunidad que exista una mayor seguridad y desaparezcan los giros negros, y el narcomenudeo y en eso seguiremos insistiendo».

Al participar en un coloquio organizado por la Comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Graue Wiechers dijo que aunque se trabaja en implementar medidas de seguridad en la UNAM, éstas no han sido suficientes.

«Esto es un suceso muy lamentable y fuera de nuestro control, quisiera yo saber con precisión cómo se dió para poder crear medidas; hemos trabajado muy cercanamente para reforzar senderos seguros y seguridad en las inmediaciones», añadió.

El rector de la UNAM detalló que se han instalado botones de pánico, cámaras, reforzado los protocolos de actuación y los procesos de vigilancia en las instalaciones, los cuales dijo, «obviamente no han sido suficientes”.

Refirió que según los primeros indicios, la alumna murió por un “disparo lejano”, pero agregó que habrá una postura determinante no con base en especulaciones, sino de acuerdo con los resultados de las investigaciones.

Un video que se ha viralizado en redes sociales muestra el momento en que un alumno golpea violentamente a una compañera mientras otros estudiantes graban la agresión.

El ataque ocurrió en el Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECyTE) de Quintana Roo en el municipio de Puerto Morelos.

La grabación muestra a una alumna acomodar una banca, mientras el agresor la observa parado desde la puerta y se abalanza contra ella para propinarle una golpiza.

La adolescente intenta defenderse, pero es tirada al suelo por el agresor. Después de unos segundos, los compañeros que sólo observan le piden al joven que se detenga.

Tras los hechos, el estudiante, identificado como Jairo ‘N’, publicó en sus redes sociales un video en el que afirma que la pelea con su compañera fue un empate.

Después del penoso suceso, el alumno fue dado de baja del plantel.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que este medio día fue dado de alta Emilio Aguilar Sánchez, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que fue herido durante los ataques porriles del pasado 3 de septiembre en Ciudad Universitaria.

Señaló que Aguilar Sánchez permaneció 10 días internado en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, a donde fue trasladado el día 4 de septiembre, un día después de las agresiones.

Explicó que el estudiante de 19 años de edad fue atendido por una “herida potencialmente mortal”, la cual fue infringida con un objeto punzocortante en el glúteo izquierdo dañando la arteria hipogástrica; informaron que médicos del Instituto procedieron a realizarle diversas cirugías para salvarle la vida.

El IMSS enfatizó que los médicos especialistas que lo atendieron tomaron la decisión de darle el alta por la evolución clínica adecuada que presentó, aunque dijo que se le continuará dando seguimiento al desarrollo de su salud, con cita abierta ante el surgimiento de malestares.

Recordemos que el martes pasado, Joel Meza García, el otro alumno de la UNAM que fue herido, ya había sido dado de alta al mostrar una recuperación favorable.

 

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que solicitó al presidente del Tribunal Universitario, Julián Güitrón Fuentevilla, restablecer los derechos universitarios del alumno Fernando Tinajero Muñoz, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán, a quien en días pasados se había expulsado.

La expulsión derivó luego de que se señalara a Tinajero Muñoz como partícipe de los hechos de violencia que se presentaron en las inmediaciones de la Torre de Rectoría en Ciudad Universitaria el pasado 3 de septiembre.

La UNAM señaló que «hubo una confusión al identificar las características físicas del estudiante con otra persona que sí intervino en los hechos violentos» que perpetraron grupos porriles en contra de alumnos del CCH Azcapotzalco.

Recordemos que tan pronto se hicieron públicos los nombres de los 18 alumnos que fueron identificados en las agresiones, Tinajero Muñoz y su familia interpusieron quejas por su expulsión ante la UNAM, pues aseguraron que el alumno no estuvo en Ciudad Universitaria e incluso aportaron pruebas que demostraron que estuvo en otro lugar mientras se desarrollaban las agresiones.

La Universidad enfatizó que ofreció una disculpa al alumno afectado y a sus familiares por los inconvenientes que «la confusión les haya causado en detrimento de su imagen personal y académica».

Foto: Especial

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que fue dado de alta Joel Meza García, estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien se encontraba internado desde el pasado 4 de septiembre en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Joel fue llevado de urgencia al Hospital General de Zona No. 8 del IMSS el 3 de septiembre, donde se le atendió por diversas lesiones y debido a su gravedad, fue trasladado al día siguiente al Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Las lesiones fueron ocasionadas por los grupos porriles que irrumpieron en Ciudad Universitaria cuando estudiantes del CCH Azcapotzalco se manifestaban de forma pacífica.

El IMSS detalló que a Joel se le atendió por una lesión en el riñón derecho, fracturas en la nariz, traumatismo craneoencefálico y hematomas por golpes en diversas partes del cuerpo, condición que lo mantuvo en terapia intensiva durante varios días.

Señaló que la recuperación del universitario fue favorable, por lo que los médicos especialistas que lo atendieron decidieron darlo de alta esta tarde con cita abierta en caso de requerirlo.

Respecto de Emilio, el otro estudiante lesionado en CU, quien fue herido con un objeto punzocortante en el glúteo izquierdo, que le afectó una arteria, reportó que su estado de salud es delicado, pero estable, por lo que seguirá su recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Especialidades.