Tag

eua

Browsing

Un excomandante de la policía federal mexicana fue arrestado este viernes por presuntamente haber aceptado cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles mexicanos para ayudarlos a enviar cocaína a Estados Unidos, en un caso relacionado al capo Joaquín «El Chapo» Guzmán, dijeron los fiscales.

La oficina del fiscal Richard Donoghue dijo que el acusado, Iván Reyes Arzate, fue encarcelado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn, donde cumplía una pena de 40 meses por cargos de obstrucción en un caso en Illinois.

Reyes iba a ser puesto en libertad el 27 de enero y luego deportado a México, antes de que un gran jurado federal lo procesara ayer por tres cargos de conspiración, dijo la oficina de Donoghue.

Reyes compareció esta misma tarde en un tribunal de Brooklyn, en donde se declaró inocente de los cargos que se le imputan. Cada cargo conlleva una pena mínima de prisión obligatoria de 10 años, y los fiscales quieren que sea sometido a detención permanente, tras calificarlo de «riesgo de fuga significativo».

Según la oficina de Donoghue, Reyes recibió sobornos del cártel «El Seguimiento 39», formado por un supuesto ciudadano estadounidense conocido como «Zeta 39», a cambio de ayudar a proteger sus actividades de tráfico de drogas.

Varios testigos que cooperaron dijeron que otros cárteles, incluido el de los hermanos Beltrán Leyva, también pagaron sobornos a Reyes por su ayuda, dijo la oficina de Donoghue.

Según los fiscales, Reyes trabajó de 2003 a 2016 en la Unidad de Investigación Sensible de la policía federal mexicana, y de 2008 a 2016 fue su oficial de mayor rango, lo que lo convirtió en el principal contacto para compartir información con la fuerza pública estadounidense.

Los fiscales dijeron que el caso de Reyes está «presuntamente relacionado» con otros también en Brooklyn contra «El Chapo» Guzmán y Genaro García Luna, exsecretario de seguridad, porque los hechos surgieron de los mismos esquemas, transacciones y eventos criminales.

Guzmán está cumpliendo cadena perpetua sin libertad condicional tras ser condenado el año pasado. Y, a principios de enero, García Luna se declaró inocente de aceptar millones de dólares en sobornos para permitir que el cártel de Sinaloa, de Guzmán, opere impunemente

Foto: Twitter

Una persona que viajó desde China fue diagnosticada en Seattle con el coronavirus de Wuhan, confirmó este martes un portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

El coronavirus, recientemente identificado, se originó en la ciudad china de Wuhan y se ha extendido a Pekín y Shanghái.

La persona afectada fue hospitalizada la semana pasada y, según las autoridades, se encuentra «bastante enferma» tras haber viajado recientemente a Wuhan.

Hasta ahora, más de 300 personas han sido infectadas y seis han muerto, según funcionarios de salud chinos.

La semana pasada, los CDC comenzaron a evaluar a los viajeros de China en tres aeropuertos estadounidenses. Además del caso en Seattle, se han reportado otros en Corea del Sur, Tailandia y Japón.

El exsecretario mexicano de Seguridad, Genaro García Luna, compareció esta mañana ante la corte federal de distrito en Brooklin, en Nueva York, Estados Unidos, a donde acudirá de nueva cuenta a principios de abril próximo.

Fue una comparecencia de apenas 15 minutos en la que juez Brian Cogan, quien alcanzó notoriedad por presidir el proceso al narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera, dio a la fiscalía estadounidense 30 días para acreditar sus pruebas.

Se trató de la segunda comparecencia luego de la celebrada el pasado viernes tres de enero, en la cual García Luna se declaró no culpable de las acusaciones de haber aceptado sobornos de Guzmán Loera para permitirle operar en el envío de cocaína a EUA, así como de falso testimonio.

Gracias a esa protección, el Cartel de Sinaloa que encabezaba Guzmán pudo realizar sus envíos de cocaína y otras sustancias a Estados Unidos, se especifica en la acusación que enfrenta García Luna.

Tanto la defensa como la fiscalía pretenden que el caso sea considerado como «complejo», lo que permitiría que entre la audiencia de este lunes y la siguiente transcurrieran 60 días.

Sin embargo Cogan solo aprobó 30 días para que se presenten registro financieros, de propiedad y de la forma en que el exfuncionario mexicano logró su nacionalidad estadounidense.

Los fiscales afirmaron que cuentan con «toneladas de evidencia» contra García Luna, incluyendo documentos financieros, información de dispositivos electrónicos y material clasificado; mientras que los abogados del mexicano aprovecharon parea denunciar «medidas de seguridad inusuales» que enfrenta su defendido en la cárcel federal de Brooklyn.

Al término de la audiencia, el abogado de oficio de García Luna, César de Castro, aseguró que no están negociando un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos para que se declare culplable.

Cientos de migrantes centroamericanos que intentan llegar a Estados Unidos en caravana, huyendo de la pobreza y la violencia, aguardan en Tecún Umán, Guatemala, después de ser contenidos por elementos de la Guardia Nacional en las inmediaciones del río Suchiate.

«Estamos mal pero tenemos que echarle ganas, porque rajarnos (rendirnos) no podemos», dijo Paola Gutiérrez, de 25 años, hondureña que se encuentra en un refugio improvisado en entrevista con la agencia AFP.

La nueva caravana, con unas 3,000 personas, salió hace una semana desde la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, emulando los éxodos masivas que surgieron a finales de 2018.

Los migrantes, en su mayoría hondureños y varios acompañados de niños pequeños, cruzaron este lunes el río Suchiate luego de que las autoridades de nuestro país rechazaron la petición de pasar en bloque el puente fronterizo Rodolfo Robles.

En el intento fueron contenidos con el uso de gases lacrimógenos para repelerlos. Unos 500 lograron cruzar a territorio mexicano, pero 400 de ellos fueron interceptados, informó en un comunicado el Instituto Nacional de Migración (INM) de México.

«El Instituto Nacional de Migración (INM) informa que, alrededor de 500 personas extranjeras de origen centroamericano, en su mayoría de Honduras, ingresaron en condición irregular a territorio mexicano al atravesar el Río Suchiate, motivadas irresponsablemente por sus líderes y sin considerar los riesgos, que ello implicaba, para niñas, niños y adolescentes#», dijo el Instituto en un comunicado.

Precisó que 58 migrantes se internaron por caminos no seguros de la zona selvática de la región, por lo que elementos de los Grupos Beta del INM se encuentran en su búsqueda. Adicional, 40 migrantes más determinaron regresar a la frontera con Guatemala.

Cientos de centroamericanos en Guatemala comenzaron a cruzar esta mañana el río Suchiate, para adentrarse a nuestro país, y lograr llegar a Estados Unidos, en un nuevo desafío a la estrategia migratoria del presidente Donald Trump para mantener a los migrantes alejados de su frontera.

Los migrantes se bajaron del puente fronterizo y se dirigieron hacia el río después de que funcionarios mexicanos les dijeron que no les permitirían el paso por el país.

«Por el puente o por el río, no hay miedo; ya estamos acostumbrados a la represión; en tu país te reprimen, te golpean siempre es así», dijo Edwin Chávez, un joven de 19 años de Tegucigalpa, en entrevista con la agencia AP

Entre gritos e incluso algunos fuegos artificiales, los migrantes comenzaron a cruzar las aguas bajas del río.

Del lado mexicano, un centenar de elementos de la Guardia Nacional, que portaban equipo antimotines estaban en alerta sobre el puente, que el sábado tuvo que cerrarse por un intento masivo de cruce que solo se saldó con empujones y algunos golpes, pero sin heridos.

Las autoridades dejaron pasar ese día a grupos pequeños que querían solicitar asilo o empleo, pero la mayoría de las más de 600 personas que optaron por esto fueron deportadas, según el Instituto Nacional de Migración (INM), por no cumplir los requisitos.

Pero los migrantes no perdieron la esperanza y al amanecer de hoy parecían dispuestos a lanzarse por el río, que en esta temporada se puede cruzar caminando, si no podían hacerlo por el puente.

En los últimos meses, México ha redoblado los esfuerzos desplegando efectivos militares en sus dos fronteras y en las principales rutas migratorias con el fin de impedir que los migrantes lleguen a territorio estadounidense, tras las amenazas del presidente Donald Trump, de sanciones comerciales y otras represalias.

El gobierno indicó que las medidas puestas en marcha durante el fin de semana habían sido un éxito porque los intentos en «modo desordenado» de los migrantes por cruzar la frontera habían sido «infructuosos».

El New York Times (NYT) hizo público este domingo su apoyo a las senadoras Amy Klobuchar y Elizabeth Warren para la nominación presidencial demócrata, en una decisión sin precedentes de respaldar a dos candidatos.

La elección del periódico liberal llega semanas antes de la votación en Iowa el 3 de febrero, que oficialmente inicia la temporada de las elecciones presidenciales.

El Times describió a la senadora de Massachusetts, Warren, como la opción «radical», y a la senadora de Minnesota, Klobuchar, como la alternativa «realista».

«Está en curso un debate esencial entre dos visiones que pueden definir el futuro del partido (demócrata) y quizás de la nación», escribió el consejo editorial. Afirmó que algunos en el partido ven al presidente Trump como una aberración y creen que es posible un regreso a un Estados Unidos más sensato, aunque también están los que creen que el presidente Trump fue el producto de sistemas políticos y económicos tan podridos que deben ser reemplazados.

Al afirmar que tanto los modelos radicales como los realistas merecen una seria consideración, dijo que «por eso estamos respaldando a las candidatas más efectivas para cada enfoque. Ellas son Elizabeth Warren y Amy Klobuchar».

Warren está posicionada en el tercer lugar de los sondeos, detrás del exvicepresidente Joe Biden y del senador de Vermont Bernie Sanders, el compañero progresista de Warren.

Sobre Klobuchar, de postura más moderada, el Times dijo que «su prolongado mandato en el Senado y sus credenciales bipartidistas la convertirían en una negociadora (una verdadera), capaz de unir las alas del partido, y tal vez de la nación».

«Que gane la mejor mujer», concluyó el diario.

El Comando Central de Estados Unidos informó hoy que 11 soldados estadounidenses resultaron heridos tras el ataque de Irán a una base aérea de Irak ocurrido a principios de mes, como respuesta al asesinato del líder iraní Qasem Soleimani.

«Si bien ningún miembro fue asesinado en el ataque iraní del 8 de enero a la base aérea de al-Asad, varios fueron tratados por síntomas de conmoción cerebral por la explosión y todavía están siendo evaluados», dijo Bill Urban, portavoz del Comando Central, en un comunicado.

Detalló que algunos de los lesionados “fueron transportados al Centro Médico Regional Landstuhl, en Alemania, mientras que otros fueron enviados a Camp Arifjan, Kuwait, para una evaluación de seguimiento».

Agregó que, por protocolo, los afectados por la explosión se someten a un examen de lesiones cerebrales traumáticas y, si se considera apropiado, se transportan a un nivel superior de atención.

Cuando ocurrió la agresión, el presidente Donald Trump afirmó que no se habían producido daños, mientras que el Pentágono precisó que ello fue gracias a que sus bases aéreas en Irak estaban en alerta máxima.

En ese momento, el secretario de Defensa, Mark Esper, dijo a los reporteros en el Pentágono que 11 misiles balísticos impactaron en al-Asad, lo que provocó daños en un estacionamiento, calles de rodaje y un helicóptero.

Urban concluyó su comunicado de este viernes señalando que cuando se considere a los heridos como aptos para el servicio, “se espera que regresen a Irak».

El Senado estadounidense aprobó este jueves el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC.

Por 89 votos a favor y 10 en contra, el Senado se sumó a la Cámara de Representantes, que ya dio su visto bueno en diciembre al pacto, que ahora solo necesita la firma de Trump, que se espera para la próxima semana.

Ahora que el T-MEC recibió el visto bueno del Congreso estadounidense, se espera la ratificación por parte del gobierno de Canadá, lo que permitirá la entrar en vigor del acuerdo.

A través de un video, el presidente López Obrador celebró la aprobación del T-MEC en Estados Unidos, y aseguró que es una buena noticia ya que significará mayor confianza para las inversiones, así como para la instalación de empresas en nuestro país.

El negociador en jefe del acuerdo por parte del gobierno actual, Jesús Seade, reaccionó en sus redes sociales a la aprobación del T-MEC.

Aseguró que el acuerdo mejoró el tratado para los tres países, en particular para México. «Atentos a nuestros amigos en Canada», dijo el también subsecretario de la cancillería.

Por su parte el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA se da un mensaje de certidumbre en la región, además de que propicia una mayor integración económica para las siguientes décadas.

Quien también reaccionó fue la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien calificó la aprobación del T-MEC como una buena noticia para México y para sus socios comerciales.

«El T-MEC es un tratado amplio y poderoso que coloca a México como un socio comercial a la par de EE.UU. y Canadá, e inicia una nueva etapa de inversión y crecimiento para la región», indicó la dependencia en un comunicado conjunto con la cancillería.

Se agregó que la plena instrumentación del T-MEC traerá beneficios a todos los mexicanos al ser un factor esencial para el crecimiento de las exportaciones, generación de empleo y la atracción de inversiones, todo lo cual garantizará el desarrollo económico de México.

Añadieron que ahora, la región económica de América del Norte se consolida como la economía más importante del mundo con más de 22.2 billones de dólares de Producto Interno Bruto y más de 490 millones de habitantes.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, celebró la ratificación y dijo que estarán atentos al proceso de ratificación en el Congreso de Canadá.

Dos legisladores que encabezaron la investigación que condujo al juicio político al presidente Donald Trump serán  los fiscales por parte de la cámara baja en el juicio político que se vivirá en el Senado.

Son los demócratas Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, y Jerry Nadler, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos, anunció este miércoles la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi.

Recordemos que la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el cargo de abuso de poder contra Trump por presionar a Ucrania para que investigara a su rival demócrata Joe Biden, y también lo acusó de obstruir la investigación subsecuente.

El proceso contra Trump será el tercer juicio político presidencial en la historia de Estados Unidos, y tiene como telón de fondo una nación políticamente dividida y un año de elecciones.

«El presidente y los senadores tendrán que rendir cuentas», dijo Pelosi en un comunicado el martes. «El pueblo estadounidense merece la verdad y la Constitución exige un juicio».

Se prevé que el Senado se transforme en una corte política a partir del jueves y se acumula la presión sobre los senadores para convocar nuevos testigos. La Constitución exige que el magistrado presidente lleve el proceso y los senadores, que fungen como jurado, rindan juramento de una «justicia imparcial».

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell dijo el martes que el magistrado presidente iniciaría el juicio esta semana, pero los procedimientos más significativos comenzarían el próximo martes después del fin de semana largo.

Señaló que los 53 senadores republicanos estaban de acuerdo con su plan de comenzar la sesión y considerar posteriormente el tema de los testigos.

McConnell sostuvo el martes una reunión privada con senadores republicanos en momentos en que negocian los términos del juicio. Los republicanos indicaron que rechazarían la idea de simplemente votar para desechar los cargos de juicio político contra Trump, como sugirió el mandatario. McConnell reconoció que no tenía los votos para seguir con ese plan.

Pelosi, anunció en total a los siete managers que participarán en el juicio político.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, votará este miércoles sobre enviar al Senado cargos formales de juicio político contra el presidente Donald Trump, lo que podría poner en marcha esta misma semana el proceso contra el mandatario republicano.

La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, dijo durante una reunión de su partido que quería también nombrar un equipo demócrata de «encargados» que encabecen las acciones contra Trump, dijo el congresista demócrata Henry Cuellar.

Trump se convirtió en el tercer mandatario estadounidense sometido a un juicio político luego de que la Cámara de Representantes aprobó el mes pasado cargos de abuso de poder por presionar a Ucrania a anunciar una investigación sobre su rival demócrata Joe Biden y por obstruir al Congreso.

Pero Pelosi ha demorado el envío de cargos al Senado, en un esfuerzo por hacer que el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, esté de acuerdo en incluir nuevos testimonios de testigos que podrían perjudicar a Trump.

Se espera que el Senado absuelva al mandatario porque ninguno de sus 53 miembros republicanos se ha manifestado a favor de destituirlo, medida que requeriría una mayoría de dos tercios en el Senado de 100 miembros.

Trump asegura que él no ha hecho nada indebido y que el impeachment en su contra es un esfuerzo partidista por deshacer su victoria en las elecciones de 2016, mientras intenta lograr la reelección en noviembre próximo.

Votar el miércoles le permitiría al Senado iniciar el juicio el jueves por la mañana, aunque los primeros días se destinarían a labores como leer formalmente los dos cargos de impeachment y nombrar miembros. Es probable que los legisladores no oigan argumentos de apertura sino hasta la semana que viene.

Finalmente, el líder de los senadores republicanos, Mitch McConnell, indicó que el proceso de destitución iniciaría el martes próximo, aunque reconoció que esta semana se avanzará con detalles previos.

Esta mañana durante su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó que su administración tenga lazos con el gobierno de Irán, como se dio a conocer en el periódico Wall Street Journal (WSJ).

El mandatario relató que hace unos días alguien le comentó que un columnista mexicano había escrito que el diario estadounidense hablaba de que tenía información de vínculos del gobierno mexicano con el de Irán

Ante ello López Obrador opinó que el periódico no es objetivo, «la verdad es que ni leo eso. Si me preguntan les contesto que no es objetivo, me consta», enfatizó el presidente.

Hizo referencia a una columna escrita por la periodista Anastasia O’Grady, quien cita a “una fuente de inteligencia, confiable le aseguró que desde que López Obrador asumió la presidencia había establecido relaciones con el gobierno de Irán»:

“Qué importancia le puedo dar a eso nada. No me quita el tiempo», indicó López Obrador al señalar que dedica poco tiempo a polemizar con sus adversarios.

AMLO aseguró que está enfocado en México, en transformar al país a través de una fórmula sencilla: combatiendo la corrupción y la impunidad, y lo que se ahorre destinarlo al bienestar del pueblo.

Estados Unidos lanzó la semana pasada un ataque aéreo en Yemen con el objetivo de matar a Abdul Reza Shahlai, un comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución iraní, pero no consiguió acabar con su
vida, informaron este viernes el diario The Washington Post y la cadena CNN.

La operación se produjo el 2 de enero, el mismo día en el que un dron estadounidense asesinó al poderoso general iraní Qasem Soleimaní en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad, de acuerdo con el Post, que cita como fuente a cuatro funcionarios estadounidenses.

La misión frustrada plantea el interrogante de si la operación contra Soleimaní fue realmente un intento de frenar posibles ataques inminentes a objetivos estadounidenses, como ha defendido La Casa Blanca, o si se enmarcó en un plan más amplio diseñado para debilitar a los Guardianes de la Revolución iraníes.

Una portavoz del Pentágono subrayó que el Departamento de Defensa «no hace comentarios sobre supuestas operaciones» en Yemen, un país donde Estados Unidos mantiene en secreto sus acciones militares relacionadas con la prolongada guerra que vive ese país.

«Desde hace tiempo se entiende que Yemen es un lugar seguro para los terroristas y otros adversarios de Estados Unidos», indicó sin embargo la portavoz, la comandante Rebecca Rebarich. Shlahai, el supuesto objetivo de la operación, fue sancionado hace casi una década por el Departamento del Tesoro de EE.UU. por su papel en un presunto complot frustrado para atentar contra las embajadas de Arabia Saudí e Israel en Washington, y el Gobierno
estadounidense mantiene una recompensa de 15 millones de dólares por su captura.

Igual que Soleimaní, Shlahai forma parte del liderazgo de la Fuerza Quds, la encargada de las operaciones de la Guardia Revolucionaria en el extranjero, y Estados Unidos cree que ha proporcionado armas sofisticadas a los rebeldes hutíes de Yemen, que combaten a la coalición liderada por Arabia Saudí.

Las fuentes consultadas por el Post no descartaron que EUA pudiera volver a atacar a Shahlai, aunque tanto Washington como Teherán han dado señales de querer rebajar las tensiones.

El viceprimer ministro chino, Liu He, encabezará una delegación comercial que viajará a Washington el próximo lunes para firmar el acuerdo de la fase uno con Estados Unidos, informó este jueves el Ministerio de Comercio de China.

«(Liu) llevará a una delegación a visitar Washington del 13 al 15 de enero para firmar el acuerdo de la fase uno con los Estados Unidos», dijo el portavoz del Ministerio de Comercio, Gao Feng.

El South China Morning Post informó el domingo que Liu pospuso su viaje a Washington por ocho días para 13 de enero después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicara un tweet en la víspera de Año Nuevo en el que anunciaba que firmaría el acuerdo el 15 de enero en La Casa Blanca.

Una de las disposiciones del acuerdo requiere que en los próximos dos años China llegue a casi duplicar sus compras de exportaciones estadounidenses, incluidos 80 mil millones de dólares adicionales en productos agrícolas.

Recordemos que Estados Unidos y China culminaron la primera fase de negociaciones comerciales el 13 de diciembre, con la cual se logró la cancelación de nuevos aranceles a mercancías chinas que entrarían en vigor el día 15 del mismo mes. El 20 de diciembre, el presidente Trump reveló que conversó con su homólogo de China, Xi Jinping, para organizar la primera fase del gran acuerdo comercial entre las dos grandes potencias políticas y económicas.

China exigió que se reduzcan algunos de los aranceles que Estados Unidos mantiene sobre sus exportaciones por un valor de unos 375 mil millones de dólares, así como que se cancelara la entrada en vigor de los programados para el 15 de diciembre sobre unos 156 mil millones, de sus restantes exportaciones.

En la primera fase de su acuerdo comercial, China aceptó comprar cada año 40 mil millones de productos agrícolas estadounidenses, mejorar la protección de la propiedad intelectual del país americano y dejar de obligar a las compañías de ese mismo país a transferir tecnología.

Estados Unidos, por su parte, detuvo las tarifas sobre 156 mil millones de bienes chinos importados y redujo de 15 a 7.5 por ciento las tarifas sobre 120 mil millones de productos de Beijing aplicadas desde septiembre pasado.

WordPress Lightbox Plugin